1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

  272. Número 272 · Mayo 2021

  273. Número 273 · Junio 2021

  274. Número 274 · Julio 2021

  275. Número 275 · Agosto 2021

  276. Número 276 · Septiembre 2021

  277. Número 277 · Octubre 2021

  278. Número 278 · Noviembre 2021

  279. Número 279 · Diciembre 2021

  280. Número 280 · Enero 2022

  281. Número 281 · Febrero 2022

  282. Número 282 · Marzo 2022

  283. Número 283 · Abril 2022

  284. Número 284 · Mayo 2022

  285. Número 285 · Junio 2022

  286. Número 286 · Julio 2022

  287. Número 287 · Agosto 2022

  288. Número 288 · Septiembre 2022

  289. Número 289 · Octubre 2022

  290. Número 290 · Noviembre 2022

  291. Número 291 · Diciembre 2022

  292. Número 292 · Enero 2023

  293. Número 293 · Febrero 2023

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

Tribuna

Debate ‘e-mocionante’: PSOE y Podemos, mutuamente emplazados

Hemos de movernos hacia una nueva moción que democráticamente saque del Gobierno del Estado a un presidente indigno

José Antonio Pérez Tapias 15/06/2017

Malagón

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

Necesitamos tu ayuda para realizar las obras en la Redacción que nos permitan seguir creciendo. Puedes hacer una donación libre aquí

----------------------------------------------------------------------------------------------------- 

Diputados y diputadas del Partido Popular, ése que guarda las esencias del españolismo rancio con el mismo fervor que tapa las miserias de los casos de corrupción que le afectan, entraron en el hemiciclo con el aire arrogante que les lleva siempre hacia sus escaños confiados en lo que son: representantes de la clase dominante, aunque sea con el voto añadido de millones de electores que sociológicamente no forman parte de tal estrato. Así son las cosas y eso es lo que permite que Mariano Rajoy siga siendo, también después de la moción de censura presentada por Unidos Podemos contra él, presidente del más indigno gobierno que España ha tenido desde que la dictadura franquista quedó atrás. De tal indignidad no se privaron de dar muestras sus miembros desde el comienzo mismo de la sesión parlamentaria para tal moción: lecturas aparentemente relajadas, miradas distraídas, comentarios frívolos o el siempre socorrido recurso de mensajes por los móviles… Pero fue inútil. 

Rajoy y su gobierno, junto con toda la bancada popular que tenían a sus espaldas, se tuvieron que tragar –luego llegaría el eructo del provocador Rafael Hernando-- el apabullante y bien trabado discurso de la diputada Montero, portavoz de Unidos Podemos, con el documentado listado de todo lo que de corrupción cae sobre el PP. La derecha del hemiciclo se puso la coraza, mas eso no impidió que ella, y toda la sociedad española, volviera a tener presente lo que envilece la política de nuestro país, desprestigia sus instituciones y lastra hasta lo indecible una acción de gobierno tocada por la deslegitimación que indefectiblemente recae sobre ella. 

La exposición de la diputada Montero, tan sobria como brillante, no dejó nada fuera, y tras exponer también los desastres sociales de los ajustes del PP, dejó en claro las razones que en conjunto motivaban la moción de censura contra el presidente Rajoy. Éste, buscando refugio en clásicos malamente traídos a colación, fue a parar a Francisco de Quevedo, para tratar de utilizar una cita suya como arma arrojadiza –“el exceso es el veneno de la razón”--, cuando en verdad es el mismo Rajoy quien se halla mortalmente envenenado por los excesos en tapar los casos de corrupción que ineludiblemente quedaron desgranados desde la tribuna del hemiciclo. 

Rajoy y su gobierno, junto con toda la bancada popular que tenían a sus espaldas, se tuvieron que tragar el apabullante y bien trabado discurso de la diputada Montero

La moción de censura, encauzada por derroteros ajenos al esperpento que muchos esperaban y deseaban –hablaban de circo los que ofrecen el más penoso espectáculo que los españoles podemos ver---, siguió adelante con la intervención del diputado Iglesias en su papel de candidato alternativo al presidente tan merecidamente censurado. Tras palabras iniciales dedicadas al grupo parlamentario socialista, reconociendo “errores” propios en tiempos pasados –alusión a los procesos de investidura tras elecciones generales de 2015 y 2016, tratando de neutralizar la machacona referencia desde el PSOE a que Podemos impidió que Sánchez llegara a la presidencia del gobierno--, Iglesias emprendió el largo recorrido de un discurso, con pretensiones de constructivo más allá de la obligada crítica al PP y la necesaria referencia a medidas contra la corrupción, en el que algunos puntos destacaron sobremanera, máxime con lo que conllevaban de guiños al PSOE. Es el caso de su alusión a las medidas aplicadas al sistema bancario por el Gobierno portugués –referencia ensalzada por Pedro Sánchez desde el campo socialista--, como muestra de por dónde hay un camino transitable con pacto de izquierda y sin castigar a la ciudadanía con la mal llamada austeridad. Un lugar destacado ocupó su abierta y clara exposición de la cuestión de las naciones que ha de resolver el Estado español, con crítica a fondo al inmovilismo del PP: España vista como plurinacional, subrayando la necesidad de referéndum en Cataluña para dar paso a un renovado pacto constitucional –punto reforzado por las amables palabras de Xavier Domènech desde En Comú Podem recordando a los socialistas lo que todos habríamos de saber: para ir hacia un Estado federal plurinacional como solución a la crisis del Estado no basta con hablar de plurinacionalidad entendiendo las naciones como meramente culturales, pues es ineludible su condición de realidades políticas--. Importantes fueron las apelaciones a una Europa que ha de reganarse como Europa social y como Europa que atiende el derecho de asilo a refugiados. No faltó una referencia puntual al significado de los resultados electorales de Corbyn en el Reino Unido, con lo que suponen de acicate para una socialdemocracia que debe reencontrarse. 

Visto lo visto y oído lo que se oyó, una pregunta se hacía fácilmente presente al hilo de la intervención de Pablo Iglesias: ¿por qué no se negoció, antes de llevar al Parlamento la moción de censura, un programa de gobierno para una moción que por norma había de ser “constructiva”, incluyendo candidatura a la Presidencia del Gobierno? Siendo ésta una cuestión fundamental que no pierde peso ni aun planteada retrospectivamente, lo cierto es que con los dos discursos que los representantes de Unidos Podemos llevaron a la cámara el debate ganó altura y entró en la dinámica de una verdadera “moción”, es decir, pasó a tener las características de un debate en el que había que “moverse”, tomar posición, argumentar…, aunque su destino en tanto que moción de censura se supiera fijado en los 82 votos a favor del grupo proponente (con los votos de ERC y Bildu), los 170 en contra de las derechas que sostienen el Gobierno, y en medio las 97 abstenciones que eran previsibles, con un significado de compartir la crítica pero de no suscribir la propuesta. 

El debate no dejó de concitar “emoción” –movimiento de las expectativas, animadas de pasiones políticas diversas--, y de activar ‘e-mociones’ en las redes sociales por parte de muchos de los que lo seguíamos, a la espera de ver qué se decía desde el Partido Socialista, habida cuenta de que lo haría su “portavoz provisional” como transmisor de la posición del grupo parlamentario y, en especial, del nuevo secretario general, Pedro Sánchez, en vísperas del congreso que ha de consumar el proceso electoral con el que la militancia le ha repuesto al frente del partido. 

No lo tenía fácil José Luis Ábalos como portavoz socialista pues, a pesar de la calidad del debate, seguía siendo la planteada por Unidos Podemos una moción de censura presentada con precipitación –en momento imposible para el PSOE-- y por ello mismo no acompañada, como quedó señalado, de pacto previo con otros partidos en torno a programa y a candidatura alternativa, lo cual llevaba a que la posición del Partido Socialista fuera de abstención. Y Ábalos tenía que justificarla. Es verdad que para ello no hacía falta tanto insistir en lo ocurrido en 2016, presentando el que Podemos no votara la investidura de Sánchez como la censura al PP que se dejó pasar. Tal insistencia más parecía un lamento melancólico a destiempo que un pertinente ejercicio de memoria. El momento político, con su problemática, es otro, por más que traiga causa del pasado reciente.

España y su ciudadanía merecen todo el trabajo necesario para que sea realidad esa moción de censura que democráticamente saque del Gobierno del Estado a un presidente indigno

Asumida la abstención --el mismo Iglesias la daba tan por hecha que la descontaba--, el caso es que el desarrollo de la moción, desde las intervenciones de quienes la planteaban, fue pasando por cuestiones políticas de suyo insoslayables, desde la necesidad de desalojar al PP del Gobierno hasta la respuesta a dar a la crisis del Estado. Por ello, a la postre son dignas de ser subrayadas estas palabras del portavoz socialista dirigidas a la bancada de Podemos: "Tendremos que conformar una nueva mayoría en la que seguro que podemos entendernos".
¡Debemos, cabe añadir! Y tanto es así que el mismo Ábalos respondió a la réplica de Iglesias en estos términos: "Recojo el guante, estamos dispuestos a construir una mayoría alternativa para desmontar las políticas injustas del PP”.

Entre las intervenciones de Iglesias y de Ábalos, de ninguna manera han de dejarse sin mencionar las palabras del diputado Joan Baldoví, de Compromís, instando a que PSOE y Podemos trabajen sin demora en aras del acuerdo necesario para lograr esa mayoría que permita en su momento –debe ser lo antes posible-- esa moción de censura con visos de ser efectiva en cuanto a alternativa al PP. De ella habló Pedro Sánchez en la campaña de primarias que le ha traído de nuevo al frente del PSOE, y siendo posibilidad formulada en contexto de compromiso electoral, ha de procurarse hacerla realidad. Es cierto que el portavoz del PSOE no formuló un compromiso explícito al respecto, pero por sus palabras no quedó excluido –no debía--, máxime cuando es factible y el PP la teme, y por ello tratará de desacreditar cualquier mención a que una nueva moción se abra camino. Pero España y su ciudadanía merecen todo el trabajo necesario para que sea realidad esa moción de censura que democráticamente saque del Gobierno del Estado a un presidente indigno. La indignación que ello produce no ha de traicionarse. Aun siendo redundantes –en la expresión y en la acción--, hay que decir que hemos de movernos hacia una nueva moción. Sigue siendo acuciante el pacto en torno a una apuesta clara e inequívoca por la decencia democrática que nos es imprescindible. Es primer peldaño para alcanzar logros de justicia. 

Necesitamos tu ayuda para realizar las obras en la Redacción que nos permitan seguir creciendo. Puedes hacer una donación libre aquí

Este artículo es exclusivo para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí

Autor >

José Antonio Pérez Tapias

Es catedrático en la Facultad de Filosofía de la Universidad de Granada. Es autor de 'Invitación al federalismo. España y las razones para un Estado plurinacional'(Madrid, Trotta, 2013).

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

11 comentario(s)

¿Quieres decir algo? + Déjanos un comentario

  1. sombrita

    a dia de hoy no hay otro camino que buscar a podemos y cs, a no ser que se quiera suicidar el psoe pactando acuerdos de gobierno para todos los españoles que dependan de un referendum que no se puede hacer sin cambiar una norma que necesita de mas apoyos que los que tiene actualmente, ni tampoco podemos, a poco que se lea entre líneas. La otra via es la espera a elecciones y ver los números, pues el pp saca mayorías con la izquierda de pnv y pdcat, para vergüenza en especial de pdecat y pp, lo que da todo tipo de legitimidad a psoe para negociar con todos y acordar con quien le de la gana siempre que no se pase con el 2 de la const, ofrecen una solución y a medio camino que es lo mas sensato (una plurinacionalidad que es de hecho ya, y no tocar la soberanía si no hay consenso o mayoría para cambiar ley) sin entrar en futuribles de otra mayorías para cambios legales a cambio de favorecer la gobernabilidad de España por parte de catalanes. No olvidar que el conflicto catalán viene mucho de cuestiones fiscales, y del ninguneo del pp, que ellos se lo coman en su parte, pues tanto pp como independistas viven de ese frente. Es mejor no apelar a la sombra sin reconocer la calefacción del invierno de 2016. Y no olvidar que el psoe buscara su autonomía principalmente, no caer en la mierda mediatica sloganera y de trampas de voceros peperos, podemitas naranjitas, ni limones nacionalistas……o por lo menos lo espero, que creo que ya habran aprendido. Y que sea lo que tenga que ser.

    Hace 5 años 7 meses

  2. sombrita

    a dia de hoy no hay otro camino que buscar a podemos y cs, a no ser que se quiera suicidar el psoe pactando acuerdos de gobierno para todos los españoles que dependan de un referendum que no se puede hacer sin cambiar una norma que necesita de mas apoyos que los que tiene actualmente, ni tampoco podemos, a poco que se lea entre líneas. La otra via es la espera a elecciones y ver los números, pues el pp saca mayorías con la izquierda de pnv y pdcat, para vergüenza en especial de pdecat y pp, lo que da todo tipo de legitimidad a psoe para negociar con todos y acordar con quien le de la gana siempre que no se pase con el 2 de la const, ofrecen una solución y a medio camino que es lo mas sensato (una plurinacionalidad que es de hecho ya, y no tocar la soberanía si no hay consenso o mayoría para cambiar ley) sin entrar en futuribles de otra mayorías para cambios legales a cambio de favorecer la gobernabilidad de España por parte de catalanes. No olvidar que el conflicto catalán viene mucho de cuestiones fiscales, y del ninguneo del pp, que ellos se lo coman en su parte, pues tanto pp como independistas viven de ese frente. Es mejor no apelar a la sombra sin reconocer la calefacción del invierno de 2016. Y no olvidar que el psoe buscara su autonomía principalmente, no caer en la mierda mediatica sloganera y de trampas de voceros peperos, podemitas naranjitas, ni limones nacionalistas……o por lo menos lo espero, que creo que ya habran aprendido. Y que sea lo que tenga que ser.

    Hace 5 años 7 meses

  3. ACH

    Para un nuevo PSOE el señor Tapias debería poner su granito de arena y presentarse en Andalucía. Dé un paso adelante por su partido. El enemigo no es Podemos, si no la abstención. Un bloque conjunto de izquierda llamaría a las urnas a muchos desencantados. Ánimo, sea valiente, preséntese y que la presión a Sánchez venga del lado correcto

    Hace 5 años 7 meses

  4. Caloret

    En la "sombrita" se está muy bien bebiendo un martini. Quizá por eso el PSOE pida calma o calmita. El problema es que no hay "sombrita" para todos los que se la ven y se las desean para tener unas condiciones de existencia material mínimas porque las políticas del PP con respaldo de C's y bendición del PSOE los está achicharrando. Pero nada de prisas, el "nuevo PSOE" ya nos ha recordado que es de izquierdas, por eso que mejor que buscar un nuevo acuerdo con los aznarianos de C's.

    Hace 5 años 7 meses

  5. sombrita

    Creo que el psoe va a iniciar una etapa estratégica solida, seria y de largo plazo, al margen de la mierda mediatica generalizada y sus dimes y diretes; van a desembarazarse de la prisas y responsabilidades que no le corresponden mas que a los demas. Esta muy claro que la virulencia y las tenazas hacia ellos va a ser durísima desde el gobierno que lo teme, y desde los de la nueva política que lo temen mas, por eso mismo calmita, que hay muchos arboles entre el bosque.

    Hace 5 años 7 meses

  6. Tomadura de pelo

    "Nuevo PSOE": no queremos a Rajoy pero no apoyamos la moción de censura (ni planteamos una nueva), España es una nación de naciones pero estamos en contra de un referendum en Cataluña, somos republicanos pero la monarquía ni se toca. Y suma y sigue. La opereta continúa...

    Hace 5 años 7 meses

  7. Juan A. Ferrt

    PÉREZ TAPIAS,,, Se le olvida tantas cosas que es imposible reescribir sus comentarios, Vd, dice muchas medias verdades y otras directamente las oculta,....son tan claras y evidentes que solo alguien perdido en la selva durante los últimos 5 años no la sabría, así que me parece que el POSE si quiere seguir ninguneando a Podemos y no tratarlo de igual a igual .....se equivocara de nuevo.

    Hace 5 años 7 meses

  8. nolo

    El PSOE tiene un grabe problema, se mueve en tres culturas, ser socialistas, democráticos y en lo económico liberales, si las crisis que padecemos en España continúan agravándose, su crisis puede ir amas

    Hace 5 años 7 meses

  9. ciudadano49

    Unidos Podemos y el Psoe deben trabajar por hacer confluir los partidos del Sí y de la Abstención y olvidarse de C's.

    Hace 5 años 7 meses

  10. Al grano

    Más allá de la parrafada del Sr. Pérez Tapias, convendría que el “nuevo PSOE” aclarase de una vez si va a volver a las andadas. Si con la falsa excusa de que los números no dan va a utilizar de nuevo el comodín de Ciudadanos (partido de simpatías aznaristas y neoliberal donde los haya) para mantener todo absolutamente igual. Las precarizadas condiciones materiales y existenciales de la mayoría de la población, entre otras cuestiones (galopante corrupción, el derecho a decidir en Cataluña, etc.) no pueden esperar.

    Hace 5 años 7 meses

  11. Jesús Díaz Formoso

    Y tras la moción, disolución del Parlamento y ... A ELECCIONES. A por la legitimidad de las urnas.

    Hace 5 años 7 meses

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí