1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

Análisis

Contrato a la italiana

La escalada xenófoba del acuerdo de gobierno del Cinco Estrellas y la Liga es mucho más peligrosa que sus exigencias económicas

Alberto Tena 21/05/2018

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

Queremos sacar a Guillem Martínez a ver mundo y a contarlo. Todos los meses hará dos viajes y dos grandes reportajes sobre el terreno. Ayúdanos a sufragar los gastos y sugiérenos temas (info@ctxt.es).

Sube la prima de riesgo, el Financial Times habla de que los bárbaros modernos han tomado Roma. Después de las elecciones del pasado marzo y las negociaciones fallidas entre M5S y PD (el M5S tenía intención de hacer un gobierno de concentración de 3 partidos con acuerdos concretos con cada parte) el eje populistas/ partidos tradicionales ha aparecido en todo su esplendor en Italia. En realidad, la sorpresa no es tanta, ya había cierto consenso sobre muchas de las ideas de fondo de ambos partidos (que tendrían mayoría parlamentaria sobrada) y el marco de un resultado electoral “post-ideológico” era el idóneo para limar los desacuerdos. Pero para mantener el nivel de confusión necesario para que Italia funcione se han ido filtrando varios borradores del acuerdo que han ido disparando las alarmas en los medios de todo el mundo. En el primero aparecía el acuerdo de pedir a Europa mecanismos formales de salida de la unión monetaria, la renegociación de los Tratados europeos y la posible quita de deuda unilateral. Posibilidad desmentida justo después de la primera filtración, aunque Grillo (ya actúa como un expresidente) ha salido diciendo que querría un referéndum sobre la posibilidad de un euro a dos velocidades.

Italia es uno de los miembros fundadores del UE y, pese a ello, no existe un sentimiento generalizado de que Europa ha sido el tren del progreso y de prosperidad económica. Del mismo modo, tampoco hay consenso sobre la salida del país del euro ni de Europa. Esto es probablemente lo que ha empujado a matizar en los diferentes documentos la posición sobre Europa hasta hacer desaparecer por completo las menciones al euro y dejar solo una pequeña alusión de acercamiento a Rusia y relajación de las sanciones.

Del documento final, lo primero que destaca es que no es un documento, tiene forma de contrato y aparece así en su primera página: “Contrato por el gobierno del cambio”. Se piden las firmas de los dos líderes de las formaciones y se recuerda que su no cumplimiento tendría consecuencias penales para ambos. Esto es un aviso de las nuevas formas de la tecno-política y el pragmatismo pactista.

Es difícil saber cuánto y cómo de lo que han firmado podrán llevar a cabo, pero sí empiezan a verse algunas cosas claras de la tan demandada “definición” de los partidos populistas. La primera es que los acuerdos en materia de gestión de la migración son, en términos humanitarios, lo que más debería preocupar a Europa ahora mismo. Bajo el título de “Inmigración: Devoluciones y Stop al negocio” se habla explícitamente de devolución de los más de 500.000 migrantes irregulares en el país, de limitar las ayudas a los extranjeros, y de medidas contra la infiltración de terroristas como refugiados, cierre de mezquitas y una reproducción de la oscura retórica que llevamos escuchando todos estos años a la Liga. La Unión Europea puede escandalizarse ante las demandas de renegociación de la deuda, y agitar el fantasma de Syriza, pero si hay algo que pone en peligro el proyecto europeo es la gestión de la migración de personas en fronteras como la italiana. 

los acuerdos en materia de gestión de la migración son, en términos humanitarios, lo que más debería estar preocupando a Europa ahora mismo

Del mismo modo, la izquierda nacional debería dejar de autocomplacerse sobre su profecía autocumplida de que finalmente el M5S ha desvelado su verdadero rostro, y asumir que el resto del contrato firmado por los dos grandes partidos populistas toca y propone soluciones a la mayoría de los problemas que eran centrales para el discurso de la izquierda. Se dice explícitamente que la reducción del déficit público no debe hacerse por vía de reducción del gasto, si no de reactivación de la demanda interna. Aunque no quede claro cómo va a encajar todo esto con el Flat-Tax y la reducción de IRPF que pedía la Liga (y que no termina de especificarse su funcionamiento y sobre todo sus efectos recaudatorios), se piden más controles democráticos para el BCE y en los mecanismos de gobernanza económica de la UE, la lucha contra el dumping fiscal, más poder para el Parlamento europeo, a la vez que hay una apuesta clara por la sanidad y la educación pública y un acuerdo sobre una nueva reforma de las pensiones que debería permitir jubilaciones en mejores condiciones (aunque esto también está por ver). Los cálculos del aumento del gasto han ido desde los 65.000 millones a los 125.000 (entre un 3,5% y un 7% aproximadamente del PIB anual del país). Ni una mención, como no es de extrañar en nuestro país vecino, a ningún problema relativo al feminismo o a la violencia de género.

Por otro lado, aunque no se trate ni de lejos de una Renta Básica, aparece un consenso sobre establecer una renta de inserción de 750 euros mensuales para desempleados de larga duración que se han quedado sin prestación, junto con una subida de la pensión mínima hasta este mismo nivel, con un costo según el documento de 17.000 millones (otros cálculos elevan la cifra hasta casi el doble). En el segundo borrador había una mención específica a su financiación a través de una amnistía fiscal que luego ha desaparecido; en el documento final se pide la financiación del 20% del mismo a través del Fondo Social Europeo. También se empieza a esbozar una primera ley sobre el conflicto de intereses que es la que ha provocado el comentario de Berlusconi acusando al M5S de “justicialistas”. En la misma línea, hay un punto que es de suma importancia porque toca uno de los mecanismos de gobernabilidad que el berlusconismo había usado casi de manera sistemática durante los últimos 25 años y que, en el caso de aprobarse, implicaría un cambio en la Constitución italiana. Inspirándose en el artículo 160 de la Constitución portuguesa, los parlamentarios que cambien de partido perderían su escaño. Esto ha sido una exigencia también del M5S que en la legislatura pasada rompió todos los récords de cambios de chaqueta. En este apartado se menciona también una reducción del número de diputados y la potenciación de referéndums e iniciativas legislativas populares. Por último, el populismo punitivo aparece también de manera contundente: se apuesta por un aumento de todas las penas y una extensión del principio de legítima defensa, eliminando el principio de proporcionalidad entre defensa y ofensa, aunque no queda nada claro cómo se va a desarrollar en la legislación.

A grandes rasgos, se trata de un acuerdo que debería satisfacer a las bases de ambos partidos. Las del M5S criadas en una cultura política del pragmatismo post-ideológico ya han votado a favor (un 94% –44.769 personas– ha aprobado el contrato el viernes 18 de mayo) y los afiliados de la Liga deberían seguir el mismo camino después de  conseguir la introducción de las medidas más duras sobre migración e impuestos. El plan del presidente de la República, Mattarella, en caso de que se frustrara el acuerdo, es intentar un gobierno técnico para aprobar una ley de estabilidad presupuestaria y frenar la subida del IVA automático (en 2011 Berlusconi, ante la presión de Europa, aprobó una norma por la que el IVA subía automáticamente si no se cumplían los objetivos de déficit y deuda pública), que sigue amenazando un agujero de 15.000 millones. Para el jefe del Estado sigue encima de la mesa también un posible cambio de la ley electoral.

No es trivial recordar que Italia ha sido el país donde se inventó el fascismo en los años 20 como mecanismo de reacción al movimiento obrero, y que en ese proceso terminó incorporando una parte de sus demandas y anhelos. En la cultura política italiana pervive un sentimiento de nacionalismo etnicista muy atento a las cuestiones sociales, que está extendido en muchos estratos de la población. Aún falta acordar el futuro presidente de gobierno y no puede decirse que esté todo ya cerrado (se baraja incluso una alternancia en la presidencia), pero las dos fuerzas políticas sí que han demostrado tener unas bases sólidas para el acuerdo. No perdamos de vista lo que pasa en la península Itálica porque se trata de uno de los núcleos duros del proceso de reorganización de las sensibilidades políticas en Europa. Lo que está sucediendo nos impone un cambio en nuestros moldes de interpretación en términos de izquierda y derecha. Sin hacer esto, estamos condenando a cualquier fuerza progresista a la impotencia y a la frustración de la profecía autocumplida de la vuelta de los peores fantasmas del siglo XX europeo.

Autor >

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

3 comentario(s)

¿Quieres decir algo? + Déjanos un comentario

  1. c

    La derecha , en España durante 8 años aznar-PP y rahoy-PP, apoyado por C$ y pasoe que no arregla las patrulleras de Senegal ), mete gente , para bajar salarios y derechos a nativos y explotar a los que mete les da aveces VPO , crea sicosis de todo tipo y a la vez se queja para sacar redito electoral y acusar a la izda que solo defiende los DDHH

    Hace 2 años 10 meses

  2. Danerzio

    Estimado Señor Tena, Gracias por su escrito, aunque resulta superficial y poco ajustado a la realidad. Es una lastima tener que leer "cosas" que parecen juntadas para llenar hojas. Informarse mejor, quizás no estaría mal, en caso contrario mejor elegir sucesos que se conocen a fondo.

    Hace 2 años 10 meses

  3. Manuel

    En el texto hay varias afirmaciones que son falsas: "el M5S tenía intención de hacer un gobierno de concentración de 3 partidos con acuerdos concretos con cada parte", "M5S que en la legislatura pasada rompió todos los récords de cambios de chaqueta", "Los cálculos del aumento del gasto han ido desde los 65.000 millones a los 125.000 (entre un 3,5% y un 7% aproximadamente del PIB anual del país)". Estaría bien que el autor citara las fuentes de las 2 primeras. Respecto a la última, los supuestos cálculos que varían dependiendo del medio que se los ha inventado, olvidan que el programa es para 5 años, no solo para 1, y en el de 125.000 millones, elaborado por Cotarelli (ex del FMI), comete el mismo error, pero además se inventa cifras o añade otras ya sumadas. La financiación de la Renta Ciudadana ya figuraba en el proyecto de ley presentado por el M5S en la legislatura anterior y fue considerado correcto por los controles previos que tiene la propia Camera: 17000 millones que incluyen 2000 millones para la reforma de los Centros de Empleo antes de su puesta en marcha. Con las restricciones puestas en el contrato de gobierno, el coste se supone que será menor. Creo que se puede criticar y mucho este contrato de gobierno, al M5S y, desde luego, a la Lega, pero para eso no creo que sea necesario inventarse hechos.

    Hace 2 años 10 meses

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí