1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

  272. Número 272 · Mayo 2021

  273. Número 273 · Junio 2021

  274. Número 274 · Julio 2021

  275. Número 275 · Agosto 2021

  276. Número 276 · Septiembre 2021

  277. Número 277 · Octubre 2021

  278. Número 278 · Noviembre 2021

  279. Número 279 · Diciembre 2021

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

La Colchonería

El cholismo sigue muy vivo

Simeone no necesita que nadie salga a defender su modelo ante las críticas que recibe por el juego del equipo. Sus números hablan por sí mismos

Ricardo Uribarri 21/02/2018

<p>Diego Pablo Simeone en el entrenamiento del Atlético de Madrid, 19 de febrero. </p>

Diego Pablo Simeone en el entrenamiento del Atlético de Madrid, 19 de febrero. 

ALBERTO SAENZ MOLINA/ CLUB ATLÉTICO DE MADRID

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

CTXT necesita un arreglo de chapa y pintura. Mejorar el diseño, la usabilidad… convertir nuestra revista en un medio más accesible. Con tu donación lo haremos posible este año. A cambio, tendrás acceso gratuito a El Saloncito durante un mes. Aporta aquí

Ante las críticas, las estadísticas. Frente al menosprecio, los récords. Cuanto más subestiman el estilo de Simeone en el Atleti, mejores números presenta. No hay mejor defensa contra las opiniones negativas que los hechos. Y estos hablan por sí solos. El Cholo acaba de convertirse en el entrenador con mejor porcentaje de victorias en la Liga en toda la historia del fútbol español  de entre los que ganaron, al menos, 150 partidos. “Pero su juego aburre a las ovejas”, opinan algunos. Ha conseguido la segunda mejor puntuación del equipo desde que llegó al banquillo rojiblanco tras 24 jornadas. “Pero un equipo grande no puede tener esa manera de jugar”, insisten otros. Ha igualado la marca de menos goles encajados a estas alturas del campeonato. “Sí, pero…”.

Ni el gran Cruyff, cabeza visible del “tiki-taka”, ni Helenio Herrera, ni Miguel Muñoz, ni…nadie. Por mucho que les moleste o les parezca incomprensible a los censores de Simeone, nunca ha habido un entrenador con mejor promedio de victorias que el del argentino en el campeonato español de entre los 19 que han alcanzado esa cifra. Qué casualidad que el técnico más defensivo, el que menos entretiene, el más reservón, haya conseguido este registro. Nada menos que 151 triunfos en 236 partidos, el 63,9%. Y ya les digo yo que sin meter goles, no se consigue eso. Que cuando pita el árbitro al inicio, el resultado es siempre el de 0-0. Cruyff ni siquiera llega al 60%, se queda en el 59,6%, con 179 victorias en 300 partidos. Herrera en el 55,7% con 200 triunfos en 359 partidos. Y Muñoz no pasa del 53,1% con 323 encuentros ganados en 608 compromisos ligueros. Luis Aragonés ocupa el octavo lugar en el ranking con el 45,4%. Técnicos como Guardiola, Luis Enrique y Zidane no entran en esta estadística al no haber llegado a 150 victorias ligueras en España.

Si dividimos el número de victorias del Cholo en tres grupos de 50, observamos, además, que el preparador colchonero ha ido rebajando el número de partidos para llegar a esas cifras parciales. Las primeras 50 las obtuvo tras 81 partidos; la segunda serie de 50 triunfos la consiguió en 78 encuentros; y para la última cincuentena sólo ha necesitado de 76. Cada vez se lo pone más difícil a sí mismo.

Fue un guiño del destino que Simeone alcanzara este logro en el campo de La Rosaleda, en Málaga, donde hace poco más de seis años inició su periplo como entrenador colchonero, ese que para algunos ya debería haberse acabado hace tiempo porque “las ideas se queman”, “ha exprimido a los jugadores” o “su mensaje está agotado”. No se entiende entonces que en una temporada especialmente difícil, por lo que supone un cambio de estadio y por haber estado la mitad de ella sin haber podido contar con refuerzos en la plantilla, esté alcanzando estas cifras. Porque después de 24 jornadas, sólo el año que ganó el último título de Liga tenía mejores números (cinco puntos más) que la presente campaña. Y únicamente Liaño en la temporada 93-94, defendiendo la portería del Deportivo, puede igualar los nueve goles encajados por Oblak hasta la fecha. No está mal para ser “un modelo acabado”.

No se acaban aquí los datos que defienden su trayectoria. Simeone ha superado los 500 puntos en Liga como entrenador. En concreto y tras el último triunfo ante el Athletic, lleva 502 en 236 partidos, lo que da un porcentaje de 2,12 puntos por encuentro, superior a cualquier otro técnico en activo en el campeonato. El actual responsable del FC Barcelona, Ernesto Valverde, es el que más puntos suma, 589, pero en 372 partidos, lo que da un promedio de 1,58. El podio lo completa el técnico valencianista Marcelino García Toral, con 405 puntos en 265 partidos, con una media de 1,52. No es sólo que El Cholo tenga mejores números que el resto de sus colegas, sino que además los ha conseguido en menos partidos.

Los gustos son solo eso, gustos, y hay tantos como personas aficionadas al fútbol. Pasa como con las películas. Pero lo que buscan los profesionales es obtener resultados. Y tan válido es hacerlo con un estilo como con otro. Simeone tiene el suyo y no le va mal. Por mucho que le insistan no lo va a cambiar. Conseguir que un equipo combine mucho y tenga muchas ocasiones de gol tiene mérito, por supuesto. Pero también lo tiene organizarlo para hacerlo casi infranqueable para el rival.

Se le está dando poco mérito al hecho de haber encajado tan solo nueve goles en 24 partidos, un dato que ningún equipo de las grandes ligas de Europa puede presentar en estos momentos. El Atleti se ha convertido en un ejemplo en el apartado defensivo para muchos equipos y jugadores a nivel internacional. Hace unos días, Mario Gómez, delantero del Stuttgart, comentó que “hoy hemos defendido un poco como el Atlético de Madrid. También es divertido jugar así a veces porque sientes que esto funciona y el equipo contrario no tiene oportunidades”. Habrá a quién le guste que su equipo sea un referente a nivel ofensivo. Perfecto. Lo malo es cuando no eres referente ni en una cosa ni en otra.

Ya no es sólo los pocos goles que encaja, sino las escasas opciones que da al rival de rematar a portería. Sin ir más lejos, el Valencia, uno de los mejores equipos de esta temporada, fue incapaz en los dos partidos que jugó contra los rojiblancos de tirar ni una sola vez entre palos. Los bilbaínos tampoco consiguieron disparar al portero esloveno en el Metropolitano. El Atleti solo ha recibido 77 remates en su meta en lo que llevamos de Liga, lo que da una media de 3,21 por encuentro. Es el equipo con mejores números en esa estadística, tan sólo igualado por el FC Barcelona. Habrá quien me diga, ¿ve cómo se puede apostar por el ataque sin que se resienta la defensa? Por supuesto. Siempre que seas el Barça o el Real Madrid (tercero en esta faceta con 85) y tengas a los mejores jugadores del mundo para atacar y tener el balón en tu poder.

En cualquier caso, ¿se puede catalogar como defensivo un entrenador que en muchas ocasiones forma de inicio con Griezmann, Costa y Correa, a los que, a veces, añade también a Gameiro o Carrasco? No parece. Otra cosa es donde le gusta situar al equipo sobre el campo. Simeone prefiere tenerlo más retrasado que otros técnicos con el fin de minimizar riesgos, sobre todo cuando va por delante en el marcador. Puede que algún día cambien las normas pero de momento te siguen dando los mismos puntos si metes uno que cinco. ¿Algún aficionado diría que no acepta si le aseguran que su equipo va a ganar todos los partidos por 1-0?

Por supuesto que no todo es perfecto, ningún sistema ni estilo lo es. Simeone ha formado un grupo para enfrentarse a los más poderosos siendo su némesis. Si  no tienes las mismas armas que el enemigo para ir al combate tienes que inventarte otras. Esa mentalidad ha calado tanto en los jugadores que a veces les cuesta asumir otro rol diferente, el de equipo grande ante los más débiles. A eso hay que sumar que nadie es infalible, que el técnico puede tener días más o menos lúcidos en las decisiones y que los jugadores también tienen sus baches de juego. El preparador colchonero sabe que, dentro de su estilo, pueden jugar mejor de lo que lo han hecho en algunos partidos. Y por decirlo no pasa nada. Pero la exigencia no debe estar reñida con el reconocimiento de los méritos y las virtudes acumuladas, que son muchas.

Llegará el día que tanto desean algunos. El día en que Simeone se vaya. Entonces vendrá otro y será el momento de comprobar si logra los números de esta etapa y qué método emplea para conseguirlo. Si hay alguien que sea capaz de mejorar lo que está haciendo El Cholo, será una gran noticia para el Atleti. Pero ante la incógnita de lo que nos depare el futuro, les aconsejo que disfruten del presente. El cholismo sigue muy vivo.

CTXT necesita un arreglo de chapa y pintura. Mejorar el diseño, la usabilidad… convertir nuestra revista en un medio más accesible. Con tu donación lo haremos posible este año. A cambio, tendrás acceso gratuito a El...

Este artículo es exclusivo para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí

Autor >

Ricardo Uribarri

Periodista. Empezó a cubrir la información del Atleti hace más de 20 años y ha pasado por medios como Claro, Radio 16, Época, Vía Digital, Marca y Bez. Actualmente colabora con XL Semanal y se quita el mono de micrófono en Onda Madrid.

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí