1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

  272. Número 272 · Mayo 2021

  273. Número 273 · Junio 2021

  274. Número 274 · Julio 2021

  275. Número 275 · Agosto 2021

  276. Número 276 · Septiembre 2021

  277. Número 277 · Octubre 2021

  278. Número 278 · Noviembre 2021

  279. Número 279 · Diciembre 2021

  280. Número 280 · Enero 2022

  281. Número 281 · Febrero 2022

  282. Número 282 · Marzo 2022

  283. Número 283 · Abril 2022

  284. Número 284 · Mayo 2022

  285. Número 285 · Junio 2022

  286. Número 286 · Julio 2022

  287. Número 287 · Agosto 2022

  288. Número 288 · Septiembre 2022

  289. Número 289 · Octubre 2022

  290. Número 290 · Noviembre 2022

  291. Número 291 · Diciembre 2022

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

RACHAEL JOLLEY / EDITORA DE INDEX ON CENSORSHIP

“Muchos periodistas están siendo callados mediante legislación antiterrorista”

Silvia Nortes Perugia , 10/05/2017

<p>Rachael Jolley en una fotografía reciente.</p>

Rachael Jolley en una fotografía reciente.

Sean Gallagher

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

Necesitamos tu ayuda para realizar las obras en la Redacción que nos permitan seguir creciendo. Puedes hacer una donación libre aquí

-----------------------------------------------------------------------------------------------------

La censura que los medios de muchos países siguen sufriendo en pleno siglo XXI fue uno de los temas que más minutos ocupó durante los seminarios del Festival Internacional de Periodismo de Perugia, celebrado el pasado mes de abril.

Rachael Jolley es editora de la revista Index on Censorship (IOC), publicada por la plataforma del mismo nombre. IOC es una red de colaboración internacional para la defensa de la libertad de expresión que publica trabajos censurados de periodistas y artistas, promueve el debate y registra amenazas para la libertad de expresión a nivel global.

Jolley ha trabajado en The Times, The Financial Times, y The Guardian, entre otros medios. En 2016 recibió el premio de la Sociedad Británica de Editores de Revistas a la Editora del Año por su trabajo y dedicación al periodismo independiente y de calidad.

Su participación como panelista en el festival nos dio la oportunidad de hablar con ella sobre la labor de Index On Censorship, las nuevas formas que está adoptando la censura, y qué podemos hacer los periodistas para enfrentarnos a ella.

¿Cómo surgió IOC? 

IOC se estableció en 1972 porque una serie de escritores se pusieron en contacto con otros autores residentes en Londres para pedirles ayuda, porque en sus países no les dejaban publicar. Entonces, estos poetas y escritores se unieron y crearon IOC como una revista donde publicar este tipo de trabajo considerado ‘sensible’. 

¿De qué manera apoya IOC la libertad de expresión?

Seguimos publicando la revista con la que empezó todo. Sacamos cuatro números al año en los que hacemos periodismo sobre libertad de expresión, investigación, y también tenemos una sección de ficción que sirve como plataforma para artistas que no pueden publicar en su país, ya sean viñetas, artículos, cómics…

También tenemos proyectos específicos, como ‘Mapping Media Freedom’, que monitoriza y recoge casos de ataque a la libertad de prensa en Europa, y del que es cofundadora la Comisión Europea. Cualquiera puede enviarnos estos ataques a medios de comunicación, y nuestro equipo de verificación se ocupa de contrastar la información antes de publicarla.

Es una muy buena forma de llevar estos casos a la atención de organizaciones como la Unión Europea, la ONU, el Consejo de Europa… Los casos concretos ayudan a contar historias y a identificar tendencias. La manera colaborativa en la que se recoge la información facilita que se publique rápidamente y ayude a atraer la atención de los que hacen política y pueden impulsar el cambio.

Estamos muy centrados también en el proyecto ‘Turkey Uncensored’, que se basa en la publicación de artículos de autores y artistas turcos censurados en su país. 

Existe la censura corporativa por parte de empresas, también censura social, por ejemplo hacia artistas que hacen un trabajo controvertido y no encuentran galerías para exponerlo

¿Cómo ha evolucionado la censura desde que se fundó Index on Censorship?

A veces pensamos que la censura sólo tiene una forma, que se practica desde el gobierno, pero la realidad es que ha ido adoptando muchas formas distintas. 

Por ejemplo, está la censura corporativa por parte de empresas, también censura social, por ejemplo hacia artistas que hacen un trabajo controvertido y no encuentran galerías para exponerlo, lo mismo con obras de teatro que tocan temas tabú, como puede ser la religión. 

Por eso desde Index on Censorship apoyamos todo tipo de libertad de expresión, desde artistas hasta periodistas.También a ciudadanos anónimos, como estamos haciendo en China con los derechos de expresión del colectivo LGTB. 

¿Se reúnen con gobiernos o instituciones públicas regularmente? 

Sí, tenemos reuniones de cuando en cuando con instituciones y, sobre todo, organizamos conferencias y seminarios que sirven para hacer llegar estas realidades a los cuerpos gubernamentales. Es un proceso muy largo conseguir que un gobierno escuche lo que estás denunciando y realice cambios al respecto.

Por ejemplo, ahora nos gustaría que se tomaran más medidas contra la represión y la censura en Turquía. Pero es complicado políticamente, por el acuerdo entre la Unión Europea y Turquía respecto a la migración. Parece que las manos de la Unión Europea están atadas en este sentido. No quieren ‘hacer enfadar’ a Turquía, porque interesa que el acuerdo siga adelante. De todas formas, algunos gobiernos ya han criticado lo que pasa en el país, así que tenemos que seguir recogiendo pruebas y abogando por un cambio.

¿Han sido contactados directamente por algún gobierno en relación con sus investigaciones?

IOC ha molestado a muchos gobiernos a lo largo de los años, pero esa es precisamente nuestra intención. En las protestas a las puertas de la Embajada de Azerbaiyán en Londres, la Policía intentó que nos moviésemos de esa zona, por orden directa de la embajada. No les gusta que protestes y les dejes en evidencia en la puerta de su casa. Desafortunadamente para ellos, la ley permite las manifestaciones en la vía pública, así que no nos movimos del sitio. También hemos recibido una carta de la misma embajada, reprendiendo nuestra cobertura del juicio contra el defensor de los derechos humanos Rasul Jafarov

Recientemente, alguien de la Embajada de México habló con un miembro de nuestra junta sobre nuestra cobertura de las muertes de periodistas en el país. Obviamente, no les gustaba nuestra investigación sobre el asunto. Pero es importante que el mundo conozca estas muertes terroríficas de periodistas mexicanos, y cómo se están utilizando para silenciar a la prensa. 

El terrorismo se está utilizando, de alguna manera, contra los periodistas que generan intranquilidad a los gobiernos

¿Qué tipos de censura se practican en Europa en la actualidad?

En Europa destaca últimamente la reacción de los gobiernos tras sufrir ataques terroristas en su territorio. La tensión y el miedo hacen que la reacción primera de los gobiernos sea no permitir que se publiquen ciertas cosas, y se introducen leyes más restrictivas. El terrorismo se está utilizando, de alguna manera, contra los periodistas que generan intranquilidad a los gobiernos. 

Por ejemplo, están aumentando los casos de acusación por enaltecimiento del terrorismo. Muchos periodistas están siendo callados mediante legislación antiterrorista, porque se les acusa de ensalzar el terrorismo, o de publicar información antipatriótica. Hay una tendencia clara en esta dirección, y es algo que nos preocupa mucho en IOC. Esto, además, hace que otros periodistas, al tener miedo de ser acusados, decidan no escribir sobre ciertos temas.

En Italia, por ejemplo, se está utilizando la legislación sobre difamaciones contra los periodistas constantemente. Si otros periodistas se contagian de miedo, trabajan bajo mucha presión y finalmente pueden decidir no escribir sobre asuntos controvertidos.

Las nuevas tecnologías también juegan un papel determinante a la hora de ejercer la censura. Por ejemplo, ciertos gobiernos que las utilizan para acceder al correo electrónico privado de los ciudadanos. En Reino Unido se está discutiendo la posibilidad de que se pueda acceder a las conversaciones encriptadas de WhatsApp cuando lo crean conveniente, lo que supondría al final que nadie confiase más en la aplicación como medio de comunicación privado. 

Esto demuestra que la censura y la represión no están desapareciendo, sino cambiando y adaptándose a nuevas formas y a las nuevas tecnologías. 

¿Considera la influencia de la publicidad una forma de censura autoimpuesta en algunos medios tradicionales?

La tensión entre los anunciantes y los periodistas es ‘saludable’, porque, nos guste o no, son los que financian el periodismo. Los medios siempre van a enfrentarse a la presión comercial, esta realidad no creo que cambie. Lo importante es que haya un equilibrio. Hay que ser consciente de que el periodismo necesita también de un modelo financiero que lo sostenga. Deberíamos tener miedo de que la publicidad desapareciese como medio de financiación. Si nadie está dispuesto a pagar por el periodismo, ¿cómo vamos a sobrevivir? 

Me preocupa más la injerencia de los gobiernos. En países como Polonia o Hungría, los gobiernos están cada vez más involucrados en los medios de comunicación. En Polonia, por ejemplo, sólo están quedando medios afines al gobierno, mientras que los independientes están desapareciendo. También existen restricciones al número de periodistas que pueden acceder al Parlamento, por ejemplo.

En Europa del este sucede esto desde hace tiempo, al igual que en Latinoamérica.

Pensemos también en la prohibición de Trump de que ciertos medios como BBC, The New York Times, CNN y Politico estuvieran presentes en sus ruedas de prensa. Es fácil observar cómo las mismas técnicas de represión y censura se replican alrededor del mundo. 

¿Qué opina sobre la situación de España en cuanto a libertad de expresión?

España está en una situación muy preocupante. Me sorprendió mucho tanto la condena a Cassandra como el caso de los titiriteros del año pasado.* Parece que España ha perdido su sentido del humor. Es muy raro que esto ocurra en una democracia moderna, que haya problemas con marionetas que siempre han sido algo satírico e incisivo, pero esto no debería crear este tipo de controversias y procesos judiciales. 

En cuanto al caso de Cassandra Vera, condenar a prisión a alguien por un chiste de algo que pasó hace años no es una respuesta adecuada. ¿Están intentando reescribir la Historia? ¿No quieren que la gente conozca el pasado del país? Las bromas son parte de la libertad que tenemos en una democracia. ¿Cuál es el sentido de restringir y penar este tipo de declaraciones?

La combinación de estos dos casos [Cassandra Vera y los titiriteros] hace que la gente se cuestione ¿qué problema hay en el Gobierno español? 

El verdadero peligro está en que esto genera una especie de autocensura, porque otros artistas pueden evitar expresarse sobre ciertos temas por miedo a represalias. Esta es una atmósfera muy preocupante, se crean tabús que antes no existían.

[Días después de la realización de la entrevista, tres activistas fueron imputadas en Sevilla por un “delito contra los sentimientos religiosos”, por participar en la procesión de la «Hermandad del Sagrado Coño Insumiso a la Explotación y la Precariedad». Rachael Jolley nos comentó: “¿Qué está pasando en España? Parece que la libertad de expresión está retrocediendo a pasos agigantados”].

¿Qué papel juegan las redes sociales en la defensa de la libertad de expresión?

La visión ‘original’ de las redes sociales sostenía que serían beneficiosas para abrir la comunicación de ideas de manera global, y es cierto que lo han hecho… Pero también han facilitado que, por ejemplo, los servicios de seguridad o agencias de inteligencia rastreen a periodistas y artistas.

Recientemente, algunos gobiernos han creado campañas en redes sociales para minar la reputación de ciertos periodistas que han publicado historias que dejen en evidencia al gobierno o a ciertas organizaciones. Este aspecto negativo de las redes sociales no se predijo cuando éstas comenzaron a usarse.

Es nuestra propia responsabilidad tener un filtro y saber lo que podemos creer y lo que no, discernir lo que es creíble. Las escuelas deberían enseñar a analizar la información

Se está hablando mucho de las llamadas fake news, o noticias falsas, que están llenando las redes sociales de desinformación. ¿Cómo podemos compaginar la libertad de expresión con un buen periodismo libre de este tipo de noticias?

El término fake news en realidad no significa nada en concreto, porque cubre un amplio espectro de significados. Simplemente, cuando a los políticos no les gusta una noticia, la llaman así. Como si quisieran decir “no me interesa lo que digas o publiques.”

Es cierto que hay cada vez más gente creando historias que no son verdad. Nosotros, como receptores de la información, tenemos que ser más escépticos con lo que leemos. Es nuestra propia responsabilidad tener un filtro y saber lo que podemos creer y lo que no, discernir lo que es creíble. Las escuelas deberían enseñar a analizar la información que recibimos, a ser más inquisitivos como individuos. Pensar más antes de compartir noticias.

También se están generando nuevas técnicas de propaganda, hay un uso más ‘inteligente’, por ejemplo en campañas electorales. 

Tenemos también que cuestionarnos cómo encajan las leyes actuales en esta nueva realidad basada en los algoritmos. Quizá las leyes que tenemos no son lo suficientemente sofisticadas. Se están utilizando algoritmos en redes sociales para dirigir noticias contra individuos específicos. Puede que la legislación no esté adaptada al momento que vivimos como sociedad. 

En la cultura de las noticias 24 horas todo se quiere muy rápido, es más fácil atrapar a la gente. Antes se dedicaba más tiempo a pensar en qué ángulo darle a una pieza, cómo desarrollarla… 

En países como Turquía, muchos periodistas han tenido que exiliarse ante la imposibilidad de hacer un periodismo de investigación de calidad. Esto está generando que los medios controlados por el poder sean mayoría. Lo mismo sucede con artistas que no pueden publicar sus obras en su país. ¿Se puede considerar esto una victoria de la censura?

Ni el país más represivo del mundo puede matar la sátira. Si los gobiernos creen que pueden silenciar a una nación actuando contra, por ejemplo, unos cómicos, como en el caso de España, están muy equivocados. La sátira siempre busca nuevas formas de sobrevivir.

Si miras hacia atrás en la Historia, ves cómo los artistas simplemente se vuelven más inteligentes y encuentran nuevas formas de hablar de temas controvertidos de una manera indirecta. Es muy claro en las obras de teatro de Broadway, por ejemplo.

Además, un gobierno que trata de parar a un cómico, lo que consigue es atraer el foco de atención hacia esa noticia y lo más probable es que consigan el efecto contrario al deseado: dar más publicidad al artista, empeorar la imagen del gobierno entre la población, generar más sátira.

Consiguen atención internacional y magnifican lo ocurrido, porque la noticia se reproduce en todo el mundo. 

En este contexto, ¿qué futuro le augura al periodismo independiente?

Tenemos que ser realistas, pero también mantener una actitud positiva.Se está observando un aumento en el número de lectores de periódicos a nivel global. El periodismo de investigación, libre e independiente está cada vez mejor valorado y es más demandado. 

Por ejemplo, la revista de investigación británica Private Eye ha tenido recientemente el mes con mayor ventas de su historia. Hay señales de que el público quiere apoyar un mundo con libertad de acceso a la información y comprometerse con el periodismo de calidad. 

------------------------------------------

*En su edición de abril, la revista de Index on Censorship publicó una entrevista con Alfonso Lázaro de la Fuente, uno de los titiriteros arrestados en 2016 por enaltecimiento del terrorismo. Se puede consultar aquí. 

Necesitamos tu ayuda para realizar las obras en la Redacción que nos permitan seguir creciendo. Puedes hacer una donación libre aquí

Este artículo es exclusivo para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí

Autor >

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

1 comentario(s)

¿Quieres decir algo? + Déjanos un comentario

  1. Chus

    Cada uno pide Libertad de Expresión para "los suyos". La de "los otros" no importa. Y los antibióticos -prensa- contaminados por la infección que dicen combatir. // FALSARIOS Y CORRUPTOS quejándose de las falsedades y las corrupciones. // Justicia Divina - http://puntocritico.com/2017/05/11/justicia-divina/

    Hace 5 años 6 meses

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí