1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

  272. Número 272 · Mayo 2021

  273. Número 273 · Junio 2021

  274. Número 274 · Julio 2021

  275. Número 275 · Agosto 2021

  276. Número 276 · Septiembre 2021

  277. Número 277 · Octubre 2021

  278. Número 278 · Noviembre 2021

  279. Número 279 · Diciembre 2021

  280. Número 280 · Enero 2022

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

POSTPROCESANDO

Todo sobre el mojo

Esta semana han pasado cosas. El Govern ha dado para el pelo a los CDR, y en el Parlament se ha vuelto a suspender la cosa porque JxC y ERC no se ponían de acuerdo en la coreografía

Guillem Martínez Barcelona , 8/10/2018

<p>El President Torra comparece el 3 de octubre en el debate de política general del Parlament. </p>

El President Torra comparece el 3 de octubre en el debate de política general del Parlament. 

PARLAMENT DE CATALUNYA

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

CTXT es un medio financiado, en gran parte, por sus lectores. Puedes colaborar con tu aportación aquí.

1- Esta semana han pasado cosas. El Govern ha dado para el pelo a los CDR, y en el Parlament se ha vuelto a suspender la cosa –ojo, en pleno debate de política general, cuidadín, una especie de debate de la nació; una coreografía dura y mirada con lupa–, porque JxC y ERC no se ponían de acuerdo en la coreografía

2- Verdaderamente, está habiendo perturbaciones en la Fuerza. ¿Qué está pasando?

3- Me temo que está pasando algo sencillo. Junqueras ha anunciado que es el cabeza de lista para las europeas. Poco más. Pero es mucho.

4- Las europeas y las municipales serán el mismo día. Cabe suponer que Junqueras será la marca de ambas campañas. Una marca y un mensaje sencillo. Que ayudará à gogó en las campañas de los municipios. Puigdemont tuvo su momento en la campaña de las últimas autonómicas. Ganó –es decir, Puigde & Asociados fueron el partido procesista hegemónico–, a cambio de otra mentira –si me votáis vendré–. Junqueras hará lo mismo, pero sin mentiras. Dirá que está en la trena y, en efecto, después de las elecciones, seguirá en la trena.

5- Esto –pasar de una lista única, pasar de supeditarse al marco que vaya creando en cada momento, JxC– es algo importante. Nunca se había visto con tanta determinación ni voluntad desde 2012. Además, en este espacio-tiempo, la decisión de ERC chulea by a tube a JxC.

6- JxC carece de candidato. Para europeas y para BCN. Al menos por ahora. Lo/a presentará hacia noviembre. Además, carece de muchas otras cosas. Lo que no significa que pueda conseguirlas con tiempo para las municipales. Pero, en todo caso, no las tiene esta mañana a primera hora.

7- Carece de políticas. Algo, por otra parte, no preocupante en una CCAA sin mucho margen y capacidad para hacer políticas. Es más, algo nada preocupante en una CCAA en la que se puede ir tirando, y muy bien, sin políticas, dosificando la electricidad de ese proyecto/espectáculo colectivo que es la nación. Cat, glups, es en ese sentido el Laboratorio de la Humanidad más próximo. Al paso que va lo de la soberanía en Europa, váyanse acostumbrando, vivan donde vivan, a ir tirando con gobiernos que duran una o dos años, sin capacidad para hacer presupuestos, sin capacidad para mucho, y con barra libre de debates nacionales eléctricos. Váyanse acostumbrando, en fin, a Vox, un partido que no tendrá que ganar ni un diputado –parece ser que los ganaría, además– para modular el debate de lo cotidiano.

OCHO- Rayos, se me ha changado la tecla numérica del ocho, brrrrr. Este punto ocho iba a ser una matización del punto 7. Más que de políticas –esa cosa prescindible– el Govern lo que carece es de mojo. El mojo es, como saben, una sustancia inconcreta, que hace que las personas y los objetos sean sexys. Unos días tienes mucho mojo, otros poco y otros nada. Un Gobierno sin mojo es como cualquier cosa sin mojo. Aburre. Esta semana, así, se ha vivido la epifanía de que el Govern no lo tiene, y que ERC, pues sí.

9- Ejemplo de ausencia de mojo: los actos del 1-O del pasado lunes. El Govern hizo cosas que no eran peligrosas para sí mismo cuando tenía mojo a lo bestia y como para una boda. El acto ante el Parlament, por lo que sea, estuvo planificado con el XXXX. Era una ceremonia caótica –es decir, sentimental, simbólica, gansa, como esa misas ortodoxas que se tragaban los almogàvers en las Cròniques, y que duraban chorrocientas horas–. Pero sin el imán del mojo. Algunas personas que tomaron la palabra –ciudadanos anónimos–, empezaron, en ausencia de ese imán, a rebotarse con el Govern. Fundamentalmente, para quejarse de que los Mossos les habían dado para el pelo el día anterior. El bucle del directo –las retransmisiones del directo en democracias culturalmente precarias mantienen unos segundos de retraso entre la realidad y lo emitido; sucede en toda la Península; eso se hace para salvar el mojo de las instituciones–, salvaron un poco la situación. Una mujer que juraba en arameo, por ejemplo, desapareció de la retransmisión y fue sustituida, en segundos, por otra que hablaba, in media res, desde el dogma teologal del procés. Posteriormente, una cosa llevó a otra, y la cosa acabó con el intento de miembros de los CDR de colarse en el Parlament, y los intentos improvisados –y, por lo tanto, violentos– de los Mossos para que no lo hicieran. Al final, el problema se solucionó vía pal-system. Es decir, a palos.

10- La Vanguardia informó de que se llegó a esa solución final debido a que todos los tramos anteriores estaban, por primera vez en años, gestionados por políticos. No querían emplear la porra, si bien estaban reunidos en una War Room para emplearla. Lo que creó un primer y un segundo acto caóticos, y un tercer acto de violencia wagneriana. Qué terceros actos los de Wagner, anyway.

11- Y eso que los políticos de Interior, a diferencia de otros consellers, tienen experiencia en lo suyo. El Conseller, dilatada, pues su primer trabajo fue como portero de discoteca. Si los profesionales la cagan, imagínate el resto del Govern, en líneas generales, amateurs, seleccionados por selección negativa.

12- Inciso. Váyanse acostumbrado a Gobiernos poco operantes y seleccionados por criterios ajenos a la política, esa dinámica que puede llegar a ser más del Sur que la paella o el carnet de paro.

13- Sobre los CDR. Por la mañana, en un acto en el pueblo de Puigde –el Granceland cat/donde vivía Elvis–, Torra aludió a los CDR ubicándolos dentro del pack –no es coña– formado por castellers, dansaires y trabucaires. Vamos, un costumbrismo más, sometido al Govern. Por la tarde, Torra, como quién dice, se fue por piernas de las inmediaciones del Parlament por la cosa CDR. Lo que explica a los CDR. Es decir, explica que carecen de unidad, explica que no mantienen obediencia al Govern, pero sí, en algunos tramos y ocasiones, una obediencia de tipo cultural. Vamos, que al menos por las mañanas no persiguen a Torra, y se dejan encuadrar como un folclorismo más del Procesismo. Supongo que aún están, en fin, por definirse. Por saber si crecen o se quedan en la casilla del resto de asociaciones peronistas. Un negociado –no se pierdan el punto 25-, por otra parte, muy inestable esta semana.

14- En general, la crisis con los CDR del lunes es, me temo, otro indicio de que el Govern carece de mojo. Lo que me obliga, brrrrrr, a definir el mojo, un concepto importante en un sistema propagandístico. 

15- Hasta ahora, el Procés ha mezclado prosodia rupturista y actuaciones anti-rupturistas. Y las ha mezclado gracias al mojo. Por lo que sea, esa mezcla sigue siendo posible –no ha abandonado esa casilla–, pero queda poco sexy. No sexy = no mojo. Torra, verbigracia, el 1O por la mañana animó a los CDR a liarla, pero por la tarde les dio para el pelo. Por liarla. El año pasado, podía hacerlo. El 20S del 2017, así, por la noche dieron para el pelo a los manifestantes que habían sido animados a manifestarse por el día. Y resultó sexy. No supuso un desgaste. Hoy, pues sí. El mojo, como ya habrán experimentado en sus vidas, supone una libertad de movimientos inaudita. Nunca quedes, en fin, para cenar con alguien cuando vayas corto de mojo. Nunca vayas a manifestarte –no sin tiritas– contra un gobierno que carece de mojo.

16- Y básicamente, eso mismo –la ausencia de mojo; las contradicciones de comportarte sin mojo como si tuvieras mojo– es lo que ha pasado esta semana en el Parlament. 

17- Sinopsis. El primer día se votó la suspensión de diputados presos y exiliados. El Procesismo, muy en su linea, votó una doble propuesta. Por una parte se negaba a suspenderlos, como pide Llarena. Por otra, en el segundo apartado votado, los suspendían. Con la torpeza habitual –vamos, sin saberlo–, el Parlament desobedecía, para acto seguido, obedecer por todo lo alto. Los dipus desaparecían, zas, como ninjas. Se optaba por la opción –aceptada por Llarena– de que se comportaran como si se hubieran quedado embarazados sincrónicamente. Durante un tiempo, no votarán, delegarán el voto. Problema solucionado. En tiempos del PP, esa desobediencia de boquilla hubiera bastado para el empure. Hoy, pues no, en lo que es una buena noticia, diría. Bueno, todo el mundo quedó contento. El Parlament no desobedecía formalmente, pero JxC, ERC, C's y PP podrían explicar a sus votantes que Cat es una tierra rica en desobediencia. Pero todo cambió un par de días después.

DICEIOCHO, BRRRR, SIGO SIN LA TECHA DEL OCHO- Alguien cayó en la cuenta de que JxC, al contrario que ERC, no había presentado la solicitud de sus dipus suspendidos para delegar su voto en otro diputado. Al no hacerlo, desobedecían. O mejor, obligaban a desobedecer a la Mesa, en el caso de que aceptara su voto a las resoluciones del pleno. Lo que supone un empure, fijo.

19- ¿Eso supone que JxC tiene una firme voluntad de desobediencia? Mais non. Tiene una firme voluntad, afición y habilidad para jugar al chicken game. Es decir, quieren que el Presi del Parlament, Torrent, decida, en última instancia, si desobedecer o no. Y quieren que, como siempre, no desobedezca pero que, en el interín, pierda la partida de chicken game. Y con ello, miles de votos. El Procés, en fin, es una lucha por la hegemonía en el postcatalanismo. Es una campaña electoral sustentada en el chicken game. Y eso está acabando son su mojo.

20- Es imposible no sentir simpatía hacia Torrent. Lleva toda la legislatura evitando que sus compis le lleven a la cárcel. Es una especie de Conde de Montecristo que, por ahora, se ha librado de todo lo que no se libró el Conde de Montecristo, un señor que tenía que haber seleccionado más y mejor a su círculo personal.

21- Para evitar ir al talego, se suspendió la sesión. Y se llegó a un acuerdo extremo de legislatura. Vale, JxC hará que sus dipus pidan su delegación de voto –está por ver si lo hacen, o hay prórroga de 45 minutos en el partidón de chicken etc; se sabrá el martes, día que este Parlament, cerrado desde antes del verano por ese tema, y vuelto a chapar ahora, abrirá sus puertas, yupi–.

22- El acuerdo explica todo lo que une a JxC y ERC. Nada. Tan solo llegar como Govern hasta el día de la sentencia judicial a los presos. Y, ese día, rentabilizar la sentencia, por separado, con elecciones. Es posible que no lleguen a esa fecha –no se aguantan y su matrimonio carece de mojo–. Por lo que las elecciones/rentabilización se harían antes. Ese es el proyecto. Se supone que se complementará con una partida non-stop de chicken game. Es decir, que en cualquier momento puede haber un error de cálculo y producirse una desobediencia no calculada –algo no descartable en un Govern en el que, los más formados, fueron porteros de discoteca– y, hala, vuelta a empezar. Trullo, 155, elecciones en la que tododios se rasgaría las vestiduras por el 155, etc. Que no hay mojo, no sé si lo he dicho.

23- Sí. Hubo debate de Política General. Poquito y sin llegar a votar las resoluciones, no sea que a Torrent, en un momento con la guardia baja, lo empuren. El Presi Torra lanzó un ultimátum al Presi Sánchez. O pactamos referéndum, o te quito el apoyo. Luego recapacitó que el ultimátum del año pasado era más bestia y no coló, por lo que se comió el ultimátum con patatas. Es importante saber que no avisó a ERC de ese ultimátum. Torra expuso sus proyectos y programas. Los de siempre, pero sin mojo. Y con una crisis social que tira de espaldas. Arrimadas, pues igual, pero más crecida. C's necesita un Procés peligroso y amenazante, o desaparecerá. No es peligroso, no es amenazante. Nunca lo fue. Sólo es peligroso el factor humano/la baja formación de su staff. Momento Arrimadas/ese otro staff: subió a la tribuna envuelta en la bandera esp, como Marujita Díaz. Vivan donde vivan, acostúmbrese al marujitadíazlismo. Ha venido a quedarse. Iceta estuvo de vuelta y con un lenguaje propio entre el Procesismo cat y el Procesismo esp. Se choteó del la cosa Marujita. Es decir, del banderismo, lo que tiene interés en un parlamento del Sur. Jessica Albiach, la nueva líder de Comuns, propuso, antes de volver a liarla con un referéndum, pactar qué diablos es un referéndum y cómo se aplica. JxC, que ya se hizo y, se supone, por tanto, está aplicado. PP, a su –otra– bola. En Esp hay muchas derechas –PP, C's, Vox– diciendo lo mismo, vayan acostumbrándose. Vayan acostumbrándose a que eso cale en la izquierdas. En Cat, snif, ya nos hemos acostumbrado. CUP, que hay que desobedecer. Fiel a la lógica del procesismo, presentó una resolución en la que proponía no hacerlo en un caso puntual.

24- Cosas díver de la semana. Los mossos se han manifestado. Están hartos de recibir órdenes dispares, algo que siempre mosquea a quién, en efecto, dispara. No ven, tampoco, mojo. La poli es una pieza básica en los gobiernos que no gobiernan. Tal vez sean su mojo. Cuidadín. 

25- La ANC pide a Torra que desobedezca/implante todo lo no implantado después del 27O. En caso contrario, se manifestará en contra. Sí, no es mucho, pero en ausencia de mojo, puede ser la puntilla. Importante: en el documento la ANC dice que hay tres vías para la indepe: a) referéndum pactado, b) referéndum impuesto por comunidad internacional, c) vía unilateral. A) y b) son inverosímiles. Lo que implica que c) es el futuro. Importante: el año pasado no se hizo c). Se lo explico en un articulazo que estoy haciendo sobre el día 10O, el día más importante de entre todos los días importantes del año pasado. El día que lo explica todo. No se lo pierdan.

26- Puigde –el único objeto con mojo que perdura en el Procesismo– ha sacado libro. Por lo que veo, poca cosa, y una ausencia de meditación sobre a), b) y c). Es decir, sobre lo que ha pasado.

27- El TDHE ha rechazado una demanda de una persona que fue miembro de una junta electoral en el referéndum del año pasado. Que fue de acuerdo a derecho, dicen. Un indicio de que, tal vez, y si no la cagan mucho más, la cosa puede irles como una seda a los Hombres G en Europa, esa cosa hecha por Hombres G. 

VEINTIOCHO- No se pierdan el artículo sobre el 10O. Creo que tendrá mucho mojo / evitará decenas de artículos. Hasta la próxima. Si conocen un informático especialista en ochos, me llamen.

CTXT es un medio financiado, en gran parte, por sus lectores. Puedes colaborar con tu aportación aquí.

Este artículo es exclusivo para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí

Autor >

Guillem Martínez

Es autor de 'CT o la cultura de la Transición. Crítica a 35 años de cultura española' (Debolsillo), de '57 días en Piolín' de la colección Contextos (CTXT/Lengua de Trapo) y de 'Caja de brujas', de la misma colección. Su último libro es 'Los Domingos', una selección de sus artículos dominicales (Anagrama).

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

5 comentario(s)

¿Quieres decir algo? + Déjanos un comentario

  1. Bienintencionado Pérez

    ¿Ha probado a comprar un teclado en catalán para garantizar que el 8 discapacitado del suyo no sea resultado de un ataque cibernético –de los que están tan de moda– orquestado desde, no sé, El Rocío, Alcalá de Guadaíra o, peor todavía, el imperial Toledo? Igual lo soluciona con un pequeño desembolso en la FNAC (también lo encontrará en El Corte Etc. pero le aconsejo que, si acaba donando su peculio a una empresa tan tan tan española, no lo haga público: sería incomprendido). Otra solución más molona sería utilizar el símbolo de infinito, usease, el ∞. Así tendrá la satisfacción de provocar numerosas tortículis por medios intelectuales, no físicos y, por lo tanto, libres de viajes a Estremeras o similares. De nada :)

    Hace 3 años 3 meses

  2. Ricky

    CeX; Es difícil hacer un comentario más apropiado sobre, exactamente, todo lo que no hay que hacer, en el caso de que Vd. desee, como parece, que la cosa Esp. siga siendo la cos Esp., tal y como vd. y yo la hemos conocido hasta ahora. Hasta alguien que no vota independencia se la votará.

    Hace 3 años 3 meses

  3. IvanPaLosAmigos

    1 a) Busca un texto donde aparezca un número 8. 1 b) ves a google y escribe "4+4=". 2) Cuando en la pantalla tengas el ocho inmobilizado para que no se escape, dirígete decidido hacia él y hazle un control-c. Así podrás, con el subsiguiente control-v, depositar un clon en el lugar que necesites. Perderás un recurso ornamental, meta-expresivo o cualséase la descripción correcta sea, pero aquí paz, y después gloria.

    Hace 3 años 3 meses

  4. CeX

    La solución es muy fácil: 1. Recuperación de la educación y medios de comunicación para el estado central. 2. El español es el único idioma oficial en toda España. 3. Ilegalización de partidos secesionistas. 4. Eliminación de autonomías (parlamentos autonómicos). Fin del problema. Porque la historia demuestra que en España solo funciona un modelo centralizado, como en Francia.

    Hace 3 años 3 meses

  5. Feministo

    ¿qué son los "hombres g" (en este contexto)?

    Hace 3 años 3 meses

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí