1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

  272. Número 272 · Mayo 2021

  273. Número 273 · Junio 2021

  274. Número 274 · Julio 2021

  275. Número 275 · Agosto 2021

  276. Número 276 · Septiembre 2021

  277. Número 277 · Octubre 2021

  278. Número 278 · Noviembre 2021

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

Macron, el presidente del 1% más rico

Tras haber financiado su campaña electoral mediante grandes donaciones, el joven dirigente prepara una bajada de impuestos de unos 5.000 millones de euros para las clases acomodadas

Enric Bonet París , 25/10/2017

<p>Emmanuel Macron, presidente de Francia.</p>

Emmanuel Macron, presidente de Francia.

Luis Grañena

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

Estamos produciendo una serie de entrevistas en vídeo sobre la era Trump en EE.UU. Si quieres ayudarnos a financiarla, puedes ver el tráiler en este enlace y donar aquí.

 

“Como lo observáis, nuestra start-up continúa avanzando. En los próximos días empezaremos con lo más duro, así que ahora necesitamos más que nunca su apoyo”. Christian Dargnat, el tesorero de la campaña presidencial de Emmanuel Macron, pedía con este correo electrónico ayuda económica al influyente coleccionista de arte Olivier Berggruen. Este respondió a su petición aportando en febrero 8.000 euros al movimiento En Marche!. Las grandes donaciones tuvieron un rol fundamental en la financiación de la plataforma electoral que propulsó a Macron hacia el Elíseo. Así lo demuestran los documentos del Macron Leaks. Filtrados el 5 de mayo, estos fueron analizados por el diario digital Mediapart y, en particular, por el periodista Mathieu Magnaudeix, que aborda esta cuestión en el libro Macron & Cie.

En septiembre de 2016, cuando Macron todavía no era ni candidato, Dargnat ya subrayaba la importancia de los grandes donantes. “Cuando sabemos que los gastos de la campaña presidencial están limitados a 22 millones de euros y que podremos pedir un préstamo bancario (de 9 millones) que el Estado devolverá si el candidato supera el 5% de los votos, sólo debemos encontrar 13 millones”, explicaba en un correo electrónico interno. “Si lo redondeamos a 10 millones, deberemos obtener donaciones de 1.333 personas de 7.500 euros cada una”, afirmaba.

En una cena privada en Londres, la campaña de Macron consiguió más de 280.000 euros. Según cuenta el periodista Mathieu Magnaudeix en ‘Macron & Cie’, al menos 631 personas dieron más de 5.000 euros, lo que representa un tercio del dinero obtenido

Exdirigente del banco BNP-Paribas, Dargnat estuvo al frente de la búsqueda de grandes donantes. Dirigió un grupo reducido de jóvenes altos cargos, como Emmanuel Miquel (inversor de riesgo del grupo Ardian y ahora consejero en el Elíseo) o Stanislas Guerini (directivo de la empresa Elis y ahora diputado en la Asamblea Nacional). Ellos utilizaron todos sus contactos para buscar personas que dieran la cantidad máxima de 7.500 euros anuales para el candidato y 4.600 para el partido.

Para ello, organizaron decenas de fiestas privadas en casas de particulares a las que sólo eran invitados aquellos capaces de dar un cheque con cuatro cifras. El candidato Macron intervino en numerosos de estos actos que tuvieron lugar en París, pero también en Londres, Nueva York o Uccle (una acomodada localidad en la periferia de Bruselas). En una cena privada en la capital británica, consiguieron más de 280.000 euros. Según explica Magnaudeix en Macron & Cie, al menos 631 personas dieron más de 5.000 euros, lo que representa un tercio del dinero obtenido por el movimiento En Marche!

El hecho de financiarse mediante grandes donaciones no es ilegal en Francia, pero refuerza la imagen de Macron como “el presidente de los ricos”. Esta polémica reputación ha consolidado el símil entre el joven dirigente y Nicolas Sarkozy. El polémico expresidente también dispuso de un grupo selecto de 544 ricos, apodado el Primer Círculo, que financiaron su campaña presidencial de 2007. Estos se vieron luego recompensados mediante numerosos regalos fiscales que el líder conservador ofreció a las clases acomodadas francesas entre 2007 y 2012. Esta rebaja de impuestos se repetirá ahora con Macron. Los primeros presupuestos del ejecutivo centrista incluyen una reducción de más de 5.000 millones de la fiscalidad de los más acomodados.

“No creo en la teoría del goteo, sino en la teoría de la cabeza de la cordada. Hay hombres y mujeres que triunfan porque tienen talento, quiero que lo celebremos”, afirmó Macron el 15 de octubre durante su primera entrevista como presidente en una cadena de televisión francesa. El presidente francés pretendía responder así a aquellos que le acusan de ser un defensor acérrimo de la polémica teoría del goteo. Según este dogma neoliberal, la desregulación de la economía permitirá un crecimiento económico tan grande y un enriquecimiento tal de las élites que las migajas percibidas por los pobres serán gigantes. Aunque aseguró estar en contra de esta teoría, Macron defendió que “si empezamos a lanzar piedras a la cabeza de la cordada, es toda la cuerda la que tiembla”.

Un regalo fiscal de 3.200 millones a los más ricos

Pese a las justificaciones del presidente francés, las cuentas que el ejecutivo galo prepara para el año que viene han reforzado la reputación de Macron como “presidente de los ricos”. Según un sondeo del instituto Viavoice, publicado en septiembre en el diario Libération, el 53% de los franceses considera que la política económica de Macron beneficia a las clases pudientes.

La medida más polémica de las nuevas cuentas es la supresión parcial del Impuesto sobre la riqueza (ISF) que pagaban los franceses con un patrimonio superior a 1,3 millones de euros. Después de su reforma, aprobada el 20 de octubre en la Asamblea Nacional, este impuesto dejará de tasar las acciones y bienes de lujo, como yates, caballos o aviones privados. Sólo lo pagarán las fortunas con un patrimonio inmobiliario superior a 1,3 millones.

“El gobierno ha anunciado que dejará de recaudar 3.200 millones. Pero si miramos los documentos al detalle, vemos que tendrá un coste de al menos 4.000 millones para las arcas públicas”, asegura Philippe Légé, catedrático de Economía en la Universidad de Amiens y miembro del colectivo Économistes atterrés. “Los regalos fiscales son una de las razones que explican el incremento de la deuda y el déficit del Estado francés”, explica el economista Frédéric Farah, coautor de la obra Introduction inquiète à la Macron-économie. Según este profesor de la Sorbona, la bajada de impuestos a los más ricos de Macron “guarda una gran similitud con el escudo fiscal de Sarkozy”. Aprobada en agosto de 2007, esta medida limitó a un 50% de sus ingresos los impuestos máximos que pagaría cualquier persona.

El gobierno de Macron justifica la supresión parcial del ISF por la necesidad de frenar la fuga de las grandes fortunas francesas e impulsar la inversión privada. Lejos del mito del gran enfermo económico de Europa, Francia dispone de unos niveles de inversión superiores a los de la media de la zona euro. El porcentaje francés de la Formación bruta de capital fijo (indicador para medir la inversión) es del 22,4%, por encima de Alemania (20,4%) o España (20,3%). Y tampoco sufre una huida constante de jóvenes emprendedores ahogados por una fiscalidad demasiado elevada. “Cada año hay 800 personas ricas que se van y 300 que vuelven a Francia. Esto representa un 0,3% de los contribuyentes del ISF”, explica Légé, quien subraya que la mayoría de ellas son personas mayores de 50 años.

Según un sondeo del instituto Viavoice, publicado en septiembre en el diario Libération, el 53% de los franceses considera que la política económica del Ejecutivo beneficia a las clases pudientes

Según este economista experto en temas fiscales, la supresión parcial del ISF “beneficiará a los más ricos de los ricos franceses, puesto que el 71% de la fortuna del 1% está basada en activos financieros”. Por este motivo, favorecerá probablemente un incremento de las desigualdades en un país donde las diferencias entre los más ricos y los más pobres son inferiores a la media de la zona euro. Según el coeficiente de Gini, que mide las desigualdades en función de los ingresos, Francia (29,3) es un país más justo que Alemania (29,5), España (34,5) o Italia (32,4).

La dinámica del gobierno francés, “a contratiempo y anacrónica”

Además de la supresión parcial del ISF, el gobierno centrista favorecerá a las grandes fortunas al limitar al 30% la fiscalidad del capital (dividendos, plusvalías de acciones, etc). Antes de su reforma, aprobada el 20 de octubre, esta alcanzaba el 60% en las cuentas corrientes más elevadas. “Macron prometió durante la campaña que esta medida no tendría ningún coste para las arcas públicas. Pero ahora la ha cifrado en una pérdida de ingresos del Estado de 1.900 millones de euros”, explica Légé. Según este catedrático de la Universidad de Amiens, “esta medida promoverá la economía especulativa, ya que eliminará las ventajas que tenían los ahorradores a largo plazo, cuya fiscalidad ya estaba limitada al 30%”.

Con su bajada de impuestos a los más ricos, Macron aspira a que París se convierta en la nueva capital financiera de Europa. Su gobierno pretende atraer buena parte de los 10.000 empleos que la City de Londres perderá a causa del Brexit. Para ello, ofrece condiciones fiscales ventajosas a las entidades bancarias que se instalen en la capital francesa. Unas medidas que, de momento, están siendo insuficientes para que París se imponga a Frankfurt, la sede del Banco Central Europeo, en la carrera para erigirse en la nueva capital financiera europea. Es en esta localidad alemana donde ya han instalado su nueva sede europea entidades internacionales, como el banco japonés Nomura o los estadounidenses Goldman Sachs y JP Morgan.

“Las rebajas de impuestos a los más ricos van de la mano de medidas poco sociales como la reforma laboral —aprobada por decreto el 22 de septiembre—. Como el capital se mueve más deprisa que el trabajo, los esfuerzos se concentran en el mundo del trabajo”, lamenta Farah. Los regalos fiscales a las grandes fortunas se verán compensados con unos recortes de 15.000 millones de euros del gasto corriente del Estado, las administraciones locales y de la Seguridad Social. Estos se verán reflejados en una reducción notable de las ayudas al alquiler o la supresión de decenas de miles de empleos subvencionados.

Para compensar estas medidas, el gobierno centrista espera incrementar el poder adquisitivo de los franceses con la supresión del impuesto a la vivienda para el 80% de los hogares más humildes. Además, Macron confía en que su reforma fiscal impulsará la inversión privada y reforzará los brotes verdes de la economía francesa. El PIB galo crecerá este año un 1,7%, la cifra más elevada de los últimos cinco años.

“Macron cree que las desigualdades favorecen el crecimiento. Como defendía el canciller alemán Helmudt Schmidt a mediados de los setenta, considera que las ganancias de hoy representarán las inversiones de mañana”, afirma Farah. Este economista keynesiano advierte de que “no hay ninguna certeza de que los regalos fiscales se verán recompensados con una mayor inversión en el tejido productivo francés”. De hecho, el Fondo Monetario Internacional (FMI) publicó el 11 de octubre un informe sobre la lucha contra las desigualdades en el que defendía el restablecimiento de un sistema de impuestos progresivo. “No hay pruebas empíricas sólidas que muestren que la progresividad sea perjudicial para el crecimiento”, asegura el estudio titulado Tackling Inequality. Una afirmación que no deja de ser significativa teniendo en cuenta la reputación más bien conservadora del FMI.

“El actual gobierno francés piensa que finalmente podrá aplicar las políticas neoliberales. Pero su dinámica es a contratiempo y anacrónica”, asegura Légé, quien lamenta que “el espacio que la crisis económica de 2008 ocupa en el pensamiento de los dirigentes franceses es cero”. “Aunque sea un hombre joven, Macron piensa como un viejo liberal”, recuerda Farah. Según el autor de Introduction inquiète à la Macron-économie, “no hay que olvidar que el presidente es un producto de una franja estrecha de la población francesa. Sus apoyos vienen del mundo de las élites empresariales”.

Este artículo es exclusivo para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí

Autor >

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí