1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

Procesando el Procés

Políticos al borde de un ataque de nervios

Creo, en fin, que ya se puede empezar a hacer cachondeo con el Procés. Ese manojo de nervios. Una parte de la sociedad catalana, alejada del PP o del PSOE, ya lo hace. Relaja.

Guillem Martínez Barcelona , 9/06/2017

<p>Oriol Junqueras.</p>

Oriol Junqueras.

Luis Grañena

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

Necesitamos tu ayuda para realizar las obras en la Redacción que nos permitan seguir creciendo. Puedes hacer una donación libre aquí

-----------------------------------------------------------------------------------------------------

-LAS INSTITUCIONES Y SUS CADÁVERES. Acto solemne en el Pati dels Taronjers. El Pati dels etc es, como su nombre indica, un patio con naranjos. Por el mismo precio, es la zona de transición entre el Palau de la Gene gótico y el renacentista. El solar, por cierto, fue adquirido cuando el cáñamo a un judío --la Gene, en fin, está edificada en pleno call / barrio judío-- que, por cierto, aún está esperando que le paguen lo que le dijeron los de la Gene. Esta bella parábola nos explica, hermanos, que debajo de toda institución siempre hay un cadáver. En Europa, ahora que lo pienso, suele ser el de un judío. Anyway. Está a punto de empezar un acto solemne en el que la cosa Govern emitirá una declaración solemne. Como ven, todo es muy solemne. Las últimas horas, no obstante, no lo han sido tanto. No se lo pierdan.

-NERVIOSISMO DE SOLEMNIDAD. Los primeros en recibir la convocatoria del día fueron los corresponsales extranjeros. En lo que es un indicio del nerviosismo, recibieron dos. Las primera convocaba a una rueda de prensa. A las pocas horas recibieron la cancelación de la rueda de prensa, y su substitución por, sic, una "declaración institucional". Una declaración institucional es como, lo dicho, mucho más solemne. Pero, además, no implica preguntas de la prensa, sino que las descarta. Evitar preguntas es un indicativo de nerviosismo. Más datos sobre el nerviosismo. CDC/PDeCAT, tan sólo 24 horas antes de que el Govern empezara a emitir convocatorias como un poseso, vivía una cosa que nunca había vivido. Una escisión. Con todas las letras.

La escisión es culpa de la cosa Germà Gordó. Sinopsis: exgerente de CDC, Secretari de Govern con Mas --2010-12-- que posteriormente y, glups, por lo que fuera, fue ascendido a parlamentari / aforado y Conseller en el interín 2012-15. Ha sido imputado, o como lo llamen esta mañana a primera hora, en el Caso 3%; el Caso 3% es la monda; podría demostrar una corrupción de CDC posterior a Pujol, es decir, plenamente Mas y muy próxima estéticamente al Procés y a la creación del PDeCAT. Bueno, el tema es que Gordó, después de ser invitado por algunos líderes del PDeCAT a pirarse, lo ha hecho. Pero no del todo. No renuncia a su acta de diputado y, parece ser, puede crear un nuevo partido. Un partido catalanista --o indepe; yo ya me pierdo--, que reivindique una CDC no raptada por ERC, como dicen ellos. Eso de que ERC le de por raptar algo es, por lo demás, filológicamente improbable, pues ERC carece, incluso, de raptos de sinceridad. El cisma Gordó ya se ha engrosado con algún cuadro. Y, me dicen, se irá engrosando con más, paulatinamente. Lo que acrecienta el nerviosismo aludido.

Más nerviosismo: la cosa Procés carece de verticalidad cachas. En la primera edición, Mas cortaba el bacalao. Ahora parece que hay más jefes que indios, lo que dificulta la comunicación corporativa. Es decir, la propaganda. PDeCAT son varios sectores. El más animado a tirar por la cosa referéndum es el sector PDeCAT más alejado de PDeCAT. Es decir, el Presi Puigdemont, que no vende una escoba dentro del partido. Los nervios aumentan también porque estamos al final del tercer acto, y lo más caliente está en la nevera. A las dudas internas sobre la cosa referéndum --resumen: cuanto más profesionales y cercanos a sus aparatos, los políticos procesistas parecen ser menos proclives a un referéndum unilateral/la inhabilitación/el ERE/pérdida de la segunda residencia--, se suma el nerviosismo de que no hay plan B. Ni A. Es decir, que detrás de la palabra referéndum no existe la logística, la organización, el trabajo realizado para un referéndum. A todos esos nerviosismos se les ha sumado uno nuevo que, alehop, les explico en el siguiente párrafo.

-SOCORRO. La Gene, en lo que quizás es su primer acto de decisión desde que empezó la cosa Procés, me ha negado el acceso al acto. Si bien en la Gene, como en otros gobiernos del Sur --el Español sería, en ese sentido, otro adelantado a su época--, se están viviendo momentos de pasión turca, supongo que esta metedura de pata se debe solo a los nervios. En momentos de nerviosismo es, en fin, cuando se producen los lapsus, que decía Lacan, y uno llama mamá a su novia, o mamón a un periodista. La Gene, por cierto, admitió a CTXT como animal de compañía el 8 de junio a las tantas de la noche, hora en la que la compi que atendía el mail ya no estaba en modo Clark Kent, sino en modo Súper-Woman y a su merecida bola. Nos enteramos de la amnistía a las 9.30 de hoy, por lo que no he ido a cubrir un acto que tenía que empezar a esa hora --ha empezado una hora después, lo que es otro indicativo de nervios--.

Anuncio de la fecha y la pregunta del referéndum por Puigdemont.

Anuncio de la fecha y la pregunta del referéndum por Puigdemont.

Meditaciones. A) Es importante que la negativa --exótica, importante, inquietante; un antes y un después en la política comunicativa oficial de la Gene-- fuera porque no se me consideró periodista, sino opinador. Es decir, el Govern, convertido en crítico literario, establecía qué era género periodístico y qué no. Es importante saber también que B), ese rol de crítico literario, antes de 2011, lo realizaban los intelectuales orgánicos/palmeros, que eran los encargados de alejarte del canon cultural y la normalidad. Es decir, C), que la cosa propagandística está chuchurría. También es importante saber que en las redes hubo un debate al respecto. Me permito resumirlo. Unos opinaban que Catalunya era una cultura progresista y democrática, mientras otros opinaban que España era una cultura progresista y democrática --les animo, ya que estoy, a desconfiar de ambas escuelas de pensamiento-. Pero también hubo un franco diálogo, o apoyo incluso a mi persona, por parte de indepes y no indepes, que entendían que este era, D), un problema de derechos, no de trincheras. Lo que relativiza las trincheras y depura los derechos. Y apunta a que, cuando la cosa Procés acabe, nos, E), tendremos que poner de acuerdo personas con ideas parecidas sobre los derechos, para hacer algo con este tema, si no queremos que sea una baza electoral para los próximos 40 años. La mala noticia fue que los primeros periodistas en reaccionar ante un abuso de poder sobre la prensa fueron, mayormente y como siempre, snif, los F) corresponsales extranjeros, más alejados de la cultura local. Es decir, de las trincheras esas. Rayos, escucho por la radio que el acto empieza.

Estoy en una terraza, fumando y escuchando la radio. Empieza a hablar Junqueras. Como que no lo veo, y como venganza, me los imagino a todos en bikini. Junqueras, por cierto, gasta una sensual 95 copa D.

-LA COSA. Estoy en una terraza, fumando y escuchando la radio. Empieza a hablar Junqueras. Como que no lo veo, y como venganza, me los imagino a todos en bikini. Junqueras, por cierto, gasta una sensual 95 copa D. Me pongo nervioso con la imagen, de manera que le digo mamá a la camarera. El rol, solemne, de Junqueras, parece ser dotar al acto del sentido de ser la culminación a un proceso de agresión por parte del Gobierno. Trae a colación conceptos como Operación Catalunya --en verdad impresionante; no se pierdan cómo han dibujado esa ausencia de poderes los compis de Público-. Puigdemont, a su vez, parece optar por explicar el acto como una culminación de un proceso de negación del diálogo por parte del Estado, iniciado hace 7 años, con la sentencia del Estatut. Explica --importante-- que han buscado el diálogo -es decir, que aún lo buscan-. Explica que este acto es también la culminación de un mandato de las urnas que el Govern se comprometió a aplicar --algo no del todo cierto; se presentaron a las elecciones con el llenapistas de una DUI/Declaració D'Independència Unilateral; no se atrevieron a hacerla, por lo que apostaron por un referéndum, un indicio de que tampoco va en serio--. Comunica la fecha del referéndum, la pregunta. Comunica que será un referéndum vinculante. Comunica que el "Govern oferirà totes les garanties" democráticas para ese referéndum. Y finaliza con una defensa "del dret de les persones a decidir el futur del seu país. Visca Catalunya!". Bueno. Fecha. Pregunta. Referéndum vinculante. La emisora que escucho, pública, está tirando cohetes. Vivimos, por fin, el hecho determinante en este Prócés gubernamental que, desde 2012, no había emitido ningún hecho determinante. La pregunta, en este acto sin preguntas, es decir, copado por el nerviosismo, es si eso es así.

-¿ESO ES ASÍ? Pues no. O, al menos, aún no. Es un aún-no que, por otra parte --y esto puede ser otro indicio-- ya dura 5 años. El acto de hoy no pasa, así, de ser una declaración verbal. Carece de consecuencias jurídicas. No ha habido emisión de ley. Y, por tanto, de desobediencia. Sí, se ha emitido una pregunta --buena, nítida, clara, sexy, sin ambigüedad: "Quiere que Catalunya sea un Estado independiente en forma de República"-- que, si esto es en verdad una petición de diálogo con el Estado, puede cambiar por otra más de la escuela Processista. Sí se ha emitido una fecha. No está muy alejada de la que prometieron --prometieron que sería en septiembre; es en octubre; puede ser otro indicio de que van a volver a apurar el vaso todo lo que puedan--, pero que en caso de diálogo --improbable con un Gobierno que ha elegido la vía penal como solución a un problema político-, siempre puede ser cambiada. Vamos, que todo lo dicho necesita verificación y espera, la palabra mágica del Procés.

Sigue siendo dudoso que el referéndum se haga. Por dos razones. Razón a) el Gobierno --vía penal para solucionar un problema etc-- acabará pagándolo caro-. Razón B) el Govern. 

Sigue siendo dudoso que el referéndum se haga. Por dos razones. Razón a) el Gobierno --vía penal para solucionar un problema etc-- acabará pagándolo caro-. Razón B) el Govern. Si verdaderamente estuviera por un referéndum efectivo, se hubiera inhabilitado hoy mismo. O ayer. O hace meses. No lo ha hecho. Es dudoso --sumamente-- que pueda organizar, por otra parte, un referéndum que carece de todos sus ingredientes. El Govern está haciendo una batalla propagandística con las urnas. La consellera del ramo --hija de un fundador de CDC y, actualmente, Presi de CDC, que aún no se ha disuelto--, es poco probable que se juegue irse al trullo por eso. Por otra parte, las urnas es lo de menos en un referéndum. Se puede introducir el voto en una caja de zapatos. Pero no sin censo y otros cacharros. Falta, por ejemplo, la Junta Electoral. No es moco de pavo. Integra funcionarios king-size, como jueces, notarios, registradores, secretarios municipales. Para el referéndum, calcula Dani Cordero, de El País Cataluña, se necesitan de 4.000 a 5.500 funcionarios, y 7.000 funcionarios de ese otro subtipo llamados también Mossos, que ya chaparon un referéndum organizado por la izquierda alternativa en pleno Procés1.0. Los funcionarios, aquí y en Lima, suelen, además, ser personas que se meten a funcionarios porque no quieren problemas en la vida, por lo que es difícil que se los busquen. Es difícil, a estas alturas y a pocos meses de octubre, en fin, construir un referéndum que pueda llevar ese nombre y ser reconocido por la Comunidad Internacional. Y en el que, por tanto, decidan participar los partidarios del no.

Aún así, ¿el Govern va en serio? Si eso es así, ¿cómo lo podremos saber? Por dos actos a realizar en el futuro --un futuro que, en el Procés, nunca llega-. Uno: que elabore la ley de convocatoria del referéndum, lo que le conduciría a la inhabilitación, que hasta ahora ha respetado, sin desobediencias. Dos: que dedique gasto --un solo euro-- a ello, lo que le conduciría al trullo. Y, ya puestos, también se puede saber la verdadera intención del Govern por la manera de convocar el referéndum. Puede convocarlo el Govern, momento en el que el TC y fiscalía caería sobre ellos como ninjas. Eso sería un acto de decisión, un cruzar una frontera, un poner al Estado en un aprieto estético --ético, lo dudo--. Pero también puede delegar la convocatoria en el Parlament, de manera que los pringuis serían los parlamentarios que la voten, y no los chicos del Govern, que podrían presentarse a otras elecciones. Van a convocar el referéndum, en fin. No tengo dudas, como tampoco las tengo, ahora mismo, sobre el hecho de que el referéndum no se celebrará. Las dudas son quienes serán sus víctimas/inhabilitados. Me puedo comer estas palabras, pero no creo que sea el Govern. El tiempo --muy poco; el margen para convocar elecciones son 54 días antes de la fecha elegida, parece ser que no hay margen establecido para un referéndum unilateral, pero estéticamente podría ser ese-- lo dirá. Dirá si esto es una consulta como la del 9N, con la diferencia de que no se llegará a votar, o un acto de decisión, la apuesta de un Govern, evitada desde 2012,  para ser encarcelado y llevar el conflicto a Europa. Me inclino a creer, empero, que los cuerpos caen hacia el lado al que se inclinan.

-LADO E INCLINACIÓN. Si, como los datos y la tradición apuntan, esto vuelve a ser un objeto para consumo interno y con una meta electoral, el caso de la cosa sería utilizarlo para un conflicto local. En esta temporada sería la cosa Comuns y Podem. La dinámica es presionarlos a entrar en el corpus Procés, en el que serían fagocitados, o ubicarlos fuera de él, en el campo semántico de quienes no quieren un referéndum. Es decir, en el campo semántico PP, para entendernos. Hasta ahora les ha funcionado. A CDC, un partido que debería estar muerto hace años, por corrupción, le ha ido bien con ese juego. A ERC, un partido que ha introducido, junto a CDC y PP, la austeridad en Catalunya, también le ha ido de película. Y subiendo. A las CUP, un partido que en verdad quiere un referéndum, es decir, que choca con los dos partidos anteriores, y que ha pactado lo inverosímil --es decir, ha sido fagocitado-- a favor de un referéndum que oficialmente --recordémoslo-- carece de fecha y pregunta, parece no irle tan bien. Comuns debería enfrentarse frontalmente al Procés y empezar a hablar con culturas comunes sobre la viabilidad y el tiempo real de un referéndum efectivo, que no substituya a la política ni a los conflictos sociales. Creo, en fin, que ya se puede empezar a hacer cachondeo con el Procés. Ese manojo de nervios. Una parte de la sociedad catalana, alejada de Ciudadanos, el PP o el PSOE, ya lo hace. Relaja.

 

 

Autor >

Guillem Martínez

Es autor de 'CT o la cultura de la Transición. Crítica a 35 años de cultura española' (Debolsillo), de '57 días en Piolín' de la colección Contextos (CTXT/Lengua de Trapo) y de 'Caja de brujas', de la misma colección.

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

10 comentario(s)

¿Quieres decir algo? + Déjanos un comentario

  1. Cefe

    Ah qué tiempos en que un periodista consigue que se disfrute con una crónica. Muy bien. Como siempre. Y lo del bikini también. A ver si lo podemos ver. Al menos en el Polonia.

    Hace 3 años 9 meses

  2. Raul

    Yo no se lo que pasara en Octubre pero cuando el govern empiece a cumplir su palabra y si los convergentes acaban detenidos por defender unos principios que els comuns dicen compartir con desobediencia mientras la izquierda real que lleva 40 años hablando de insumisión, rebelión, resistencia... se lo mira acatando desde el ayuntamiento de al lado acatando el daño que le harán al espacio político de "la izquierda real" en Cataluña sera profundo y duradero. La izquierda no perdona tan facilimente como la derecha.

    Hace 3 años 9 meses

  3. Francesc

    Una mica massa enrevessat aquest article, costa de llegir i de capir.

    Hace 3 años 9 meses

  4. Sergio

    Guillem: Seria no porta accent i crak, no porta c. I mira't al mirall, que enriure-se'n del Junqueras perquè està gras és més propi de Losantos i Boadellas...

    Hace 3 años 9 meses

  5. pepa

    Los nervios también se perciben por esta zona. No lo entiendo, porque mira que relaja la imagen de todos en biquini en el Pati dels Tarongers! Mas aún sumada a la del periodista haciendo la crónica desde una terraza.

    Hace 3 años 10 meses

  6. Leonor

    "Comuns debería enfrentarse frontalmente al Procés y empezar a hablar con culturas comunes sobre la viabilidad y el tiempo real de un referéndum efectivo". Eso sería convertirse- si no lo son ya- en los grandes procesistas y pujolistas. Alargar el proceso sin fecha (hasta que PP, PSOE y C's no sumen más de 80 diputados) con zanahorias varias (comisión de estudio como propone Juliana y placebos como la plurinacionalidad folclórica) y haciendo el mismo chantaje a los catalanes que Mas, es decir convertirse en intermediarios: votadme y si gano entonces tendréis referéndum y si no gano os jodéis porque o lidero yo o no moveré un dedo. El mismo discurso falaz que utilizó Domènech cuando decía que tenía las alianzas para hacer el referéndum en 2016. 2016 también era la fecha límite de Coscubiela para negociar el referéndum. Y un proceso constituyente no subordinado y propio era la gran promesa de CSQEP (luego votaron en contra junto al PP, de esas cosas que no se explican nunca en CTXT). Jamás habrá un referéndum efectivo entendido como pactado. Jamás. Y en la última encuesta Podemos caía a los 50 diputados. No sé que pasará el 1 de octubre, pero si toda la izquierda que durante décadas ha presumido de republicana y rupturista es la mitad de lo que decía ser y rema para darle garantías y legitimidad en lugar de hacerle el juego al PP el referéndum no sólo es posible, sino que además puede ser la llave para los cambios en España. Mi impresión es que prefieren evitar inhabilitaciones para mantener poltronas y así poder asaltar el poder. No hay que olvidar que a Colau la operación Cataluña le vino muy bien para acabar con su rival directo Trias. Si ahora se cargan (inhabilitan) a ERC y la CUP pues mejor para ella. Es triste, pero es mi impresión. El poder corrompe.

    Hace 3 años 10 meses

  7. Harto de Biejos

    Unas horas después de la declaración institucional y propagandística que etc, un convoy especial de cinco o seis camiones transportando dos tanquetas cada uno abandonaba l'Eix Transversal y tomaba la N-II, variante de Sant Daniel. ¿Sigue siendo el bonachón espanis esteit tan incapaz de emplear al ejército contra sus propios súbditos digoooo ciudadanos como siempre? Oh, seguro que sí. Fijo. Nota para webadmins: habéis metido una mierda que recarga la página mientras uno escribe el comentario. Varias veces. El comentario se pierde. No mola.

    Hace 3 años 10 meses

  8. Newleft

    Madre mía Josep, para mostrar tu repulsa por el artículo coges al autor que lo escribe, le cambias el nombre de forma que para ti será el mayor de los insultos ( todo lo que tenga referencias a España, ya hasta algo como un nombre), le asocias al PP ( porque claro, los grises no existen, le colocas su pensamiento en la línea del otro extremo, ya que tu posees LA VERDAD ) y si no fuera suficiente de paso dices que claro vive en Madrid, en Mordor para ti. Arrancándole toda identidad catalana, retirándole el carnet. Al final van tienen razón los que dicen que el proces es más emociones que razón, una impulso de fe ciega y a pies juntillas sin salirse. Suerte que los comuns os han visto venir, y cada día más gente. Reflexiona tus palabras por favor

    Hace 3 años 10 meses

  9. Guillem

    Visc a BCN. Sería, crack, la IV República Cat.

    Hace 3 años 10 meses

  10. JOSEP OLILVERAS i MIAS

    GUILLERMO porque para mi no ers GUILLEM, tal como te expresas eres GUILLERMO, ya veo que igual que el gobierno de la nación alias el del PP de MARIANO RAJOY no habeis entendido nada, por eso no vale la pena seguir hablando y los catalanes votaremos el día 1 de Octubre del 2.017 el referendúm, tan seguro como el mismo día que PUIGDEMONT firma la convocatoria del referendum vendrá la anulación del TC ni más ni menos, pero repito no tienes N P I de lo que pasa en CATALUÑA amigo eso de vivir en los madriles te hace perder el sentido de la realidad y actuas bajo el sentido de la realidad pero virtual de la realidad del PP. por eso antes de volver a escribir otro artículo sobre CATALUNYA te pasas un momento por BARCELONA para saber lo que pasa realmente, también hay gente que son tan obtusa que ni esto puede ver. VISCA LA I REPUBLICA CATALANA.

    Hace 3 años 10 meses

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí