1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

Medio país paga con apuros la escuela y el médico

Amplias capas de la población tienen dificultades económicas para acceder a servicios básicos del Estado del Bienestar como la sanidad y la educación y para poder atender a los dependientes de sus familias

Eduardo Bayona 13/06/2017

Malagón

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

Espacio realizado con la colaboración del
Observatorio Social de “la Caixa”.

¿Se imaginan un país en el que casi el 40% de las familias con niños y jóvenes tuviera dificultades para pagarles los estudios, en el que a más de la quinta parte de los hogares les ocurriera lo mismo cuando trata de acceder a los servicios sanitarios y en el que más de la mitad de las casas con personas dependientes que necesitan cuidados no pudieran financiarlos? Así es la España de estos tiempos, según revela el reciente Módulo de Acceso a los Servicios de la última Encuesta de Condiciones de Vida del INE (Instituto Nacional de Estadística), elaborada con datos de 2015.

“Estamos ante uno de los síntomas de la quiebra del Estado de Bienestar”, señala el sociólogo de la universidad de Zaragoza Jaime Minguijón, quien considera esos datos como un indicio de la ruptura del pacto social, en el que el Estado asumía como una de sus principales funciones proteger a sus miembros más vulnerables. “El mercado, especialmente el de trabajo, era el primer distribuidor de riqueza, mientras el Estado tenía el papel de redistribuidor, de equilibrador”, explica. Sin embargo, añade, “el primero se encuentra en una crisis marcada por la precarización, en la que una parte de los ciudadanos no accede al trabajo y otros lo hacen en condiciones tan precarias que dan lugar a figuras como la del ‘trabajador pobre’. Y el Estado no remedia esas situaciones de precariedad y de exclusión”.

La ruptura de ese pacto social, iniciada en el tránsito de los años 70 a los 80 en el Reino Unido y EEUU con Margaret Thatcher y Ronald Reagan e intensificada en Europa con las recetas austericidas para la salida de la crisis, está provocando, en países como España, la convivencia de procesos de empobrecimiento y precarización de las clases medias y bajas junto con una desactivación de la capacidad redistributiva del Estado que ha hecho que la pobreza se cronifique en amplias capas de la sociedad hasta el punto de que casi diez millones de familias solo hayan podido capear la crisis gracias a subsidios y pensiones.

“Tal y como señalan autores como Robert Castel, la sociedad se estructura en tres zonas: una de integración, otra de vulnerabilidad y otra de exclusión. Con la precariedad crecen las dos últimas y decrece la primera”, explica David Pac, decano del Colegio de Sociólogos y Politólogos de Aragón, que llama la atención sobre el hecho de que “esa estructura es muy permeable hacia abajo y muy poco hacia arriba”. Es decir, que los procesos de precarización y empobrecimiento tiran hacia los estratos inferiores, en los que la disponibilidad de rentas es menor conforme se desciende.

3,8 de los 15,5 millones de hogares cuyos miembros acudieron en ese año a los servicios sanitarios tuvieron dificultades, mayores o menores, para pagar esa atención

Pagar la enseñanza y la sanidad

Este tipo de procesos precarizadores, agravados por factores de origen político como la reforma laboral y por la propia evolución del mercado de trabajo tras la crisis y su aprobación, se han manifestado en un desplome de las rentas que dificulta el acceso a algunos servicios, en cuya prestación, por otro lado, cada vez pone menos esmero la Administración. “Hay que reescribir el pacto social”, reclama Minguijón.

Los datos del INE revelan cómo 3,8 de los 15,5 millones de hogares cuyos miembros acudieron en ese año a los servicios sanitarios tuvieron dificultades, mayores o menores, para pagar esa atención. Solo en el 32% de los casos la atención fue totalmente gratuita, mientras los problemas alcanzaron al 32% de las familias monoparentales y al 24,6% de las mujeres mayores de 65 años pero solo al 15,9% de los hombres que han superado esa edad.

Ese indicador de la feminización de la pobreza, por otro lado, se repite en el acceso a la educación, en el que el 51,6% de familias monoparentales, en las que el adulto femenino es nueve veces más frecuente que el masculino, con dificultades para pagar los estudios a los hijos de tres a 25 años supera con creces el 39,8% de la media estatal.

La gratuidad total en este apartado, que afecta a casi la tercera parte de los hogares del país (5,8 millones), se queda en el 21,2%, una tasa similar a la que se da en los menores de esa edad pese a que las guarderías, privadas en unos casos y municipales en otros, están fuera de la escolarización obligatoria. El mayor porcentaje de enseñanza gratuita (57,8%) se da entre los tres y los quince años, en la etapa obligatoria, en la que casi una de cada seis familias (15,4%) opta por la privada y una de cada cuatro (20,7%) por la concertada, gratuita sobre el papel pero parcialmente de pago en la práctica.

Sube la factura de la enseñanza

El aumento del gasto de las familias en enseñanza es algo incuestionable en los últimos años, en los que la educación ha sido uno de los principales blancos de los tijeretazos de las políticas austericidas de los Gobiernos de Mariano Rajoy. Su exministro José Ignacio Wert admitió cómo a los tres años de mandato la cuantía media de las ayudas a los universitarios había bajado de 3.100 a 2.800 euros y el resto de las becas, de 1.300 a 1.400, mientras el número de perceptores se reducía en más de 18.000 solo en el primer ejercicio.

En ese escenario, y tras un ligero altibajo de 2006 a 2009, el gasto medio de los hogares en ese capítulo creció un 33% al pasar de 284 a 380 euros desde ese año hasta 2015, según revela la Encuesta de Presupuestos Familiares del INE. Se trata de un aumento medio para los 18,4 millones de hogares del país, por lo que resulta superior si la cuantía total de la factura educativa que soportan las familias (6.986 millones de euros) se reparten entre los 5,8 millones de hogares en los que algún miembro de tres a 25 años cursa estudios, ya sean básicos, medios o superiores.

“El gasto de las familias en educación ha crecido, entre otros motivos, como consecuencia del recorte de algunas partidas públicas como las becas”, explica Pac, que también apunta a los procesos de segregación educativa, en los que la población autóctona opta por la enseñanza privada y la concertada en detrimento de la pública ante el deterioro de esta en determinados barrios multiculturales de las ciudades, como otro de los factores que encarecen esa factura.

Casi uno de cada seis hogares españoles (16,4%) vive al menos una persona dependiente. Un tercio de ellas (927.800, el 30,8%) no tienen cubierta su atención

El abandono de más de 600.000 dependientes

Con todo, las mayores dificultades para costear los servicios se dan en el apartado de la dependencia. En casi uno de cada seis hogares españoles (16,4%) vive al menos una persona dependiente, lo que supone 3.010.700 familias. Sin embargo, casi un tercio de ellas (927.800, el 30,8%) no tienen cubierta su atención. En la mayoría de los casos (642.965, el 69,3% de estos), por no permitírselo su situación económica. Los casos de rechazo del afectado (3,6%), calidad deficiente (1,3%) son escasos, aunque inferiores a los de no disponibilidad de esa atención (9,8%).

Una de cada siete familias (433.400, el 14,4%) sí recibe ayuda a domicilio, aunque con un coste difícilmente asumible para el 55,9% de ellas mientras apenas una de cada cuatro (21%,9%) cuenta con ese apoyo de manera gratuita.

Llama la atención el desdén del Gobierno hacia el sistema de dependencia, del que obtiene ingresos netos tras aportar menos de la mitad de lo previsto y cargar de esa manera su sostén sobre las comunidades autónomas (58%) y especialmente las familias (17%), cuando este ocupa a uno de cada nueve españoles mayores de 16 años: 4.410.700 personas cuidan a dependientes; obviamente gratis, por tratarse de parientes e, incluso, de vecinos en el mundo rural.

“Incluso los neoliberales se están dando cuenta de que esto no puede seguir así, están saltando las costuras del sistema por todos los lados”, anota Minguijón, partidario de intentar reorientar las tendencias precarizadoras y empobrecedoras que azotan al país, y a occidente en general, mediante un sistema redistributivo basado en una renta social financiada mediante impuestos al capital (“las clases medias se han empobrecido”, señala) que conviva con un Estado que mantenga, en la medida de lo posible, sus funciones redistributivas a través de los servicios en sí mismo, por una parte, y, por otro, de becas, subsidios y pensiones para garantizar el acceso a estos.

------------------

Espacio de información realizado con la colaboración del Observatorio Social de “la Caixa”.  

Autor >

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

4 comentario(s)

¿Quieres decir algo? + Déjanos un comentario

  1. Mar

    No entiendo las estadísticas. Aquí en Andalucía la Sanidad (atención médica) es gratuita. Sí es verdad que hay que pagar una parte (pequeña) del coste de las medicinas. En cuanto a la enseñanza, Infantil, Primaria y Secundaria (ESO y Bachillerato) es gratuita en la enseñanza pública. Los Libros son gratis en Primaria y ESO. ¿Me pueden explicar el sentido de las estadísticas que aportan?

    Hace 3 años 10 meses

  2. Mar

    No entiendo las estadísticas. Aquí en Andalucía la Sanidad (atención médica) es gratuita. Sí es verdad que hay que pagar una parte (pequeña) del coste de las medicinas. En cuanto a la enseñanza, Infantil, Primaria y Secundaria (ESO y Bachillerato) es gratuita en la enseñanza pública. Los Libros son gratis en Primaria y ESO. ¿Me pueden explicar el sentido de las estadísticas que aportan?

    Hace 3 años 10 meses

  3. Mentalmente

    bolivariana

    Hace 3 años 10 meses

  4. Maju

    Esto sólo se arregla con una revolución.

    Hace 3 años 10 meses

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí