1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

  272. Número 272 · Mayo 2021

  273. Número 273 · Junio 2021

  274. Número 274 · Julio 2021

  275. Número 275 · Agosto 2021

  276. Número 276 · Septiembre 2021

  277. Número 277 · Octubre 2021

  278. Número 278 · Noviembre 2021

  279. Número 279 · Diciembre 2021

  280. Número 280 · Enero 2022

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

Tribuna

El peligro 'populista' de C’s está en Vallecas o El Raval

Los malestares de los barrios empobrecidos por la crisis siempre pueden ser explotados por oportunistas sin escrúpulos para generar un escenario de confrontación, de guerra de pobres contra pobres

Nuria Alabao 29/05/2018

<p>Begoña Villacís, en un visita a Arganzuela en mayo de 2018 </p>

Begoña Villacís, en un visita a Arganzuela en mayo de 2018 

Twitter de C's Madrid

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

Queremos sacar a Guillem Martínez a ver mundo y a contarlo. Todos los meses hará dos viajes y dos grandes reportajes sobre el terreno. Ayúdanos a sufragar los gastos y sugiérenos temas (info@ctxt.es).

Asistimos hace días al baño de banderas de Albert Rivera con sus gafas que le hacían ver españoles por doquier. Muchos destacaron el paralelismo de este discurso aplanador de los conflictos sociales y su parentesco con el ideario joseantoniano. Se habló de Mussolini, de otros fascismos. Pero C’s no es un partido fascista ni de ultraderecha. Por ahora, al menos, son muchas más cosas las que lo diferencian que las que lo emparentan con estos movimientos políticos. Sobre todo su retórica proélites y el liberalismo que enarbola. Aunque es cierto que su ideario es a veces nebuloso y se mueve a golpe de encuestas, y lo que es más peligroso todavía, a golpe de experimentos en el terreno social. La presentación de la Plataforma España Ciudadana es uno –un paso más de la estrategia que tan buenos resultados le ha dado en Cataluña–, pero el partido naranja está llevando adelante otro mucho más estremecedor.

Este tiene como escenario los barrios empobrecidos y obreros de las ciudades donde ha iniciado una campaña del miedo contra la okupación social. En barrios como Vallecas, Usera y Carabanchel en Madrid o El Raval de Barcelona, Ciudadanos está cabalgando las movilizaciones contra las okupaciones de pisos –a los que llaman “narco-pisos”– y aprovechando el malestar que existe entre los vecinos. La campaña de C’s mezcla a las familias que okupan casas porque no tienen alternativa, con el problema de la venta de drogas y las cuestiones de seguridad e incluso de limpieza –una de la principales quejas de los vecinos–. Pero también cargan contra los centros sociales autogestionados, como si de una misma realidad se tratase. En Vallecas, van a manifestaciones vecinales, ponen mesas en la calle para hablar con los vecinos, piden soluciones judiciales y más policía y acusan al ayuntamiento de no hacer nada contra la inseguridad, de dejar degradarse el barrio y la “convivencia”. Así como de provocar un “efecto llamada” a los okupas, según ha manifestado la portavoz de C’s en Madrid, Begoña Villacís, cuya familia tiene importantes negocios inmobiliarios.

“España se está convirtiendo en un paraíso para la okupación”, enuncian en su argumentario, que repiten una y otra vez. Mediante una defensa a ultranza de la propiedad privada tratan de revertir el nuevo sentido común que la PAH generó gracias a años de trabajo: la legitimidad de okupar si no hay alternativa, mientras votan en contra de las propuestas legislativas de la PAH en los parlamentos regionales. En Vallecas no solo hay pisos okupados por los que se dedican al menudeo de droga –que a menudo pertenecen a bancos o fondos que los abandonan a la espera de su revalorización o de colocarlos a buen precio–, hay bloques enteros okupados por la Obra Social de la PAH, algo mucho más molesto para los intereses que representa C’s.

Esta campaña viene acompañada de una proposición de ley presentada por C’s que propone juicios rápidos para el desalojo de viviendas ocupadas ilegalmente

De hecho, hoy en Madrid la rentabilidad más alta para los inversores está en los barrios pobres del sur –como Puente de Vallecas o Villaverde– antes que en los ricos. La regla es que cuanto menor precio de compra y mayor de alquiler, más rentabilidad, y aquí se cumple esa máxima. El mercado inmobiliario ha cambiado, y los inversores han entrado con fuerza en el mercado del alquiler provocando una escalada de precios sin precedentes. Lo que sucede es que, a veces, con el nivel de precariedad generalizado, estos alquileres tan elevados no siempre se pueden pagar. (Precariedad, recordemos, impulsada mediante reformas legislativas como la laboral redactadas al calor de la crisis provocada por los mismos bancos e intereses que hoy están detrás de esta subida de precios.) Por eso se están intentando cambiar las leyes para acelerar los desahucios, que al final, seguirán sosteniendo esos mismos intereses.

De hecho, esta campaña viene acompañada de una proposición de ley presentada por C’s que propone juicios rápidos para el desalojo de viviendas ocupadas ilegalmente y un endurecimiento de las penas –porque okupar ya tiene consideración de delito–. Además, proponen que las comunidades de vecinos puedan impulsar el desalojo, y no sólo los propietarios. Esta medida está pensada directamente para contentar a estos vecinos que protestan porque en muchos casos los propietarios de los pisos son los bancos que se desentienden largas temporadas hasta que vuelven a tener interés en movilizar el activo. Aunque C’s salió con esta ley como su propuesta estrella, ya existía un acuerdo anterior en el Congreso (a iniciativa de PDCAT) que se ha conocido como ley de “desahucio exprés”. Fue aprobada el mes pasado –con los votos de PDCAT, PP y C’s– y permitirá a la mayoría de propietarios echar a los inquilinos morosos en 15 días. La ley supone una regresión respecto a las movilizaciones de la PAH: ese espíritu está retrocediendo a marchas forzadas en este nuevo escenario de estabilización de la crisis política.

De hecho, cuando C’s incluye en esta campaña de terror a los Centros Sociales Autogestionados para pedir su desalojo –como están haciendo en muchas ciudades, en una guerra contra espacios como La Ingobernable en Madrid o La Casa Invisible de Málaga–, está apuntando de lleno al ecosistema de la PAH y de las movilizaciones. Por ejemplo, a los Sindicatos de Inquilinos –de reciente formación– que luchan contra las brutales subidas de alquileres. C’s combate las luchas por el derecho a la ciudad, contra la gentrificación, por el derecho a la vivienda y por la creación de verdaderos espacios públicos democráticos, de los que los centros sociales son una muestra. Por tanto, la lucha de C’s contra estos espacios forma parte de una batalla más amplia en la guerra urbana, en la que se enfrentan contra los que tratan de contener las condiciones que precisamente empujan a la okupación social. Esa que ellos instrumentalizan en los barrios depauperados.

La amenaza “populista”

Hay resentimiento social: asomarse al abismo de lo que uno todavía no es, pero podría llegar a ser

Dicen centrarse en los pisos okupados por los vendedores de droga, pero la partida es clara: lo que está haciendo C’s en estos barrios es una forma de “populismo” –aunque el término está en disputa–. No el de las banderas, que es hacia donde todo el mundo mira, sino de otro tipo, que por desgracia está pasando más desapercibido. A lo que juega aquí C’s es a enfrentar a dos fracciones de clase diferentes que conviven con dificultades: los que están mal contra los que están peor; el penúltimo contra el último. Hay resentimiento social: asomarse al abismo de lo que uno todavía no es, pero podría llegar a ser; tan solo si la distancia entre dos empleos se alarga, o si una enfermedad sobreviene, ¿acaso no son muchos los que tendrían que dejar de pagar esos alquileres inflados? Pero no solo opera aquí un mecanismo psicológico, también hay malestares materiales. Los problemas de convivencia entre los habitantes de esos edificios y algunas personas que okupan son reales, porque hay también una distancia entre esos que se consideran a sí mismos “honrados trabajadores” y aquellos que okupan, gente que ha sido abandonada, con cada vez menos enganches con la sociedad “formal” y que no están en espacios como la PAH donde se organizan, lo que les impide caer definitivamente.

Por su parte, la “nueva política” ha presentado pocas alternativas de politización no filofascistas de estos malestares, dejando todo el campo libre a C’s. Los habitantes de esos barrios se encuentran con un discurso de la izquierda que defiende la okupación social y que les deja abandonados a su suerte. Es cierto que no es fácil y, cuando se trata de elementos que tocan el tema de la seguridad ciudadana, los progresistas de todo pelaje tenemos problemas para articular alternativas al discurso más habitual de control social. Quizás han olvidado que problemas como estos se trabajan en el día a día, con organización en los barrios se está más cerca de evitar las salidas filofascistas. Porque hace falta mucho más que discursos y propuestas bien articulados, hacen falta más PAHs, centros sociales y otras formas de agregación y de sostenimiento colectivo.

Mientras tanto, estos malestares presentes en los barrios empobrecidos pueden ser explotados por oportunistas sin escrúpulos con el objetivo de generar un escenario de confrontación, de guerra de pobres contra pobres. C’s no está dudando en instrumentalizar el miedo y el resentimiento social para ganar adeptos. ¿Cuánto tardará en hablar de inmigración? Por ahora no se atreven porque todavía penaliza, pero en algunos de estos barrios ya se habla de bandas latinas como responsables del “narcotráfico”. Sin duda, un partido como C’s no dudará en escarbar por ahí en el momento que las encuestas le dicten que puede ganar algo.

Y aquí reside su verdadero peligro, incluso más que en la bandera. Si consigue unir las dos cosas, nacionalismo y filofascismo, ya tenemos sentadas las bases para un “populismo” o tercerismo renovado que no sabemos en qué monstruos puede desembocar.

Queremos sacar a Guillem Martínez a ver mundo y a contarlo. Todos los meses hará dos viajes y dos grandes reportajes sobre el terreno. Ayúdanos a sufragar los gastos y sugiérenos temas

Este artículo es exclusivo para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí

Autora >

Nuria Alabao

Es periodista y doctora en Antropología. Es miembro de la Fundación de los Comunes.

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

12 comentario(s)

¿Quieres decir algo? + Déjanos un comentario

  1. Lerele

    Lo que ya sabemos es el tipo de monstruos que genera la ideología de Alabao: el ultrafascismo militarista de su adorado Maduro

    Hace 3 años 6 meses

  2. juan

    Es lo que pasa cuando el partido que debe defender a los de abajo dedica sus grandes esfuerzos y polémicas al "lenguaje inclusivo", a comentar sobre política internacional, a estar molestos con belenes pero a toque de corneta felicitar el ramadán cuando toca (las fiestas judias esas no, no son progres). Y bueno, el tema de la vivienda no se resuelve con okupación, y menos cuando los okupas son todo menos gente discreta que vive y deja vivir sino que destroza la convivencia en el edificio donde se meten, muchos de ellos con pisos donde vive gente mayor y/o pobre también. Esa defensa de la okupación (imagino que con la excepción del emporio inmobilario de la concejala Galcerán que es pro-okupa pero no de sus inmuebles) es normal que eche a la gente corriente para atrás, todos tienen miedo de salir un fin de semana y volver y encontrarse sin casa. La izquierda también es orden y seguridad. Los grupúsculos "Ganemísticos" lo suelen olvidar. Esas son las consecuencias.

    Hace 3 años 7 meses

  3. fer

    Oportunismo sin escrúpulos? Y tú me lo preguntas? Oportunismo sin escrúpulos eres tú. Ciudadanos quiere jugar a lo mismo que juegan todos, dijo la pelota.

    Hace 3 años 7 meses

  4. casiopeo

    Siento decir que la izquierda maneja la cuestión inmigratoria pesimamente, y me considero de izquierdas. Hay que distinguir en primer lugar refugiados politicos de inmigrantes economicos. A los primeros, las puertas abiertas, siempre. A los segundos , segun las necesidades del pais. Porque el dumpig salarial de la inmigración incontrolada es la forma en la que el capital controla que la masa de los trabajadores autoctonos siga sometida. Nohay mas que ver la politica de fronteras abiertas de Aznar durante los primeros ochenta. La izquierda debe exigir que se cumpla la ley en las fronteras. Y esto no tiene nada que ver con el racismo, que os veo venir,

    Hace 3 años 7 meses

  5. zyxwvut

    Me pregunto qué han hecho los partidos y organizaciones de "izquierdas" en esos barrios. En Barcelona y Badalona, que conozco bien, mientras crecía la ocupación ilegal de "pisos patera", aumentaban los robos y se degradaba la convivencia, los sucesivos gobiernos "de izquierdas " contrataban "mediadores sociales" y movían la cabeza resignadamente ante las protestas del vecindario, ellos vivían en otros lugares menos confictivos. De esa ausencia de política surgieron monstruos como Albiol, y a los vecinos asqueados por años de desinterés bastó con ponerles la etiqueta de "fascistas", y asunto resuelto.

    Hace 3 años 7 meses

  6. zyxwvut

    Me pregunto qué han hecho los partidos y organizaciones de "izquierdas" en esos barrios. En Barcelona y Badalona, que conozco bien, mientras crecía la ocupación ilegal de "pisos patera", aumentaban los robos y se degradaba la convivencia, los sucesivos gobiernos "de izquierdas " contrataban "mediadores sociales" y movían la cabeza resignadamente ante las protestas del vecindario, ellos vivían en otros lugares. De esa ausencia de política surgieron monstruos como Albiol, y a los vecinos asqueados por años de desinterés bastó con ponerles la etiqueta de "fascistas", y asunto resuelto.

    Hace 3 años 7 meses

  7. v

    Isabel Vázquez Lo que hace falta es personas como Tu en los circulos, Tu misma puedes hacer lo que pides o al menos comentarselo etc

    Hace 3 años 7 meses

  8. c

    1 C$ ha caido en su trampa : 1º no se puede elecciones de entrada por que ya está presentada la mocion , lo sabe por que se lo han dicho 2º le han dicho que se van a convocar , pero despues de la mocion : si lo que quiere son elecciones no tiene mas que apoyarlas cuando no hay otra opcion 3º solo intenta no apoyarla con otra excusa como ha hecho cada vez que tenia que atacar la corrupcion 4º En Cat, C$ dice que quiere un 155 perpetuo, sin dialogo y que no quiere cambiar en los despachos lo que las urnas decidieron en Madrid -con lo de la cifus- mas pide que se cambie en los despachos de Cat con el 155 lo que las urnas dijeron en Cataluña, osea Rivera está pidiendo una dictadura para "garantizar" la democracia ), Iº El programa y lo que pide cada partido en un esquema sencillo : http://poletika.org/vigila/que-hacenutm_source=emailing&utm_medium=cacs&utm_content=1&utm_campaign=PoletikaCompromisos ......... Iiº Esta es el patriotismo de C$ ,,,en verdad traicion al estado y a la mayoria d ela ciudadania : C´$ tiene las cuentas opacas , dicho por el tribunal de cuentas = corruPPcion = PP. Han embargado en Brasil las cuentas del tesorero de Ciudadanos. Rivera ha dicho: le he escuchado y ya no hay más que hablar. Y los medios dicen: amén, ni sale la noticia en El Pais etc : http://www.publico.es/politica/tesorero-cs-brasil-bloquea-cuentas-tesorero-cs.html. C$ surgio del ibex, ( al que el PP tambien beneficia con sus rescates y privatizaciones etc ), para que nada cambie y nos vaya a los pobres aun peor que con el PP : C$ quiere que pagues a empresa cuando te despida. C$ no apoya la proteccion por ley a denunciantes de corrupcion. . Las peleas del PP y C$ son falsas por que votan lo mismo. Hay trasvase de votos del PP a C$ (por que el pp está hundido por la corrupcion), para que nada cambie, pero pareciendo que cambiaria si se vota a C$, pero aun ahora simpre votan lo mismo en el congreso : Rivera que apoya al pp con su corrupcion y recortes etc (aunque dijo que nunca lo haria), siempre vota lo que vota el PP, y asi tapa la corrupcion y el debate profundo, tambien con banderas y patriotismo, como el PP. Rivera quiere españoles, los demas queremos ser y que nos traten como a personas con derechos. https://federacion.republicanos.info/2018/05/25/ines-arrimadas-cs-de-casta-le-viene-al-galgo/ : franquista de cepa ella, sus hermanos y su padre . El nivel de la propaganda de C$ es facha : emotividad ,visceralidad, analisis superfluos, mentiras ocultacion de la corrupcion y para taparlo victimismo + banderas = a Aznar-PP, el creador de la burbuja y la crisis, (al permitrir creditos despues de subir precios en todo pero bajar salarios, que trajeron recortes, rescate para los ladrones y privatizaciones que empeoran encarecen servicios y pprecarizan a la clase obrera); El que metio miles de emigranres pero luego el PP-VOX etc se quejan de que hay muchos aunque les explotan, y que nos metio en guerra y asi trajo atentados terroristas islamistas porque a la vez quito polis de la calle, etc etc etc ), y ahora Aznar apoya a C$. La derecha jalea que alguien de la izda se compra una casa, para tapar que 40 mafioso-ladrones corrompen y roban el pais, sin darse cuenta que les roban incluso a ellos, todo por soberbia...Y aun siendo traidores quieren gobernar. C$ dice que es un poco de esto un poco de lo otro. Asi, a nivel de propaganda que es lo unico que de verdad les importa, a cada vez pueden decir lo que quieran segun les convenga , osea todo manipulacion . Segun donde este y a quien le hable . En C$ no hay primarias internas para elegir al secretario general : no hay democracia. No son democratas. C$ = ulraderecha, lo dice el ex-ultraderechista Vestringe en la 6ª-TV y para Girauta-C$ no hay diferencias con VOX. Ademas, Rivera protege el franquismo como el PP. Cada vez que C´$ la pifia con algo ( derechos, feminismo, fascismo Cataluña etc etc ), el C´i$ sacan una encuesta dandole ganador. https://www.meneame.net/story/ciudadanos-partido-encuestas/c06#c-6 En Facebook está como mputorajoy y Rivera pactaron para que el 1º fuera presi mientras el 2º jaleaba que no apoyaba la corrupcion. Zaplana-PP , detenido por blanqueo de capitales, es quien dio la puesta de largo a Rivera ..................................... IIIº Lo de Cataluña es un teatro entre partidos de derechas, PP+C$+CIU-JxC+PNV, (que siempre han votado lo mismo, tienen la misma corrupcion y hacen los mismos recortes ), para alentando el ultra-nacionalismo-populista emotivo y visceral de todo lugar, a base de echar leña al fuego desde entonces ( = 1º puchdemoñ montó el referendum cerca del dia de la hispanidad, 2º con el PP mas reaccionario en Madrid, 3º el nuevo presi de la generalitat es mas radical aun que puchdemoñ 4º el pnv de primeras dice de quitar el 155 y luego dice que es lo mejor para Cataluña = favoreciendo a C$ y 5º C$ dice que quiere un 155 perpetuo, sin dialogo y que no quiere cambiar en los despachos lo que las urnas decidieron en Madrid -con lo de Cifus- mas pide que se cambie en los despachos de Cat con el 155 lo que las urnas dijeron en Cataluña, osea Rivera está pidiendo una dictadura para "garantizar" la democracia ), que C$ quedase como de verdadera opción y el mas nacionalista-español, y asi suba en votos y se trasvasen votos del PP....Pero los obreros siempre pierden... .......................... IVº La reforma laboral que pactaron C$ y PP$-e y que querian que aceptase Podemos, no era reforma. Y acertadamente rechazo. Ademas de por no pactar 1º con Podemos que tenia mas votos que C$ ( en 4 medios diferentes dicen lo mismo ) y la realidad que estos del psoe y C$ siempre votan al PP a pesar de lo que hablan. Los unicos que defienden a la clase obrera son IU y Podemos y lo exponen en sus mas de seis canales de yutube que nadie mas enseña lo que enseñan Y mientras que de Podemos se dicen mentiras sobre su financiacion que en los tribunales quedan como mentiiras, los PPerrodistas del tiPPo el PPais APPC la Razion demas PPrensa en PPaPPel y los digitales oKKdiario el PPlural C´onfidencial Blogsalmon Magnet Pymesyautonomos Xataka Borregoscansados ,el esPPañol , no dicen nada de la financiacion opaca de C$ Para saber quien defiende a los obreros ver los mas de seis canales en youtube de IU , Podemos , donde se dice y enseña lo que nadie mas hace Solo eldiario.es y Publico.es verifican las notiocias tbn en Youtube Elconfidencial que presume de hacerlo ya quedo claro ayer con la noticia de IU-Podemos de Rivas Madrid ( que sepuede buscar en MNM ) que no lo hace Los obreros a ls que se les quita todo salvo el fuPPbol-roPPita, tele que atonta, pporno y el orgullo, para maniPPularles, bombardados con la violencia, miedo, masoquismo catoloco desPPrecio PPobreza etc y educados para ser sumisos ignorantes y chismosos (en vez de en la empatia afectos prosperidad calma critica asertividad reflexion respeto escucha dialogo etc ) tragan con todo Crean deliberadamente nª desgracia y enfermedad para vivir de ello y vendernos el remedio eficaz que mas les interesa. y nos culpan d ella. De Podemos se dicen mentiras sobre su financiacion que en los tribunales quedan como tales Los obreros a ls que se les quita todo salvo el fuPPbol-roPPita, tele que atonta, pporno y el orgullo, para maniPPularles, bombardados con la violencia, miedo, masoquismo catoloco desPPrecio PPobreza etc y educados para ser sumisos ignorantes y chismosos (en vez de en la empatia afectos prosperidad calma critica asertividad reflexion respeto escucha dialogo etc ) tragan con todo ................................................................. Vº Algunos enlaces sobre lo expuesto https://www.infolibre.es/noticias/opinion/plaza_publica/2018/05/21/ciudadanos_partido_las_encuestas_83039_2003.ht. ml . https://www.elboletin.com/noticia/163161/nacional/los-denunciantes-de-corrupcion-acusan-a-ciudadanos-de-bloquear-la-ley-que-les-protegera.html . https://www.eldiario.es/tribunaabierta/enganen-contrato-unico-Cs_6_752484773.html . https://federacion.republicanos.info/2018/05/14/los-lobbies-politicos-y-economicos-que-apoyan-a-ciudadanos/ . https://economistasfrentealacrisis.com/propuesta-laboral-de-ciudadanos-lo-que-importa-es-el-por-que-y-el-como-no-solo-el-cuanto/ . http://www.nuevatribuna.es/opinion/joaquin-aparicio/falacias-m-rajoy-ciudadanos-pensiones-empiezan-quedar-descubierto/20180321121943150010.html . http://diario16.com/rivera-fraude-humano-politico/ . . http://www.bolsamania.com/noticias/pulsos-europa/jose-angel-crego-el-polemico-candidato-de-ciudadanos-que-quiere-que-los-despedidos-paguen-a-la-empresa--662643.html ......http://blogs.publico.es/vicenc-navarro/2018/03/26/la-propuesta-de-cs-para-eliminar-la-precariedad-es-un-ataque-a-la-clase-trabajadora/ . http://www.publico.es/politica/ciudadanos-rivera-emulando-aznar-revuelta-derecha-20.html. . http://www.publico.es/tremending/2018/05/17/la-entrevista-en-la-que-girauta-no-veia-diferencias-entre-ciudadanos-y-el-partido-ultra-vox-yo-no-sabria-decirle-que-nos-separa/ . http://blogs.publico.es/david-bollero/2018/05/21/espana-ciudadana/ . http://www.publico.es/tremending/2018/05/03/tremending-topic-si-mezclas-forocoches-mauricio-colmenero-y-torrente-te-sale-el-fundador-de-ciudadanos-arcadi-espada/ . http://blogs.publico.es/escudier/2018/05/04/arcadi-espada-el-periodivo/ . http://www.publico.es/tremending/2018/05/03/la-prensa-seria-querria-saber-si-hay-algun-video-sobre-la-vida-sexual-de-la-victima-criticas-a-arcadi-espada-por-defender-a-la-manada/ ....... https://www.youtube.com/watch?v=Tmdwpg9yjVs . https://www.youtube.com/watch?v=jPaiZrMNFOg . https://www.youtube.com/watch?v=nkl6ML8VP7A . https://www.youtube.com/watch?v=P__KIMFPNIk . https://www.youtube.com/watch?v=Pkl2fWaEAk8 . Los violentos de C$ : https://www.youtube.com/channel/UCCL--ye5HdxGQO9LeHByQ4A/videos ....... https://www.eldiario.es/politica/Video-Marta-Sanchez-Espana-Ciudadanos_0_773422859.html . https://www.eldiario.es/rastreador/diputado-Ciudadanos-Ayuntamiento-Madrid-parques_6_755284476.html . https://www.eldiario.es/politica/Ciudadanos-elecciones_2019-candidatos_autonomicos_y_municipales-primarias_0_756974809.html . PP = C$ : https://www.vigoe.es/vigo/local/item/22232-javier-guerra-acepta-la-propuesta-de-ciudadanos-para-optar-a-la-alcaldia-de-vigo . En investigacion tambien, como siempre el PP y C$ intentando engañar : http://cadenaser.com/ser/2018/04/03/ciencia/1522767489_480685.html

    Hace 3 años 7 meses

  9. Mónica

    A primera vista no existe solución, dado que es necesario cumplir ciertas condiciones implícitas al derecho a la vivienda, al menos tal y como lo conocemos (un cierto nivel de salario, un contrato de trabajo indefinido). Toda empresa, privada o pública, o incluso un servicio social, querría cubrirse las espaldas ante la morosidad. Por ejemplo, la Borsa de Lloguer del Ayuntamiento de Barcelona exige unos ingresos mínimos de 1500€ por unidad de convivencia, obtenidos por medio de un contrato indefinido, para poder alquilar un piso por 500€ (no existen apenas pisos en esta bolsa por precios inferiores). Un tercio de estos ingresos fijos es la condición sine qua non para acceder a una vivienda. Cualquiera querría cubrirse las espaldas ante la morosidad: los servicios públicos (las 'herramientas del cambio' de los partidos del cambio) también están, aunque por debajo de sus condiciones, jugando con las reglas del mercado y del empleo. De la vida en el contexto capitalista tal y como la conocemos. Y puede parecernos mal o bien esta decisión, pero a este juego los señores del PP y Ciudadanos saben jugar mejor. Si Podemos y sus confluencias o ayuntamientos del cambio (o antiguamente, el PSOE) no pudieron o pueden ofrecer alternativas a dicho modelo, sólamente les queda jugar al 'capitalism with human face', al mercado, pero con precios más 'humanos' y ajustados. Esto, por motivos que la macroeconomía nos puede explicar (3er mundo, 'ejército de reserva' de desempleados en el 'abismo' que nosotros no queremos cruzar) siempre va a dejar a gente fuera, cuya explotación permite que otros vivamos mejor. Y para muestra, lo que está pasando, y lleva pasando desde que el capitalismo intenta poner freno a 'la pobreza' como tal: sólo se la mueve de un sitio a otro. Lo que PP y Ciudadanos venden, y lo hacen muy bien, es que nos aseguran que moverán la pobreza a un lugar donde no nos va a tocar vivirla a nosotros. Que esas personas en el abismo (osea, sin apenas ingresos como para hacer una vida 'normal') no vamos a ser nosotros, porque ahí estará el empleo de calidad. Cuando Podemos o antes el PSOE pretenden asegurar que van a acabar con la pobreza empleando las mismas herramientas ¿es por pura inocencia? ¿o realmente creen que las herramientas del capitalismo, refinadas y controladas, van a evitarla? Los servicios públicos acaban adaptándose a las reglas capitalistas: los transportes públicos, la vivienda social, el urbanismo y el planeamiento...No sabemos actuar de otra manera, todavía.

    Hace 3 años 7 meses

  10. Pablo

    Yo también vivo en Vallecas, de toda la vida y observo que la realidad ha ido cambiando. Que se dan dos realidades, la de aquellos que tenemos que trabajar un montón de horas para poder pagar el alquiler o la hipoteca y la de aquellas personas que están llegando al barrio, que ocupan casas -a través de redes mafiosas- y vienen con coches de alta gama, que por supuesto aparcan donde les da la gana -da igual si bloquean la entrada del portal-, que montan fiestas cualquier día de la semana hasta altas horas de la madrugada, donde la música alta y las broncas no suelen faltar, que si les dices que bajen la música "se cagan en tus muertos" o si quien les dice algo es una persona mayor que no puede dormir directamente la amenazan de que se vaya de su piso si no quiere sufrir un accidente, porque a su edad es fácil "caerse por la escalera". A veces los que queremos creer en una sociedad "rousseauniana" nos encontramos sin herramientas de alcance antropológico para analizar una sociedad en la que el 'lumpenproletariado' de antes se ha convertido en el 'postlumpenproletariado' golfo de ahora, sin escrúpulos, que amenaza a su vecino de enfrente. Al final, para ese vecino de enfrente el "ocupa pícaro" -que no okupa social- que no paga ni la luz, ni el agua, ni mucho menos el mantenimiento del edificio de la comunidad termina pareciéndole un problema mayor que Bárcenas, pues le inflinge una afrenta día a día, cara a cara, y por tanto más palpable.

    Hace 3 años 7 meses

  11. Isabel Vázquez

    En mi barrio lo que sale de vez en cuando en las charlas entre vecinos es el malestar por la presencia de gitanos rumanos, Si esto va a más ya me veo a los de del coach y el analista de marketing de Ciudadanos poniendo la mesa y los globos. El 15M y la PAH imposibilitaron esta deriva con una presencia continua en los barrios. Con mesas, carteles, hojas informativas, discursos bien elaborados, camisetas y chapas. Ahora las asambleas (las que quedan) ya no tienen suficiente fuerza y lo natural sería que también los Círculos de Podemos siguieran con esta presencia, en vez de centrarse tanto en los debates de filosofía política y funcionamiento interno

    Hace 3 años 7 meses

  12. David

    Vivo en Vallecas y vi una mesa en el Polideportivo de Palomeras. En ese lugar juegan todos los niños del distrito a fútbol sala, baloncesto, volleyball, Fútbol 7... Regalaban globos. Un niño no sabe de política porque es un niño. Si un niño ve un globo ¿qué va a hacer? Irá a por él porque te lo regalan. Desde mi punto de vista fue un acto vergonzoso, considero que es un acto de adoctrinamiento. A un niño no le puedes aunque sea sin su conocimiento ideas sutilmente. Cuando sea mayor y tenga conocimientos necesarios para elegir su opción ideológica que lo haga, no que desde pequeños digan vota a tal partido, en este caso fue en mi barrio, en el distrito de Puente de Vallecas.

    Hace 3 años 7 meses

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí