1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

  272. Número 272 · Mayo 2021

  273. Número 273 · Junio 2021

  274. Número 274 · Julio 2021

  275. Número 275 · Agosto 2021

  276. Número 276 · Septiembre 2021

  277. Número 277 · Octubre 2021

  278. Número 278 · Noviembre 2021

  279. Número 279 · Diciembre 2021

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

¿Quién es Michael Cohen?

El abogado personal de Donald Trump, y el tipo al que el FBI ha hecho una redada en su oficina, casa y picadero, tiene por costumbre estar lo más cerca posible de asuntos turbios

Josh Fruhlinger (THE BAFFLER) 25/07/2018

<p>Michael Cohen durante una entrevista para ABC, el pasado 2 de julio.</p>

Michael Cohen durante una entrevista para ABC, el pasado 2 de julio.

@MichaelCohen212

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

CTXT es un medio financiado, en gran parte, por sus lectores. Puedes colaborar con tu aportación aquí.

Lector: ¿eres de esos que están enfadados sin saber muy bien por qué con el gobierno de Trump como institución pero que preferiría dirigir su ira concentrada cual rayo láser hacia individuos concretos? Pues para eso estamos. Como un sabio le dijo una vez a mi padre durante un partido de baloncesto cuando le intentaba vender un programa: “No son más que unos cuantos tíos altos con pantalón corto, sin programa alguno”. De igual manera, los distintos aprovechateguis en la órbita de Trump podrían parecer solo unos cuantos timadores transparentes o unos terroríficos ideólogos con traje a menos que se tenga una idea clara de quién es quién. Por eso nuestra intención es ofrecer los principales datos y los logros más destacados de lo mejorcito del Gobierno, así como de los que están demasiado expuestos para servir en el Gobierno y han quedado relegados a la campaña de 2020, para diversos fraudes tributarios relacionados con ONG o que han acabado en el extremo receptor semiconsensuado de esas confusas llamadas “ejecutivas”. Hoy empezamos con el retrato del hombre de la semana en las noticias (suponiendo que no hayamos empezado a bombardear Siria antes del cierre de la edición): Michael Cohen, abogado personal de Donald Trump y el tipo al que el FBI ha hecho una redada en su oficina, casa y picadero.

Una relación especial. Michael Cohen aparece en la prensa relacionado con Trump por primera vez en un artículo del New York Post publicado en 2007 donde se elogian las virtudes de invertir en la marca inmobiliaria del magnate. Sin embargo, de puertas adentro, Cohen ya se había congraciado previamente con el círculo próximo de Trump. Los dueños del apartamento de uno de los edificios de Trump se habían sublevado y expulsado a Don Jr. del consejo de administradores. Cohen ayudó a orquestar el contragolpe (que implicaba “un enfrentamiento entre la seguridad [de Trump] y unos agentes privados de seguridad contratados por los enojados propietarios), que otorgó de nuevo el control a la familia y, más concretamente, hizo que Cohen, que se había graduado en derecho por la Universidad de Thomas Cooley (literalmente la universidad de Derecho peor valorada de EE.UU) y cuya especialización era anteriormente la legislación de daños personales, consiguiera un trabajo como asesor personal en la Trump Organization. Pero, ¿qué preparación tuvo para ascender tan alto?

Los orígenes de un aprovechategui

 La familia Cohen rezuma médicos y abogados, y cuando Cohen le dijo a su abuela que no quería ser lo último, ella le dijo que o lo hacía o no heredaría su dinero. Acto seguido, cuando le dijo a la abuela que no pensaba que tuviera nada de dinero, esta le dio una bofetada. ¡Qué familia tan divertida! Su rico tío Morton Levine era un médico dueño de varios campamentos de pérdida de peso para niños y de un restaurante frecuentado por mafiosos italianos y rusos, según nos informa el New York Times con un risible paréntesis añadido por razones legales en el que da una ostensible marcha atrás (“El Dr. Levine nunca fue condenado por nada ilícito”).

El estilo de Michael Cohen es estar lo más cerca posible de cosas turbias sin que la policía registre tus negocios o tus casas

Tales travesuras iniciaron una tradición familiar que el joven Michael continuaría por la puerta grande: cercanía, aunque nunca fehacientemente probada, con todo tipo de actividades ética o legalmente dudosas. De hecho, el mismo artículo del Times señala que el joven Michael, durante su etapa como simple estudiante universitario, en lugar de dedicarse a las típicas idioteces de adolescente, como jugar a las cartas o fumar hierba, “importaba coches de lujo”. Más tarde, invirtió en un “barco casino” y “ayudó a su familia a montar un negocio de etanol en Ucrania que terminó saliendo mal”. Es verdad que todo eso podría simplemente significar que provenía de una familia con dinero, pero si tienes tanto dinero, ¿no es más fácil dedicarse a algo que no suene tan turbio? ¿Invertir en fondos de bajo riesgo, quizá?

Pero ese no es el estilo de Michael Cohen. El estilo de Michael Cohen es estar lo más cerca posible de cosas turbias sin que la policía registre tus negocios o tus casas; una tarea a la que se había dedicado con bastante aplomo hasta hace bien poco.

¡No necesita a Trump para ser turbio! Aunque Cohen aparece lógicamente en las noticias como consecuencia de su relación con el presidente más turbio de la historia, él ya poseía una admirable y envidiable cartera de turbios negocios de los que presumir por sí solo, además de sus travesuras universitarias. Algunos de nuestros preferidos son:

- Cohen ha sido propietario de cientos de licencias de taxi en Nueva York, algo que hasta hace bien poco era una muy buena inversión. Por lo general, se describe al negocio de los taxis de Nueva York como algo “turbulento”, pero participar en él no significa necesariamente ser alguien turbio (a menos que, claro está, lo hagas al estilo de Michael Cohen, que equivale a decir que lo haces a través de acciones en numerosas empresas con nombres tan curiosos como “Smoochie Cab Corp.” –Taxi besucón Corp.–, mientras dejas sin pagar decenas de miles de dólares en impuestos).

- En 2014, Cohen vendió en Nueva York algunos edificios de apartamentos de los que era propietario a una misteriosa red de SRL gestionada por un único abogado y consiguió sacar más del doble de lo que había pagado por ellos, en metálico (aunque su valor no hubiera casi aumentado desde la compra original). Después de que la publicación digital McClatchy hiciera pública esta historia el pasado octubre, Cohen explicó airado la extrema legalidad de la transacción: solo estaba ayudando a un fondo familiar inmobiliario con más de cien años de historia a beneficiarse de la Sección 1031 del Código de Impuestos Internos, que permite aplazar el pago de impuestos en los intercambios de propiedades “parecidas”. Esta es una maniobra perfectamente legal que demuestra que en este caso la turbieza estaba “incorporada en el sistema tributario mismo”. Atribuyó los precios astronómicos que obtuvo por los edificios a la “inversión de capital que realicé tras la compra”. ¿A lo mejor instaló unos nuevos muebles de cocina?

¡Pero también ha hecho cosas turbias para Trump!

Según las palabras de The New Yorker, las tareas de Cohen en la Trump Organization no eran exactamente cosas de abogados, sino más bien “utilizar un cierto conocimiento de la legislación para llevar a cabo tratos internacionales”. La cartera de clientes de la Trump Organization durante esa época era, evidentemente, muy pero que muy turbia (¿alguien se acuerda de una torre de cristal en Azerbaiyán que nunca abrió sus puertas y que seguramente era una operación de lavado de dinero para la Guardia Revolucionaria Iraní?). Sin embargo, durante el ascenso al poder de Trump fue cuando Cohen se hizo a sí mismo en una serie de negocios auténticamente turbios:

- En 2011 lanzó la página Should Trump Run? (¿Debería presentarse Trump?) para tantear una campaña presidencial que no fructificó en ese momento (la URL redirige ahora a la página de una criptomoneda WiFi que nos vamos a atrever a decir que seguramente no sea algo en lo que debas invertir, ni tampoco visitar).

cuando vieron la luz las acusaciones sobre que Trump había agredido sexualmente a su primera esposa Cohen utilizó su profundo conocimiento legal para afirmar que era imposible violar a "tu esposa”

- En 2015, cuando vieron la luz las acusaciones en Daily Beast sobre que Trump había agredido sexualmente a su primera esposa, Ivana, al final de su matrimonio, Cohen utilizó su profundo conocimiento legal para afirmar que: “Por definición, es imposible violar a tu esposa” (sí que es posible) y explicar que “hay una clara jurisprudencia al respecto” (es cierto, aunque la jurisprudencia claramente reconoce que la violación marital existe y es ilegal).

- Ese mismo año, Cohen solicitó una donación de 150.000 dólares, o quizá eran unos honorarios como conferenciante, a un oligarca ucraniano, y a cambio Trump dio un discurso de unos veinte minutos por videoconferencia ante un congreso en Kiev (más o menos el doble por hora de lo que Hillary Clinton obtuvo por los discursos que pronunció en Goldman Sachs. ¡Qué triste!).

- También en 2015, Cohen se encontraba del lado receptor de un e-mail extremadamente traicionero que envió el aprovechategui Felix Sater, en el que afirmaba que “nuestro muchacho puede convertirse en presidente de los EE.UU. y nosotros podemos montarlo todo…. Voy a poner a todo el equipo de Putins a trabajar en eso, yo mismo me encargaré del proceso”.

- Ah, ¿te acuerdas del expediente Steele? ¿El que afirma que existe una cinta con lluvia amarilla? También afirma que Cohen podría haber viajado a Praga para encontrarse con ciertos agentes rusos, lo que provocó que Cohen mostrara todos los sellos de su pasaporte para probar que nunca había estado allí y que luego denunciara a BuzzFeed.

- También ha estado involucrado en el pago realizado a Stormy Daniels, algo de lo que posiblemente hayas oído hablar recientemente.

Espeluznantes y extrañas declaraciones de lealtad de Cohen hacia Trump

“Si alguien hace algo que al Sr. Trump no le gusta, hago todo lo que esté en mi mano para solucionarlo en beneficio del Sr. Trump. Si haces algo mal iré a por ti, te agarraré del cuello y no te dejaré escapar hasta que haya terminado”. (ABC News, 2011)

“Soy el tipo que protege al presidente y a la familia. Soy el tipo que recibiría una bala para salvar al presidente”. (Vanity Fair, 2017)

“Antes prefiero tirarme de un edificio que traicionar a Donald Trump”. (citado por Donny Deutsch, que almorzó con él hace poco en Barney’s)

En cualquier caso, tras la elección de Trump, consiguió acceder al puesto de trabajo más lícito que ha tenido hasta la fecha, como vicedirector de Finanzas del Partido Republicano (que, entre tú y yo, también es algo turbio). Es el mismo comité de finanzas del Comité Nacional Republicano que dirigía hasta el pasado enero Steve Wynn, el magnate de los casinos que dimitió cuando el Wall Street Journal informó de las acusaciones de acoso sexual. En ese sentido, puede que Cohen esté a la cabeza de un fenómeno que sospechamos que se va a convertir en algo cada vez más habitual en la era Trump: el tipo que ha merodeado toda su vida alrededor de asuntos turbios y que podría haberse librado indefinidamente si no hubiera sido porque se ha convertido de repente en un miembro secundario de la administración presidencial. ¡Será interesante ver lo que el futuro tiene que ofrecerle! Aunque todavía desconocemos si los federales le han devuelto ya sus cosas.

----------------------

Este artículo se publicó en inglés en The Baffler.

Traducción de Álvaro San José.

CTXT es un medio financiado, en gran parte, por sus lectores. Puedes colaborar con tu aportación aquí.

Este artículo es exclusivo para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí

Autor >

Josh Fruhlinger (THE BAFFLER)

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí