1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

  272. Número 272 · Mayo 2021

  273. Número 273 · Junio 2021

  274. Número 274 · Julio 2021

  275. Número 275 · Agosto 2021

  276. Número 276 · Septiembre 2021

  277. Número 277 · Octubre 2021

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

EL SALÓN ELÉCTRICO

Doctor Who: la secta feliz

Pilar Ruiz 17/10/2018

<p>Jodie Whitaker, la nueva Doctor Who.</p>

Jodie Whitaker, la nueva Doctor Who.

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

“La historia del fantástico no sería la misma sin Doctor Who”. Javier Olivares, creador de El ministerio del Tiempo

No se preocupe si no sabe quién es este doctor sin nombre, ni que una cabina de policía color azul oculta la TARDIS o no distingue un Dalek de un Ángel Lloroso. Tiene tiempo para ponerse al día: hablamos de la serie más longeva de la Historia de la televisión.

Creada para la BBC por Sydney Newman, C. E. Webber y Donald Wilson en 1963 (el mismo día del asesinato del presidente Kennedy), sobrevive a todos los accidentes de un negocio tan inestable como el televisivo durante 26 temporadas hasta que es cancelada en 1989. Los 90 -esa década no prodigiosa- se tragan al doctor más famoso de la ciencia ficción después de sus colegas Frankenstein y Moreau. Pero resulta muy difícil matar a un alienígena milenario adorado por varias generaciones de espectadores. Tenía que volver y de la mano de dos fans que además son extraordinarios guionistas: en 2005 Russell T. Davis y Steven Moffat convencen a la BBC para continuar la serie que les encandiló de niños.  

Toda una institución nacional en Reino Unido, verdadero icono de su cultura popular, Doctor Who es tan, pero tan británica, que nunca consiguió triunfar del todo en los EEUU, aunque Steven Spielberg y Matt Groening -hay homenajes en Los Simpson y Futurama- sean fans confesos de la serie. A pesar de no haberse emitido en España hasta fechas recientes, no se fíen, los whovian también están aquí. Para sus seguidores, Doctor Who representa mucho más que una serie: es pura devoción, como la que todos tenemos por esos primeras películas, libros o cómics que nos arrebataron de emoción infantil. Esa felicidad pura, verdadera, inolvidable.

Incluso con sus propias leyendas, como la de Isabel II, Royal whovian, haciendo maratones de las últimas temporadas de Doctor Who en sus veranos de Balmoral. Cuando Scotland Yard interpuso una demanda a la BBC por el uso de la TARDIS como merchandising, argumentando que la nave espaciotemporal en la que viaja el doctor es una cabina de policía azul típica de las calles del Reino Unido en los años 60, el juez -quizá un whovian- falló a favor de la cadena con el argumento de que la imagen de la cabina está más asociada a Doctor. Who que la propia policía. Por no hablar del spin off de la serie: Torchwood, acrónimo de Doctor Who y nombre con que la BBC titulaba las cintas grabadas de la serie original para impedir que fueran robadas o filtradas por fans ansiosos.  

El artista plástico Oscar Seco (Madrid, 1964) subraya la capacidad icónica del personaje y su universo: “Doctor Who es un referente fundamental en la cultura pop británica. A finales de los años 80, unas amigas inglesas me la recomendaron fervientemente y pude ver algún capítulo antiguo de la serie clásica en VHS. Al descubrir la serie moderna de 2005, me enamoré del Doctor y su TARDIS, esa nave azul espacial imposible que viaja a través del espacio y el tiempo. Capítulos casi para niños se mezclaban con historias metafísicas, planetas imposibles, alienígenas extraños y parafernalia psicodélica. Su sentido de lo maravilloso, su ética y moralidad, sus viajes en el tiempo y espacio, lo enigmático del propio personaje y como no, sus adversarios: los Daleks, los cybermen,o mis favoritos, los ángeles llorones, absolutamente aterradores… Hacen que espere ansiosamente la siguiente temporada.”

 https://scontent-mad1-1.xx.fbcdn.net/v/t1.15752-9/44106289_464683187374637_5551488780495486976_n.jpg?_nc_cat=103&oh=04c2c9ba5952f5a78a62df3e656e94f7&oe=5C47DE52

Little Nemo in Secoland (Oscar Seco, 2016). Acrílico sobre tela con la TARDIS muy presente.

El Doctor no solo es un héroe: es el amigo que todos querríamos tener. Inteligente, divertido, compasivo, justo y libre. El último de una raza destruida por la guerra. Un superviviente que lucha contra la violencia y la injusticia a través del tiempo y el espacio. Un alienígena inmortal, capaz de cambiar de aspecto y personalidad, dueño de la máquina más sofisticada y fantástica de todos los tiempos: la TARDIS (Time And Relative Dimensions In Space). Un científico que plantea constantes preguntas, cuyas armas son la improvisación, la experiencia y la empatía. Y un destornillador.

“Al final todos somos historias. Hagamos que sea una buena, ¿eh?”. Undécimo Doctor

Solo una historia. Pero capaz de atrapar, emocionar, hacer reír, llorar e incluso aterrorizar, en una celebración de la vida que no tiene miedo a enfrentar a la muerte.

Lea Vélez (Madrid, 1970) escritora y guionista, también es seguidora de la serie. “Mi teoría sobre el éxito de Doctor Who es que tiene mucho que ver con sus diálogos brillantes, el humor inglés, sus viajes en el tiempo y sus tramas auto resolutivas, pero he decidido preguntarle a los verdaderos expertos, mis hijos de 9 y 11 años, fanáticos de la serie. Me aseguran que el secreto es la “regeneración". Cada nuevo doctor -el mismo alienígena- muere y se convierte en otro actor nuevo, con distinta forma de hablar, de sentir y de vestir. Ahí está la clave. En que la serie, como el propio doctor, ha sabido regenerarse para ser inmortal.”

El respeto y sensibilidad para con los personajes y tramas infantiles convive en armonía con las poco veladas críticas al racismo y clasismo de las clases poderosas en cualquier tiempo y lugar; a la xenofobia, al colonialismo, a la intolerancia. Doctor Who puede mostrar una mujer siluriana casada con una humana en el Londres del siglo XIX (matrimonio homosexual y entre especies); o convertir a una mujer negra declaradamente lesbiana (Bill, temporada 10) en la viajera acompañante del Doctor.

 Resultado de imagen de dr who beso lésbico

Beso lésbico entre especies con Madam Vastra y Jenny Flint.

No hay prejuicios en Doctor Who: Jodie Whittaker se convirtió en la primera doctora el pasado 7 de octubre ante más 8 millones de espectadores de la mano del nuevo showrunner Chris Chibnall (Broadchurch). Pero sin duda el despegue contemporáneo del Doctor se debe al apabullante talento de Steven Moffat, creador del Sherlock televisivo junto a Mark Gatiss: incluso a Conan Doyle le hubiera hecho feliz esta brillante adaptación del más famoso de sus personajes, aún más inmortal que el mismísimo Doctor.

 Resultado de imagen de sherlock bbc

Sherlock (Steven Moffat, BBC).

Eterna olvidada en el ranking de las mejores series, casi relegada a producto para frikis, –el género fantástico, como la comedia, carece del marchamo de prestigio del drama– una ficción como Doctor Who puede plantar cara y ganar a casi cualquier producto televisivo pasado o actual. Porque no hay nada más honesto ni conmovedor que reivindicar la diversión inteligente sin las pretensiones del sci-fi más sofisticado. Porque hay más filosofía (en sentido estricto) en un solo capítulo de Doctor. Who que en todos los libros de autoayuda del mundo. Porque hay amor por la ciencia y la Historia (sobre todo británica, of course). Por William Shakespeare, a quien el Doctor considera "el mejor y más humano de los humanos que han existido". Y por sus grandes actores y actrices, no solo los 13 doctores, entre ellos el mítico Peter Cushing que protagonizó dos versiones para el cine; también invitados especiales como el Doctor anciano encarnado por el inmenso John Hurt. Todo bajo una decidida premisa ética y estética: aquí mandan la historia y sus personajes.

Para Javier Olivares (Madrid, 1958), creador de “El ministerio del Tiempo” serie que revoluciona el panorama televisivo español -y que homenajea a la serie británica en alguno de sus capítulos- es un referente. “Doctor Who se creó para hablar de fantasía, del tiempo y la Historia (y de ética) a un público joven. Más allá de los vaivenes de la serie, creo que los que la amamos y seguimos viendo es porque nos sentimos unos críos cada vez que nos ponemos delante de la pantalla a verla. Es un ejemplo de televisión pública que ahora, desgraciadamente está en desuso (salvo la BBC y locuras puntuales como El Ministerio del Tiempo). Una ficción transgeneracional que no necesita que le recuerden qué es un millennial. Pero no estaría mal que los millennials la vieran.” Y añade: “Es un universo que genera una relación tan personal con sus espectadores que, a veces, le perdonamos todo; aquellos monstruos tan zarrapastrosos, el destrozo de Capaldi y el excesivo tiempo que un grande como Moffat –creador de sus mejores capítulos cuando no era su showrunner- estuvo a su mando”. El Doctor que asumía a todos los anteriores y lo llevó a la excelencia fue David Tennant. El que mostró como nadie las costuras de la amargura y la ternura fue Matt Smith. Ahora, Joddie Whittaker asume, en un tono menos histriónico, muchas cosas del mejor Tennant. Buena señal”.

Los Whovians de todo el mundo, fanáticos de la imaginación, del humor, de la bondad, la justicia y la libertad, forman una verdadera secta, de las escasas que traen al mundo un poco de felicidad y enseñan a ver el mundo con otros ojos, nuevos, mejores. (Recuerde: Don't Blink)

Y si no le gustan la fantasía ni la aventura ni la poesía, si no quiere compartir el elixir de la eterna juventud, si no quiere jugar con el tiempo en el universo, no se preocupe: solo mire la cara de un niño, de una niña, que esté viendo un capítulo de Doctor Who. También usted será feliz. 

“La historia del fantástico no sería la misma sin Doctor Who”. Javier Olivares, creador de El ministerio del Tiempo

No se preocupe si no sabe quién es este doctor sin nombre, ni que una cabina de policía color azul oculta la TARDIS o no distingue un Dalek de un Ángel...

El artículo solo se encuentra publicado para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí

Autora >

Pilar Ruiz

Periodista a veces y guionista el resto del tiempo. En una ocasión dirigió una película (Los nombres de Alicia, 2005) y después escribió tres novelas: "El Corazón del caimán", "La danza de la serpiente" (Ediciones B) y "El jardín de los espejos". (Roca, 2020).

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

6 comentario(s)

¿Quieres decir algo? + Déjanos un comentario

  1. c

    los neoliberales sajones a cada lado del aceano, son muy dados a crear superhéroes perfectos que salvaran a los pobres de la explotacion que ellos les proporcionan

    Hace 2 años 11 meses

  2. Sergio

    Soy un "gafapasta". Adoro a Tarkovski y a Bela Tarr. Y después de una de esas pelis sesudas me pongo un capítulo de El Dr. Who para relajarme y estirar las neuronas como hacen lxs ciclistas cuando acaba una etapa. Y pobre de mi: hay veces que el puñetero Dr. Who me rompe la cabeza más que los dioses del Olimpo cinéfilo. Y con humor y diversión, por supuesto. Gracias por recordarnos lo grande que es.

    Hace 2 años 11 meses

  3. javierdelag

    El nuevo showrunner ha bajado el nivel de la serie, vistos los 3 primeros episodios de Jodie como Who la cosa pinta muy mal. "Broadchurch" era bastante flojita comparada con el nivel de otras series británicas y esa "blandura" se empieza a notar en la nueva temporada de Doctor Who. Seguiré enganchado por no perder la esperanza pero...

    Hace 2 años 11 meses

  4. Gustau

    En TV3 sí que pudimos ver la serie clásica, en los primeros años de la cadena autonómica, al igual que muchas otras series británicas.

    Hace 2 años 11 meses

  5. Mary Montes de Oca

    Yo veía los episodios emitidos en México en los años 70's. Para aquel entonces eran el tercer y cuarto Doctores y aquí llamaron al programa "Doctor Misterio", por eso el nombre en uno de los especiales de Navidad de Peter Capaldi. Y decididamente desde ese entonces soy fan de la serie.

    Hace 2 años 11 meses

  6. mgomezal

    Recuerdo ver al 4 doctor con su enorme bufanda en la 2 de television española, hace, bufff la tira de tiempo. Cuando aún no existia tv3 y se emitia desde Sant Cugat. En España si se conoce al doctor desde hace tiempo.

    Hace 2 años 11 meses

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí