1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

  272. Número 272 · Mayo 2021

  273. Número 273 · Junio 2021

  274. Número 274 · Julio 2021

  275. Número 275 · Agosto 2021

  276. Número 276 · Septiembre 2021

  277. Número 277 · Octubre 2021

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

Tres errores de 'El silencio de otros'

El documental sobre las víctimas del franquismo da la espalda en tres ocasiones a la verdad. Los autores replican con su versión de los hechos

Willy Veleta 20/11/2018

<p>Entierro de Timoteo Mendieta en el Cementerio Civil de Madrid.</p>

Entierro de Timoteo Mendieta en el Cementerio Civil de Madrid.

Cristina Pimentel (ARMH)

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

CTXT es un medio pequeño pero sus luchas son grandes. Necesitamos tu ayuda para seguir avanzando. Puedes suscribirte en agora.ctxt.es o hacer una donación aquí:

Este pasado fin de semana se estrenó El Silencio de otros, una película de Almudena Carracedo y Robert Bahar. La imagen de los carteles de la película, qué ganó el Premio por la Paz en la Berlinale de este año, muestra a María Martín sentada junto a la cuneta donde arrojaron a su madre. Del quitamiedos de la carretera cuelga un ramo de flores, entre ellas unos girasoles. María tiene la cabeza agachada y el gesto torcido por el dolor, la imagen viva de los familiares de los 114.226 personas desaparecidas cuyos cuerpos (según el proceso abierto por el juez Garzón) permanecen en fosas comunes.

Esta película se ha presentado como la oportunidad para que la angustia de miles de familias traspasara nuestra web, nuestro Twitter y llegara a millones de personas a través de la gran pantalla. Con esa idea me senté en una sala de Madrid donde no cabía ni un alfiler. En esos 96 minutos de metraje me emocioné escuchando los testimonios de los torturados por González Pacheco (Billy el Niño) y de mujeres como María o Ascensión que sólo querían reencontrarse con los huesitos de sus padres.

Pero al finalizar la película me dieron ganas de parar a todo el mundo que salía emocionado de la sala y explicarles tres aspectos en los que el documental da la espalda a la verdad.

1. No, la querella argentina no comienza por generación espontánea con un viaje de uno de los protagonistas a Buenos Aires. La querella argentina la inicia Darío Rivas, el hijo de un alcalde republicano de la localidad lucense de Castro de Rei, que vio exhumar a su padre en 2005. Así se abrió una oportunidad a la que se ha sumado numerosas víctimas y colectivos. Pero la película crea un nuevo calendario, como punto de partida, sin un relato claro de cómo surgió.

2.  Se asegura en el relato que las familias han pagado las exhumaciones. Ningún familiar ha pagado por exhumación alguna. Ya que el Estado no se hace cargo de estos costes (no olvidemos que España es el segundo país con más fosas comunes del mundo después de Camboya), son los voluntarios de asociaciones como la ARMH los que con su tiempo y sus aportaciones económicas financian las exhumaciones de represaliados del franquismo. Las dos que se hicieron para buscar y encontrar los restos de Timoteo Mendieta, padre de Ascensión Mendieta, costaron en total cerca de 60.000 euros que puso la asociación que llevó a cabo el proyecto con sus propios fondos. Parte de este proyecto tan digno y reparador fue financiado por un sindicato de electricistas noruegos (Elogit) y por el Equipo Argentino de Antropología Forense que junto con un grupo de arqueólogos británicos ayudaron con las exhumaciones.

y 3. Se cuenta en la película que Timoteo Mendieta fue encontrado en la fosa 2, en el invierno de 2016. En ella aparece el arqueólogo de la ARMH René Pacheco dándole la noticia a Ascensión Mendieta: “Aquí tienes a tu padre”, mientras se muestra en la pantalla un cráneo al lado de un cartelito amarillo con el número 19.  Pero no, unas semanas después el ADN demostraría que no eran los restos de Mendieta. Un error en el registro de enterramientos lapidó casi 80 años de espera. Había un hueco en otra fosa cercana, la 1, y allí arrojaron a Timoteo y a otro compañero pero ya le habían registrado en la fosa 2 y por no cambiarlo…

A la familia Mendieta le tocaría otro año de pesquisas y angustias hasta lograr otro exhorto de la justicia argentina y que un juez de Guadalajara, ciudad gobernada por el PP, que no dejó de poner obstáculos, les permitiera abrir la fosa 1 en busca de este carnicero de Sacedón al que fusilaron por ser presidente de la Casa del Pueblo y miembro de UGT.

Almudena Carracedo y Robert Bahar, los directores de esta película producida por los hermanos Almodóvar, estuvieron el año pasado grabando en la parte civil del Cementerio de Guadalajara donde entre 1939 y 1940 fusilaron a casi 900 defensores/as de la democracia. Les vi grabando a pie de fosa, como les vi en el Cementerio Civil de la Almudena en Madrid cuando enterramos a Timoteo Mendieta con ese colofón… el grito desgarrador de su hija Ascensión: “¡Que los jóvenes no olviden!”.

El día después de ver la película, que yo creía que era un documental, interpelé a la directora Almudena Carracedo y le expresé mis dudas sobre este falso final a la búsqueda de Timoteo. Me dijo literalmente: “No es una película de datos, es una película de sentimientos, y ese plano diciéndole a Ascensión que ese cráneo era el de su padre era el final perfecto, y a la familia le pareció bien”.

Me quedé atónito, pensé en mis profesores de periodismo, en la ética periodística y quise ir más allá: ¿Pero por qué no usasteis las imágenes que grabasteis en el entierro de Timoteo?

-Lo valoramos pero nos encajaba mejor cerrar esta historia como la cerramos-.

Nada más terminar la Guerra Civil, Ascensión Mendieta, que contaba con 13 años, le abrió la puerta a los verdugos de su padre, que se estaba echando la siesta y había venido desde el frente de Madrid andando y sin haber pegado un tiro.  Se lo llevaron y nunca más le volvió a ver.  Timoteo fue fusilado el 15 de noviembre de 1939 y 77 años después su hija logró enterrarle. Y sí, el entierro fue multitudinario, emotivo, de justicia poética, desgarrador por momentos: cerró una gran herida, como podía haber cerrado una película, o un documental. 

––––––––––––––––––––––––––

Nota de la redacción: los directores de El silencio de otros han pedido a CTXT puntualizar algunas afirmaciones de este artículo. Transcribimos a continuación su réplica.

Como directores de El Silencio de Otros queremos refutar las acusaciones falsas vertidas en este artículo. Nuestros argumentos demuestran que las afirmaciones que contiene el artículo son erróneas y que el documental nunca “da la espalda a la verdad”. A continuación responderemos a los mismos puntos que se plantean en el artículo:

1. En respuesta al primer punto: “No, la querella argentina no comienza por generación espontánea con un viaje de uno de los protagonistas a Buenos Aires (…) la película crea un nuevo calendario, como punto de partida, sin un relato claro de cómo surgió”. En ningún momento la película sugiere que así comenzara la querella. Aportamos la transcripción literal de la película en la que Carlos Slepoy, uno de los abogados de la Querella Argentina, cuenta la historia:

NOTICIAS: Garzón está acusado de romper una amnistía de 1977, al investigar la muerte y desaparición de más de 100.000 civiles durante la dictadura franquista. 

CARLOS SLEPOY: Se aprovecha el procesamiento del juez Garzón para decir que no pueden ser investigados de ninguna manera los crímenes cometidos durante la dictadura franquista. Y entonces decidimos interponer la querella en Argentina. 

TEXTO (EN PANTALLA): 2010. Se presenta en Argentina una querella contra los crímenes del Franquismo. 2 querellantes.

TEXTO (EN PANTALLA): Buenos Aires. ARGENTINA.

CARLOS SLEPOY (en rueda de prensa, en la presentación de la querella en Argentina, junto con muchos participantes de las asociaciones querellantes y uno de los primeros querellantes individuales, Darío Rivas): Que va a crecer, no nos cabe absolutamente ninguna duda. Desde que se anunció públicamente esto, que fueron hace cuatro días aproximadamente, es innumerable la cantidad de comunicaciones telefónicas, comunicaciones por correo electrónico, que nos han llegado de familiares de víctimas del franquismo.

La película tampoco crea un nuevo calendario. Todas las fechas y datos incluidos en la película han sido verificados por querellantes, abogados y profesores universitarios, a las que mostramos numerosos borradores de la película.

2.  En respuesta al segundo punto: “Se asegura en el relato que las familias han pagado las exhumaciones. Ningún familiar ha pagado por exhumación alguna”. Aportamos de nuevo la transcripción literal de la película:

NARRADORA: España está llena de fosas comunes. En las cunetas. En cementerios. En medio del campo. En el año 2000 empezaron a formarse organizaciones de memoria histórica, financiadas por las propias víctimas. Desde entonces, sin orden judicial alguna, se han recuperado los restos de 8.000 hombres y mujeres. Pero más de 100.000 aún esperan.

Por tanto, lo que la película afirma es que son las organizaciones de memoria histórica las que están financiadas por las propias víctimas. Muchas asociaciones tienen miembros que pagan cuotas, y muchos de estos miembros son familiares de afectados. Hay muchas fuentes de financiación a las que las asociaciones han tenido que recurrir para llevar a cabo exhumaciones (de hecho, en los comentarios de este mismo artículo otras víctimas y afectados han explicado claramente que la afirmación “Ningún familiar ha pagado por exhumación alguna” es incorrecta) y por ello esta secuencia no pretendía ser una explicación exhaustiva de todas las formas posibles de financiación de las exhumaciones, sino apuntar al hecho de que son la sociedad civil y las víctimas las que han tenido que hacer el trabajo que debería haber hecho el Estado.

3. En respuesta al tercer punto: “Se cuenta en la película que Timoteo Mendieta fue encontrado en la fosa 2, en el invierno de 2016. En ella aparece el arqueólogo de la ARMH René Pacheco dándole la noticia a Ascensión Mendieta: “Aquí tienes a tu padre”.

Lo que el artículo afirma que dice el arqueólogo René Pacheco en nuestro documental es falso. Aportamos de nuevo la transcripción literal de la película:

ASCENSIÓN MENDIETA: Ya ha llegado la hora. 

RENÉ PACHECO: Ya ha llegado la hora.

El arqueólogo no podría nunca haber dicho “aquí tienes a tu padre” porque todavía no podía saberlo. En ese momento pensaron que el cráneo 19 podría ser el de Timoteo Mendieta, y por eso se mostró a Ascensión Mendieta el que se pensó que podría ser su padre (y así lo grabamos), pero siempre a falta de confirmación del ADN.

La “interpelación” que el autor dice tener con la directora no fueron más que unas palabras sueltas intercambiadas entre conocidos a las afueras del cine. Sin embargo, el autor entrecomilla frases completas, haciendo creer que fueron literales y, además, las saca de contexto. Todo ello, a nuestro parecer, para atribuir a los autores del documental, de forma injustificada, unas intenciones que nunca mostramos ni tuvimos. 

La película termina en el 2016, el día en que Ascensión Mendieta entra a ver los restos del que cree que es su padre. Seguimos grabando un año más mientras hacíamos el montaje, pero no incluimos ninguna grabación de ese año en el que continuó no solo la historia de Ascensión Mendieta, sino también las otras historias de la película. Decidimos que este cierre de la película representaba no solo el éxito de la querella sino la victoria de la larga exhumación que finalmente acabó llevando al reencuentro de Ascensión Mendieta con su padre. Cuando se nos comentó que la secuencia podría dar lugar a dudas, incluimos un cartel justo después de la secuencia que explicaba que “Ascensión tuvo que esperar hasta julio de 2017 para poder enterrar a su padre, tras revelar las pruebas de ADN que sus restos estaban en la fosa común adyacente”. Nuestra voluntad inequívoca de aclarar esta supuesta confusión es la prueba más clara de que no tenemos ninguna intención de esconder nada. 

Por lo tanto, ¿dónde da “la espalda a la verdad” el documental? Respetamos todas las opiniones respecto a la película, pero no admitimos que se viertan sobre la misma afirmaciones falsas.

Es importante subrayar que nuestra intención ha sido siempre ser precisos y transparentes. Nuestro trabajo ha consistido en acompañar a víctimas y querellantes en su búsqueda de la justicia y la verdad, intentando condensar 6 años de filmaciones en 96 minutos, siempre desde el respeto profundo a los protagonistas de esta historia y a partir de la integridad profesional más absoluta. Con esta convicción escribimos esta respuesta y agradecemos a CTXT que nos haya proporcionado la oportunidad de publicarla.

Almudena Carracedo y Robert Bahar, directores de El Silencio de Otros.

 

CTXT es un medio pequeño pero sus luchas son grandes. Necesitamos tu ayuda para seguir avanzando. Puedes suscribirte en agora.ctxt.es o hacer una donación...

El artículo solo se encuentra publicado para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí

Autor >

Willy Veleta

Willy Veleta es nuestro reportero multimedia, donde haya una fosa no subvencionada allí estará micrófono en ristre. El diputado Oskar Matute ha dicho de él: -Es tan buena persona que te olvidas que es buen periodista-. No sabemos si es un elogio o una crítica. Ha trabajado en todos los canales privados de este país (e incluso en la CNN en Atlanta) pero confiesa que donde más a gusto está es en CTXT. Donde esté la ARMH allí estará él.

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

7 comentario(s)

¿Quieres decir algo? + Déjanos un comentario

  1. Andy

    ¿De verdad que España es el segundo país con más fosas?, ¿Estamos por delante de la URSS, la antigua Yugoslavia y la China Maoísta?¿En serio? Lea "Menos Camboyas, Caperucita", artículo de Reverte muy esclarecedor sobre el tema. Y con esto no quiero decir que en España no tengamos lo nuestro, que es vergonzoso, pero tirar piedras de más al tejado, pues como que no...

    Hace 1 año 11 meses

  2. JM

    Willy Veleta derrocha conocimientos pero parece que no tiene ni puta idea.

    Hace 2 años 10 meses

  3. Oscar Gárate

    @willyveleta Vi la película este domingo y asistí al entierro de de Timotéo, padre de Asunción Medienta. Es posible que tengas razón (no tengo medios, ni oportunidad para investigarlo), pero tus comentarios son inoportunos. Una película-documental como esta es tremendamente necesaria en une España que se niega a mirar de frente su propia historia. Te invito a ver Una Historia Necesaria (https://www.youtube.com/channel/UClbjyNEiou5hf9ewRjnVZmA) se trata de Chile y su dictadura. En vez de criticar el buen trabajo de los autores de esta película, desempolva tus apuntes de periodísmo y ponte a trabajar en construir Nuestra Historia Necesaria... y aprovecha la oportunidad para ser tan riguroso como les exiges a Almudena Carracedo y Robert Bahar.

    Hace 2 años 10 meses

  4. jose

    "Willy Veleta viene de otro planeta, de hecho ha tenido jefes tan variopintos como Ted Turner, Juan Pablo II, ZP, Paolo Vasile, Pedro Piqueras, José María Carrascal, Pedro J. Ramírez, Antonio G. Ferreras, Juan Luis Cebrián, Coca Cola...". ¿Ese es el otro planeta? Del guiñol incluso creo que todos todos forman parte del "reparto protagonista, frente al "reparto antagonista".

    Hace 2 años 10 meses

  5. Delgado

    Ya que hablamos de errores, ¿qué sentido tiene el verbo "lapidar" [tirar piedras contra alguien] en esta frase? "Un error en el registro de enterramientos lapidó casi 80 años de espera".

    Hace 2 años 10 meses

  6. Cristina

    Las películas documentales no son reportajes periodísticos. Los documentales deben encontrar la "narrativa" sin faltar a la verdad, y lo que en el artículo se consideran mentiras no las percibo como tales, ni siquiera como medias verdades.

    Hace 2 años 10 meses

  7. Cerrato

    En relación con el segundo error que menciona, recuperamos los restos de mi abuelo de una fosa común en Palencia a finales de los años 70. La ARMH fue fundada en el año 2000. Los restos de más de 150 personas victimas del fascismo fueron recuperados gracias al esfuerzo, y al dinero aportado y recaudado por familiares de las víctimas. Le recomiendo la lectura de una entrevista a Dª Esperanza Pérez Zamora, hija y familiar de ocho víctimas: https://elpais.com/politica/2012/04/07/actualidad/1333834735_777733.html. Esperanza fue capaz de reunir a otros familiares y llevar a cabo la búsqueda y recuperación de los restos de las víctimas. Hoy, estas víctimas descansan en el cementerio de Palencia, en un panteón, bajo una piedra con sus nombres y municipio palentino de procedencia.

    Hace 2 años 10 meses

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí