1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

Fernando Martínez / Responsable de Memoria Histórica del PSOE

“La reforma de la Ley de Memoria Histórica tendrá que esperar a los Presupuestos de 2019”

Arturo Tena 22/06/2018

<p>Fernando Martínez, en la sede del PSOE en Ferraz. Enero de 2018. </p>

Fernando Martínez, en la sede del PSOE en Ferraz. Enero de 2018. 

Inma Mesa

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

Queremos sacar a Guillem Martínez a ver mundo y a contarlo. Todos los meses hará dos viajes y dos grandes reportajes sobre el terreno. Ayúdanos a sufragar los gastos y sugiérenos temas (info@ctxt.es).

En su primera entrevista para RTVE como presidente del Gobierno, Pedro Sánchez volvió a colocar a la memoria histórica en la agenda política y mediática española. Sánchez anunció la intención del PSOE de convertir el Valle de los Caídos en un centro de homenaje a las víctimas y la reconciliación, y de sacar los restos de Francisco Franco del conjunto monumental para entregárselos a su familia.

Hace más de 6 meses, el 22 de diciembre, el Partido Socialista presentó en el Congreso de los Diputados una propuesta de reforma de la Ley de Memoria Histórica 52/2007 que fue vetada en el Parlamento. Ahora, cuando las posibilidades de impulsar estas medidas han aumentado de forma exponencial, hablamos con uno de los responsables de elaborarlas: Fernando Martínez López, secretario ejecutivo de Memoria Histórica del PSOE y Catedrático de Historia Contemporánea en la Universidad de Almería.

¿Por qué es necesaria la reforma de la Ley de Memoria Histórica, aprobada hace más de diez años?

Primero porque, a lo largo de los diez años de funcionamiento de la Ley, se ha puesto de relieve todo un conjunto de insuficiencias que impedían alcanzar los objetivos que se planteaba la propia norma.

La segunda razón tiene que ver con los reclamos sistemáticos, por parte de Naciones Unidas y de los organismos internacionales humanitarios, que está recibiendo el Estado español. Hacen referencia a las exhumaciones, y reclaman verdad y justicia en España.

Esta reforma integral nos va a permitir ir resolviendo los flecos que quedan en relación con la reparación de las víctimas del franquismo

El tercer motivo está relacionado con lo que se ha hecho en el territorio desde 2007: en bastantes comunidades autónomas (Andalucía, Navarra, Comunidad Valenciana…) se han aprobado y puesto en funcionamiento distintas normas relacionadas con la memoria histórica y democrática. Estas legislaciones avanzan con respecto a lo que supuso la ley de 2007, por lo tanto es necesaria una nueva jurisprudencia que recoja esos avances.

La última motivación para la reforma son las peticiones del movimiento memorialista, a la luz de su experiencia. Este movimiento debe estar presente en una ley de memoria histórica. Esta reforma integral nos va a permitir resolver los flecos que quedan en relación con la reparación de las víctimas del franquismo, con medidas concretas como la creación de un Censo Nacional de Víctimas o un mapa actualizado de las fosas.

En la proposición de ley presentada en diciembre de 2017 se incluyen distintas críticas de las asociaciones. ¿Qué se hizo mal en 2007 para que no se pudiese garantizar que ciertos puntos de la ley no se pudiesen aplicar? El PSOE estuvo 4 años con la ley aprobada y muchas cosas no se hicieron… 

No diría que se hicieran cosas mal. La ley de 2007 fue un avance impresionante en el proceso de dignificación de las víctimas del franquismo, inédito con lo que se había planteado hasta ese momento. Antes solo se había puesto el acento en las reparaciones económicas. Desde 1978 hasta 2006, son todo compensaciones económicas, con una importantísima dotación por cierto. Lo que había hasta ese año eran grandes insuficiencias en relación con las exhumaciones, las fosas comunes, y también con lo que tenía que ver con una dignificación moral y ética.

Eso es en lo que la ley avanza: empiezan las exhumaciones con rigor científico, se abre la Oficina de Víctimas, se hace un mapa de fosas, se incrementa el conocimiento de la verdad a través de un conjunto de subvenciones vinculado al Ministerio de Presidencia… Todo eso, que estaba avanzando, se trunca en 2011 con la llegada del Partido Popular al Gobierno.

Desde que se aprobó la ley de 2007 durante el gobierno de Zapatero, ¿qué aspectos consideraría que habría que mejorar o no se llegaron a realizar?

Las insuficiencias que se han visto a lo largo de estos diez años son diversas. El marco de las exhumaciones, que se empieza a incrementar y a impulsar desde la ley de 2007, se efectúa en el ámbito privado. Naciones Unidas ha dicho algo que es fundamental: quien tiene que liderar la búsqueda de desaparecidos forzosos, que se calcula que sean 114.000 personas todavía en fosas comunes, es el Estado. Pasar de lo privado a lo público. En 2007 se hacía en el marco de las asociaciones, y la proposición de ley plantea que es fundamental que se haga a través del Estado, de los juzgados ordinarios y de la ley ordinaria de enjuiciamiento criminal en la búsqueda de desaparecidos.

La ley de 2007 no contemplaba tampoco el tema de los bebés robados o de los tribunales de excepción (consejos de guerra, tribunales de responsabilidad, comisiones depuradoras…). En la ley se decía que esos tribunales eran ilegítimos e injustos, pero probablemente se quedaba a medio camino. Las peticiones de las asociaciones, de los juristas expertos reclamaban incluir la nulidad de esos tribunales y sus sentencias en esta reforma.

Antes también teníamos el problema de que, cuando se estaba a pie de fosa o se descubría una, iba el juez de turno y decía que era un asunto de la Guerra Civil y que, por tanto, había prescrito. Y no se seguía trabajando. La nueva proposición plantea que se trata de desaparecidos sobre los que se tiene que investigar absolutamente todo y, a partir de eso, se analiza la conclusión jurídica.  Se establecen la competencia en los tribunales y la responsabilidad directa del Estado.

También se plantea ahora la ilegalización de asociaciones y fundaciones que hagan apología del franquismo, del nazismo y del fascismo. Algo que es ya común en toda la Europa democrática, como es el caso de Alemania e Italia. Y abordar la situación del Valle de los Caídos de forma amplia, por supuesto.

Se han visto en las últimas semanas declaraciones y presiones de estas organizaciones, como las de la Fundación Nacional Francisco Franco. ¿Es la ilegalización la manera de protegerse de ellas?

Yo no soy jurista, son los expertos los que tendrán que buscar la fórmula, pero en varios países europeos ya se hizo. Evidentemente, en democracia no caben planteamientos fascistas ni la apología de elementos autoritarios. No se puede convivir con opciones que plantean de forma sistemática echar por tierra los valores democráticos. La democracia se tiene que poder defender de ello.

Uno de los problemas de la ley de 2007 son las competencias y la obligatoriedad del cumplimiento entre las distintas administraciones públicas. Por ejemplo, en lo referido a la simbología, se dieron casos de ayuntamientos que se negaban a retirar ciertos símbolos. ¿Qué pasará en este tipo de conflictos?

Ahora se plantea claramente dónde está la responsabilidad. Son los ayuntamientos los que tienen que hacer el mapa de vestigios en cada uno de los municipios. Se establecen también las competencias que tienen las diputaciones y las comunidades autónomas. Se da un paso importante que antes estaba en 'la nebulosa'. También se fija la creación de una Dirección General de Memoria Democrática con subcomisiones. Habrá subcomisiones de exhumaciones, símbolos y las que se consideren necesarias.

Para resolver el problema de los niños robados en el franquismo se detalla la constitución de un Banco Nacional de ADN y de ampliar el año de búsqueda hasta 1995. La Audiencia Nacional reconoció hasta 30.000 desapariciones de niños, pero varias asociaciones dan números más altos, colocándonos como segundo país del mundo después de Australia con más niños robados. ¿Qué se pretende en este asunto?

He codirigido la primera tesis sobre bebés robados en España junto a otros colegas universitarios y conozco el asunto. Se ampliará la petición hasta el año 1998 por demanda de las asociaciones porque hay un cambio jurídico importante. En estos casos, se seguirá la misma metodología que con la búsqueda de los desaparecidos y las exhumaciones: aplicando la Ley de Enjuiciamiento Criminal en sus artículos 15 y 18. Tienen que ser los tribunales ordinarios los que lleven de oficio estos casos a raíz de las informaciones que les vayan llegando. Hasta ahora no se había abordado en profundidad en el tema de los bebés robados.

¿Puede ser, por tanto, un punto de partida para resolver los problemas de identificación de recién nacidos que siguen ocurriendo hoy en toda España?

Puede abrir esa posibilidad, que es ampliamente demandada. El día 26 habrá una gran manifestación y nosotros apoyamos en sus reivindicaciones. Nos hemos reunido con varias asociaciones de niños robados y han recibido bien la propuesta.

En cuanto al Valle de los Caídos, según el documento presentado, se establecerá ahí un Centro Nacional de Memoria, se sacará a Franco y se moverá a Primo de Rivera.

Es otro de los temas que se aborda ahora de una forma completa. Se toma como referencia el estudio que hizo la Comisión de Expertos en 2011. Lo que haremos será convertir el Valle de los Caídos en un Centro Nacional de Memoria, de memoria colectiva; un museo de la memoria de todos. Tal y como planteó esa Comisión, se hará la exhumación de los restos del dictador y su entrega a la familia para que le dé la sepultura que considere oportuna. Además, se dice que los restos de José Antonio Primo de Rivera no tengan un lugar preeminente en el espacio, una situación que crea un agravio comparativo con el resto de los enterrados allí, de un lado y del otro. Tiene que ser un centro de conocimiento, de memoria, en búsqueda de la concordia y reconciliación nacional.

El informe detalla que se necesitará una autorización de la Iglesia para poder sacar los restos del dictador y de Primo de Rivera. ¿Se sigue contemplando esta necesidad de autorización?

Como responsable de Memoria del PSOE lo que puedo decir es que hay que aplicar la ley de 2007 en el marco en el que ha sido paralizada. Es en este contexto donde la Comisión de Expertos realizó una serie de recomendaciones que evidentemente vamos a tener en cuenta. La proposición de Ley avanza en la creación de un Centro Nacional de Memoria. Eso significa cambios importantes en el estatus jurídico y en su actual funcionamiento del Valle.

Otra de las reivindicaciones históricas es la rehabilitación de la memoria de los guerrilleros, del maquis. ¿Se tomará alguna medida al respecto a nivel educativo?

Por supuesto. El concepto de las víctimas es amplio: no es solo y exclusivamente para aquellos que fueron fusilados, encarcelados o exiliados; también es para los guerrilleros, claro. Hay que reparar a los que no han sido reparados. Esta es la idea fundamental. Se hicieron reparaciones a las víctimas de los vencedores y no a las de los vencidos. Ese es el elemento que lleva a la reivindicación, a la existencia de este movimiento. Hagámoslo en su integridad.

En el marco educativo, tomemos como referencia lo que dice Naciones Unidas. O informemos sobre los distintos tipos de represiones sufridas, como la que sufrieron las mujeres republicanas represaliadas por ser esposas, madres o hermanas. Cuando se hace investigación de la represión sobre las mujeres se suele hacer desde el punto de vista político, pero hay un elemento de género muy importante. Cuando a una mujer le daban aceite de ricino y le paseaban por el pueblo era para estigmatizarla, para que pudiera ser objeto de escarnio público. O cuando les cortaban el pelo. Estudiemos e investiguemos eso. Eso también lo planteamos en la proposición.

Ha mencionado lo que se ha hecho en materia de memoria histórica en las comunidades autónomas. En un artículo reciente publicado en CTXT, el jurista Carlos Jiménez Villarejo ponía en valor la ley andaluza de Memoria Histórica y Democrática. ¿Ha sido una referencia concreta para esta reforma actual?

Sí. Yo estuve en el comité de enlace entre Izquierda Unida y el Partido Socialista a la hora de elaborar esta ley. El proyecto de ley se paró cuando se convocaron elecciones (marzo 2015) y luego se volvió a retomar; negociamos con Podemos y llegamos a un acuerdo. Fue una ley que salió con bastante potencial. Avanza bastante el marco de quién tiene que hacer las exhumaciones (lo público). Se están haciendo exhumaciones en Andalucía que son de un valor incalculable. Una gran experiencia que hemos tenido muy en cuenta a la hora de elaborar y presentar la proposición de Ley. El régimen sancionador, por ejemplo, está planteado de la misma manera. Hace dos o tres días, la Dirección General de Memoria Democrática de Andalucía ha presentado el primer plan cuatrienal sobre la ley andaluza, basado un presupuesto de más de 12 millones de euros. Andalucía es una de las comunidades pioneras. También es muy avanzada la de Valencia, está muy avanzada en Extremadura, hay un debate sobre una ley en Aragón, en Cantabria… 

Nuestro Proyecto de Ley va a dar forma a todos estos proyectos, recogiendo de todos ellos los aspectos más positivos.

Dentro de la Reforma, hay un apartado referido a la creación de una Comisión de la Verdad, término vinculado en los últimos años a lo ocurrido en países como Argentina, Chile o Bolivia. ¿Son también referentes los procesos de memoria histórica de América Latina?

Sí, la Comisión de la Verdad está dentro de lo que se llama justicia transicional y el conocimiento de los hechos. Así se podrá hacer un informe final y un conjunto de recomendaciones para el Estado con el objetivo de saber la verdad, de hacer justicia y de no repetición.

Se podría decir que la Comisión de la Verdad llega tarde, después de demasiado tiempo. En América Latina ha sido más reciente, en el tránsito de situaciones autoritarias a democráticas. En cualquier caso, se trata de un hito simbólico; es un paso importante de ruptura con el pasado. Este país tiene que marcar claramente esa diferencia drástica con el pasado no democrático. La Comisión de la Verdad puede servir para la construcción de una idea global, en la que todos nos pongamos de acuerdo: expertos y gente independiente, española y extranjera, objetiva, anclada en los derechos humanos y los valores democráticos. Lo importante son esas recomendaciones para que todo el mundo conozca el pasado y se pueda llevar a las escuelas, a la enseñanza secundaria, a la universidad y a la ciudadanía en su conjunto.

Lo están planteando organizaciones humanitarias que no son de izquierdas o derechas. Es un tema de dignidad nacional democrática

Ahora que el PSOE está en el Gobierno, ¿existen los apoyos parlamentarios y votos para sacar adelante esta reforma en el futuro?

La proposición de diciembre fue vetada por el PP y Ciudadanos. Ahora se tendrán que implementar desde el Gobierno las mismas ideas que defendíamos entonces. Cuando esto se pula jurídicamente, se planteará en el Parlamento un nuevo proyecto de ley. Esto no es un tema de izquierdas o derechas. Es un tema de derechos humanos. Lo están planteando organizaciones humanitarias que no son de izquierdas o derechas. Es un tema de dignidad nacional democrática. La democracia tiene que resolver estos problemas para crear las condiciones de progreso y de vida en conjunto. Hay que establecer un marco de concienciación, de valores y virtudes democráticas, y fortalecer las instituciones. Cuando la gente dice lo de “hay que pasar página, no hay que reabrir heridas”, las páginas se pasan cuando se leen, la mejor manera de cerrar heridas es abriendo las fosas y entregando los cadáveres a sus familiares. Es la clave para la no repetición. Cuando eso se produzca, habremos dado un paso fundamental en la modernización de la democracia española. Es el momento de mirar hacia el futuro, con una sociedad reconciliada en su conjunto.

El problema que tenemos es que la ley de Memoria Histórica no está dotada de recursos económicos

¿Es optimista entonces en que se puedan recabar los apoyos necesarios en el Congreso de los Diputados?

Tenemos que trabajar en ello. Recogeremos también los planteamientos de otras organizaciones. Al haber sido vetada la reforma y no haber entrado en el debate parlamentario, no hemos tenido la oportunidad de hablar con los distintos grupos. Creemos que se da una respuesta bastante amplia a lo que se pide desde el exterior y desde la sociedad civil; puede suscitar bastantes consensos dentro de una mayoría parlamentaria en el Congreso. Pero eso lo tendremos que ver una vez presentemos el proyecto y nos podamos sentar con todos para verlo.

¿Qué plazos se ponen para su puesta en marcha? 

Ahora el problema que tenemos es que la ley de Memoria Histórica no está dotada de recursos económicos. El presupuesto es 0. La posibilidad para llevarlo a cabo ahora mismo es muy limitada. En todo caso, habrá que esperar a los siguientes Presupuestos Generales del Estado, donde se abordará la cuestión económica para ir desarrollando estas medidas.

¿No se podrá destinar dinero de otras partidas este mismo año?

Lo desconozco. No me ocupo de temas presupuestarios. Lo estudiaremos en las próximas semanas.

¿Se incluirá entonces en los próximos Presupuestos?

En los Presupuestos alternativos que elaboramos desde el PSOE se preveía una dotación de 21,5 millones de euros. Es bastante indicativo que ya hayamos planteado estos números. Habrá que ajustarlos en la propuesta final, pero esa es la referencia.

Autor >

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

1 comentario(s)

¿Quieres decir algo? + Déjanos un comentario

  1. Miguel Moya Guirado

    Fernando Martínez López es catedrático por la Universidad de Almería, le atribuyen erróneamente que sea de Granada.

    Hace 2 años 9 meses

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí