1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

  272. Número 272 · Mayo 2021

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

Tribuna

El nacionalismo español estaba ahí

El patriotismo español es multiforme, pero aún no ha resuelto la cuestión de cuáles son sus límites de aceptación de la diversidad cultural y nacional interna

Xosé M. Núñez Seixas 21/04/2018

<p>Nacionalismo español.</p>

Nacionalismo español.

La Boca del Logo

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

CTXT necesita un arreglo de chapa y pintura. Mejorar el diseño, la usabilidad… convertir nuestra revista en un medio más accesible. Con tu donación lo haremos posible este año. A cambio, tendrás acceso gratuito a El Saloncito durante un mes. Aporta aquí

¿Existe el nacionalismo español? Para sus detractores es una realidad evidente; para sus defensores sería inexistente: mera lealtad a un Estado constituido y a su ley fundamental, un patriotismo cívico y virtuoso. En el fondo late una cuestión: a qué llamamos nacionalismo. ¿La aspiración a la homogeneización etnocultural de un colectivo territorial? Entonces concluiríamos que muchas de las facetas del discurso que identifica a España como nación no son nacionalistas. ¿O la afirmación en el espacio público de que un colectivo territorialmente delimitado es sujeto de derechos políticos colectivos, y por tanto titular de la soberanía? Entonces sí existe un nacionalismo español, heterogéneo como todo nacionalismo: bajo la afirmación de España como nación, coexisten quienes la conciben como un todo culturalmente homogéneo y centralizado, y quienes consideran que esa nación es culturalmente plural, y políticamente descentralizada. Son patriotas, pero devienen en nacionalistas al subir el tono, o hacerse visibles en coyunturas de enfrentamiento político (o bélico): pues el patriotismo también supone la preexistencia de una nación, con leyes y contenidos afectivos.

Existen varios discursos nacionalistas españoles. Todos ellos comparten la indivisibilidad de la soberanía y la convicción de que la polis, la comunidad política española, no tiene acta fundacional en la Constitución de 1978, ni en la de 1812, sino que posee fundamentos históricos y culturales anteriores. Todas las variantes acatan la Constitución de 1978 como una base legítima de la definición territorial de España como nación, aun si se muestran abiertas a reformas. Los partidarios del españolismo constitucional también insisten en su carácter cívico, desde los defensores de la “nación de naciones”, basada en una débil distinción entre nación política y nación cultural, aderezada con la música del patriotismo constitucional de Habermas, hasta la versión más descafeinada que fue importada por el Partido Popular a principios del siglo XX, pasando por el concepto zapaterista de la “España plural”, y su prolongación embrionaria en la España como “país de países” que emerge en el discurso de Podemos, que también resucita el concepto republicano del “patriotismo popular”, viendo al pueblo como la encarnación de lo mejor de la patria.

Desde la óptica del nacionalismo/patriotismo español, los nacionalismos subestatales serían esencialistas y tendencialmente totalitarios, por aspirar a hacer prevalecer el etnos sobre la polis, o por imponer a los ciudadanos idiomas inútiles y horizontes mentales aldeanos e incompatibles con un tiempo de globalización. Es una imagen del adversario forjada en el combate contra ETA y sus adláteres políticos. Sin embargo, el soberanismo catalán contemporáneo supone otro desafío, frente al que parece aplicarse una receta semejante. Pues también los discursos patrióticos españoles con la posible excepción del discurso predominante en la izquierda postcomunista– incluyen en dosis variables elementos orgánico-historicistas, como la historia, la cultura o el idioma castellano. Y los soberanismos contemporáneos tampoco son reducibles a una sola matriz culturalista o historicista: consisten en combinaciones diversas de elementos volitivos y orgánico-historicistas u objetivos, de intereses sociales y pasiones identitarias.

Han imperado el tono de coerción y amenaza, la confusión entre legalidad y legitimidad

Ante la evidencia de que los discursos soberanistas pueden ser pacíficos, multiculturales y hasta postnacionales, la respuesta del españolismo es similar a la mayoría de los nacionalismos de Estado. Insiste así en la defensa de la legalidad vigente; en el big is beautiful; en la unidad europea como proyecto incompatible con provincialismos; y en el recuerdo de los vínculos históricos, culturales o sociales que unirían el todo a la parte que se quiere ir. A estos eslóganes se han añadido otros: la secesión es la vuelta a la Edad de Piedra, la salida de la UE y del euro; es un acto ilegal y, por tanto, ilegítimo y anárquico; y supone división y riesgo de conflicto ciudadano. Con todo, al comparar la respuesta del nacionalismo británico ante el desafío escocés en 2014, la del canadiense ante los dos referéndums en Québec (1980 y 1995), y la del nacionalismo español a la reivindicación soberanista en Cataluña, apoyadas en todos los casos en un amplio respaldo social y en discursos mayormente cívicos, sorprende la asimetría de las reacciones. Ottawa y Londres aceptaron la celebración de referéndums vinculantes, y enarbolaron discursos más proactivos que catastrofistas, que insistían en los beneficios de la unión, así como en sus lazos afectivos. La negativa del Gobierno de Madrid y de la mayoría de las fuerzas políticas estatales a admitir consultar a la ciudadanía catalana, con las condiciones que se negocien, se ha combinado con un discurso de índole reactiva. Si algo ha faltado son argumentos proactivos; han imperado el tono de coerción y amenaza, la confusión entre legalidad y legitimidad.

Esa respuesta pone en evidencia varios de los defectos de funcionamiento del sistema político español, y suscita la cuestión irresuelta de cuáles son los límites de la aceptación, por parte del nacionalismo español, de la diversidad cultural y nacional interna. También muestra una radicalización de algunos de sus postulados y variantes, sobre todo en la derecha conservadora y liberal, paralela a la normalización social de símbolos antes discutidos, como la bandera rojigualda –sería un error identificar automáticamente como fachas a todos los que la cuelgan en los balcones. Y, finalmente, expresa que en el ámbito de la izquierda, faltan propuestas innovadoras para repensar España como comunidad política, más allá de la mecánica vuelta de Pedro Sánchez a la “nación de naciones” o las apelaciones al patriotismo de la gente. Si algo parece imperar en sus principales variantes, es una búsqueda de un futuro en el pasado. 

------------------------------

Xosé M. Núñez Seixas es catedrático de Historia Contemporánea en la Universidade de Santiago de Compostela.

Autor >

Xosé M. Núñez Seixas

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

4 comentario(s)

¿Quieres decir algo? + Déjanos un comentario

  1. Liz

    Me parece bien que el autor centre su atención en el "problema catalán" como debe hacerse: el llamado "problema catalán" desde los tiempos de las cortes de la II República, en realidad es España, que es un problema para la nación catalana.

    Hace 3 años

  2. Augusto Prego de Lis

    Pregunta. ¿Puede Cartagena exigir un referéndum de independencia para instituirse como cantón independiente? Si no se da ese permiso, ¿tiene derecho el Ayuntamiento de Cartagena a llamar a votar en la calle del Carmen y las Puertas de Murcia y declarar la independencia unilateralmente? Si esa declaración es rechazada y la alcaldesa detenida, ¿escribirá el Sr. Núñez un artículo, o como Oriol Junqueras 'dixit', los catalanes se parecen más a franceses y italianos, y los cartageneros nos parecemos más a portugueses y marroquíes?

    Hace 3 años

  3. xavier

    Reírse de la ley lo hace quien después de que estatuto sea refrendado por el parlament, cortes y senado lleva ese estatuto al Constitucional. Socavar la convivencia no lo hago yo con mi estelada, lo hace recoger firmas contra otra parte del país. El terrorismo no lo hago yo con mi estelada, lo hace los que suponiendo que son mis paisanos gritan “ a por ellos ” y las fuerzas de “orden publico” gritando el mismo “a por ellos” desde autocares y hoteles,. Uno años de manifestaciones reivindicativas y pacificas no han merecido mas atención que el desprecio , ahora resulta que la mitad de Catalunya que no es independentista dice que no se la tiene en cuenta, durante estos años los que eramos la otra mitad, no parecíamos importar a nadie, la diferencia entre ellos y yo es que yo quería un referéndum para que votaran los del SI y los del NO y ellos no quieren que vote nadie porque su opción es simplemente NO, que le vamos ha hacer. Hemos llegado aquí, por que solo queríamos contarnos, votar, decidir nuestro futuro, la forma de gobernarnos, vamos cosas absolutamente de índole fascista y dictatorial.

    Hace 3 años

  4. GBZ

    –sería un error identificar automáticamente como fachas a todos los que la cuelgan en los balcones. Sería un error pero en el caso de donde yo vivo acertaría en el 99% de los balcones.

    Hace 3 años

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí