1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

  272. Número 272 · Mayo 2021

  273. Número 273 · Junio 2021

  274. Número 274 · Julio 2021

  275. Número 275 · Agosto 2021

  276. Número 276 · Septiembre 2021

  277. Número 277 · Octubre 2021

  278. Número 278 · Noviembre 2021

  279. Número 279 · Diciembre 2021

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

Esperando el quinto Tour de Froome

El ciclista del Sky alcanza su cuarto título en Francia. Hablar de una carrera diferente y ajustada –lo habrá sido en tiempos, pero jamás en alternativas, y mucho menos en espectáculo– carece de cualquier sentido

Sergio Palomonte 24/07/2017

<p>Chris Froome (derecha) celebra el triunfo cerca de meta en la última etapa del Tour 2017.</p>

Chris Froome (derecha) celebra el triunfo cerca de meta en la última etapa del Tour 2017.

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

Necesitamos tu ayuda para realizar las obras en la Redacción que nos permitan seguir creciendo. Puedes hacer una donación libre aquí

-----------------------------------------------------------------------------------------------------

Desde que alcanzó el liderato en la quinta etapa, Chris Froome solo lo cedió durante dos días y por un puñado de segundos. Fue en la primera etapa de los Pirineos, que concluía en una rampa de aeropuerto al 20% de desnivel. Por alguna razón, el ciclista dominador de este Tour, el anterior y el siguiente se bloqueó, y perdió en 200 metros el liderato de la carrera. Fue un espejismo, porque en menos de 48 horas había vuelto al maillot amarillo, y también por un final en cuesta.

El dominio de Froome y su poderoso equipo ha sido tal que esa ha sido la mayor incomodidad que ha encontrado en la carrera, además de los frecuentes y extraños problemas técnicos en su bici, incluyendo uno en la última etapa-circo de competición adulterada, esa consistente en dar vueltas por los Campos Elíseos. Ningún rival ha sido capaz de ponerlo en apuros, porque en el Tour existen poderosas fuerzas que hacen que la mayoría de los ciclistas se contenten con su puesto en la general, en vez de intentar el asalto a la victoria.

Es cierto que el ya cuatro veces ganador del Tour no ha sido tan dominador como otros años, en el sentido de que no ha pegado un golpe sobre la mesa en el primer día de montaña, obtenido una gran diferencia, y después dejarse llevar. Al contrario: ha usado la crono del primer día en Dusseldorf –14 km., no más– y la del penúltimo día en Marsella –22 km. raspados– para lograr su ventaja, finalmente 55" sobre el colombiano Uran, un corredor inesperado y que se ha limitado a ir a rueda, sin realizar un solo ataque en todo el Tour.

En esas circunstancias, hablar de Tour diferente y Tour ajustado –dos de las frases más recurrentes en medios deportivos– carece de cualquier sentido, puesto que el dominador de los dos últimos Tour ha ganado el tercero consecutivo, y por eso mismo el Tour no ha sido diferente, y ni siquiera ajustado. Lo habrá sido en tiempos, pero jamás en alternativas, y mucho menos en espectáculo, mermado de partida por las numerosas caídas, y también por los pactos dentro del pelotón, que han hecho que las etapas llanas fuesen excursiones hasta 10 km. antes de meta.

Desde hace muchos años el Tour es una prueba maniatada por el equipo Sky, que este año ha llevado el liderato de la carrera durante 19 de las 21 etapas

Los tres primeros de la general apenas se han separado más de 200 metros en las etapas en línea, y así es muy difícil que el Tour se pueda presentar como un espectáculo deportivo al mismo nivel que los Juegos Olímpicos o la Copa del Mundo del fútbol. Desde hace muchos años es una prueba maniatada por el equipo Sky, que este año ha llevado el liderato de la carrera durante 19 de las 21 etapas, que ha presentado a Kwiatkowski como un candidato a la victoria en los años venideros, y se ha permitido dejar a un gregario a menos de 1" del tercer puesto.

Se trata de Mikel Landa, el corredor alavés que ya había disputado el Giro, donde estuvo fugado toda la última semana, obteniendo una victoria. Parecía que llegaba cansado y obligado a la gran cita de julio y, de manera sorprendente para todos menos para su equipo, ha logrado acabar mejor que los gregarios que llevaba Lance Armstrong en sus siete Tours perdidos tras haberlos ganado, por razones que ya forman parte del conocimiento colectivo, al margen de que se siga este deporte.

La comparación con el icono caído en desgracia no es baladí. Durante siete años consecutivos el equipo donde militaba Armstrong controló la carrera a su antojo, usando gregarios que pedaleaban mejor que los jefes de fila de los equipos rivales. El Sky hace lo mismo, pero de manera más fina. Quizás sea otra de esas ganancias marginales con las que justifican su rendimiento en carrera, muy similar a esos años negros, y considerando que han ganado cinco de los últimos seis Tour disputados, muy parecido en cuanto a extensión y éxito.

Incluso se permitieron la desfachatez de, en el momento supuestamente culminante del Tour, enviar a Landa por delante. Quedaban tres kilómetros para coronar el Izoard, famoso puerto de paso y por primera vez final de etapa, y Froome dio el visto bueno para el ataque de su gregario, en pos de alcanzar el podio. No lo debió ver muy bien, porque poco después fue el propio líder el que se movió, dando así fin a los 4 minutos escasos de gloria del ciclista español.

Desde el año 2009 el Tour está revisitando sus puertos míticos y situándolos en fases de la carrera donde puedan ser decisivos, con un resultado ridículo: nadie se mueve, nadie ataca. En 2009 fue el Ventoux el penúltimo día, y ganó la fuga sin que nadie intentase algo; en 2010, el Tourmalet, con Andy Schleck y Contador subiendo juntos a relevos, y pactando la victoria en meta; en 2011 el Galibier, en la única excepción a esta línea; y este año le ha tocado al Izoard, donde dice la leyenda que los campeones transitan solos. 

Froome no. Pasó con un gregario, uno tan fuerte que se ha quedado a 1" de subir al podio, tras recuperar 1´13" en la crono final al francés Bardet, ídolo de la afición que hace 32 años que no ve a uno de los suyos ganar la carrera nacional. Tras ser incapaz de hacer ningún daño al Sky en la montaña, casi pierde dos posiciones en la general el penúltimo día, y eso teniendo a su favor el Tour más favorable que jamás pudiese imaginar. Parece que ha tocado su techo.

El futuro de la carrera no se presenta muy halagüeño. El ciclismo es como el teatro, en una crisis permanente de resultados y tramas en su función principal, esa que se representa año tras año en julio. Nada, ni nadie, hace pensar que Froome no vaya a ir en 2018 a por su quinto Tour de Francia, porque ningún campeón de esta carrera que haya llegado a los cuatro triunfos se ha detenido ahí, y con 31 años todavía está a tiempo de igualar a los más grandes de la carrera.

Nada, ni nadie, hace pensar que Froome no vaya a ir en 2018 a por su quinto Tour de Francia, porque ningún campeón de esta carrera que haya llegado a los cuatro triunfos se ha detenido ahí

Bobet fue el primero, en el primer lustro de los cincuenta, en ganar tres Tour consecutivos. Se quedó ahí, y después vendría Anquetil, el primero en ganar cinco, los cuatro últimos consecutivos. Basaba su dominio en la crono y en la poca pericia de los escaladores de la época, algunos de los mejores de la historia. Al francés le siguió Merckx, que en seis años ganó sus cinco Tour, y si no fueron seis seguidos es porque un año no participó, para mayor gloria de Luis Ocaña. Hinault ganó los suyos en un arco temporal más amplio (entre 1978 y 1985, ocho años), y después vinieron los cinco seguidos de Indurain, el primero de ellos en su sexta participación en la carrera. 

Hecho el paréntesis de los siete seguidos de Armstrong, en los que no merece la pena abundar porque ya no existen y se tiene que aplicar con justicia la damnatio memoriae, no ha tardado en surgir otro dominador absoluto de la carrera de carreras, igual de abrumador que todos los anteriores, y con una trayectoria atípica donde se mezclan cerrar pelotones con enfermedades tropicales, hasta el Gran Salto Adelante que le ha convertido en el dominador de su época, cuando nadie le esperaba.

Lo que enseña esta historia apenas esbozada es la continuidad del ciclismo: igual que Bobet coincidió en su época tardía con Anquetil, este lo hizo con Merckx, que pasó el testigo a Hinault, y así sucesivamente hasta Froome. Siempre han coincidido en el pelotón, al menos una temporada, el tirano de su época y el que sería su sucesor, se supiese entonces o no. Cuestión de generaciones, o del simple hilo conductor de un deporte que bebe de su historia como pocos otros más. 

Esa es la esperanza y el consuelo que queda. Froome ya ha estado corriendo con el que será su sucesor. Todavía no sabemos quien es, pero no tardará en eclosionar: el ciclo largo de dominio de Froome, que ya extiende seis años desde su segundo puesto en 2012, dará todavía para el próximo año pero no mucho más. Aventurar nombres, y la propia trayectoria del británico así lo indica, es arriesgado, aunque en la mente de todos está Tom Dumoulin.

El reciente ganador del Giro –de manera brillante–, domina la contrarreloj y sube con los mejores incluso en los puertos más exigentes. Con un criterio excelente, este año decidió no ir al Tour al ver el recorrido de la prueba, y optó por un Giro que acababa en una crono, una apuesta de la que el Tour reniega desde el año 1989, cuando el sorpasso de LeMond a Fignon. Actualmente es el posible sucesor más cualificado, sin que eso garantice, al igual en los fondos de inversión, rendimientos futuros.

Pase lo que pase, será lo que quiera el Sky. Da la sensación que el equipo británico encontrará a otro corredor, o lo fabricará, cuando Froome ya no esté para ganar el Tour: compran a los mejores que hay en el pelotón –se interesaron por Dumoulin, que ha renovado hasta dentro de cuatro años por su equipo, una Cenicienta convertido en reina– y después los ponen al servicio del líder designado, siempre británico. Por eso el segundo que ha separado a Landa del podio es más que un segundo: es un adjetivo, y no una unidad de medida del tiempo. Mientras siga el Sky, el reparto seguirá similar, de igual forma que Contador ganó su primer Tour –que parecía que alumbraba un nuevo dominador, que después no lo ha sido– con el equipo de Armstrong y sus gregarios. Y también el segundo y último. El ciclismo es así, y lo demás es engañarse: más que nombres, más que potencial, lo que cuenta es lo que te da la estructura, ampliamente entendida.

Necesitamos tu ayuda para realizar las obras en la Redacción que nos permitan seguir creciendo. Puedes hacer una donación libre aquí

Este artículo es exclusivo para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí

Autor >

Sergio Palomonte

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí