1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

  272. Número 272 · Mayo 2021

  273. Número 273 · Junio 2021

  274. Número 274 · Julio 2021

  275. Número 275 · Agosto 2021

  276. Número 276 · Septiembre 2021

  277. Número 277 · Octubre 2021

  278. Número 278 · Noviembre 2021

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

Procesando la investidura (III)

155 Monedas/Elecciones

Puigde ha salido reforzado por la publicación de su chat con el conseller Comín. Ha quedado claro que él no es el traidor, sino ERC, que le ha traicionado. El traicionado, el sufridor, mola

Guillem Martínez Barclona , 1/02/2018

<p>Carles Puigdemont.</p>

Carles Puigdemont.

Luis Grañena

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

CTXT está produciendo el documental 'La izquierda en la era Trump'. Haz tu donación y conviértete en coproductor. Tendrás acceso gratuito a El Saloncito durante un mes. Puedes ver el tráiler en este enlace y donar aquí.

1- Bueno. Guerra total. Estaba prevista. Como la WWI. Lo que, como en aquella ocasión, no quita el susto. En este caso, las pequeñas guerras balcánicas que han precedido a esta WWI procesista eran a puerta cerrada. Se iniciaron con las presiones de Mas para hacer una lista conjunta con ERC, en 2015. Tenían que ser a puerta cerrada por fuerza, pues en esa primera guerra participaron ANC, Òmnium y los medios públicos y concertados, todos al servicio del Kaiser, fijando lo que era patriotismo y traición. Vamos, que si te quejabas en público de la apisonadora, quedabas como un antipatriota y un traidor. Las batallitas siguieron con lo del referèndum. Sinopsis: ese regalo envenenado del independentismo no-procesista fue recogido, en solitario, por Puigde. El golpe de genialidad de Puigde fue entregárselo a Junqueras. Y el hecho incomprensible de Junqueras, aceptarlo. Nadie, salvo una parte importante de la sociedad, tenía la voluntad de hacer realidad ese referéndum, como se puso de manifiesto con la ausencia de gestión del 1-O. Lo que supuso encontronazos continuados entre PDeCAT y ERC. A puerta cerrada, para no ser antipatriota o traidor. Y para que no trascendiera que todo ese embolado carecía de voluntad por parte de ninguno de esos partidos. El III Acto del Procés ha sido, en fin, una timba descomunal de Chicken Game. En el que nadie era libre de verbalizar externamente lo verbalizado internamente. Que todo era un Chicken Game, un proceso por la hegemonía del postcatalanismo, en el que nadie podía explicitar –o al menos, no en primer lugar– que todo era humo. Estaba previsto que se dieran para el pelo, por todo lo alto, después de guardar las apariencias hasta la investidura de un presi. Es decir, hasta haber descartado a Puigde como presi. Ha empezado antes. Hola. Bienvenidos a Procesando la Investidura. Si el procés fuera la Biblia, esto ya estaría por el final/el Apocalipsis. Ese texto, por otra parte, incomprensible.

2- Arturo Puente y Neus Tomàs han reconstruido en eldiario.es las últimas horas antes del raje de Torrent/ERC. Perlas: a) varias reuniones telemáticas, que las partes explican con diferente trama y tesis, b) la CUP, por ahí en medio, pidiendo a papá y mamá que no se peleen, c) una ERC descabezada, con Marta Rovira en modo off, que no puede acordar nada con criterios ejecutivos, d) un JxC vertical y centralizado en muy pocos nombres –y, me temo, mal asesorados e informados; hasta ahora ha sido así, al menos–, que no ofreció ninguna información sobre el discurso presidencial –llegó uno a las tantas de la madrugada del martes, por cierto; por lo visto, más que un discurso era un esquema, escrito, me dicen, dentro de la corriente estilística del gran pensador chino clásico Ni-fu-Ni-fa-, sobre quién lo leería, sobre si, ya puestos, vendría o no Puigde, sobre la composición del Govern, ni –tachán-tachán– sobre el programa del Govern. "Sabemos lo que hacer, confiad en nosotros", fue la respuesta a todo, por parte de los chicos y la chica JxC. Lo que es, de hecho, la respuesta procesista a todo desde 2012. Hasta ahora, y como bien sabe ERC, que también ha utilizado ese recurso a lo bestia, significaba "estamos en pelota picada, pero si lo dices no eres patriota y eres traidor". El punto e), de traca. Ahí va. Antes de comunicar que no había pleno, Torrent llamó a Puigde para ponerle al día. En cinco ocasiones. Puigde no le contestó, alegando después que no reconoció el número entrante, algo divertido si se supone que vas a ser presi deslocalizado en el Benelux/las Quimbambas. Por lo visto f), el elemento que, definitivamente conformó el factor gota-que-colma-el-vaso, fue la petición de amparo formulada por Puigde a Torrent, que fue interpretada por Torrent, no como un haiku, sino como lo que era. Una presión pública. Las presiones públicas son, en fin, las fichas del Chicken Game.

3- El raje de Torrent/ERC se puede interpretar, por tanto, como una salida –no necesariamente definitiva– de la partida de Chicken Game. ERC tiene un proyecto propio, por lo que debe dejar esa timba. El proyecto pasaría por dejar de ir a la cárcel, directamente y sin pasar por la casilla algún-tipo-de-resultado-efectivo. Rebajar la tensión. Votar un presi de JxC, e ir tirando millas. Cambiar el discurso de las prisas por uno de medio-largo plazo. El usuario del procesismo tragaría –hasta ahora, al menos, lo ha tragado todo; se tragó hasta esa Capilla Sixtina del fake que fue lo del 27-O, que se dice rápido–. La pega a todo ello es que ERC no domina el marco. Lo domina Puigde. Puigde, y con él ANC, Òmnium –que está como pocho– y la Bruc-nete, pueden, con esa actitud de ERC, ganar, definitivamente, la partida de Chicken Game. Y, después, de Chicken a Chicken / y tiro porque me toca.

Sometida a determinada presión y temperatura del marco patriota/traidor, ERC puede entrar en la órbita de JXC. O, incluso, en sus siglas. Con eso, el procesismo no aumenta su mayoría social, pero sí que la aumentaría JxC

4- ¿Cuál es el proyecto de JxC? El proyecto de JxC es comerse con patatas al PDeCAT y a ERC. Del PDeCAT, de hecho, sólo queda la raspa. Por genialidad de –los restos de– la dirección, en JxC sólo hay 13 dipus del PDeCAT. Ninguno de ellos es Nobel de Química. Sometida a determinada presión y temperatura del marco patriota/traidor, ERC puede entrar en la órbita de JXC. O, incluso, en sus siglas. Con eso, el procesismo no aumenta su mayoría social –que sería la misma o, tal vez, menos–, pero sí que la aumentaría JxC. En caso de que ERC, por otra parte, no entrara en el juego, pasaría a ser un rival poco peligroso en las próximas elecciones. Lo que indica que el proyecto de JxC pasa por unas nuevas elecciones. Se puede llegar a ellas, por otra parte, con relativa facilidad.

5- Sí, no hay precedentes ni jurisprudencia para el cacao en el que se/le ha metido el Parlament. Salvo que estilicemos y depuremos los precedentes y la jurisprudencia. En ese caso aparece un precedente y una jurisprudencia. El Tamayazo. En aquella ocasión, recuerden, la presidencia de la Asamblea de Madrid convocó un pleno de investidura, que finalmente no llegó a realizarse. Por, nada, un problema de corrupción estructural. Ante el vacío, el Consejo de Estado emitió que, una vez se constata que no va a haber ninguna investidura, deben realizarse elecciones en el plazo oportuno, partiendo de la fecha del pleno convocado pero no realizado. En Cat, ese pleno mangui fue el 30-E, por lo que las elecciones deberían convocarse el 30-M. O así. Las elecciones serían efectivas 54 días después. En total, un porrón más de 155 days. Es fácil o, al menos, posible, llegar a esa fecha sin otra convocatoria de investidura.

6- Por otra parte, el TC admitirá –o, menos probable, no admitirá; si no lo admite, pues nada, Puigde candidato–- el recurso del Gobierno a que haya un candidato a presi telemático, en febrero. La sentencia, a su vez, estaría en el mercado en marzo. Lo que otorga, si así se quiere –me temo que se quiere– ciertos días libres en la búsqueda de presi en Cat. Con lo que el plazo hasta el 30-M ganaría relajo.

7- Y, por otra parte, ha trascendido que el TS piensa ya presentar su paquete en marzo. Los cargos sería malversación, sedición y rebelión. Este último se equipara –como casi todo, como casi siempre– al de terrorismo. Con lo que los imputados serían inhabilitados en un zas. Los consellers en libertad, el encarcelado, los líderes de asociaciones, Junqueras. Y Puigde, que ya no podría ser candidato. No a menos que quiera liarla. Algo poco probable, si pensamos que, cuando pudieron liarla –el 27-O– no la liaron. ¿Pueden liarla ahora, no por la indepe, sino por el cargo de presi autonómico? Diría que no. Si bien son menos estables que un mentos en una botella de tu refresco de cola favorito. En todo caso, ese final político de Puigde sería la mejor campaña electoral para el destapado/a de JxC en las elecciones a convocar pocos días después, el 30-M. 

8- El sufrimiento, en fin, mola en Cat. El sufrimiento es de patriotas y no es de traidores. El sufrimiento es un marco cat tan barroco y codificado que empieza a ser necesaria la creación de estudios sobre sufrimientología. El sufrimiento, en fin, es algo contradictorio y difícil de explicar a un marciano, que o lo entendería o se iría a su planeta. Por lo que, ahora que caigo, explicarlo igual explica un poco lo que pasará hasta el 30-M. No se pierdan los puntos 9 y 10.

9- Puigde, por ejemplo, ha salido reforzado por la publicación de su chat con el Conseller Comín. Ha quedado claro que él no es el traidor, sino ERC, que le ha traicionado. El traicionado, el sufridor, mola. 

10- Mola –en lo que es un indicio de lo que podría llegar a pasar– ir a la cárcel. Paradójicamente, una vez estás en la cárcel, importa un pito lo que hagas para salir de ella. Salvo Junqueras, un caso meritorio y admirable –algo normal en un preso político, pero exótico en procesismo–, el resto de presos se ha desdicho, ha abjurado, se ha humillado o, incluso, ha acusado a subalternos, o ha colaborado con información a los Hombres G, utilizada, como mínimo, en registros. Hay presión social y épica inaudita en el target procesista para que sus líderes vayan al trullo –yo, en fin, si fuera líder procesista estaría más mosca al respecto que un pavo en navidades. Y una ausencia absoluta de reparo ético y político ante lo que hagan una vez entran allí. Se les defiende, en tanto deben de hacer todo lo posible para salir de la cárcel, mientras que hacer todo lo posible para no entrar en ella no es sufrimiento/patriotismo/fidelidad. Me explican, incluso, que algunos de los líderes de ERC implicados en las futuras tomas de decisiones han recibido, por parte de su entorno familiar, su total apoyo ante el hecho de que vayan al trullo. Es decir, han recibido presión al respecto. Una madre espartana, en fin, presionaba a su hijo cuando le decía “vuelve con el escudo o encima de él”. Una madre ateniense era más cachonda: “Hijo, escaquéate del marrón. ¿Tas quedao con hambre? ¿Te frío un huevo?”. Humm. Ahora que lo pienso, esas dos madres conviven, en el procesismo, en una sola. Espartana cuando estás libre. Ateniense cuando ya no es necesario. Sí, es una patología, una locura social.

11- Para acabarlo de liar, en esta emisión de nada, detecto cierta voluntad de desobediencia. Exempla: el 30-E, los chicos y chicas PDeCAT estaban dispuestos, creo, a votar a Puigde. Es decir, a la inhabilitación o al trullo –ojo, si le da por ahí al juez, rebelión, delito continuado, 30 años; y porque no hay galeras; no las hay ¿no? ¿no? ¿no?. Al menos, dos líderes del PDeCAT ese día se despidieron de su familia, a la que tal vez no verían por la noche para las próximas tres décadas. Hablé, por cierto con algún dipu JxC, que no estaba al corriente de ese posible giro en su biografía. Es decir, que JxC sigue sin informar a sus afectados. Lo que es éticamente reprobable. Haría reír, si no hiciera llorar.

Esto va de power para las siguientes décadas, me temo. Los partidos implicados, en fin, no se juegan el curro de los próximos meses,  sino su futuro. Su existencia. Su pan. Por lo que esto será a muerte

12- Bueno. Pues ahí estamos. Elecciones con una ERC fuera del marco de lo confortable. O, menos probable, pero no descartable, votación de un presi que no llegará al cargo, desobediencia y trullo. No a cambio de la indepe de la que se escaquearon por todo lo alto en octubre. Sino de un presi autonómico en las siguientes elecciones. Desproporcionado. Esto va de power para las siguientes décadas, me temo. Los partidos implicados, en fin, no se juegan el curro de los próximos meses, sino su futuro. Su existencia. Su pan. Por lo que esto será a muerte. 

13- Sobre el hecho de que la indepe no está en la agenda. Hubo varias ocasiones de acercarse a ella –la primera y más plausible en 2012; la última, que acabó en ridículo internacional y éxito local a tutiplén y con acopio de sufrimiento, en 2017. Creo que ha perdido crédito internacional. Tal vez de manera definitiva. O por años. O, lo que es lo mismo, la batalla del prestigio la ha ganado el Estado. Me temo que por ausencia de contrincante. Que un Estado que ha invertido en este conflicto silencio, penalización de la política y 85 millones de euros en policía gane prestigio no es una buena noticia. No se pierdan, en ese sentido, el punto 14 y 15. 

14- The Economist Intelligence Unit's Democracy Index, un cacharro sexy de The Economist –medio liberal, es decir, de un liberalismo que no existe en el sur, culto, antiestatalista y sensible a los derechos y libertades– ha publicado su informe sobre evaluación de Estados democráticos. Es un informe prestigioso. El año pasado, por ejemplo, el rey lo citó en Davos –¿qué hace un Jefe de Estado no electo en Davos, en vez de comer sopa?–. Pues bien, este año ha rebajado la calidad democrática del Estado Español 0,22 puntos. Por la cosa cat. Vamos, que no ha entrado en la cosa raperos/titiriteros/ley mordaza. Sólo Malta –un Estado en el que se mata a periodistas– supera a Esp en malas notas –y no mucho; baja un 0,24. De los cuatro niveles de Estado democrático, Esp se está apeando hacia el tercero.

15- ¿Es espectacular? Sí. Pero no lo es su recepción. No son buenos tiempos para la Democracia. La Democracia ateniense duró 80 años. Era fascinante. Se sometía a democracia más aspectos que esta mañana a primera hora. Se sometía a democracia la justicia, por ejemplo. La Europea post-45 parece que ha durado menos en su forma original, el bienestar. La media ha bajado, lo que resta espectacularidad, parece ser, en la percepción de bajones puntuales. Por otra parte, Esp está recibiendo una no-percepción un tanto preferente. Timmermans, interrogado por la nota de Esp en el Parlamento Europeo, ha explicado que "en el caso de Esp, la comisión no tiene ninguna crítica sobre el Estado de Derecho, su sistema democrático y la implicación de derechos humanos". Vamos, que esto es Jauja. Y, además, hay paella. También ha agregado que "hay que luchar contra el renacimiento de los nacionalismos". Vamos, que sólo son nacionalismos cuando no disponen de Estado. Con Estado, el nacionalismo me pega lo normal. 

16- Bueno, aquí acaba esta nueva entrega de a dónde llega la negación de la política. Es decir, del conflicto. En el Estado, a través de la utilización de la Justicia. En Cat, a través de la utilización, a falta de otra cosa, de la propaganda. Estamos solos. Socorro.

 

CTXT está produciendo el documental 'La izquierda en la era Trump'. Haz tu donación y conviértete en coproductor. Tendrás acceso gratuito a El Saloncito durante un mes.

Este artículo es exclusivo para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí

Autor >

Guillem Martínez

Es autor de 'CT o la cultura de la Transición. Crítica a 35 años de cultura española' (Debolsillo), de '57 días en Piolín' de la colección Contextos (CTXT/Lengua de Trapo) y de 'Caja de brujas', de la misma colección. Su último libro es 'Los Domingos', una selección de sus artículos dominicales (Anagrama).

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

12 comentario(s)

¿Quieres decir algo? + Déjanos un comentario

  1. Frank

    Su comentario del punto 14 resulta bastante tendencioso si se comprueban los datos de ese índice construido por The Economist https://www.eiu.com/topic/democracy-index

    Hace 3 años 9 meses

  2. Dr. Sugranes

    barato, muy barato le ha salido al gobierno Esp en el EIU Democracy index el fiestón, y eso es muy malo para todos, Cat, Esp y resto de homínidos

    Hace 3 años 9 meses

  3. Molloy

    Más propaganda y sentimentalismo (palabras con las que Guillem definió acertadísimamente el procés)...

    Hace 3 años 9 meses

  4. disiento

    Soprendente que aquí, alguien cite como fuente autorizada de algo a "El País".

    Hace 3 años 9 meses

  5. Poyo

    Puigdemont aparte de un traidor con sus paisanos, que le importan una merda y le da igual que se joroben o no ,es un traidor con el Estado,las instituciones, la Constitución y según revela hoy el diario el País tenía preparado continuar el caos con un proceso constituyente.A Puigdemont y sus seguidores no les podrán estudiar ni los periódicos, ni la ciencia política son un caso para estudio en las escuelas de psiquiatría....

    Hace 3 años 9 meses

  6. Sergio B

    Usted esta solo en su ignorancia. Se empena, como buen espanol, en achacar el independentismo a partidos que nunca han sido independentistas en lugar de entender que es una cosa de la sociedad catalana que dichos partidos intentan surfear, no con demasiado exito. Su analisis, falla por la base y es completamente inutil.

    Hace 3 años 9 meses

  7. Hanna

    Unas líneas y lo dejamos, ¿vale, Hanna? Y tal cual suponía, imposible seguir. Pero ni por contenido ni por expresión, tal que solía decirles a los más 'listos' de mis "peZqueñines" de bachiller. ¿Por qué se escriben cosas como esta, piensa, querida? ¿Porque el españolista tiene hambre y se come con patatas cuanto le echan? De DE ser eso (duda, no certeza, porque también caben defectos de fábrica. Nota. El captcha da problemas

    Hace 3 años 9 meses

  8. Ramón

    Creo Martínez yerra en su análisis demasiado forzado por su empeño en mantener una ¿necesaria? equidistancia. ERC por fin parece a soltar el lastre de Puchipuchi, que tan caro les ha costado, aun a riesgo de perder a corto plazo el juego del "Chicken Game" saben que a larga el indenpendentismo catalán traga con todo y que ahora tienen la oportunidad de crear una nueva mitología que estudiar en las escuelas, la de los cobardes que huyeron y la de los valientes que se sacrificaron por la llibertat del popla. De todas formas es una pena porque al final lo cierto es que también lo hacen por miedo, se cagan delante de un juez, es lo que hay, del "President, posi las urnes" al "Soy abuela, por favor, no quiero ir a prisión", por ejemplo. Da igual, al final serán astutos héroes mitológicos que engañaron a la pérfida Ñ. Bueno, a lo que iba, que ERC da por amortizado al «president a l'exili» y saben que tocará remar un poco más para lo suyo, mientras tanto se habrán cepillado a CiU, PDeCAT y hasta a las CUP.

    Hace 3 años 9 meses

  9. Roi

    El párrafo 14 no es verdad. España sigue siendo el numero 19 de 167 Estados analizados en ese ranking (por delante de EEUU, Francia o Italia, por ejemplo). Dejo el link de la fuente para que lo compruebe y lo corrija. http://pages.eiu.com/rs/753-RIQ-438/images/Democracy_Index_2017.pdf?mkt_tok=eyJpIjoiWkRKbU1HWmxNVEUwTW1FdyIsInQiOiJPdlltVFV0blFRQzZNVERCZHhVeitZRElmUGplOHh3NWs1d2wzVzdRS1JvNU1kVmUxQVRESU9LbEVSOVwvR1F4aG1PV1NlS0ZZcng4NzBcLzVNZ09JOUxiZU5TTEVPekVHayttOTRqQkQ5TkNzWGNtRlowQTZ0UzlUK0pDdm9PVGlcLyJ9

    Hace 3 años 9 meses

  10. ; )

    El barroquismo es ya intolerable. Ya que Guillem es el mejor analista de esta "cosa" sus frases ya hegelianas indican algo... ¿pero qué? Más procesisme, icí: <a href="https://blogs.20minutos.es/veinte-segundos/">https://blogs.20minutos.es/veinte-segundos/</a> https://blogs.20minutos.es/veinte-segundos

    Hace 3 años 9 meses

  11. Emilio

    Sobran como el 80% de las comas. No hay, dicho sea, - o no, quien sabe - que lo lea. Que alguien lo revise, por favor.

    Hace 3 años 9 meses

  12. Pepe moncho

    socorro!!!!!..... me preocupa y mucho toda la envoltura de "por encima de todo fe en el mando".......proyectada desde el de social cristianismo...... en un lado ,porque en el otro me asusta eso de "ahora vais a saber lo que vale un peine" proyectada dese el santiago y cierra España.............socorro!!!!!

    Hace 3 años 9 meses

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí