1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

  272. Número 272 · Mayo 2021

  273. Número 273 · Junio 2021

  274. Número 274 · Julio 2021

  275. Número 275 · Agosto 2021

  276. Número 276 · Septiembre 2021

  277. Número 277 · Octubre 2021

  278. Número 278 · Noviembre 2021

  279. Número 279 · Diciembre 2021

  280. Número 280 · Enero 2022

  281. Número 281 · Febrero 2022

  282. Número 282 · Marzo 2022

  283. Número 283 · Abril 2022

  284. Número 284 · Mayo 2022

  285. Número 285 · Junio 2022

  286. Número 286 · Julio 2022

  287. Número 287 · Agosto 2022

  288. Número 288 · Septiembre 2022

  289. Número 289 · Octubre 2022

  290. Número 290 · Noviembre 2022

  291. Número 291 · Diciembre 2022

  292. Número 292 · Enero 2023

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

PROCESANDO EL CASO (II)

¿Quién detiene mitos al vuelo / rodando a ras de suelo?

El 155, en última instancia, no es un castigo a un Govern, sino a una sociedad

Guillem Martínez Barcelona , 24/10/2017

<p>El barco del Piolín.</p>

El barco del Piolín.

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

Estamos produciendo una serie de entrevistas en vídeo sobre la era Trump en EE.UU. Si quieres ayudarnos a financiarla, puedes ver el tráiler en este enlace y donar aquí.

 

1- Es fácil suprimir una autonomía. Tanto que ya se ha hecho tres veces, coincidiendo con auges derechistas en el Gobierno central. La disciplina empieza con a) Primo de Rivera. Lo hizo con la Mancomunitat --que, curiosamente, apoyó su golpe de Estado; meditación: la derecha esp nunca aprecia a su afición cuando lleva otra camiseta; estamos aquí, snif, entre otras cosas, tal vez por eso--. Sigue con b) el Gobierno Republicano de la CEDA, que se petó la Gene en 1934 --legalmente, con papelitos, en 1935; en 1936, esa acción fue declarada inconstitucional por el Tribunal de Garantías; por lo mismo que lo sería hoy; la Gene, vamos, es un tramo de la consti, mientras que suprimirla es lo contrario a la consti--. Y culmina, c), de forma más exitosa y dilatada por Franco, ese dilatador. Visto lo visto, si se quiere suprimir una Gene, basta con aplicar una fuerza militar --casos a), b), c)--, no dejando de la Gene ni el matasellos --casos a), b) y c), indeed--, encarcelando a todo quisque de suboficial para arriba en un barco o en un castillo --caso b) y c)--, condenando al Presi a 30 años --caso b)--, o todo lo anterior y, además fusilar al Presi --caso c)--. Vamos, que es más fácil suprimir la Gene si suprimes más cosas, y que lo difícil es suprimir la Gene sin suprimirla, intentando visualizar que no has suprimido más cosas, que no lo has suprimido todo. Además, todo eso vale una pasta, y sólo le sale bien a David Copperfield. Hola. Bienvenidos a Procesando el Caso, una sección que hoy se pone abstracta de los puntos 2 al 5. Luego, sí, vamos al turrón. Pero es que, tal y como ha quedado la cosa, me parece que la abstracción mola. En caso de que no la prefieran, siempre pueden leerse las distintas ediciones del Marca, en cast o cat, disponibles.

2- Por lo que se sabe de una supresión de la Gene sin supresión --ha sucedido ya en Economía--, el interés de la disciplina no es tanto intervenir una Consellería --para más guasa, intervenida ya vía Fondo de Liquidez Autonómica--, como colapsarla. De lo que se desprende que suprimir la Gene sin suprimirla es una empresa imposible, pero que el mero intento supondría el colapso de una institución que, básicamente, y como cualquier otra comunidad autónoma, gestiona lo poco que queda del Bienestar, y poco más --dentro del pack poco-más, estaría esa rareza denominada Mossos--. Vamos, que el 155, en última instancia, no es un castigo a un Govern, sino a una sociedad.

Es una pena que no exista el Nobel a los Cojones, de manera que el Gobierno, la Legión y el Real Madrid tendrían más premios Nobel que el MIT

3- Pero, en primera instancia, el 155 parece ser algo inquietante. El delegado del Gobierno en Castilla la Mancha ya ha emitido que Castilla la Mancha, como todo el mundo sabe, es una Irlanda del Norte peninsular que está pidiendo a gritos el 155. Otros dos grandes ideólogos del PP, a su vez, ya han dejado caer que Euskadi y Navarra están yendo hacia el 155 como una mosca a la luz de una vela. El 155 parece ser un mito para la derecha esp. El mito de que todo es reversible. El mito de que cuando das la mano te cogen el brazo. El mito, vamos, de que hay un ideal nacional inmutable y satisfactorio, del que nos hemos separado por tonterías de demócratas, y al que se puede volver si se le echa cojones. La derecha esp es muy de cojones. En ese sentido, es una pena que no exista el Nobel a los Cojones, de manera que el Gobierno, la Legión y el Real Madrid tendrían, esta mañana a primera hora, más premios Nobel que el MIT.

4- En Cat, me temo, hay otro mito. Es la aportación de Pujol al catalanismo, que fue notoria. Por primera vez --como señala la hispanista Paola Lo Cascio; es menuda y pesa poco, pero vale su peso en (marlb)oro--, el catalanismo, con Pujol, no participó en el gobierno de Esp. En una autonomía como las demás --salvo las foralistas, quiero decir--, con pocas competencias y paralizadas desde, se dice rápido, 1982, cuando se promulgó la LOAPA --esa consecuencia del 23F; el mito de la reversibilidad es también dilatado; y el más efectivo en plaza--, Pujol invirtió sus energías no en cogobernar Esp, como siempre había intentado el catalanismo conservador, sino en la dirección contraria. En crear la sensación de Estado en Cat. La sensación de ser una Com Aut. I+D. Nunca lo fue. Ningún político cat, por otra parte, denunció esa ausencia de substancia y efectividad del autogobierno en Cat. Esto, como dijo la sentencia del TC en 2010, era una descentralización administrativa de un Estado, por otra parte, unitario. El catalanismo conservador se encontraba tan a gusto con este mito de un casi-Estado --donde, en realidad, había una comunidad autónoma riojana, pero con palacios del siglo XV--, que incluso boicoteó el intento de superar eso, el Estatut de Maragall. Sólo emitió la alarma con la crisis económica y tras hacerse el harakiri, suprimiendo, por sí misma, el Bienestar. Es decir, sus funciones. Cuando cayó el mito del casi-Estado. Y nació el del Estado propio. Rayos, en el punto 4 y 5 se entrevé que esto es una lucha de mitos. Es decir, lo peor que a uno le puede pasar en la vida, si exceptuamos, como es el caso, quedarse sin cigarritos a mitad de artículo.

5- El mito que puede resultar desbordante, pero también más dado a desmadrarse es, me temo, el apuntado en el punto 3. Es más probable, verosímil y demostrable que el mito cat de un Estado. Se trata de una Unidad Nacional trasnochada que, para existir como algo más que un mito, debe de recurrir, por fuerza, al autoritarismo y a la crueldad social, de manera más instantánea, verosímil y vigorosa que el otro mito en plaza. El 155, la materialización del mito, puede provocar erosiones serias en el R'78. En el PSOE, en el PSC de manera más directa. Y en la Monarquía. En Newsweek ya ha aparecido un artículo, un tanto friki --en culturas liberales no se entiende la monarquía ni, necesariamente, las dinámicas locales--, en el que un autor desinhibido, no sometido a la presión ni a las reglas culturales locales, ve como solución rapidilla al conflicto Esp-Cat la abdicación del rey. Un rey que ha participado alegremente en la supresión de una autonomía --esa cosa cuya etimología se detalla en el punto 1--, que no ha aprovechado, como un rey holandés, las posibilidades de un cargo eterno para establecer soluciones, ni tampoco, y para el mismo trance, ha aprovechado las posibilidades de un cargo transitorio, como el de presi. Visualizando, con ello, que por aquí abajo carecemos de las ventajas de una monarquía holandesa, o de una República razonable. Tanto rollo de preparación para volver, en fin, a la casilla Fernando VII es una invitación a retirarle la beca a la saga.

6- Pero hablemos de las soluciones o, mejor, de los itinerarios. Todos en el lado cat. Lo que apunta a la brutalidad del otro lado/mito, más musculada. Algo llamativo si pensamos que el lado cat no está tampoco muy meditado. Bueno. Parecen ser dos. Itinerario a) DUI. Se proclama la DUI, baja Piolín y nos da de leches hasta en las pestañas. Se reproduce el punto 1 --más a) y b) que c), cabe esperar; cabe esperar; cabe esperar; cabe esperar--. Se filma y se pone en youtube, esperando que la UE haga algo. Aparte, claro, de lo que hará. Decir que esto es un problema interno. El resultado podría ser un fortalecimiento --absoluto, con esteroides-- del R'78. Han desaparecido las opciones b) y c), en donde b) sería la posibilidad de emitir una DUI trucha, convocar elecciones y tirar millas con otra legislatura, como en los glory days del Procés. Y donde c) sería convocar elecciones sin declarar DUI, pero llamando a las elecciones Constituyentes, Galácticas o, mi favorito, Estratosféricas.

7- En una cultura que no estuviera majara, c) solucionaría el problema. No es el caso. El Gobierno, ante las posibilidades, cada hora, al parecer, más maduras, de c), ya ha dicho que no vale, que es trampa, que la pelota es suya. Debe de haber algún tipo de ceremonia de arrepentimiento. Desde Aznar, la derecha esp, aunque cueste creerlo, ha dejado de ser católica. Es protestante. Necesita que el pecador haga confesión pública. Debe condenar en voz alta todo lo que se le diga, o seguirá en pecado a pesar de sus obras. Esa dinámica de peli de Burt Lancaster de predicadores, por cierto, ha supuesto la radicalización de problemas y de soluciones desde el Aznarato. Y sigue para bingo. La derecha esp sólo sabe ganar. Lo gana todo, y por KO, desde que se exterminó al último neanderthal peninsular de una pedrada. Es decir, es absolutamente mitómana. Socorro. 

8- Sólo queda, se diría, una posibilidad para no aplicar el 155. Es decir, para no exponerse a un mito más yuyu que cualquier otro mito disponible en el mercado interno. La d). Convocar elecciones y, de alguna manera que el Gobierno considere oportuna, la escenificación de algún tipo de arrepentimiento. Una ceremonia más dramática que legal. Por lo que sería eludible en cualquier otra cultura no dada tanto al mito. Socorro.

9- Ayer por la mañana, la Cosa pintaba más DUI que nada. Se reunió la Mesa del Parlament con los portavoces para establecer lo del pleno de esta semana. La primera sorpresa es que los chicos y chicas de JxS no estaban por la DUI. Estaban en pleno raje. Es decir, eran conscientes que, si aceptaban la cosa DUI, además de todos los expedientes que tenían sobre sus espadas, les caería el delito de sedición. Eran conscientes de la represión, lo que es una buena noticia para el Gobierno, pero, me temo, no para la política/la solución de conflictos. La Mesa lo demostró en agosto, aplazando la desobediencia hasta septiembre: ya está un tanto cansada de ser el sparring de la Cosa. Se decidió pleno para el jueves, prorrogable al viernes. En un pleno Cat se levantan dos portavoces de dos grupos y se puede proclamar todo --menos, me temo, snif, la comuna--, pero las formas orientaban a que no habría DUI. O, lo que es lo mismo, a que habría elecciones. 

El Senado es como ese lacito de la ropa interior femenina: no tiene función, encarece el producto, pero es mono o, al menos, es más mono que poner en el mismo sitio un trabuco

10- Con la fecha de pleno fijada, Puigdemont se descolgó con que el jueves iría al Senado, en lo que es un serio indicio de descoordinación con los chicos/as de la Mesa. El Senado, que es como ese lacito de la ropa interior femenina --no tiene función, encarece el producto, pero es mono o, al menos, es más mono que poner en el mismo sitio un trabuco--, se lió aquí con las fechas. Dijo que no, que el viernes, luego que no, que el jueves, y luego que no, que cuando quiera. Me dice un senatolólogo que no hay que buscar interpretación política a todo esto, sino verlo como un indicio de descoordinación y desconexión absoluta y generalizada entre las partes/mitos. Lo que no sé si es peor.

11- El Caso, al menos mientras escribo esto, ha quedado así. Puigdemont irá al Senado el jueves. Mientras, se hará un pleno de calentamiento en el Parlament, que podría concluir a las tantas, o el mismo viernes, con la presencia del presi. No se espera DUI, sino elecciones. Si no se han anunciado para el jueves, será importante el discurso de Puigdemont en el Senado, pues será el primer discurso electoral de campaña. En el que el Caso y la Cosa enseñarán sus tendencias para la próxima temporada. Me temo que se llevarán los topos. Es decir, que nos quedaremos a topos.  

12- La opción que se apunta es, por tanto, elecciones, a pesar de la descoordinación interna y externa del Govern, que lo puede cambiar todo, por tanto, en un plis-plas. La CUP, partidaria de DUI y de resistencia civil frente a Piolín, ha comunicado, incluso, que eso es lo que hay sobre la mesa del Govern en este momento. Pero no todo es sencillo en el Olimpo/el topos del mito. 

13- Hay varias posibilidades de elecciones. Es importante que no tienen que ser obligatoriamente constituyentes, plebiscitarias, o el nombre artístico que, desde 2012, el Govern utiliza para comunicar unas elecciones autonómicas al uso como las últimas autonómicas al uso. No es importante porque ANC/Òmnium ya se encargarán de comunicar lo que no puede comunicar el Govern legalmente. O, snif, realmente. El Govern, en fin, no puede separarse del mito creado. Pero se lo pueden crear sus asociaciones propagandísticas. El Procés/Cosa es un chollo comunicativo.

14- Les paso unas cuantas posibilidades electorales, de las que me han hablado diferentes sujetos históricos. Por una parte hay la posibilidad de unas elecciones en las que a) PDeCAT y ERC irían separadas. Es la opción que quieren PDeCAT y ERC. Si van por separado, se abren dos posibilidades. Una, que Santi Vila --autonomista, no indepe-- fuera el cabeza de lista de PDeCAT, y otra en la que lo sería Puigdemont, que participó en la Cosa aduciendo que nunca jamás se presentaría a la reelección. La opción Puigdemont supondría una desautorización a Mas, a quién, se supone, Puigdemont estaba calentando la silla. La opción b) serían una elecciones con PDeCAT y ERC en una sola lista. Se habla, en ese sentido, de poner de cabeza de lista a Jordi y a Jordi, from Soto del Real. Lo que no significa nada. El Procesismo --volveríamos a estar hablando de él-- posee una comunicación tan sofisticada que puede no poner al presidenciable de cabeza de lista. Que sería, según me dicen, Mas o Puigdemont. A ver. Todo es muy voluble. El canguelo --muy razonable-- y la incomunicación prima sobre la comunicación. Todo puede cambiar en una hora, etc.

15- Sorprende que PDeCAT y ERC, que no se quieren, tengan números para ir en una sola lista. Quizás eso indique que las decisiones, desde hace tiempo, no se toman en el interior de los partidos, sino en el sanedrín ese. Y eso implica que el mito cat sigue estando gestionado por PDeCAT. Sorprende que ERC no luche, aparentemente, por ser cabeza de lista. Quizás lo está haciendo. Por ahora, públicamente, defiende la DUI, lo que puede indicar que, más que defender la DUI, igual está defendiendo su capital: ser el último en abandonar el barco del mito, lo que recapitalizaría el mito en su beneficio.

16- ¿Qué supondría aceptar las elecciones? Evitar el 155, y prolongar el Procés/Cosa con otras herramientas, que ya no serían ilegales o programáticas. Serían herramientas propagandísticas, míticas. Las utilizadas desde 2012 hasta septiembre, vamos. Es decir, que el procesismo estaría en su salsa. A la espera de que haya un cambio en el Estado, de manera que sea posible un referéndum que, esta mañana a primera hora, podría ser ya posible, con otra interpretación más abierta de la consti. A la espera de un cambio, que no será mañana, que dé una hegemonía social --¿un 70%? ¿un 80%?-- que sea indepe, de manera que se pueda, en efecto, realizar una desobediencia, si así lo desea, vistosa y efectiva, como ha planteado la Cosa con un 40%. O a la espera, quizás más verosímil, de una erupción volcánica que hunda bajo el mar uno de los dos lados del Ebro. 

Es difícil hablar con responsables políticos de ERC, tienen los teléfonos intervenidos, por lo que te pasas el rato en modo peli de espías

17- Es difícil, por cierto, hablar con responsables políticos de ERC por teléfono, algunos de ellos amigotes de toda la vida. La razón: tienen los teléfonos intervenidos, por lo que te pasas el rato hablando en modo peli de espías. Esta mañana he estado hablando con uno, y hemos tenido que hablar tan raro que nos ha salido la receta de la almeja líquida del Bulli. Hablar raro --los teléfonos pinchados, vamos--, es un indicio de cómo se está enrareciendo todo.

18- Vamos, que, hoy, a esta hora, parece verosímil interpretar que vuelve el procesismo, la herramienta más efectiva del Govern. Y de la que muchos de sus usuarios no querrían haber salido nunca. Bueno, vuelve si le dejan. Sería una vuelta accidentada, pues algunos de los cargos elegidos en esas posibles elecciones tendrían que ir a juicio a corto, medio o instantáneo plazo. Robert de Niro en Taxi Driver tenía un carácter más estable que las legislaturas en este fin de Régimen. Pero, en fin, aquí se viene llorado.

19- Es importante saber que la forma que --parece ser que-- está adoptando la Cosa es la propuesta por Iceta. Elecciones e ir al Senado. Un indicio de que el pack PSOE no quiere meterse en el 155 que ha creado. Otro indicio es que parece que no pedirá la humillación del arrepentimiento público que ha pedido el Gobierno a Puigdemont. Si eso es verdad, el rey, el Gobierno y C's --junto con Piolín, su brazo armado--, se quedarían solos con un 155 luterano. Lo que no les molaría. O no mucho.

20- El marco electoral parece confirmarse con la propuesta de ERC y PDeCAT a Colau de hacer un Govern d'Unitat Nacional en el Ajuntament BCN. Sólo en periodos electorales la cosa Procés juega a comerse con dicotomías Procés-Espanya a los partidos de izquierda próximos. Hasta ahora, por cierto, les ha funcionado con casi todos, de manera que han ido, glups, desapareciendo en el mito. 

21- Este punto es una pequeña crónica del cuore. Ahí va. Le han dado permiso a un grueso de polis y GC de Piolín. Lo que les supondrá a los usuarios de Piolín un respiro. Literalmente, pues Piolín, me dicen, huele a tigre. Me dice también una amiga que se dedica al oficio más moderno del mundo --con la precariedad, todos/as vendemos, de una forma u otra, nuestro cuerpo por horas--, que desde que amarró Piolín, por cierto, no paran. Lo que daría para un corto animado. Posible título: Piolín ha visto una linda gatita. Me dice uno de los dealers de guardia del barrio que, desde que llegó Piolín, ha desaparecido la farlopa en BCN. Interpreto, señor fiscal, esa información como que no paran de hacer redadas, movidos por el sentimiento del deber que se les presupone, también en este tema sanitario que nos incumbe a todos y que bla bla bla.

22- Mañana o así, más sobre mitos y realidades. Mañana, en fin, puede cambiar todo. El mundo de los mitos y de los cojones es inestable en su estabilidad. Y me temo que los mitos lucharán a muerte para seguir siéndolo.

Este artículo es exclusivo para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí

Autor >

Guillem Martínez

Es autor de 'CT o la cultura de la Transición. Crítica a 35 años de cultura española' (Debolsillo), de '57 días en Piolín' de la colección Contextos (CTXT/Lengua de Trapo) y de 'Caja de brujas', de la misma colección. Su último libro es 'Los Domingos', una selección de sus artículos dominicales (Anagrama).

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

Socorro

Guillem Martínez · Barcelona

6 comentario(s)

¿Quieres decir algo? + Déjanos un comentario

  1. Guillermo

    Yo creo que te falta algo: estoy de acuerdo en la situación normal del senado, de convidado de piedra. pero en este caso (155) el Senado ha de aprobarlo. Eso le hace una parte fundamental del (otro) proceso - quizás deberías escribir sobre "procesando el des-proceso". mi impresión (desde alguien que para nada le tiene simpatía al gobierno central ni, sigh, al catalán): Rajoy no quiere aplicar el 155. pero no quiere (puede) decir que no lo aplica, porque entonces los que están (ays dios mío) más a la derecha se le comen vivo (Aznar, Rivera, González, etc.). Solución en la gallega mente de rajoy, cuya estrategia típica es hacer nada y que otros lo solucionen: digo que aplico el 155, pero de escondidas hablo con mi amigo Pío del senado para que invite a Puigdemont, así se explica y lo paralizamos todo. Y yo luego siempre puedo decir "por culpa del senado no pudimos aplicar el 155 que tanto queríamos todos".

    Hace 5 años 3 meses

  2. guillotine

    Me encanta el "troleo" que hace el autor a la "prensa seria". Solamente una de las piezas escritas por @guillemmartinez en esta columna (con tíulos y subtítulos variables) contiene más información, más perspactiva y más claves que toda la "prensa seria" en todo un año. Gracias !

    Hace 5 años 3 meses

  3. amaia

    ¿Quién dijo que en periodismo estaba todo inventado?... "Procesando ... (La Serie)" es puro I + D. Lo tiene todo oiga !, intriga, lenguaje y etilo propios (sólo a la altura del berlusconiano relato), trama, nudo y ¿posibles desenlaces?, todas las claves importantes, perspectiva, tragicomedia y siempre nuevos personajes... Gracias por las crónicas.

    Hace 5 años 3 meses

  4. Marino

    No dejes nunca de hacer esto Guillem ❤

    Hace 5 años 3 meses

  5. CRG

    Pues yo estoy en desacuerdo con el confuso análisis del autor. Creo que ERC está en contra de la convocatoria de elecciones porque prefiere que Puigdemont y el PDeCat acaben de inmolarse política y judicialmente, para después poder asumir el poder tranquilamente sin riesgos y con las manos libres, ya sea después de una hipotética independencia acordada con el Estado tras una etapa de confusión y disturbios, que es un poco como esperar ganar la Euromillones política (altamente improbable en este momento histórico), o mas probablemente cuando haya elecciones autonómicas y el PDeCat y el PSC acaben de hundirse, recoger los restos del voto pequeñoburgués del PDeCat y exsocialista para que entonces la socioliberal ERC pueda ejercer el poder político, económico y presupuestario durante décadas como en tiempos hizo Convergencia. En eso consiste el proyecto actual de ERC. El PP y CUP seguirán siendo igual de folcóricos e intrascendentes en la política catalana y Ciudadanos hará el papel de representante del nacionalismo español en Cataluña como hasta ahora, mientras que el PP conseguirá afianzarse en el gobierno español unos años mas, para desgracia de la clase trabajadora de este país.

    Hace 5 años 3 meses

  6. Luis

    Me encanta el punto 4, muy perceptivo. Y el 7,muy cierto. Y qué decir del 21.

    Hace 5 años 3 meses

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí