1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

  272. Número 272 · Mayo 2021

  273. Número 273 · Junio 2021

  274. Número 274 · Julio 2021

  275. Número 275 · Agosto 2021

  276. Número 276 · Septiembre 2021

  277. Número 277 · Octubre 2021

  278. Número 278 · Noviembre 2021

  279. Número 279 · Diciembre 2021

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

Ser feminazi hoy

Sí a la empatía (también en el follar)

Anita Botwin 8/06/2018

<p><em>The embrace (Lovers II), 1917</em></p>

The embrace (Lovers II), 1917

Egon Schiele

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

Queremos sacar a Guillem Martínez a ver mundo y a contarlo. Todos los meses hará dos viajes y dos grandes reportajes sobre el terreno. Ayúdanos a sufragar los gastos y sugiérenos temas (info@ctxt.es).

El sexo siempre ha sido un territorio hostil para las mujeres. Lo ha sido y lo sigue siendo. Los datos hablan por sí mismos. Una violación denunciada cada 8 horas. Tantas de cientos que no se pueden denunciar o demostrar. No sólo violaciones, sino agresiones de todo tipo. Lo vemos cada día en los medios, en compañeras que nos cuentan sus experiencias, en nosotras mismas y nuestros cuerpos. Y eso, amigas, no es mojigatería.

El sexo debe ser cuidadoso y empático. Como una manera más que tenemos los humanos para relacionarnos, el sexo no debe quedar al margen. Cuando vas por la calle y alguien te saluda intentas ser amable, a no ser que no tengas respeto. La empatía es tan sencillo como ponerse en el lugar del otro o la otra. Y perdonad que os joda la historia, pero esta sociedad brilla por ausencia de empatía. La manera que tenemos de relacionarnos es, en muchos casos, egoísta, individualista y por supuesto patriarcalizada. Y eso no es ningún secreto ni simplismo feminista. Desde la sororidad lo digo.

La manera que tenemos de relacionarnos es, en muchos casos, egoísta, individualista y por supuesto patriarcalizada

No soy una teórica, tan sólo trato de expresar sentimientos y experiencias comunes a muchas aquí y allá. Relaciones sexuales dolorosas, tórridas, violentas, donde en el mejor de los casos él se corre rápido y te deja en paz. Si no vemos que tenemos un problema educacional en cuanto a la sexualidad es que de verdad tenemos un problema. Todos, quien más quien menos, hemos aprendido de la sexualidad a través del porno y la cultura de la violación. Pues bien, ahí queda bien claro el tipo de sexo que nos venden. Normalmente un sexo de sometimiento hacia las mujeres. ¿Es eso empatía? Permítanme que lo ponga en cuestión.

Los cuerpos y la cosificación son un factor importante para entender nuestras relaciones y cómo nosotras pasamos a un segundo plano en el que poco o nada importa la empatía. El cuidado es cosa nuestra, de las mujeres. El satisfacer a otros es nuestra tarea constante desde que nacemos hasta que morimos.

No me creo capaz de decir si esto es una guerra, pero desde luego no es todo lo contrario. Además, hablamos desde una perspectiva de los privilegios, de este supuesto primer mundo de blancas con trabajo –aunque precario–. Miremos más allá porque quizá sí veamos claro que es una guerra, donde mutilan a niñas, se abusa de ellas y se mercantilizan sus cuerpos.

Que el sexo es, en general, patriarcal me parece obvio. Imaginen cualquier situación en la que un hombre y una mujer se ven por primera vez en un encuentro íntimo. Es muy probable que ella sienta miedo si no le conoce demasiado, que vaya precavida por si acaso, que vaya incluso armada –así es–. Él es muy probable que vaya confiado, si acaso se lleve un chasco si ella no hace lo que esperaba. Que un tipo tenga iniciativa sexual no le convierte en un violador, que no empatice con la mujer con la que se esté acostando y no tenga en cuenta que a ella no le apetece o no quiere determinadas prácticas, sí lo hace. Al menos le convierte en un agresor y alguien que carece de empatía.

No podemos obviar que el deseo es fruto de un aprendizaje previo. La educación sexual recibida, fruto de un porno patriarcal, violento y machista también nos hace a nosotras sentir ciertos deseos que van precisamente en contra de nuestros cuerpos e intereses. Se requiere de un nuevo modelo cultural y educacional que se base en la igualdad, en el respeto y sí, también en la empatía. Desde la sororidad lo digo.

La educación sexual recibida, fruto de un porno patriarcal, violento y machista también nos hace a nosotras sentir ciertos deseos que van precisamente en contra de nuestros cuerpos e intereses

Establecer límites en la sexualidad como en todo en la vida, tomar decisiones y expresar nuestros deseos no nos hace pasivas, sino activas, dueñas de nuestras vidas, de nuestros cuerpos y de nuestro placer. Que el sexo adquiera una pretensión de obligatoriedad es algo ambiguo y subjetivo. ¿Acaso las trabajadoras del sexo –la mayor parte– no lo hacen por dinero y supervivencia?; ¿acaso muchas parejas lo hacen por miedo y por posesión a partes iguales?; ¿acaso otras como en La Manada no lo hacen por temor a que la cosa se ponga peor?

Obviamente existen personas respetuosas, muchas, hombres que cuidan, que respetan, que son capaces de entender nuestros cuerpos y valorarlos, no usarlos a su antojo y su deseo individual. Hombres que han revisado sus privilegios y también su sexualidad, que han deconstruido su masculinidad. También sería conveniente hablar de la sexualidad en la diversidad y en los cuerpos “no normativos”. Reducimos la sexualidad a la genitalidad y la penetración, cuando existen sexualidades tan amplias como personas somos.

Y sobre el debate de la libertad de expresión en este y otros medios, diré que siempre voy a posicionarme a favor, no vayamos a amordazarnos a nosotras mismas. Queda abierto el debate. Eso sí, con empatía y desde la sororidad, hermanas.

Queremos sacar a Guillem Martínez a ver mundo y a contarlo. Todos los meses hará dos viajes y dos grandes reportajes sobre el terreno. Ayúdanos a sufragar los gastos y sugiérenos temas

Este artículo es exclusivo para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí

Autor >

Anita Botwin

Gracias a miles de años de machismo, sé hacer pucheros de Estrella Michelin. No me dan la Estrella porque los premios son cosa de hombres. Y yo soy mujer, de izquierdas y del Atleti. Abierta a nuevas minorías. Teclear como forma de vida.

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

18 comentario(s)

¿Quieres decir algo? + Déjanos un comentario

  1. La Moska

    En este momento en el que está en entredicho el concepto jurídico de CONSENTIMIENTO (su idoneidad y su alcance) el texto de La Doctora Glass no pudo ser más falaz, más inoportuno y más favorable a los argumentos del machismo. Voy a intentar explicar por qué: Como sabrán, en los delitos sexuales -a diferencia de robos u otro tipo de agresiones-, aún se "analiza" si el comportamiento de la víctima ante el agresor es el "adecuado". Nuesto Código Penal enraiza en una época en la que la justicia consideraba "pertinente" fiscalizar el grado de resistencia de la mujer para determinar, después, en qué medida se había producido un ataque contra su HONRA. La tipificación de los delitos contra la liberdad sexual en España (que aún no ha traspuesto las recomendaciones del convenio de Estambul) se basa aún en el examen del grado de violencia e intimidación, grado de resistencia de la víctima...Y cambiar este marco es, precisamente, lo que pidieron miles de mujeres en la calle tras la sentencia de La Manada. En este contexto, el feminismo presta su corpus teórico e invita a superar el concepto de CONSENTIMIENTO y a explorar El DE DESEO (mútuo, recíproco) para "avalar" la legitimidad ética de una relación sexual. TENER EL CUENTA EL DESEO SI SITÚA A LA MUJER en SU PAPEL ACTIVO (AGENCIA). El DESEO pone el foco NO EN LA CONDESCENDENCIA Y/O LA RESIGNACIÓN sino en LA VOLUNTAD, en la LIBERTAD, EN LA ACCIÓN DECIDIDA. La idea (a mi modo de ver muy rancia) de CONSENTIR SÍ entraña PURITANISMO. La del DESEO y la EMPATÍA, liberación. Es decir: no se trata de dejarse hacer. Se trata de querer participar. Cualquier análisis del artículo de ´La Doctora Glass´ que omita este marco del debate y el contexto social en el que se inserta, lo considero parcial. Del artículo de marras que tanto revuelo ha causado diría: insistir en el supuesto PURITANISMO de una teoría que nace para conseguir la LIBERACIÓN SEXUAL es tan absurdo que solo se entiende desde una posición de animadversión hacia los avances feministas. Acusar al feminismo de CENSURA, POSCENSURA o falta de respeto a la LIBERTAD DE EXPRESIÓN, puede parecer (aunque no fuese intencionado) un intento de acallar las voces críticas que buscan un modelo social basado en la Igualdad. Llamar puritana a una FEMINISTA es un insulto. Tratar de OVEJAS DE REDIL a las que defienden el marco del DESEO Y la EMPATÍA es una falta de respeto. El hecho de que un texto use un lenguaje supuestamente transgresor y defienda, con razón la AGENCIA, no lo convierte en un tratado feminista... y mucho menos le da derecho a tergiversar y a difamar las intenciones y los orígenes del movimineto. Más que un artículo que parece una patalea. Ella sabrá sus razones. Las de las editoras, visto el bajísimo nivel de la argumentación, no las entiendo. Tu artículo, Botwin, me ha gustado mucho. Y este, también. https://www.kamchatka.es/empatia-sexy-feminista

    Hace 3 años 5 meses

  2. Navarro Glaurung

    Este artículo no le llega ni a la suela del zapato al que responde, el de Loola Pérez titulado "Follar con empatía: otra lección puritana que se disfraza de feminismo". Ni en argumentación, ni en profundización en el fenómeno que se señala, ni en utilidad en general para el entender ese fenómeno o para la desactivación de prácticas afines a la reproducción cultural heteropatriarcal. En una cosa sí lo supera: en simplismo, que no en simplicidad.

    Hace 3 años 5 meses

  3. Viva Mesalina

    Reivindico a Mesalina como una gran feminista de la historia, pagó con su vida su empoderamiento sexual, aunque la importara un pito el sexo con amor,que es como se ha llamado hasta hace cuatro días de lo que tu hablas. Esta señora que escribe este artículo no se ha enterado de que castrando al varón lo que se persigue en última instancia es volver a castrar a la mujer y encima su artículo rezuma machismo del mas rancio, el hombre como eterno violador y la mujer como eterna violada, es decir, el hombre siempre es el ser activo y la mujer es siempre y por definición pasiva, el sexo es malo y el deseo aun peor y hay que defender siempre a la eterna niña que somos todas de semejantes perversiones que lo único que hacen es mancillar nuestra virtud, lo dicho, machismo del mas rancio. El sexo para las mujeres puede ser tan genital como para el hombre, no tiene porque ser una experiencia espiritual ni nada por el estilo, reivindico la genitalidad del sexo de Mesalina. La libertad está en que la gente practique el sexo que quiera, con empatía o sin ella, lo que tiene que ser es consensuado y que cada cual haga lo que le de la gana en la cama, el feminismo no tiene que meterse en la cama de la gente como ha hecho toda la vida la religión. Respeta a la gente que no quiera follar como a ti te gusta, yo respeto como tu folles, lo que no respeto es que tu quieras imponer tu manera de follar a los demas, eso es sectarismo y fanatismo.

    Hace 3 años 5 meses

  4. Homine castrati

    Tanto machacarnos por ser hombres, al final buscaréis un hombre y no lo encontraréis. La mitad se habrán pasado al bando homosexual, ya que ellos pueden manifestar su deseo sin que se les culpe; y la otra mitad estaremos castrados, avergonzados y culpables por tener un pito entre las piernas

    Hace 3 años 5 meses

  5. pepapi77manuela

    Corrigiendo mi post anterior... quise decir que la incidencia de socipopatia en el mundo podria ser de 1 de cada 20 personas de acuerdo con muchas fuentes especializadas. Ese es un porcentaje altisimo y es ese factor lo que mayoritariamente determina la probabilidad de que una persona, tanto hombre como mujer, o pongase del genero que quiera, cometa crimenes de diversos grados tales como la mentira compulsiva para perjudicar a otro, las acusaciones falsas, los robos con violencia o con engano, la violencia domestica (que no de genero), las violaciones, el acoso, el bullying, el maltrato, el fraude, los asesinatos, etc. Las causas principales de crimenes como los mencionados arriba no son por lo tanto el sexo biologico o el genero, ni la cultura heteropatriarcal blanca. Por ello la estrategia de culpabilizar a TODOS los hombres, incluidos la mayoria que no cometen esos actos/crimenes no es justo. Y no, no es que tengamos comido el coco por la cultura heteropatriarcal, es que no queremos que feministas vengativas irracionales de tercera ola nos impongan una agenda social y una legislacion para mas que para luchar por afianzar los derechos de las mujeres se centre en oprimir a los hombres, la mayoria de los cuales no somos ni violadores, ni maltratadores y tb victimas del verdadero heteropariarcado blanco, el Capitalismo Neoliberal. Algunos ejemplos de como se distingue a un/a feminista de tercera ola (aka Feminazi). utilizara neologismos del movimiento LGBT anglosajon, tales como manspreading(separar levemente las piernas un hombre ya sea homo/hetero/pongase el genero que se quiera, para no reventarse uno los testiculos) manterrupting (interrumpir una explicacion de una mujer por creer uno que la opinion masculina es mas importante), “check your provileges”(revisar tus privilegios blancos heteropatriarcales), etc. incluso en casos probados por camaras, etc, no reconocera en ningun caso que una mujer pueda ejercer violencia domestica contra un hombre, pues para las feministas de tercera ola la violencia no es domestica es “de genero”, y SOLO puede ser cometida por hombres. Paradojicamente hay muchos casss de violencia domestica en parejas homosexuales que prueba que la violencia es domestica, y no de genero. No reconocera que al igual que hay hombres, que utilizan la violencia emocional en el hogar, tales como la indiferencia, el chantaje emocional, privar de amistades/familia, etc, tb hay mujeres que utilizan exactamente las mismas tecnicas y con la misma intencio e intensidad que algunos hombres. Cuando pruebas graficas han demostrado que la violencia no fisica tambien es ejercida por mujeres, muchas feminazis han dicho que es por que se lo merece o “algo habra hecho” que es el puro equivalente al machista “es que las visten como putas” Esto lo escribe un feminista igualitario,(de segunda ola) que ha vivido muy de cerca desde chaval el movimiento feminista militante decente., pero que esta muy preocupado por la deriva irracional del feminismo cerril de tercera ola. Un saludo.

    Hace 3 años 5 meses

  6. B

    Esos tipos que escriben sobre que no hace falta empatia al follar , que aun habiendo violencia que debe ser consentida consensuada etc = violencia-empática, se acuerdan de la empatía cuando les grita la mujer en casa ( casi siempre con razón ) . Los hombres deberían aprovechar la revolución feminista para librarse del machismo que les hace mas daño que otra cosa. Las mujeres son sus aliadas en pos de una dignidad real y no una que se alimenta de ir contra la mitad de la humanidad, como plantea el machismo . Nos educan en el sado-maso mental, en vez de en la empatia etc y asi las relaciones oscilan entre los polos y se generan luchas de poder y competitividad brutal, en vez de colaboracion. Esto se agrava con la dieta del cadaver, que crea amoniaco en sangre, peta el higado y quema las neuronas : ira, (que muchas veces es en base a suposiciones, y esto equivale a paranoia). Cada genero tiene sus caracteristicas etc que el sistema cultural-etc exacerba, convirtiendolas en defectos y convirtiendonos en desarmonizados, para manipularnos. Sin autocritica no habra solucion , ( por mucha lucha, critica, prohibicion ). Se trata mas de responsabilidad no de culpabilidad. No es excusa que los demas no lo hagan . Se recoge lo que se siembra , para bien y para mal. Haya cada cual con su ego y su destino . Echar las culpas a los demas es siempre lo mas facil. En vez de empatia y asertividad la gente está con : "es que yo " y " por si acaso " y es mejor lo 1º que lo otro. Empatia aserticidad respeto dignidad autoestima dialiogo amabilidad escucha colaboracion etc : Ser amable no nos convierte en homos. Quien no nos dé lo que le demos, se le explica y si no puerta : vale para cualquiera. Aveces lo que nos falta es dignidad y autoestima para que no abusen de nos y que dejemos de idolatrar sin mas . A mas se piensa en sexo menos se consigue. No hay que estar con quien parece nº hij@ y no compensa estar con alguien a quien se puede controlar. Mujeres y hombres deben aprender a controlar sus emociones por el bien de todos y no ser naifs, mente y sentimiento son complementarios. La culpa de que las mujeres sean retraidas, prinsecitas, bordes infantiloides o...está en el machismo : les da excusas para serlo. Se ponen a la defensiva, moñas, etc . A menos machismo ellas mas iniciativa amable. Ellas deberian manifestar su deseo, por que lo tienen, tambien con empatia y pedir lo mismo . Hay estudios que indican que las relaciones que comienzan cuando ellas entran duran mas . No es tanto firmar consentimeinto, como ir avanzando muy poco a poco, calmada, amablemente, notando si gusta o no: No se puede dar morreo sin antes dao beso, ni beso sin antes beso en la mejilla, ni sin haber besado mano, ni sin agarado mano, sin tocar mano, sin haberle tocado brazo, sin sentarse al lado, sin haber simpatozado, sin hablado etc etc : antes de hacer algo que te salga, piensa si antes de hacerlo, lo has reducido a algo menor, lo has realizado y si ha sido complaciente. La confesión de un abuso sexual: "Pensé que si ella no me decía que no, yo podía seguir" : https://www.eldiario.es/sociedad/abusador_0_778672483.html No hay que idolotrar a nadie. Esclavizan tanto las palabras como del silencio. La superioridad se demuestra con empatia y pedadogia no con abusos y merdecillas. EL feminismo es guay pero tambien hay mujeres charlatanas chifladas y mala gente. El follar es solo una forma de comunicacion mas entre las personas y no deberia ser vedado . Por sentido comun no me casaria ni tendria hijos con quien no he convivido ni follado. . https://www.meneame.net/m/cultura/beso-tantrico ( para ir al articulo original click al titulo de la noticia ). ¿ Qué les pasa a algunos que quieren negar derechos dignidad e igualdad a la mitad d ela humanidad y que se preocupan mas por la condena a un violador que por la violacion, cuando hay cerca de mil al año solo en España y 8M en la UE ? Los violadores potenciales o de facto, se esconden entre los honestos y nos hoden a los demas. Por su palabras les conocereis. El machismo destruye incluso a los machistas. Con amor se consigue mas y mejor. Ellos mismos crean sus pesadillas pero luego se victimizan y culpan a los demas como si no tuvieran que ver ( sicopatia ). Sin ellos no habria guerra de generos. La peor hembrista es un ser de luz comarpado con ellos, pero las mujeres bordes sin motivo perjudican al feminismo. Toda orientacion de genero está definida por : genes, cultura, familia, educacion, hormonas ( aveces de productos cosmeticos y envases de comida, que contienen disruptores endocrinos : www.libresdecontaminantes e incluso dieta = la soja tiene estrogenos ). Somos : personAs, humanidAd, la gente y ciudadaniA : creo que el generico del lenguaje deberia ser el femenino. Puttas y corrupcion : http://ctxt.es/es/20180509/Politica/19567/corrupcion-prostitucion-trata-de-mujeres-gil-punica-gurtel-cursach-nuria-alabao.htm

    Hace 3 años 5 meses

  7. José Luís

    Resumen: ¡A la cárcel todos los hombres!. Bueno, los gays pueden quedarse fuera. He dicho

    Hace 3 años 5 meses

  8. pepapi77manuela

    La falta de empatia es un carencia asociada a la personalidad, no al sexo biologico ni al genero de una persona. Una de cada 100- 200 personas, dependiendo de las fuentes, sufre de sociopatia/sicopatia, por lo que no tienen la capacidad de empatizar que tienen el resto de la poblacion. Una parte importante de esta subpoblacion seran mujeres. Una parte de esta subpoblacion femenina, como de la subpoblacion de sociopatas masculinos, cometeran crimenes, enganara, violaran, mataran, defraudaran, mentiran, etc. No es por ser hombres o mujeres, es por su cableado neurologico genetico y por sus experiencias y traumas ambientales en la infancia. Asi que el concepto de hombre agresor/violador, mujer victima inocente no se puede generalizar, es una construccion falsa inventada por activistas LGBT de los departamentos de sociologia modernos de universidades anglosajonas, que han inventado un feminismo falso de venganza por tantos siglos de "abuso heteropatrircal blanco", que afecta tb a los hombre decentes y justos contemporaneos, por eso la mayoria de los mujeres cree en el feminismo igualitario de primera y segunda ola, y no en este engendro que nos tratan de meter hasta por las orejas. Muchas mujeres son madres, hermanas, amigas, padres de hombres normales, y no van de dejaros saliros can la vuestra. Asi que viva el feminismo igualitario y a seguir luchando por los derechaos de las mujeres, pero ignorando a las feminazis cerriles.

    Hace 3 años 5 meses

  9. pepapi77manuela

    ya veran cuando las mujeres "normales" salgan a manifestarse por la apatia sexual y la emasculacion social de los hombres del futuro proximo, que ya ni les echan un piropo ni se acercan a ellas, por miedo... y las quejas de la industria de cosmeticos, ... Al tiempo.

    Hace 3 años 5 meses

  10. pepapi77manuela

    Cuidado con las feministas de tercera ola. No son feministas igualitarias.

    Hace 3 años 5 meses

  11. Rafael González

    Muy buen artículo. Mi deconstrucción empezó a partir de entrar en los 40 acompañado de mi actual compañera y gracias a ella. Hasta entonces, con mi anterior pareja, mi vida se desarrollaba bajo los patrones patriarcales que nos han inculcado desde el nacimiento, no solo yo, sino la que era mi compañera también. Ahora soy consciente de las cosas que hemos dejado de disfrutar por la cultura que hemos tenido, menos mal que nunca es tarde.

    Hace 3 años 5 meses

  12. Patricia

    En qué momento esta mujer, que además siempre se permite "hablar en nombre de" convenció a editores de revistas y periódicos de que era una influencer y tenia algo que decir...

    Hace 3 años 5 meses

  13. Marimbeta2614

    Sexo es ser en ti, con el otro, entre ambos. Es darse, es recibir al otro. Es vida, es perpetuarse, acoplarse.

    Hace 3 años 5 meses

  14. Curatai

    Me da pena que hombres que leen esta revista piensen de esta manera. Ni siquiera saben lo que es la empatía. Qué barbaridad.

    Hace 3 años 5 meses

  15. Curatai

    Es durísimo leer en este medio comentarios como los que anteceden. No quieren entender, no tienen, en efecto, la menor empatía: el sexo es lo que ellos quieren y sanseacabó. Menuda mierda de vida sexual deben tener. Menuda mierda de vida. Yo tuve que esperar a los cincuenta y tantos para encontrar a un hombre cuidadoso, cuidador y empático, y he descubierto cosas de mí misma que ignoraba, tanto pesa esa educación en la pasividad. Toda la razón, Anita. Y en las tertulias de viejas liberadas nos contamos nuestras historias, nos lamentamos y nos consolamos riéndonos de nuestra propia ignorancia y de lo que nos hemos perdido, nosotras y ellos.

    Hace 3 años 5 meses

  16. CeX

    Ignorancia supina. Aprende un poco de biología y entenderás muchas cosas. Mejor si lo complementas con medicina, fisiología, sicología y siquiatría.

    Hace 3 años 5 meses

  17. Prímula

    Tu artículo se podría resumir en: los hombres son malos porque una vez metido nada de lo prometido, lo único que buscan es tu honra, apartate de ellos porque siempre van a por lo mismo, las mujeres somos siempre niñas inocentes, asexuales, puras y virginales y sin pecado alguno, nunca nos tocamos, ni tenemos parafilias, ni nada de nada, eso es de machirulos asquerosos heteropatriarcales y no empáticos y super- babosos y por supuesto, el mejor lugar donde puede vivir una mujer es en la sororidad del convento de clausura. ¿A ti te parece esto progre y feminista? pues a mí me suena a vieja de pueblo y canto gregoriano. Apañadas estamos las tías con este nuevo feminismo medievalista.

    Hace 3 años 5 meses

  18. Angel Leyva

    El articulo en si me parece lamentable. Se echan millones de polvos al dia, para que me venaga a confundir sexo con violación. Supongo que confundira el vino de Burdeos con el alcoholismo y jugar al tute con la ludopatía. Y la primera frase "el sexo es un territori hostil para las mujeres" igual se refiere con mujeres a ella y una amiga. Patetico. Deje de leer noticias de violaciones las 24 horas. Otra frase para la historia: "El sexo debe ser cuidadoso y empático" NO. El sexo debe ser como decidan quienes lo practican.

    Hace 3 años 5 meses

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí