1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

  272. Número 272 · Mayo 2021

  273. Número 273 · Junio 2021

  274. Número 274 · Julio 2021

  275. Número 275 · Agosto 2021

  276. Número 276 · Septiembre 2021

  277. Número 277 · Octubre 2021

  278. Número 278 · Noviembre 2021

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

Plan para el Clima en Francia: un marco coherente y ambicioso, aún por concretar

Damien Demailly / Nicolas Berghmans 19/07/2017

<p>El humo de las chimeneas de varias fábricas. </p>

El humo de las chimeneas de varias fábricas. 

PIXABAY

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

Necesitamos tu ayuda para realizar las obras en la Redacción que nos permitan seguir creciendo. Puedes hacer una donación libre aquí

----------------------------------------------------------------------------------------------------- 

Nicolas Hulot, ministro de la Transición ecológica y solidaria, presentó el jueves 6 de julio el Plan para el Clima de Francia. Más allá de los titulares que han centrado la atención, como el objetivo de neutralidad en carbono para el año 2050 o la prohibición de vender automóviles movidos por gasolina o diésel a partir de 2040, el plan francés abre numerosas áreas de trabajo que deben traducirse – en los meses que siguen – en medidas y acciones más concretas. En este artículo, el Iddri (Instituto del Desarrollo sostenible, por sus siglas en francés) se concentra en cuatro de estas áreas y formula propuestas para contribuir a su desarrollo.

Área 1: La diplomacia francesa al servicio de la implementación del Acuerdo de París 

De forma paralela a la movilización de Francia en relación a su territorio, el Plan para el Clima consolida la movilización de su aparato diplomático ante Europa y la Comunidad internacional con el fin de implementar el Acuerdo de París y confirmar la solidaridad hacia los países más vulnerables. Se indican cuatro objetivos en este sentido: estimular, de aquí a 2020, la ambición de los países de cumplir con el objetivo de limitar el calentamiento global por debajo de 1,5°C/2°C con respecto a los niveles preindustriales;  perpetuar la gobernanza de la Agenda de Acción, que reúne los compromisos de actores no estatales; recuperar el compromiso de financiación para el acompañamiento de los países en desarrollo inscritos en el marco del Acuerdo de París y movilizar efectivamente los 100.000 millones de dólares de financiación anunciados para 2020 ; y promover las iniciativas internacionales innovadoras y ambiciosas, especialmente la Alianza solar internacional y las iniciativas en beneficio del continente africano.

De forma transversal respecto de este conjunto de materias, es conveniente destacar la importancia de la implementación del objetivo global de adaptación, que el Acuerdo de París considera indisociable del objetivo de atenuación. Para hacer operativo este objetivo, que atañe a todos los países y especialmente a los países vulnerables, resulta conveniente llegar a un acuerdo a nivel internacional sobre el significado de “adaptación” y definir una serie de criterios para medir los progresos a escala nacional con el fin de poder llevar a cabo un balance global.

Emmanuel Macron ha anunciado en una rueda de prensa tras el G20, que una Cumbre sobre el Clima tendrá lugar en París el 12 de diciembre de 2017. Se desarrollará un mes después de la COP23, que debe contribuir a un avance significativo en el establecimiento de instrumentos y reglas del Acuerdo de París, y constituirá una ocasión adicional para mantener la atención política en torno a este conjunto de temáticas. 

El siguiente hito en el calendario internacional será la Cumbre de actores no estatales en 2018, en California. Tanto en un sentido como en otro, el diálogo entre estados y actores no estatales debe favorecerse con el fin de reforzar mutuamente la confianza en el carácter ineluctable de la transformación hacia una economía descarbonizada y resiliente, en la existencia de medios de actuación para llevar a cabo esta transformación y el compromiso de todos en este sentido. La participación del Presidente de la República en la Cumbre de California constituiría una señal positiva.

El conjunto de estas discusiones debe a continuación contribuir a hacer del “diálogo de facilitación” de 2018 un balance global honesto y constructivo, fundado sobre los resultados, pero también sobre las acciones puestas en marcha o no y sobre los medios de actuación adicionales a utilizar, con el objetivo de que los estados se comprometan, durante la COP24, a incrementar el grado de ambición climática de aquí a 2020. 

Área 2: Reforzar la ambición europea

El Plan para el Clima se inscribe en primer lugar en una dinámica de refuerzo de los compromisos climáticos de la Unión Europea. Para ello, Francia hace hincapié en la rápida adopción por parte de la UE de una estrategia de descarbonización profunda a largo plazo y –con el fin de dar ejemplo – en hacer lo propio en Francia con la revisión acelerada de la Estrategia Nacional de Bajo Carbono y de la programación plurianual de la energía que deberán ser consecuentes con nuevo objetivo de neutralidad de carbono en 2050. Estas estrategias a largo plazo son de las que revisten mayor utilidad pues permiten confrontar las decisiones a corto plazo con los cambios estructurales necesarios a largo plazo; pueden constituir la base de un diálogo fructífero entre Estados miembros y con las partes interesadas.

Pero para que la UE esté en disposición de incrementar la ambición de su compromiso de aquí a 2020, es igualmente necesario fomentar que su gobernanza evolucione en cuestiones de clima-energía, materia desgraciadamente no mencionada en el Plan del Clima. El sistema actual se basa todavía en un reparto del esfuerzo, negociación larga y dolorosa, que fija objetivos a 10 años. Dado que el Acuerdo de París supone revisarlos cada 5 años, el ritmo de las discusiones europeas sobre el clima debería estar sincronizado con el del Acuerdo de París. Además, las negociaciones entre Estados miembros – durante las cuales los países se “reparten” el compromiso definido a nivel de la UE – podrían verse facilitadas invirtiendo el enfoque y haciendo aquello que ha funcionado bien en la COP21: contribuciones nacionales de los Estados miembros, detalladas y discutidas entre Estados miembros a nivel europeo para garantizar su ambición e identificar necesidades de cooperación.

La cooperación entre Estados miembros será precisamente otro de los ejes a desarrollar. Sorprendentemente, el Plan para el Clima evoca poco la importancia de reforzar la alianza franco-alemana a favor de la transición energética. Esta alianza podría sin embargo presentar un fuerte efecto de empuje en el seno de la Unión Europea. Entre el resto de temas propicios, una alianza sobre una transición justa para asalariados y territorios en reconversión, especialmente aquellos dependientes del carbón, podría constituir un terreno de cooperación interesante. A imagen de las alianzas para el despliegue de tecnologías, una inversión debe producirse para desarrollar las capacidades y poder anticipar y acompañar las transiciones de la mejor manera posible.

Área 3: Acelerar la transición hacia el Bajo Carbono del sector de la movilidad en Francia

El Plan para el Clima retoma y desarrolla las disposiciones a implementar para reducir significativamente la huella del parque edificado. Deben aportarse precisiones todavía con el fin de que los resultados se encuentren a la altura de las ambiciones. En comparación, la problemática del sector transportes ha sido hasta el momento relativamente mal planteada y por ello resulta positivo que el Plan para el Clima la contemple como prioritaria. Este plan enumera algunas medidas concretas como la convergencia fiscal entre la gasolina y el diésel y reenvía buena parte de las modalidades prácticas a los próximos Congresos de la movilidad.

Estos Congresos otorgarán un lugar destacado a los transportes cotidianos: resulta efectivamente importante. Deberían desembocar en nuevas medidas para favorecer el despliegue de vehículos eléctricos, despliegue hoy en día insuficiente, a la vez que se preserva el objetivo a largo plazo que prevé no tener necesidad de dedicar subvenciones a este efecto. A corto plazo, con el fin de crear un nicho de mercado en expansión, las subvenciones podrían verse reforzadas y podrían introducirse obligaciones para las flotas de vehículos de empresas. A medio plazo, el mercado de crédito automóvil podrá asumir el sobrecoste de los vehículos eléctricos, pero las modalidades de la “prima de transición” anunciada en el Plan para el Clima deberán ser precisadas para favorecer el mercado de segunda mano y la accesibilidad de hogares con menos recursos a la motorización eléctrica. Por último, los futuros proyectos de Ley de presupuestos deberán tener en cuenta el futuro descenso de ingresos fiscales relativos a productos petroleros, que rápidamente se elevará a miles de millones de euros al año. Este descenso podría compensarse en parte a través del aumento de la fiscalidad sobre el diésel y del incremento de la Contribución Clima-Energía (CEC), pero otros hechos imponibles deben ser explorados, como la posesión de un vehículo o la anualización del sistema de bonus-malus. 

Además, el gobierno deberá respaldar la innovación en el ámbito de la movilidad. En la intersección de la tecnología digital y la ecología, los innovadores revolucionan nuestros medios de transporte (vehículos de uso compartido, préstamo de vehículos, vehículo autónomo) y luchan por convertirse en líderes mundiales de la movilidad del mañana. Estas empresas innovadoras deberán ser respaldadas, especialmente por el Fondo para la Movilidad Sostenible anunciado en el Plan para el Clima. Pero más que dinero, estos innovadores precisan de acuerdos de colaboración con ciudades y territorios con el fin de poner en práctica propuestas innovadoras, acuerdos que con dificultades establecen hoy en día. El gobierno debería considerar el lanzamiento de una estrategia nacional por la transición digital y ecológica, haciendo énfasis en la experimentación y abierta tanto a actores de movilidad como a actores de la energía, de la economía circular o al micromecenazgo.

Área 4: Hacer de la transición “justa” una realidad

Lucha contra los “coladeros de energía” (edificios no sostenibles, que consumen mucha energía), aumento del cheque energético, contrato de transición ecológica, prima de transición para ayudar a los hogares con menos recursos a cambiar de vehículo…El Plan para el Clima ha empezado pues a materializar la prioridad otorgada a los retos sociales de la transición climática, término que se encuentra en el nombre mismo del ministerio de Nicolas Hulot. Se trata pues de un avance importante.

Dos puntos merecen sin embargo una atención particular en la implementación efectiva de estas medidas. En primer lugar, el contrato de transición ecológica deberá no solo mejorar el acompañamiento social de los asalariados pertenecientes a aquellos sectores cuyo cese está previsto (carbón, refinería, nuclear), sino también proteger los asalariados de numerosas empresas subcontratadas, a menudo PYMES. Además, la historia de la salida del carbón en Europa demuestra la importancia de acompañar – más allá de los individuos - a aquellos territorios que albergan estas industrias, en particular los territorios más frágiles económicamente.  

En segundo lugar, las acciones anunciadas contra la precariedad energética en las viviendas deberían complementarse con una estrategia nacional de lucha contra la precariedad ligada a la movilidad. 7% de los franceses deben restringir sus desplazamientos a causa de su elevado coste, un obstáculo mayor en la vida diaria y particularmente para aquellas personas en busca de empleo. Esta estrategia podría apoyarse sobre numerosas empresas innovadoras y colectivos ya movilizados en este ámbito. Además de las ayudas en la compra de vehículos propios para los hogares de recursos escasos, se podría, por ejemplo, respaldar proyectos en materia de movilidad colaborativa.

-----------------

Traducción de Andrea Sancho Torrico. 

Este texto se publicó originalmente en IDDRI.

Necesitamos tu ayuda para realizar las obras en la Redacción que nos permitan seguir creciendo. Puedes hacer una donación libre aquí

Este artículo es exclusivo para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí

Autor >

Damien Demailly / Nicolas Berghmans

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí