1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

  272. Número 272 · Mayo 2021

  273. Número 273 · Junio 2021

  274. Número 274 · Julio 2021

  275. Número 275 · Agosto 2021

  276. Número 276 · Septiembre 2021

  277. Número 277 · Octubre 2021

  278. Número 278 · Noviembre 2021

  279. Número 279 · Diciembre 2021

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

Cerezo, el comunicador de serie B

La imagen que da el presidente del Atlético de Madrid en los medios no se corresponde con la que debería tener un club que aspira a mantenerse entre los más importantes a nivel internacional

Ricardo Uribarri Madrid , 10/07/2017

<p>Enrique Cerezo, entrevistado por Risto Mejide en el programa ‘Al rincón de pensar’ en 2015.</p>

Enrique Cerezo, entrevistado por Risto Mejide en el programa ‘Al rincón de pensar’ en 2015.

Antena 3

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

Necesitamos tu ayuda para realizar las obras en la Redacción que nos permitan seguir creciendo. Puedes hacer una donación libre aquí

----------------------------------------------------------------------------------------------------- 

Agarrado a la locomotora que ha comandado Simeone en los últimos años, el Atleti ha conseguido escalar hasta la cuarta posición del ranking UEFA y, gracias a esa progresión deportiva, también avanzar puestos en la lista de los equipos más valiosos a nivel económico en el mundo, hasta situarse en el decimocuarto lugar, según la revista Forbes. Sin embargo, hay una importante faceta, la comunicación, en la que el club continúa muy lejos de lo que se espera en una entidad que aspira a estar en la primera línea internacional. En ese ámbito, aún sigue en el vagón de cola.

Un déficit que se agudiza más en la época de vacaciones de la plantilla, cuando los seguidores atléticos se quedan sin la posibilidad de escuchar cada tres días al Cholo, ya que, sin ser su función, sabe mandar los mensajes oportunos en cada momento. Su figura se echa de menos ante las carencias de la otra persona que desde hace ya 14 años ejerce como nexo oficial del club con la masa social y que no es otra que el presidente, Enrique Cerezo.

Cuando Gil Marín se quedó a cargo del club, encontró la fórmula perfecta. Utilizar al campechano Cerezo para que diera la cara ante los medios utilizando la fórmula de hablar sin decir nada

Cualquiera que tenga la responsabilidad de ejercer de portavoz de un colectivo al que diariamente siguen miles de aficionados en todo el mundo debe reunir dos premisas básicas: una es saberse expresar, tener facilidad para comunicar lo que hay que decir. Y la segunda es conocer la materia sobre la que le van a preguntar. Ejemplos hay más que de sobra para afirmar que de ninguna de ellas anda sobrado el dirigente.

Siendo accesible (eso hay que reconocérselo) y gracias a su carácter espontáneo y dicharachero, se ha ganado un trato benevolente en buena parte de los medios de comunicación que sólo se explica desde la displicencia con la que muchos tratan la información del Atleti. Pero a un dirigente que ocupa el lugar que ocupa hay que pedirle en sus comparecencias mucho más que bromas, chascarrillos y respuestas vacías a cualquier cuestión que se le pregunte sobre el club.

En ese puesto, en el que está representando a un club de los más importantes de España y de Europa, se debería exigir otro perfil, mucho más profesional, para que cuando le hagan una pregunta sea capaz de dar respuestas más allá de frases como “de eso no sé nada”, “no he oído ni he leído nada”, “supongo que estarán haciendo algo sobre ese tema”…  ¿Se imaginan al presidente de una gran empresa dando esas contestaciones sobre los asuntos de interés de su negocio?

Cerezo está imputado desde el año pasado por su relación con la adquisición de un ático en Estepona por parte del expresidente de la Comunidad de Madrid Ignacio González

Siendo negativa la imagen que ofrece cuando no dice nada, aún es peor cuando intenta transmitir algo más o recurre a frases hechas. No es de recibo que al presidente del Atlético de Madrid se le recuerden “perlas” como. “¿Puede ser el Atlético campeón de Liga? Peores cosas se han visto”; “Se nos da bien jugar partidos en el extranjero; hoy en Mónaco, la otra vez en Hamburgo, la final en Barcelona…”; “Ser del Atleti tiene una ventaja, da pocas satisfacciones, pero muchas alegrías”; “Esto empieza a ser el vaso que colma la gota de agua”; “Somos un equipo con la cabeza en el suelo”; “¿El nuevo fichaje?, no recuerdo cómo se llama, pero si llega al Atlético de Madrid será por algo”; “Buenos días y buenas tardes a todos”…

Si la vacuidad de sus declaraciones es una pose para no revelar nada, no le favorece. Y si, como muchos se temen, es producto del desconocimiento de lo que pasa en el club, peor aún. Es la consecuencia de ocupar el cargo de presidente pero de no ser la persona que toma las decisiones importantes y que lleva el día a día. Ese es Miguel Ángel Gil Marín, alguien poco amigo de dar la cara en los medios. En su momento, cuando se quedó a cargo de la entidad en 2003, encontró la fórmula perfecta. Utilizar al campechano Cerezo para que diera la cara ante los medios utilizando la fórmula de hablar sin decir nada. ¿La imagen del club? Un tema secundario. ¿Sus meteduras de pata? Daños aceptables.

Si la práctica nos ha desvelado a lo largo de todos estos años su incapacidad para estar a la altura de lo que debe ser un portavoz del Atleti, no conviene olvidar además que estamos hablando de alguien que se ha visto envuelto en diversos problemas con la justicia. Junto a Gil padre y a Gil Marín fue acusado de apropiación indebida de las acciones de la sociedad anónima, un delito que quedó sin castigo al estar prescrito cuando se presentó la demanda. El fiscal anticorrupción del caso Atlético, Carlos Castresana, siempre ha defendido que “Jesús Gil y Enrique Cerezo no pusieron ni una peseta durante el proceso de adquisición del club”. El actual presidente rojiblanco, por el contrario, ha señalado en alguna ocasión que ha llegado a tener 120 millones avalados en la entidad.

Más allá de ese capítulo, Cerezo está imputado desde el año pasado por su relación con la adquisición de un ático en Estepona por parte del expresidente de la Comunidad de Madrid Ignacio González, siendo investigado por los delitos de cohecho y blanqueo de capitales. Llamativas fueron las conversaciones mantenidas por el presidente del Atlético con González, desveladas por el diario El Mundo, que le involucran en diversas gestiones para intentar tapar el caso. A pesar de que sea uno de los accionistas mayoritarios, es otro motivo de peso más para que, al menos, renunciara a ser la imagen del club a la hora de hablar con los medios. Por cosas parecidas han tenido que dimitir ministros.

En cierto modo se entiende que Cerezo no esté enterado del minuto a minuto del equipo ni de lo que genera su entorno. Él, a diferencia de Miguel Ángel Gil Marín, tiene otra actividad profesional que le quita unas cuantas horas al día, la de productor cinematográfico. A través de sus empresas, Video Mercury y Enrique Cerezo Producciones Cinematográficas, se ha convertido en un referente del sector, controlando el 80% de los títulos del cine español, y teniendo en propiedad “para siempre”, como le gusta puntualizar, un catálogo de 7.000 películas. Desde 1998 es además presidente de EGEDA (Entidad de Gestión de Derechos de los Productores Audiovisuales).

Si la vacuidad de sus declaraciones es una pose para no revelar nada, no le favorece. Y si, como muchos se temen, es producto del desconocimiento de lo que pasa en el club, peor aún

Teniendo en cuenta que empezó como meritorio en el cine en 1966, ¿cómo consiguió labrarse su porvenir? Ejemplo de persona hecha a sí misma y buen negociante, empezó a vender el negativo sobrante de los rollos de las cintas. Después de ascender categorías en el mundo del cine, el momento clave llegaría a principios de los años ochenta, cuando ve en el incipiente negocio de los vídeos una oportunidad y crea una compañía de distribución. Poco a poco fue adquiriendo derechos, lo que le hace ganar dinero muy rápido en poco tiempo y le permitió quedarse con productoras españolas que atravesaban malos momentos. Las malas lenguas aseguran que Cerezo avanzó en los negocios comprando barato al aprovecharse de situaciones económicas críticas.

Para sacar rentabilidad a los archivos de cine español que acumuló, no encontró mejor salida que las televisiones públicas. Así logró que a mitad de la década de los noventa, TVE les comprara a él y a José Frade dos paquetes de películas, operación sometida posteriormente a una auditoría, por una cantidad que, según algunas informaciones, llegó a los 30 millones de euros, aunque él niega que fuera esa suma. Además, durante la presidencia de Esperanza Aguirre obtuvo la concesión para poder tener su propio canal, 8Madrid TV. Curiosamente, le otorgaron licencias en todas las demarcaciones en las que se presentó. Sus buenas relaciones políticas están, para muchos, detrás de otros contratos firmados con Telemadrid por empresas en las que era accionista, como Boomerang TV, Video Mercury o Enrique Cerezo P.C.

Desde hace dos años y hasta 2018, TVE emite Historia de nuestro cine, espacio donde se van a proyectar 690 películas nacionales de las que 556 corresponden al presidente atlético. Como anteriormente ya tenía contratado otro paquete de 183 cintas y teniendo en cuenta que de cada proyección obtiene 15.000 euros, logrará por esos contratos más de 11 millones de euros.

Curiosamente, su relación con el cine fue la llave que le abrió la puerta del fútbol. Y ahí aparece un personaje clave, Pepe Navarro, el que fuera guardameta rojiblanco entre 1978 y 1982. “Yo conocí a Enrique Cerezo porque le iba a comprar unas cintas de vídeo y nos terminamos haciendo amigos. Le presente a Calderón e incluso le dejaba mis abonos para que fuera al campo a ver los partidos. De hecho llegué a ser socio con él de un videoclub. Invertí 250.000 pesetas pensando que las iba a perder, pero la realidad es que gané dos millones”.

En 1987, Cerezo acuerda ir en la candidatura de Calderón, “que buscaba gente joven y con sentimiento atlético para renovar la directiva” --recuerda Navarro-- de cara a las elecciones que se iban a celebrar ese año, pero en marzo falleció el entonces presidente. “Enrique toma la decisión de alinearse, como era lógico, en la candidatura que era la heredera de Calderón, la que presidía Santos Campano, muchos años vicepresidente del Atleti. Yo, junto a Rubén Cano, fuimos los únicos futbolistas que apoyamos a Gil porque creíamos que era el idóneo para solventar las deudas que había con los futbolistas”.

“Gil –explica Pepe Navarro-- llevaba una candidatura algo ‘folclórica’ y tras su victoria necesitaba incorporar a personas con otro perfil, que le ayudaran con el tema económico. Yo le había hablado a Jesús con anterioridad de Enrique y después de las elecciones les presenté. En pocos minutos se pusieron de acuerdo y Cerezo se incorporó al club”.

Ahí empezó una historia que le ha llevado a ser ya el segundo presidente más longevo en la historia de una institución tan importante, que no puede seguir convirtiendo su imagen y su comunicación en una mala película de serie B. El Atleti se merece otra cosa.

Necesitamos tu ayuda para realizar las obras en la Redacción que nos permitan seguir creciendo. Puedes hacer una donación libre aquí

Este artículo es exclusivo para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí

Autor >

Ricardo Uribarri

Periodista. Empezó a cubrir la información del Atleti hace más de 20 años y ha pasado por medios como Claro, Radio 16, Época, Vía Digital, Marca y Bez. Actualmente colabora con XL Semanal y se quita el mono de micrófono en Onda Madrid.

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

1 comentario(s)

¿Quieres decir algo? + Déjanos un comentario

  1. Daniel L.

    sabe uribarri de qué está hablando? conoce a algún presidente de fútbol que dé buena imagen?

    Hace 4 años 4 meses

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí