1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

  272. Número 272 · Mayo 2021

  273. Número 273 · Junio 2021

  274. Número 274 · Julio 2021

  275. Número 275 · Agosto 2021

  276. Número 276 · Septiembre 2021

  277. Número 277 · Octubre 2021

  278. Número 278 · Noviembre 2021

  279. Número 279 · Diciembre 2021

  280. Número 280 · Enero 2022

  281. Número 281 · Febrero 2022

  282. Número 282 · Marzo 2022

  283. Número 283 · Abril 2022

  284. Número 284 · Mayo 2022

  285. Número 285 · Junio 2022

  286. Número 286 · Julio 2022

  287. Número 287 · Agosto 2022

  288. Número 288 · Septiembre 2022

  289. Número 289 · Octubre 2022

  290. Número 290 · Noviembre 2022

  291. Número 291 · Diciembre 2022

  292. Número 292 · Enero 2023

  293. Número 293 · Febrero 2023

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

ANÁLISIS

La economía, el procés y los falsos augurios

De nueve indicadores económicos, sólo uno refleja una bajada en Cataluña respecto al periodo equivalente del año anterior. Y en seis es mejor el dato que en el conjunto de España

Emilio de la Peña 18/04/2018

<p>La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, y Felipe VI se saludan en el Mobile World Congress. Febrero de 2018.</p>

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, y Felipe VI se saludan en el Mobile World Congress. Febrero de 2018.

Ajuntament Barcelona

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

CTXT necesita un arreglo de chapa y pintura. Mejorar el diseño, la usabilidad… convertir nuestra revista en un medio más accesible. Con tu donación lo haremos posible este año. A cambio, tendrás acceso gratuito a El Saloncito durante un mes. Aporta aquí

Los vaticinios tienen su riesgo. En muchos casos no se acierta y el que lo formuló queda en entredicho. Su origen está en presumir de que se tiene más información o capacidad para pronosticar el futuro, o en el sesgo mental de quien vaticina, confundiendo sus deseos o su visión particular de las cosas con la realidad. Pero los vaticinios pueden contener algo más. Desde una posición influyente se puede pronosticar, presumiendo de datos adelantados, para tratar de crear un estado de opinión. Estos son los menos arriesgados y los más poderosos, porque rara vez se contrasta lo pronosticado con lo sucedido posteriormente. Incluso se da por cumplido el vaticinio y se construye así una falsedad.

No sé a cuál de estos modelos de pronóstico se ajustan los análisis que se hicieron sobre los efectos del Procés en la economía catalana. En el momento más crítico del mismo, prácticamente todos los expertos, organismos económicos o empresariales aseguraron que, como consecuencia del movimiento secesionista, se estaba produciendo un deterioro notable de la economía española y particularmente de la catalana. Lo dijeron en octubre y noviembre del año pasado la OCDE, el Banco de España o la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal. Todos estos organismos elaboraban escenarios sobre lo que estaba ya pasando sin aportar dato concluyente alguno. Es lógico. No había entonces más que algún indicador disperso, pero les bastaba. De todos recojo uno. El de la patronal catalana, Foment del Treball. A finales de noviembre certificaba en un informe  que se detectaban ya los primeros efectos de ese deterioro, por ejemplo, en el frenazo de la cartera de pedidos, lo que traería un bajón en meses futuros. Lo recogía en una información La Vanguardia.

Comencemos por esto último y comprobemos. La cartera de pedidos de la industria, según datos del Instituto Nacional de Estadística, no se frenó en octubre y noviembre, ni en Cataluña, ni en el resto de España. En Cataluña aumentó el 6,5 por ciento respecto a igual periodo del año anterior. Y de hecho ha seguido aumentando. Entre octubre y enero un 7,6 por ciento. ¿Es poco o mucho? Comparemos: un año antes, sin el Procés en la calle, había crecido algo menos.

Era sólo un dato, aunque revelador, porque hace pensar que los vaticinios, al menos ese, se encuadran en la tercera modalidad, la de pronosticar, presumiendo de datos para crear un estado de opinión. Pero a estas alturas hay cifras ya oficiales más importantes. El producto interior bruto, PIB, resume toda la actividad económica. El año pasado el PIB aumentó en España el 3,1 por ciento. Fue más de lo que preveía el Gobierno tan sólo unos meses antes. Y el PIB de Cataluña aumentó más, el 3,3 por ciento. Una muestra evidente de que el cataclismo económico que se describía en Cataluña no se estaba produciendo.

Para ir más al detalle, he seleccionado nueve indicadores económicos. Sólo uno de ellos refleja una bajada respecto al periodo equivalente del año anterior. Y además, en seis es mejor el dato de Cataluña que el del conjunto de España.

El orden en el que coloco estos indicadores describe la importancia de cada uno.

El empleo. Es claramente la variable más importante para determinar la salud económica. Según la EPA, en el cuarto trimestre de 2017, el empleo aumentó en España el 2,6 por ciento. Es el porcentaje de personas más trabajando respecto al trimestre equivalente del año anterior. En Cataluña creció más, el 3,4 por ciento, pese a lo revueltas que estaban las cosas en tierras catalanas. Podemos compararlo también con el trimestre anterior, el de verano. En ese caso el empleo disminuyó, pero mientras el otoño del Procés cayó en 400 personas, un año antes, sin esa agitación, había disminuido en 21.000 personas.

Las exportaciones. Para Cataluña es clave, ya que se trata de la comunidad más exportadora. Sus ventas al exterior representan el 25 por ciento de todas las que realiza España. Ninguna otra economía española se basa tanto en el sector exterior como Cataluña. ¿Y qué ha pasado desde el Procés? Pues entre octubre y enero sus exportaciones aumentaron el 10 por ciento. Las de España subieron el 7,8. Así, desde el Procés, la cuota de exportaciones catalanas respecto a toda España ha aumentado y ya pasa del 25 por ciento.

La recaudación de impuestos. Esto revela mucho de la marcha de la economía. Entre octubre y febrero la Agencia Tributaria recaudó en Cataluña un 3,3 por ciento más que un año antes. El aumento de la recaudación en España fue menor, el 1,9 por ciento. Pero hay tres detalles que revelan algo de lo ocurrido. 

Primero, el IRPF, la mayoría del dinero procede de las nóminas. En el otoño del Procés en Cataluña aumentó el 5,3 por ciento. Nunca había subido tanto desde 2012 y entonces fue por el aumento del impuesto con la llegada del PP. Pero el otoño pasado en España aumentó más, el 7,9. Sin embargo, hay que recordar que en Cataluña se registró una jornada de huelga general, seguida sobre todo por empleados públicos. Eso significa que muchas nóminas no se pagaron ese día y por tanto no se recaudó puntualmente dinero.

En segundo lugar, el impuesto de sociedades, el que pagan las empresas. Entre octubre y diciembre, unas 3.000 empresas catalanas trasladaron su domicilio social a otros lugares, entre el temor a la independencia y también al Gobierno de Rajoy, que propició ese traslado. Ello no tiene incidencia en la economía real: las empresas siguen en Cataluña, salvo su domicilio. Es algo que se explicó mal, o mejor, dicho, se manipuló. Sin embargo, ello hizo que muchas de esas empresas pagasen el impuesto de sociedades en los sitios a donde habían trasladado su sede social. Por ello la recaudación de ese tributo bajó un 20 por ciento en esos tres meses, mientras subió un 22 en Valencia, destino principal del traslado. ¿Tiene eso importancia fiscal? ¿Recibe por eso Cataluña menos dinero? En absoluto. Mientras que la mitad del IRPF o del IVA se lo queda la comunidad donde se recauda, el impuesto de sociedades va todo para el Estado. Da igual donde se pague.

Y en tercer lugar, el IVA. Es el principal indicador del consumo, porque todo gasto conlleva IVA. Pues bien, en ese otoño revuelto, el IVA aumentó más en Cataluña que en el conjunto de España. Ello vendría a invalidar en parte la importancia del mal dato de consumo en el comercio.

Efectivamente, las ventas en el comercio descendieron, el 1 por ciento entre octubre y febrero, y más aún en los tres meses duros del Procés, el 1,8 por ciento. La agitación en la calle y especialmente la jornada de huelga, pudieron contribuir a que mucha gente dejara de ir a las tiendas. Sin embargo, el IVA, como hemos visto, refleja que su incidencia sobre el consumo general fue escasa.

La venta de automóviles. Se incrementó tanto en otoño, el 6,7 por ciento, como entre octubre y febrero, el 7,9, pero menos que en el conjunto de España y que en años previos. Puede hacer influido la misma jornada de huelga o la propia agitación independentista, pero si fue así, no hizo demasiada mella. 

La producción industrial. Es básica para la marcha de una economía exportadora, como la de Cataluña. Entre octubre y febrero aumentó también, el 6,3 por ciento, claramente más que en toda España. Incluso, en el mes más difícil, el de octubre, creció más aún que este porcentaje.

La venta de viviendas nuevas también está repuntando, aunque en niveles mucho más bajos que antes de la crisis. Y el Procés no paró esa subida, pese a que se trate de una decisión en la que influyen mucho las expectativas económicas. Antes al contrario: en Cataluña el aumento fue mucho mayor, el 37,8 por ciento, que en España, el 22,1.

Finalmente, el turismo. Medido en el dinero que se dejaron los turistas extranjeros, se registró igualmente un incremento en Cataluña, el 3,2 por ciento, aunque menos que en toda España, el 5,3. En diciembre ese gasto llegó a caer. Hay que recordar que poco antes, el 17 de agosto, un atentado islamista mató a 16 personas e hirió a 130 más en Barcelona. Todo acto terrorista de esa gravedad, e incluso menor, tiende a retraer a muchos visitantes extranjeros.

De lo relatado se comprueban dos cosas: que la economía catalana vivió el Procés sin despeinarse y que ello fue a pesar de los sombríos augurios que anunciaban grandes males. Por una vez, no se cumplieron las profecías autocumplidas. 

CTXT necesita un arreglo de chapa y pintura. Mejorar el diseño, la usabilidad… convertir nuestra revista en un medio más accesible. Con tu donación lo haremos posible este año. A cambio, tendrás acceso gratuito a El...

Este artículo es exclusivo para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí

Autor >

Emilio de la Peña

Es periodista especializado en economía.

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

3 comentario(s)

¿Quieres decir algo? + Déjanos un comentario

  1. BEJOTA

    La Cámara de Comercio de EE.UU. avisa: la inversión extranjera huye de Barcelona por el ‘procés’. N.B. MOSSEN PAU CLARIS PERDÉ 1/3 DE CATALUNYA A FAVOR DE FRANÇA I, MOSSEN JUNQUERAS(&CIA) PERDERAN L'ECONOMIA.

    Hace 3 años 10 meses

  2. Fermi

    El IRPF y el IVA no "se queda la mitad donde se recauda". No. El IVA y el IRPF lo recauda todo la hacienda central (yo, como todos, pago mi IVA a Montoro), y luego se reparte con los presupuesto, en función de la estimación de lo que se va a recaudar el año siguiente.

    Hace 4 años 9 meses

  3. Jacinto Benavente

    Interesante, pero la mayor parte de los datos tienen que ver con la coyuntura económica internacional, la mayor parte de las predicciones hacían incapie en el consumo interno, que no aparece en los datos, así como en la bajada de la inversión y el turismo. Por supuesto que si la demanda externa sigue creciendo, seguirá aumentando la exportación (a no ser que haya un impacto económico importante), con ella la producción ind. y ello puede tirar del empleo, el problema es de fondo y a medio plazo, como cualquier economista más o menos serio ha indicado, y tiene que ver con la paralización de la IED, y por lo tanto, del potencial crecimiento de la económia... a corto plazo puede pasar cualquier cosa, también creció brutalmente EUA con Trump, el problema lo tendrán en el medio plazo. En definitiva, todo esto me parece SIMPLISTA y SESGADO.

    Hace 4 años 9 meses

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí