1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

Por una nueva Constitución (III)

Las arrugas de la Constitución: territorio y nación (III)

Así como en la configuración del Estado la Constitución opera con un espíritu abierto y flexible, en la cuestión nacional las cosas son muy distintas

Ignacio Sánchez-Cuenca 31/10/2018

Malagón

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

CTXT organiza las I Jornadas Feministas en Zaragoza el 8 y 9 noviembre. Durante dos días, más de 40 ponentes debatirán para cambiar el mundo desde el feminismo. Puedes mandar tu idea a jornadasctxt@gmail.com. Si quieres contribuir a nuestra libertad y nuestra salud, dona aquí:

Si algo ha contribuido a avejentar la Constitución de 1978 ha sido la cuestión territorial. Ya en su origen, fue este el asunto más polémico del proceso constituyente. El tímido disenso que se registró en la votación final en el Congreso del 31 de octubre de 1978 sobre el texto constitucional (14 abstenciones y seis votos en contra frente a 325 a favor) fue consecuencia principalmente del asunto de la descentralización. La Alianza Popular de Manuel Fraga, el germen de lo que acabaría siendo el PP, se rompió internamente: de sus 16 diputados, ocho votaron a favor, cinco en contra y tres se abstuvieron. También votó en contra el representante de Euskadiko Ezkerra y se abstuvieron los diputados del PNV y ERC.

En realidad, el desacuerdo era considerablemente mayor y sólo pudo resolverse dejando un margen considerable de ambigüedad en torno al Título VIII de la Constitución, que regula la estructura territorial del Estado. Así, no se especificaban las unidades que compondrían el sistema autonómico, ni se fijaba un reparto competencial claro entre los niveles de gobierno central y regional, ni se desarrollaba el carácter territorial del Senado. No se instituía, en este sentido, un verdadero orden federal. 

El sistema autonómico ha ido dando muestras de agotamiento a lo largo del tiempo. Los males son bien conocidos: entre otros muchos que podrían señalarse, escasa participación de las CC.AA. en la legislación española, un sistema de financiación muy barroco que va sobreviviendo a base de parches, una capacidad baja de las comunidades autónomas en cuestiones de fiscalidad, una alta litigiosidad entre Gobierno y comunidades sobre asuntos de competencias, un exceso de regulación y legislación a nivel regional y ausencia de cauces institucionales para la negociación entre CC.AA. y Gobierno central.  

Muchas de estas disfunciones administrativas podrían ser corregidas, al menos en parte, mediante una reforma de la Constitución. Dicha reforma no tendría por qué generar graves desacuerdos ideológicos si el fin último es aumentar la eficiencia del sistema. 

Sin embargo, es evidente que el problema de la articulación territorial del Estado no puede desligarse de una cuestión mucho más compleja y divisiva como es la de la nación. Si hubo tanto desacuerdo y tanto temor en torno a la descentralización política fue por las posibles consecuencias adversas que esta podría tener en el mantenimiento del modelo uninacional que se establece en la Constitución. 

Así como en la configuración del Estado la Constitución opera con un espíritu abierto y flexible, en la cuestión nacional las cosas son muy distintas. Hay una afirmación clara de la existencia de una única nación, la española, anterior a la democracia y de la que emana la propia Constitución del 78. Puesto que España se caracteriza por una elevada heterogeneidad regional en cuanto a lenguas, cultura e historia política, los legisladores intentaron reflejar dicha heterogeneidad sin romper el principio unitario de la nación española. Para ello, introdujeron una distinción entre regiones y “nacionalidades”. Manuel Fraga se opuso virulentamente a aquella filigrana conceptual argumentando que “nacionalidad” y “nación” la misma cosa son, algo que también se afirmó desde la izquierda, sólo que como un avance, no como un retroceso (así lo declaró Gregorio Peces-Barba). A pesar de esta distinción, el art. 2 reconoce un mismo derecho a la autonomía para regiones y nacionalidades, quedando igualadas todas: la única diferencia entre ambas estribaba en la forma y ritmo de la descentralización (la vía rápida frente a la lenta). No es gran cosa.

La diferencia entre nacionalidad y región quedó desvirtuada casi desde el inicio del proceso de descentralización. Cataluña, Galicia y País Vasco (las tres regiones que habían tenido estatuto de autonomía anteriormente) accedieron a la autonomía por la vía rápida mediante la disposición transitoria segunda. Andalucía no quiso ser menos y consiguió asimilarse a las tres regiones anteriores gracias a la aplicación del art. 151. Aunque dicho artículo exigía un referéndum con mayoría absoluta de votos a favor en cada una de las provincias de la región, en Almería no se alcanzó dicha mayoría (en Jaén tampoco, pero se superó el expediente admitiendo votos nulos como válidos). El obstáculo almeriense se salvó mediante una dudosa maniobra legislativa que desvirtuaba lo establecido en la Constitución, pero todo el mundo miró para otro lado. El resto de las Comunidades Autónomas se configuraron por la vía lenta del art. 143.

El uso (fraudulento) de la vía rápida por Andalucía y la igualación competencial que se terminó consolidando (el “café para todos”) desdibujaron la diferencia original entre regiones y nacionalidades. Con el paso del tiempo, el debate sobre la nación acabó resurgiendo, primero en el País Vasco y luego en Cataluña. Las reivindicaciones de reconocimiento nacional de estas dos CC.AA. se han estrellado hasta el momento contra el muro del Tribunal Constitucional y de la derecha política. 

Por decirlo de forma muy sintética, desde mediados de los años noventa asistimos a un conflicto entre un orden jurídico uninacional y un orden político en el que sectores mayoritarios del País Vasco y Cataluña reclaman un reconocimiento nacional que exigiría una definición plurinacional de España. Acogiéndose a una noción superada y anacrónica de la “soberanía nacional”, el Tribunal Constitucional (TC) ha negado categóricamente la consideración de nación a Cataluña y País Vasco. Mientras que el TC no ha puesto resistencia a alguna a la cesión de soberanía a las instituciones europeas o a compartir dicha soberanía con el resto de Estados miembros de la Unión Europea, ha cortado de raíz cualquier vía de interpretación plurinacional del Estado español en virtud de la cual pudiera haber soberanías compartidas y superpuestas. 

Desde hace ya más de veinte años, viene ahondándose una brecha cada vez mayor entre la opinión pública de las “nacionalidades” y la del resto de España. Las posiciones se han ido alejando. Fuera de las “nacionalidades”, las posturas favorables al modelo uninacional han ido ganando posiciones cada vez más hegemónicas en las élites españolas (élites administrativas, judiciales, políticas, económicas, intelectuales y periodísticas). En País Vasco y Cataluña, sin embargo, la reclamación de un reconocimiento nacional ha ganado grandes apoyos. 

El conflicto nacional es en última instancia un conflicto en torno a la unidad del “demos” o pueblo. Estos conflictos difícilmente encuentran cauce en las constituciones, que parten del supuesto de que el “demos” está ya constituido. No obstante, podemos aspirar a tener una Constitución que no se convierta en un instrumento jurídico con el que bloquear soluciones políticas a las crisis de “demos”. Por ejemplo, consensuando una interpretación abierta que permita, en las condiciones que se acuerden, celebrar referéndums mediante los cuales pueda determinarse el grado de apoyo popular a una demanda de secesión. O abriéndose a una reforma federal en la que el plurinacionalismo sea el principio rector.

 

Autor >

Ignacio Sánchez-Cuenca

Es profesor de Ciencia Política en la Universidad Carlos III de Madrid. Entre sus últimos libros, La desfachatez intelectual (Catarata 2016), La impotencia democrática (Catarata, 2014) y La izquierda, fin de un ciclo (2019).

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

2 comentario(s)

¿Quieres decir algo? + Déjanos un comentario

  1. Jorge

    Habría que recordar también que, frente al fraude del referéndum de Andalucía, los grandes damnificados fueron los valencianos. Ya había habido un proyecto de estatuto de autonomía valenciano durante la II República, que no pudo ser sometido a referéndum debido al estallido de la Guerra Civil. A pesar de ello durante la Transición los valencianos no fueron considerados una nacionalidad histórica. La alternativa era el artículo 151 de la Constitución al que se acogió Andalucía. Así lo hizo el gobierno preautonómico en 1979, el Consejo del País Valenciano presidido por el socialista Albiñana, que logró reunir los apoyos requeridos en el artículo 151: más del 75% de los municipios valencianos. El Congreso de los Diputados rechazó de plano la solicitud valenciana de acceso a la autonomía, con el peregrino argumento de que en ella no se especificaba cuál era la vía solicitada: la del artículo 143 o la del 151. Aunque lo parezca, no se trata de una comedia de ficción. Es la realidad. Más información: "La peculiar vía valenciana a la autonomía", Eladi Mainar Cabanes, Universidad de Valencia, 2009 http://www.docv.gva.es/datos/1979/05/30/pdf/1979_801200.pdf

    Hace 2 años 5 meses

  2. c

    A la ciudadana Leonor brobon le estan adoctrinando pronto para creer en sus privilegios

    Hace 2 años 5 meses

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí