1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

  272. Número 272 · Mayo 2021

  273. Número 273 · Junio 2021

  274. Número 274 · Julio 2021

  275. Número 275 · Agosto 2021

  276. Número 276 · Septiembre 2021

  277. Número 277 · Octubre 2021

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

Macron, el bombero de la Europa alemana

Como Hollande y Sarkozy, el presidente francés aspira a refundar la UE. A diferencia de ellos, se presenta ante Merkel como el rey de la austeridad

Enric Bonet París , 5/07/2017

<p>Angela Merkel y Emmanuel Macron conversan en el Consejo Europeo el pasado 23 de junio. </p>

Angela Merkel y Emmanuel Macron conversan en el Consejo Europeo el pasado 23 de junio. 

Instagram Emmanuel Macron

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

Necesitamos tu ayuda para realizar las obras en la Redacción que nos permitan seguir creciendo. Puedes hacer una donación libre aquí

-----------------------------------------------------------------------------------------------------

“Emmanuel Macron: ¿el salvador de Europa?”. Así titulaba el semanario The Economist en su portada del 15 de junio, en la que aparece el joven presidente francés caminando encima de un océano mientras que en el fondo se ve a la primera ministra británica Theresa May ahogándose. Esta imagen refleja la macronmanía que ha invadido Bruselas. El debut de Macron fue la gran novedad del Consejo Europeo del 22 y 23 de junio. Su simbólica comparecencia con la canciller Angela Merkel robó todo el protagonismo a May y su propuesta de negociación del Brexit. ¿El eje francoalemán ha vuelto? El dirigente galo afirma que sí y quiere aprovecharlo para llevar a cabo, igual que prometiera François Hollande, una ambiciosa reforma de la zona euro para reequilibrar la Europa de la austeridad. 

“No tenemos ninguna razón para resignarnos, sino todas las razones para ser optimistas realistas”, declaró Macron el 1 de julio durante el funeral del excanciller alemán Helmut Kohl, muerto el 16 de junio. En este acto celebrado en el Parlamento Europeo en Estrasburgo, el dirigente francés prometió que Merkel y él volverán a dar “un sentido, una realidad, una densidad” a los ideales del proyecto europeo. Macron pretende vincular sus pasos a los de Mitterrand y Kohl y asemejar su sintonía con la canciller alemana a la mítica fotografía de Kohl y Mitterrand cogidos de la mano durante la conmemoración del setenta aniversario de la Primera Guerra Mundial.

Para convertir Francia en el alumno ejemplar de la Europa de la austeridad, el Ejecutivo francés aprobará por decreto una nueva reforma laboral el 20 de septiembre

“Desde ahora hasta finales de año, organizaremos convenciones democráticas en todos los países europeos para refundar Europa”, proclamó este 3 de julio Macron durante su discurso en Versalles, donde convocó a los diputados de la Asamblea Nacional, elegidos en las elecciones legislativas de junio. “Cada país será libre de adherir este proyecto, pero no es el tiempo de la contención. Debemos recuperar el impulso inicial del compromiso europeo”, aseguró el presidente francés durante una intervención en la que defendió la idea de impulsar una Europa a distintas velocidades, en la que se distinga entre los Estados de la zona euro y el resto.

La primera cita clave del tándem Macron-Merkel será el Consejo de Ministros francoalemán del 13 de julio en el que se presentarán las líneas principales de la reforma de la zona euro. El dirigente francés espera que este proyecto incluya sus ambiciosas propuestas de reforma, como la creación de un presupuesto de la zona euro y un Parlamento para gestionarlo, y un ministro de Economía europeo.

“Estas propuestas resultan muy parecidas a las que propusieron los candidatos de la izquierda francesa, Benoît Hamon y Jean-Luc Mélenchon, en las elecciones presidenciales”, asegura el periodista de Mediapart Romaric Godin, especialista en la política económica de la UE. Según afirma Macron en su libro Révolution, el presupuesto de la zona euro “servirá para impulsar la inversión pública en las zonas más desfavorecidas de Europa y ayudar a los Estados durante los periodos de crisis”. Se trata de una propuesta en la misma línea que los eurobonos y el new deal europeo que las formaciones socialdemócratas reivindican hace años ante la negativa del Gobierno alemán.

El mejor alumno de la Europa de la austeridad      

Para convencer a Merkel, sin embargo, “la única estrategia propuesta por Macron es aplicar reformas con gran celeridad y luego debatir de igual a igual con Alemania”, explica el periodista Marc Endeweld, autor de la biografía L’ambigu monsieur Macron. Para convertir Francia en el alumno ejemplar de la Europa de la austeridad, el Ejecutivo francés aprobará por decreto una nueva reforma laboral el 20 de septiembre. Esta medida no sólo favorecerá los convenios de empresa en perjuicio de los colectivos, sino que también promoverá un nuevo modelo de contrato indefinido más fácil de rescindir.

Macron “influyó directamente en la decisión de Hollande en junio de 2012 de no conformar un frente con los países del sur de Europa y establecer un pulso con el Gobierno alemán”, explica el periodista Romaric Godin

Además, la austeridad será la regla de oro que regirá el gasto público. Macron ha concedido la cartera de Economía al sarkozista Bruno Le Maire. Este considera que un déficit inferior al 3% “debe ser un símbolo de la credibilidad recuperada ante nuestros socios europeos”, según declaró a mediados de junio en una entrevista en el diario Le Figaro. El Tribunal de Cuentas reveló el 29 de junio que las finanzas públicas para 2017 contienen un desfase de 8.000 millones de euros, lo que situaría las previsiones del déficit en el 3,2%. Esta desviación del 0,4% respecto al objetivo del 2,8% ha sido dramatizada por el Ejecutivo y este ya ha anunciado medidas de ahorro a partir de este verano.

“El Gobierno alemán espera de la Francia de Macron que cumpla con las reglas del pacto fiscal europeo [que exige a los Estados un déficit público del 0,5% a partir de 2020] y que reduzca su deuda pública [esta representa el 96% del PIB francés]”, afirma Hans Stark, miembro del Instituto Francés de Relaciones Internacionales (IFRI). Para este experto de las relaciones francoalemanas, “el Gobierno francés aplicará las reformas en una coyuntura económica más favorable que cuando lo hicieron el español o el italiano”. Según las previsiones, el crecimiento francés alcanzará este año el 1,6%, la cifra más elevada de los últimos cinco años.

“Merkel desea que Macron culmine con éxito su acción de gobierno, ya que teme la llegada al poder de Marine Le Pen”, explica Stark. Además, el dirigente francés mantiene estrechos vínculos con el ministro de Finanzas alemán, Wolfgang Schäuble, con quien habló habitualmente durante su paso por el Ministerio de Economía francés. Cuando Macron ejerció como secretario adjunto en el Elíseo entre 2012 y 2014, se encargó de preparar las cumbres europeas y fue uno de los principales consejeros del expresidente socialista François Hollande en materia de política europea. Entonces, “influyó directamente en la decisión del presidente socialista en junio de 2012 de no conformar un frente con los países del sur de Europa y establecer un pulso con el Gobierno alemán”, explica Godin.

La amenaza del retorno de la era Merkozy

“Existe el riesgo de que volvamos a la época de Merkel y Sarkozy”, advierte Godin. “Entonces, el Gobierno francés aceptó las políticas de consolidación presupuestaria, pero lo hizo como paso hacia delante en la integración europea”. Fue, de hecho, el dúo Merkel y Sarkozy el que puso en marcha el semestre europeo y las normativas del Two Pack y el Six Pack. Estas reglas someten los presupuestos de los Estados miembros a la supervisión de la Comisión Europea y los amenazan con sanciones en el caso de que incumplan el rigor presupuestario. Ahora, el papel de Macron “puede servir para legitimar una nueva arquitectura de la zona euro que representará en realidad un endurecimiento de este control presupuestario”, explica el periodista de Mediapart.

Aunque los dirigentes alemanes se muestran favorables a la creación de un Ministerio de Economía y un Parlamento de la zona euro, la finalidad que otorgan a estas medidas parece en las antípodas de la voluntad redistributiva de las promesas de Macron. Para el responsable de las finanzas alemanas, Wolfgang Schäuble, el presupuesto de la zona euro serviría como fondo monetario europeo. Es decir, reemplazaría al FMI como apagafuegos y socorrería las finanzas de los Estados a cambio de draconianas medidas de austeridad.

Este control de los Estados se vería reforzado por el ministro de Economía de la zona euro. Para el Ejecutivo alemán, este nuevo cargo debe sustituir a la Comisión Europea en su tarea de supervisar los presupuestos de los Estados miembros. “Pero con la gran diferencia de que sancionará directamente a los Estados que incumplan las reglas, a diferencia de la Comisión que tiene un margen de apreciación”, explica Godin. Según aseguró Schäuble en La Reppublica en mayo, el Parlamento de la zona euro tendría únicamente “una función consultiva”. “Como sucedió en 2011, la nueva reforma de la zona euro amenaza con crear un dispositivo muy preciso respecto al control presupuestario y ambiguo para la inversión pública”, explica el periodista de Mediapart.

Para Schäuble, el presupuesto de la zona euro serviría como fondo monetario europeo. Es decir, reemplazaría al FMI como apagafuegos y socorrería las finanzas de los Estados a cambio de imponer unas draconianas medidas de austeridad

El discurso de la austeridad puede acentuarse tras las elecciones generales alemanas del 24 de septiembre. Según los sondeos, los conservadores de la CDU ganarán con claridad estos comicios con un 39% de los votos, por delante de los socialdemócratas (24%). Merkel ocupará así el cargo de canciller por cuarto mandato consecutivo. Ni tan siquiera le hará falta reeditar la “gran coalición”, ya que sólo necesitará pactar con los liberales o los verdes. Si se produjera una alianza con los liberales, según Godin, “estos exigirán a Merkel un endurecimiento de las condiciones de la reforma de la zona euro, ya que esta formación está captando una parte del electorado de la extrema derecha alemana, que considera que la política europea ha arruinado a Alemania”.

Los primeros fracasos de Macron

“Los liberales alemanes son más prudentes que los socialdemócratas respecto a la construcción europea”, reconoce Stark. Este especialista de las relaciones francoalemanas no cree que el Gobierno alemán acepte medidas como la creación de un Parlamento de la zona euro: “Los dirigentes alemanes se muestran reacios a la idea de una Europa a dos velocidades ya que no quieren alejarse de sus aliados de los países escandinavos o del este de Europa, como Polonia”.

En el caso de que acepten algunas de estas reformas, exigirán contrapartidas, como el hecho de que “la presidencia del Banco Central Europeo recaiga en un alemán, como el presidente del Bundesbank, Jens Weidmann, a partir de 2019”, afirma Godin. De esta forma, el Gobierno alemán se asegurará que la política monetaria europea sea más beneficiosa para los intereses de los ahorradores alemanes, a diferencia de la política expansiva del actual jefe de la BCE, el italiano Mario Draghi.

“Macron quiere gobernar Europa como lo hicieron Mitterrand y Kohl durante los años ochenta. Pero la gran diferencia ahora es que el binomio francoalemán ya no se encuentra en una situación de igualdad como entonces”, advierte Godin. El potencial de la economía exportadora alemana contrasta con las dificultades de Francia para respetar las reglas presupuestarias europeas. Esto ha silenciado la voz francesa en el seno de una UE lastrada por los desequilibrios entre los Estados del sur que arrastran unos déficits crónicos y los del norte que acumulan un excedente presupuestario excesivo que no invierten para relanzar la economía europea.

Pese a la moda Macron, el joven presidente ya ha sufrido sus primeros fracasos. Durante el último Eurogrupo del 15 de junio, los dirigentes franceses recuperaron una propuesta del exministro de Finanzas griego Yanis Varoufakis y defendieron una reestructuración de la deuda griega, cuyo pago se haría en función del crecimiento de la economía helena. Pero los otros ministros de Economía de la zona euro prefirieron guardar esta idea en un cajón hasta la conclusión del actual plan de rescate en agosto de 2018. También tuvieron una acogida fría las principales propuestas de Macron para el último Consejo Europeo, como su voluntad de endurecer de forma inmediata la directiva de los trabajadores desplazados o restringir las inversiones extraeuropeas en los sectores estratégicos de la UE.

París acaba además de capitular ante Berlín en una batalla medioambiental y sanitaria en la UE. El gobierno de Macron ha votado este martes 4 de julio a favor de la reglamentación, propuesta por la Comisión Europea, sobre los disruptores endocrinos. Un texto criticado por varias  sociedades científicas y ONG al considerarlo insuficiente para proteger a la población de los riesgos que pueden entrañar estas substancias químicas. El Elíseo, que se oponía, junto con Dinamarca y Suecia, desde hacía un año ha dado finalmente su brazo a torcer. Alemania, favorable a una regulación menos restrictiva para la industria, se ha impuesto.

Joven, enérgico y brillante en sus intervenciones públicas, la novedad del presidente francés servirá para devolver cierta esperanza al decadente proyecto europeo. Pero el bombero Macron difícilmente cambiará los fundamentos de la Europa alemana, cuya lógica neoliberal eterniza las políticas de austeridad y cultiva los futuros incendios europeos.

Necesitamos tu ayuda para realizar las obras en la Redacción que nos permitan seguir creciendo. Puedes hacer una donación libre aquí

El artículo solo se encuentra publicado para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí

Autor >

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí