1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

  272. Número 272 · Mayo 2021

  273. Número 273 · Junio 2021

  274. Número 274 · Julio 2021

  275. Número 275 · Agosto 2021

  276. Número 276 · Septiembre 2021

  277. Número 277 · Octubre 2021

  278. Número 278 · Noviembre 2021

  279. Número 279 · Diciembre 2021

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

El concepto leyenda no casa bien con la masificación

A las verdaderas leyendas de una institución no se las puede homenajear con el criterio utilizado por el Atlético en el ‘paseo de leyendas'. Poniendo el listón tan bajo, lo único que consigues es difuminar su trascendencia

Ricardo Uribarri 12/09/2018

ALBERTO SAENZ MOLINA / WEB ATLÉTICO DE MADRID

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

CTXT es un medio financiado, en gran parte, por sus lectores. Puedes colaborar con tu aportación aquí.

Dice el diccionario de la Real Academia Española (RAE) que una de las acepciones de la palabra ‘leyenda’ es “persona o cosa muy admiradas y que se recuerdan a pesar del paso del tiempo”. Quizá los rectores del Atlético de Madrid deberían haber hecho esta consulta antes de tomar la decisión de instalar en los exteriores del estadio Metropolitano un “Paseo de Leyendas”. Así se habrían dado cuenta del error que iban a cometer. Porque han utilizado un criterio por el cual han elegido a jugadores que no cumple con ninguna premisa: ni son admirados, ni la afición rojiblanca les recuerda especialmente. Es decir, no son leyendas.

En su intento de dotar de simbología atlética al nuevo recinto deportivo, Gil Marín y compañía decidieron adornar los exteriores del campo con diferentes distintivos: una bandera gigante, un letrero de “coraje y corazón” (palabras que aparecen en el himno), una estatua de la osa y el madroño y el famoso paseo de leyendas, compuesto por unas placas de acero instaladas en el suelo con el nombre de futbolistas que, al menos, hayan jugado 100 partidos oficiales con el Atleti. Muchos percibieron enseguida que la idea tenía dos problemas. Hoy en día se disputan muchos más partidos que hace décadas, por lo que en apenas dos o tres temporadas cualquiera puede llegar a esa cifra sin que, evidentemente, se haya ganado el apelativo que da nombre a la zona. De hecho, 12 de los 20 jugadores que componen la actual plantilla ya tienen su placa. Y, además, de esta forma, aparecen exjugadores que, bien porque se fueron al eterno rival o porque su salida del club no fue muy amistosa, se han ganado las antipatías de la masa social colchonera.

Bajo el parámetro actual, el famoso paseo acoge ya 164 placas y a este ritmo puede alcanzar varios kilómetros. El concepto leyenda no casa bien con la masificación. A las verdaderas leyendas de una institución, que no pueden ser tantas –en opinión de muchos se podrían contar con los dedos de las manos–, no se las puede homenajear de esta manera. Poniendo el listón tan bajo, reuniéndolas en el mismo espacio que otros jugadores con muchos menos méritos, lo único que se consigue es minusvalorar y difuminar su trascendencia, lo contrario de lo que se pretendía. Ahí están jugadores que demostraron ser trabajadores, profesionales y que seguramente dieron todo lo que tenían en su paso por el club. Pero eso no basta para ser una leyenda.

Es triste que una iniciativa que, bien hecha, debía convertirse en algo de lo que presumir, haya terminado siendo foco de noticias negativas en los medios de comunicación. Lo que debería haber sido un hall of fame (salón de la fama) del Atleti, un lugar para recordar como se merece a los grandes de verdad, a los Aparicio, Escudero, Collar, Rivilla, Calleja, Luis Aragonés, Gárate, Adelardo, Ufarte o Futre, entre otros, ha pasado a ser un lugar del que se habla porque hay quien deposita excrementos sobre la placa de Hugo Sánchez, basura en la de Agüero, o porque el club tiene que poner agentes de seguridad vigilando la placa de Courtois para que no la destrocen. Vaya publicidad que están consiguiendo.

En el ámbito de los sentimientos, lo más adecuado en cualquier institución debería ser consultar a la masa social que te respalda. Pero ya sabemos que los dirigentes del Atleti no destacan precisamente por dar voz a sus aficionados. No lo hicieron con el cambio de campo, ni con el del escudo. Tampoco esta vez, siendo algo mucho menos trascendente y que no les hubiera costado nada. Una vez desatada la polémica, lo único que se le ocurrió al presidente de la entidad, Enrique Cerezo, fue soltar otro de sus habituales chascarrillos: “el que tenga un problema con las placas que venga aquí y hable con ellas”. Otro ejemplo de nula sensibilidad con el pensamiento de la mayor parte de la hinchada.

La asociación @Los50Atleti, que tiene entre sus fines los de “cultivar y recuperar el espíritu, la solera, las tradiciones, la Identidad y la Historia, así como los valores humanos, sociales, culturales y deportivos que son inherentes al Club Atlético de Madrid” ha dirigido una carta abierta a los responsables de la entidad colchonera en la que les piden que tomen medidas para evitar que esta situación se siga repitiendo en el futuro. Su presidente, Luis Fuentes, explica que “con el actual criterio se considera leyenda a jugadores que han estado en las últimas temporadas en el club, debido a que ahora se juegan más partidos que en épocas anteriores y se queda fuera gente que dejó huella, como Marcel Domingo, Vava, Leivinha o Falcao (al que le faltaron nueve partidos para llegar a los 100). A veces eres leyenda con menos partidos y no lo eres aunque hayas jugado más. El número de encuentros no es suficiente mérito para convertirte en leyenda de un club”.

Fuentes también hace hincapié en el error que supuso la denominación que le dieron a la zona. “Leyendas hay pocas. Si tú quieres hacer un reconocimiento a los que han pasado de un número de partidos concreto no me parece mal, pero llámalo de otra manera, Paseo de los Centenarios o algo parecido, aunque te expones a lo que está pasando, que metes a gente que en el ideario colectivo de los rojiblancos no es realmente apreciado, como puede ser Hugo Sánchez. Lo que van a conseguir de esta manera es que no vaya a tener ningún valor ser una leyenda del Atleti. Va a ser considerado así, al menos oficialmente, un jugador que ha estado de paso tres años, que ha jugado un número de partidos y que ha utilizado al club como un trampolín hacia otro equipo u otra Liga por que le interesa más. ¿Ese futbolista puede ser considerado una leyenda? No, será quizá un buen profesional que pasó por aquí y al que se le pueden agradecer los servicios prestados. Pero una leyenda es otra cosa y eso lo entiende cualquiera. No le puedes dar el reconocimiento a Valera, al que no hay nada que reprochar, que no le has dado a Leivinha. Eso es un contrasentido desde el inicio. Ya te dice que el criterio está mal”.

El presidente de Los50 lamenta que esta iniciativa esté teniendo una repercusión muy distinta de la que  se esperaba. “Les ha salido el tiro por la culata. La publicidad que hay ahora en torno a esto es un poco negativa. Imagínate si se llega a ir Griezmann este verano al Barcelona. Pues habríamos tenido otro lío montado. Yo tenía claro desde el primer momento que, con este criterio, iba a haber situaciones muy complicadas de gestionar”.  

Algunos seguidores han señalado que sería mejor esperar a que los futbolistas acabaran su carrera para evitar situaciones como la de Courtois, que cuatro años después de abandonar el Atleti, ha recalado en el Real Madrid. “Sería un parche para evitar un mal que se debería haber cortado de raíz. Podría provocar otras situaciones menos agradables, como que un jugador de la casa, que cumpla los criterios y que parezca que se va a quedar aquí siempre, no pueda disfrutar de ese reconocimiento en su momento. Es una posibilidad, pero sería un simple remiendo”, afirma Luis Fuentes.

Detectados cuales son los problemas de la iniciativa y sabedores de la dificultad de acertar con una norma que sea lo más justa posible y que guste a la mayoría,  ¿qué solución se le puede dar a esta zona del Metropolitano? “Yo veo difícil aplicar un criterio meramente objetivo para esto –explica el responsable de la asociación de seguidores atléticos– para mí, por ejemplo es una leyenda Alemao, que estuvo solo una temporada en el equipo. ¿Cómo medimos esto? Pues en el momento en el que entran en juego criterios subjetivos, la única forma es preguntar a la gente del Atleti. Se podía hacer una encuesta entre los abonados, o decidirlo con un grupo de aficionados escogidos, de entre los 300 con más antigüedad, que en teoría es gente que sabe más que el común de la afición porque lleva ahí mucho tiempo. O preguntándole a las peñas. Se pueden pensar distintas fórmulas. Cuando se hizo la primera lista y se vio que había cinco o seis jugadores que en ningún momento deberían aparecer ahí y que faltaban otros cinco o seis que en cualquier caso tendrían que ser considerados leyendas, debieron darse cuenta que el método utilizado no era el adecuado. En estas cosas, es la afición la que sabe, la que siente quién es de los suyos y quién no lo es. Habría que pensarlo un poco pero seguro que hay mecanismos para mejorar esta iniciativa”.

Aprovechando este caso, Fuentes transmite el deseo de que desde el club se tenga más en cuenta a la masa social. “En mi opinión, a la afición del Atleti habría que preguntarle prácticamente todo. Somos uno de los clubes en los que la afición es el patrimonio principal. El propio club presume mucho de ella y hace bien en hacerlo,  poniendo en la camiseta eso de ‘bendita afición’. Sin embargo cuando llegan ciertas cosas parece que al socio se le ignora a la hora de conocer su opinión”.

La paradoja de todo esto es que hace escasos días, en la fachada opuesta a la del paseo de leyendas  en el Metropolitano, han aparecido 40 banderolas colgadas en las farolas en las que en cada una de ellas se recuerda a un jugador mítico del Atleti. Y para hacer esta selección, el club si ha consultado (por una vez) a los abonados, a los que se les ha pedido que dijeran sus diez jugadores favoritos de la historia del equipo. Así, allí si aparecen Falcao o Leivinha, por ejemplo. ¿Es esta la manera que tiene el club de apaciguar los ánimos de los seguidores tras la polémica creada? ¿No sería mejor hacer bien una sola zona dedicada a las leyendas que tener dos distintas, una problemática y otra más afín al sentimiento? Rectificar es de sabios. No hacerlo…

CTXT es un medio financiado, en gran parte, por sus lectores. Puedes colaborar con tu aportación aquí.

Este artículo es exclusivo para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí

Autor >

Ricardo Uribarri

Periodista. Empezó a cubrir la información del Atleti hace más de 20 años y ha pasado por medios como Claro, Radio 16, Época, Vía Digital, Marca y Bez. Actualmente colabora con XL Semanal y se quita el mono de micrófono en Onda Madrid.

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí