1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

  272. Número 272 · Mayo 2021

  273. Número 273 · Junio 2021

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

Procesando la campaña (III)

El procés gana el Premio Lakoff

El Procesismo está en su salsa. Sentimentalismo, visualización de martirio, sufrimiento y, en esta edición, admisión de la consti y del 155, y rechazo de la unilateralidad. En estas elecciones defenderá, como en el 77, el autogobierno

Guillem Martínez 6/12/2017

<p>Carles Puigdemont, el 2 de diciembre, en Amberes.</p>

Carles Puigdemont, el 2 de diciembre, en Amberes.

RTVE

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

1- Estamos en campaña. Esta sección con chorrocientos títulos va explicando lo que va pasando, es decir, lo va también organizando, de manera que me sale que el Procés es, básicamente, un proceso electoral, una campaña XXL y non-stop, algo parecido a la democracia continua, si la democracia, snif, fuera votar. Aún así, le he cambiado el título a la cosa. Hola. Bienvenidos a Procesando la Campaña. Si le gustó Procesando el Procés, la Cosa, el Caso, el Trile, el Raje o la Implosión, les gustará procesando la Campaña.

2- Esto, en fin, no implosionará más, me temo. Lakoff explica que los marcos creados por un sistema propagandístico crean una red neuronal, y que, en caso de que la realidad no se ajuste a los marcos, es posible, al menos por un tiempo, que la red neuronal de las narices siga existiendo a su bola, de manera autónoma a la realidad. El cerebro, en fin y como decían los antiguos, no piensa, sino que actúa. Puede ser. A mi, al menos, me pasa eso con los ligueros, que me ocupan varios kilos de neuronas y del aparato digestivo, incluso 359 años después de haber visto uno. Anyway. Si eso es así, si una red neuronal creada a través de mensajes puede permanecer inalterada cuando la realidad envía a paseo los mensajes, el Procés se merece un Lakoff Awards. Ha creado un marco inalterable y eléctrico, que se ha comido con patatas todo lo que no ha encajado en su discurso: el fin del Bienestar --casi nada, la forma de democracia en Europa--, la austeridad, el caso Pujol, el caso Palau, el caso 3%, chorrocientas promesas omitidas, chorrocientas hojas de ruta para la indepe en un plis-plas que no se han llevado a cabo, estructuras de Estado no creadas, una DUI que no lo era, y el raje generalizado de todos los artistas de la pista involucrados en todo ello, que de una manera u otra han reconocido que no había nada dentro del almendruco, y acatado el 155. Plas-plas-plas. Unos genios.

3-Bueno. Les pongo al día. Empezamos por el siglo XIII. La Generalitat ha devuelto las piezas de arte románico de Sijena, que reclamaba el Gobierno de Aragón. Eso, mola. Si no peligra su existencia --que no era el caso-, lo de Sijena debe estar en Sijena, como el Partenón debe estar en Atenas, o el Guernica en New York. Lo llamativo de la devolución es que la ha hecho la Gene intervenida, a través del 155. Es decir, se ha aplicado el 155 para un negociado no previsto por el 155. Lo que orienta al hecho de que el 155 es un negociado no previsto. Es la supresión del autogobierno en más ámbitos que los señalados. Es decir, en todos. Y durante mucho tiempo. El Gobierno, al menos, ha advertido que intervendrá siempre que vea una actitud en el Govern sensible de ello. Vamos, que siempre existirá, siempre habrá actitudes que lo justifiquen. Y no sólo necesariamente en Cat. El 155, la capacidad de intervenir una descentralización administrativa --la Gene o Murcia son eso; aquí abajo, de federalismo, poco--, ha venido a quedarse. Es un nuevo animal de compañía en todo esto a lo que llamamos R'78, y que desde la reforma consti exprés, ya no es R'78. El pacto del 78 --sus damos Bienestar y nos quedamos con el resto--, ya no existe. Pásalo. La cosa Cat es una de las consecuencias de todo ello.

4- Els Comuns y Podemos, por cierto, ha anunciado que interpondrá recurso al 155 en el TC. Si bien es una construcción intelectualmente costosa, sorprende lo que han tardado en anunciarlo. No creo que ello ilustre desinterés, sino sign of the time. Cierta percepción de que el Gobierno es inapelable, de que la máquina que gestiona --el Estado--, va a su bola y velocidad, y que no hay por donde meterle un palo. El Estado es como el Madrid de Hugo Sánchez, aquel jugador tan mangui y chulo del que no valía la pena defenderse. Sorprende también --y, posiblemente, ilustra lo mismo-- el hecho de que el Govern, antes de desaparecer del mapa en la noche del 27O, no organizara un recurso ante el TC por el 155, testimonial, improvisado, rapidito. Sí, hubiera reconocido con ello que, por lo tanto, no era república. Pero, al fin y al cabo, lo ha acabado haciendo al reconocer el 155, unas semanas más tarde, reconociendo con ello también que carecía de planificación y ganas para proclamar una república, esa cosa tan bella, tan seria y que, por aquí abajo iba unido, hasta el 27O, al concepto honestidad republicana.

El pacto del 78 --sus damos Bienestar y nos quedamos con el resto--, ya no existe. Pásalo. La cosa Cat es una de las consecuencias de todo ello

5- Por lo demás, se va sabiendo más de la huida, a Bélgica o al trullo, del Govern. Mayka Navarro, en La Vanguardia, ha reconstruido algunos pormenores de las últimas horas del Govern. El 27O no sabían qué hacer. Hala. El 28O, Puigdemont se plantea pirarse. El 29O se decide que, por razones legales, el pire sea a Bélgica. No hubo, al parecer, más épica y programa. Los posteriores discursos que hacen de esa huida un sentido y una lógica, igual nacieron aprovechando la red neuronal esa, que sigue intacta cuando todo se va a paseo. Es importante saber, en todo caso, que el destino depara algo importante a esa huida. Al menos desde que el TS ha decidido anular la orden europea de detención emitida A Puigdemont. No se pierdan el punto 6. Está hecho con un ingrediente mágico. El amor. Acabo de releer esta línea. Creo que voy a vomitar.

6- Esa orden es un regalo envenenado. Pero aún no se sabe para quién. La retirada de la orden permite a Puigde la total libertad de movimientos en cualquier Estado del mundo. Salvo en el favorito de la Divina Providencia. No puede volver. Si vuelve, será detenido. Puigde en primera instancia, puede realizar mítines en Perpinyà, que serían retransmitidos en directo a los de la red neuronal. En Perpinyà, por otra parte, tendría un trato más fluido, incluso frecuente, con sus usuarios. Exemplum: esta semana se monta una mani masiva pro-Puigde en Bruselas, a la que se puede ir en charter --400 pepinos--, en autobús --125--, o en coche --unos 300--. Al parecer se han suspendido vuelos y los buses no están todos llenos. Sí, el Procesismo es horizontal. Pero no tanto. Eso no pasaría si la peregrinación fuera a Perpinyà. Rayos, he dicho tres veces Perpinyà en un mismo párrafo, algo que no pasa ni en Perpinyà. En Perpinyà --hala, otra vez-- Puigde puede elaborar, por tanto, algún tipo de estructura estable de una Gene en el exilio, próxima a Cat. No sé. Para lo que necesitaría, no obstante, una pasta que no tiene, y una victoria electoral del Procesismo el 21D, que aún no ha obtenido. Es decir, que situarse en Perpinyà --¿qué me está pasando, mamá?-- puede ser un acicate para esa victoria. En todo caso, parece ser que tampoco dispondrá de una estancia eterna en el exterior. La retirada de la orden de detención, también reposa en el supuesto de que tanto Puigdemont como los Consellers belgas mostraron su disposición a declarar en el TS. Vamos, que en otra orden de detención próxima, se puede constatar que no han venido a declarar, lo que podría facilitar la extradición. La retirada de la orden, por otra parte, obedece a esta lógica. Esta lógica: ante la posibilidad, en verdad verosímil, de que la Justicia belga redujera o anulara los delitos detallados por la justicia esp, se ha optado por pasar del peluquín. Vamos, que Leviatán está cachondo, y no quiere rebajas. Algo que, en el futuro, puede afearle.

7- Es más, Leviatán quiere lo contrario a unas rebajas, que no sé como se dice. ¿Encarecimiento? Quizás eso es lo que ilustra la política de concesión o denegación de fianzas a los Consellers detenidos y a los Jordis. A partir de ellas, se está construyendo un escalafón. Es decir, una organización delictiva piramidal. Se está construyendo algo que, me temo, no existe. Una banda con diversos líderes escalonados, y un plan malvado para dominar el mundo donde sólo había, además de --y esto es muy importante-- un problema político con el que no se ha dialogado, sentimentalismo, ganas de sobrevivir electoralmente, declaraciones ante alcachofas e inoperancia. Por lo que se ve, en la cúspide de esa Spektra Cat está Junqueras y Forn. Y, claro, Puigde. Se está construyendo un golpe de Estado, una estructura de poder y unos planes peligrosos donde sólo había redes neuronales --en ocasiones, más que neuronas-- y una cultura política similar a la española. Es decir, escasa. Se está construyendo, en fin, un juicio del 23F.

Se está construyendo un golpe de Estado, una estructura de poder y unos planes peligrosos donde sólo había redes neuronales, en ocasiones, más que neuronas, y una cultura política similar a la española

8- ¿El Procés es un 23F? No. Son redes neuronales, e improvisación para fabricar un objeto con el que negociar con el Estado un pacto fiscal y el reconocimiento de nación. Al subir varias tallas al enemigo, el Estado se fabrica una dignidad y una épica que no ha tenido. Y renueva su espectro de posibilidades en esta crisis de régimen. Es importante saber, glups, que la descripción que está adquiriendo el delito de sedición, que parece que será el llenapistas del juicio a ese 23F que amenazó la democracia y que el rey detuvo con un discurso que bla-bla-bla, la sedición es aquello que, por ejemplo, practica la PAH al evitar desahucios. El Estado no está cazando moscas a cañonazos. Me temo que tiene encarceladas a varias moscas de manera abusiva y con criterios políticos. Pero a partir de la represión a esas personas que carecían de un plan serio --o, incluso, humorístico-- para proclamar un Estado, se está reprimiendo otras opciones de protesta y de transformación de la realidad, menos sustentadas en redes neuronales/pesos moscas. El Estado posee cañones, claro. Y los apunta hacia moscas. Pero es que detrás de ellas, en el horizonte, hay cosas verdaderamente peligrosas para un Estado especializado en el pago de deuda.

9- Para los no consumidores de redes neuronales procesistas, es importante saber que los consellers del PDeCAT y de ERC que el pasado viernes fueron a declarar al Supremo, gastaron lógicas defensivas diferentes. PDeCAT respondió a preguntas de fiscalía, mientras que ERC, pues no. Se podría pensar que ERC fue más épica, pero en realidad fueron más allá, sin necesidad de fiscalía, en su abrazo del 155. También es importante saber que la no concesión de fianza a Junqueras y Forn se explica en el hecho de que su abrazo al 155 no fue sincero, por lo que puede ser reversible. Es decir, se sustenta, otra vez, en actitudes. En tratar al acusado como un menor de edad, irresponsable y, por lo mismo, con menos derechos. Lo que viene siendo un preso político de toda la vida, vamos. Otra cosa importante. El día de las declaraciones, tanto Puigde como Mas declararon en redes que los Consellers debían decir lo que fuera, a cambio de salir del trullo. Algo que, sin duda, desactivó lo que decían. O Puigde y Mas no quieren que salgan del trullo, o --más probable--, estuvieron asesorados con el XXXX, y pensaron antes en fortalecer una red neuronal que en facilitar la vida a sus comunes.

10- Ya han aparecido las primeras encuestas para el 21D. No son fiables, pues las percepciones son, desde septiembre líquidas y dadas a la épica y a la opereta. No obstante, parecen apuntar que el procesismo ganaría. Es decir, ganaría algo que no tiene que ver, al parecer, con la consecución de mayor autogobierno, o con la consecución de la indepe. Lo que es la monda. El pack indepe estaría, según esos sondeos, a un escaño de la mayoría absoluta Es decir, baja, pero poco/que le quiten lo bailao. El partido más votado, con el 22% es, evidentemente en este contexto, un partido nacionalista. Concretamente, Ciutadans. La segunda consecuencia de este Procés guiado por cracks --la primera es el 155--, es la admisión en la sociedad cat de ese objeto, hasta hace poco improbable, llamado nacionalismo esp. Esto, glups, va a ser la juega de la banderita. Otro dato llamativo, Junts per Catalunya, la lista de Puigde, está subiendo como la espuma. La espuma que sube, se entiende. De una manera u otra, acabará chuleando a ERC, la presumible vencedora en los comicios. A todos aquellos que defendían que el Procés era el final de CDC, del 3%, del nacionalismo cutre, de la derecha y de la corrupción, que vengan mañana a las 12 am al Boadas, que les invito a una copa a cambio de que me vean llorar de risa. Más datos: el PP baja y se convierte en un partido --aún más-- residual. O, lo que es lo mismo, al PP, ese partido no residual en el Estado, sólo le importa el problema cat para ganar votos en el Estado. Lo que apunta a que la solución a la cosa cat no es para mañana.

11- Importante: las dos listas Procesistas, subsector indeed / como para una boda --ERC y JxC/PDeCAT-- son listas desactivadas. Vamos, integran a detenidos y personas pendientes de juicio que, o no acudirán al Parlament, o no lo harán toda la legislatura. La del PDeCAT es rica, incluso, en no políticos, o personas con poca o ninguna experiencia en la gestión pública, o en la solución de conflictos políticos. La primera persona de entidad política, o intelectual, o del gremio, está en el número 10. Se trata de Elsa Artadi, la gran figura de futuro del PDeCAT, que ha subido puntos y prestigio rápidamente, gracias a todo ese cúmulo de cosas raras e inexplicables que es el verticalismo procesista, y que tan grandes ideólogos ha dado al mundo. Ambas dos son listas, en fin, muy acertadas para continuar con el Procés, entendido como red neuronal que no precisa confirmación real.

12- Una campaña con 155 es algo enrarecido. La Junta Electoral ha prohibido el uso de lacitos amarillos en TV3 --el lazo amarillo es una muestra de solidaridad con los Jordis; se ven mucho por Barcelona pero, puedo asegurarlo, no en el metro a las 6 am. También ha prohibido al Ajuntament, por lo mismo, alumbrado navideño amarillo, o iluminar de amarillo unas fuentes. En esta progresión, dentro de poco iniciará una campaña de exterminio de canarios. A su vez, Òmnium ha iniciado una campaña pidiendo a la ciudadanía que lleve, un día determinado a la semana, alguna prenda amarilla, que no sea ropa interior del día anterior, supongo.

También ha prohibido al Ajuntament, por lo mismo, alumbrado navideño amarillo, o iluminar de amarillo unas fuentes. En esta progresión, dentro de poco iniciará una campaña de exterminio de canarios

13- El Procesismo está en su salsa. Sentimentalismo, visualización de martirio, sufrimiento y, esa edición, admisión de la consti y del 155, y rechazo de la unilateralidad. En estas elecciones defenderá, como en el 77, el autogobierno. Con la misma red neuronal que en las anteriores. A su vez, el Estado está en su salsa, salvando Esp, Cat y una parte de Beni de un 23F apocalíptico, y ampliando las posibilidades de represión. ¿Qué puede salir mal -para nosotros, quiero decir-?

14- Ya les iré diciendo, pero esto va de bloques. EL pack Procesismo es uno. C's y PP es otro. PSC, otro --en Ferraz, por cierto, ya se ha comunicado al PSC que jamás gobernará con ERC; un Govern ERC, PSC y Comuns podía haber sido una opción; no lo será. Comuns, a su vez, parece ser el sparring de los dos bloques. Estamos creando un abanico político de bloques, en una sociedad que, al menos hasta hace poco, no estaba compartimentada en bloques. Está costando construir una sociedad Lego. Pero si nos esforzamos un poco más, lo conseguiremos, me temo.

15- Gracias a todo el mundo que se ha interesado por mis cervicales y, en ese trance, me ha enviado una paletilla. Ya estoy bien, por cierto. Por lo demás: socorro. 

Autor >

Guillem Martínez

Es autor de 'CT o la cultura de la Transición. Crítica a 35 años de cultura española' (Debolsillo), de '57 días en Piolín' de la colección Contextos (CTXT/Lengua de Trapo) y de 'Caja de brujas', de la misma colección.

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

12 comentario(s)

¿Quieres decir algo? + Déjanos un comentario

  1. Marina

    Sr. @Guillemmartnez, sus artículos/series sobre son un lujazo periodístico aunque al principio cueste un poco seguir "innovadora construcción del los relatos". A estas altura ya tod@s estamos informadas de los errores y chapuzas del procés, no obstante el "procés" nace como respuesta/consecuencia a una monumental crisis de Régimen, que en mi opinión es mucho más importante porque es el origen de los problemas actuales. Le agradecería que nos ilustrara con una serie repasando los errores/chapuzas de la banda del 78, gracias

    Hace 3 años 6 meses

  2. Molloy

    Con tanto humo a uno solo le queda preguntarse: Is there anybody out there?

    Hace 3 años 6 meses

  3. pepa

    Vaya tela con los elefantes. Entre los de éstos y el blanco del 23F, vamos listos.

    Hace 3 años 6 meses

  4. MMG

    No soy muy dado a comentar, tampoco sé si Guillem leerá este comentario. Es sólo para agradecer sus lúcidos análisis y el uso inteligente y fino de la ironía. Sus artículos son una guía valiosa para entender los verdaderos intereses que se ocultan tras tanto discurso. Ánimo y siga así.

    Hace 3 años 6 meses

  5. F. Gómez

    Uno, pardillo como soy, había pensado que los gobernantes son como mínimo personas con "dos dedos de frente". ¿Puede alguién explicarme como con menos de la mitad de los votos puede uno declarar una independencia y además tener el morro de decir que es lo que quiere 'EL PUEBLO CATALÁN??? A no ser claro está, que si usted se llama Rovira o Cambó o Caballé es "pueblo catalán" y si se llama García o López no lo es. Para más insidia hay algunos "botiflers", "catalanes" que tiene la osadía de pensar diferente que ese 48% que es el "pueblo catalán". Y lo más curiosos de todo es que no comprendan que no los comprendan, ni en el resto de España, ni en Europa (dejando aparte un par de partidos xenófobos e incluso alguno de ellos con manchas de "colaboracionismo" con los nazis durante la II Guerra Mundial. Por favor, ¿hay alqguien que me quiera explicar que tipo de neuronas debo poseer para "comprender" el proces?

    Hace 3 años 6 meses

  6. Pep

    ¡Enhorabuena por la tregua cervical! No se confíe, o le volverán a pillar por sorpresa... Como siempre, muy clarividente. No sé si lo de Puigde dará para tanto. Acto público de contricción, una noche a la intemperie en Canosa, humillación pública inhabilitante ante su propia feligresía y vuelve al alegre tíovivo de la cosa pública provincial (uy, perdón... autonómica) Camarada Pierovsky, hacía por lo menos cinco minutos que no anunciaba (con uno u otro handle) su abandono con portazo de este libelo que leemos. Vale, pero para calificar algo de mierda hay que saber escribir "sois" correctamente. También poner los acentos diacríticos y tal ¿No será que, digo, no está de acuerdo? Pues valía con decirlo, joven.

    Hace 3 años 6 meses

  7. Hablando de pasta, sí

    Hablemos de pasta, sí. Yo me pregunto quién paga el #Kilito que cuesta la mansión que se ha comprado Rivera. Aunque, bueno, con el antecedente del #MedioKilito de Cañas, ya me puedo hacer una idea.

    Hace 3 años 6 meses

  8. Luis M. Delgado

    Ya ve lo que son las cosas. Yo, sin embargo, soy suscriptor precisamente por ese al que Ud. llama "plumilla arrogante y maleducado" y del que espero siga desmenuzando esa "escudella i carn d'olla" del procesismo en el que hay muy poca carn y mucho nabo.

    Hace 3 años 6 meses

  9. F M

    Perpinyà; hala, y otra vez. ¡Me ha encantado!

    Hace 3 años 6 meses

  10. Hablando de pasta

    ¿Cómo se mantienen Puigdemont, Comín, Serret, Ponsatí y Comín en Bélgica? ¿Con qué medios e infraestructura cuentan? ¿Siguen cobrando algún sueldo? ¿Pagan sus partidos? La red neuronal, ¿genera dinero? Virtualidades aparte, sus cuerpos físicos necesitan alojamiento, comida y otras cosillas que hay que pagar. Vivir en Bélgica, creo, no es barato. En fin, ¿nadie se lo pregunta? Entre malabar y malabar para llegar a fin de mes, yo sí.

    Hace 3 años 6 meses

  11. Jo Piera

    Luego vais mendigando financiación para que semejante plumilla arrogante y maleducado trate de idiotas a gran parte de la sociedad Catalana. Para leer mierda con alardes de literatura fresca ya está Twitter. Adiós majos que soys demasiado buenos para mi...

    Hace 3 años 6 meses

  12. Mentalmente

    No entiendo mucho de lo que dice, pero solo veo una cosa clara, el derecho de autodeterminación no se puede conseguir haciendo paripés, sino por una o dos vías claras, buscar una estructura federal en España, para luego negociar una ley legal de desconexión, o la desobediencia civil. Ya esta. Y lo que se salga de eso es marear la perdiz.

    Hace 3 años 6 meses

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí