1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

Gracias por defender un periodismo de servicio público. Suscríbete a CTXT

Macron, el presidente Sol

Con una puesta en escena versallesca, sin el respaldo de una fuerza política sólida, el líder centrista se ha convertido en el mandatario más joven de la V República gracias a su habilidad para erigirse en alternativa al bipartidismo

Enric Bonet París , 8/05/2017

<p>Emmanuel Macron, en la Explanada del Louvre, tras su victoria en las presidenciales. </p>

Emmanuel Macron, en la Explanada del Louvre, tras su victoria en las presidenciales. 

France Info

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

Necesitamos tu ayuda para realizar las obras en la Redacción que nos permitan seguir creciendo. Puedes hacer una donación libre aquí

-----------------------------------------------------------------------------------------------------

Más de medio millón de desempleados más, 247 víctimas en atentados yihadistas y un incremento de la deuda pública de 230.000 millones de euros. Son algunos de los puntos más oscuros del decepcionante quinquenio de François Hollande. El político que prometió ser un presidente “normal”, el hombre que amaba “a la gente más que al dinero”, llegó al poder con la esperanza de imprimir un cambio en la Europa de la austeridad, y lo abandona como el presidente invisible y menos popular de la historia de la Quinta República. El gran logro de Hollande será, sin embargo, dar las llaves del Elíseo al centrista Emmanuel Macron, su chouchou (ojito derecho), su ministro preferido, al que consideraba como su sucesor para las elecciones presidenciales de 2022 o 2027. Macron celebró su elección con una puesta en escena faraónica, mucho menos sobria que la de su antecesor, digna de un presidente Sol.

¿Cómo ha conseguido ganar las elecciones el sucesor del presidente menos popular? ¿La patria de la Ilustración ha decidido renunciar a su inteligencia colectiva? La victoria del exministro de Economía de Hollande demuestra el carácter poco racional de la política. Una excelente campaña de marketing, un tratamiento mediático favorable y, sobre todo, el miedo, el temor, a que la ultraderecha se disputara el poder con una derecha republicana xenófoba y manchada por la corrupción explican el sorprendente triunfo de este político de 39 años, apenas conocido hace tres años en Francia. A las que habría que añadir su carisma personal, sus evidentes dotes como orador y el brillante análisis político hecho por este antiguo banquero de Rothschild.

Macron elegirá a su primer ministro este 15 de mayo; se especula que podría ser un antiguo dirigente del ala moderada del Partido Socialista

Macron ha cabalgado su ascenso meteórico sobre la debacle del bipartidismo francés. Mientras los socialistas y la derecha republicana consiguieron el 55% de los sufragios en la primera vuelta de las presidenciales de 2012, apenas reunieron el 25% en la primera vuelta del 23 de abril. Según los estudios de opinión de Cevipof, sólo el 12% de los franceses confía en los partidos políticos, y el 75% de ellos considera que las nociones de izquierda y derecha no quieren decir gran cosa. Ante este sentimiento de malestar hacia las fuerzas políticas tradicionales, la apuesta de Macron de dejar su puesto como ministro, traicionar a Hollande y presentarse sólo con el apoyo de su plataforma electoral En Marche! (En Marcha!) resultó un caballo ganador.

Formado en la elitista Escuela Nacional de Administración (ENA), banquero de inversiones y miembro del poderoso cuerpo de la Inspección General de Finanzas, el líder centrista es un producto del sistema. Pero ha sabido encarnar la renovación gracias a su juventud y a su voluntad de reunir “lo mejor de la derecha y la izquierda”. El 64% de sus votantes en la primera vuelta apostó por él porque "encarna el cambio”, según un sondeo de Ipsos. El lema gatopardiano de “cambiarlo todo para no cambiar nada” planea sobre la figura de Macron. Su elección parece ser el último cartucho del establishment ante el malestar y representa el final de la falsa alternativa entre la derecha republicana y el Partido Socialista francés.

“Un bombardeo mediático para vender la marca Macron”

Hombre culto y con una cintura política admirable, la imagen pública de Macron también se ha visto beneficiada por un tratamiento mediático (preocupantemente) favorable. Su proyecto presidencial tomó relevancia durante el año pasado gracias a “un bombardeo mediático para vender la marca Macron”, explica el analista político Thomas Guénolé en el semanario Marianne. Los periodistas de esta revista calcularon en febrero que la cadena de televisión BFMTV había retransmitido durante los últimos cuatro meses 426 minutos de los discursos del candidato de En Marche! durante sus mítines contra 404 minutos de los otros cuatro principales candidatos. Una muestra más del problema estructural de la independencia de los medios, el 90% de los cuales en Francia son propiedad de grandes fortunas. Y muchos de ellos mantienen estrechos vínculos con Macron.

Mientras el conservador François Fillon era denostado en público por sus escándalos de corrupción, las dudas que cuestionan la honorabilidad del líder de En Marche! tuvieron bastante menos eco mediático. Según revelaron los periodistas Marion L’Hour y Frédéric Says en el libro Dans l’enfer de Bercy, este utilizó el 80% del dinero presupuestado para los gastos anuales de representación del Ministerio de Economía para reunirse con politólogos o líderes religiosos y así preparar su campaña presidencial.

Aunque ganó 3,3 millones de euros brutos entre 2009 y 2014 trabajando en la banca Rothschild y como secretario en el Elíseo, disponía en 2014 de un patrimonio neto de sólo 200.000 euros. Macron se siente incómodo con su fama de vivir rodeado de millones, aunque esto no haya impedido su victoria en las presidenciales.

Con el 66,1% de los votos, el líder centrista se impuso con claridad a la ultranacionalista Marine Le Pen (33,9%) el domingo 7 de mayo. Con más de 20 millones de votos, el doble que su rival, el triunfo de Macron es indiscutible. Pero se vio lastrado por un elevado nivel de abstención, superior al 25%, el más  alto en una segunda vuelta de las presidenciales desde 1969. Por segunda vez en los últimos cincuenta años, el número de abstencionistas creció entre las dos vueltas.

Su proyecto presidencial tomó relevancia gracias a “un bombardeo mediático para vender la marca Macron”, explica el analista político Thomas Guénolé en el semanario ‘Marianne’

La amenaza de la extrema derecha no movilizó a la sociedad francesa y el porcentaje de votos en blanco alcanzó el 8,49%. El histórico resultado conseguido por el partido de la abstención y los votos en blanco refleja el escaso consenso que genera la figura de Macron. Su triunfo en la primera vuelta (24%) ya se benefició del voto útil de la mitad de sus electores, que querían evitar una segunda vuelta entre la ultraderechista Le Pen y el conservador Fillon. El fantasma de 2002, cuando se enfrentaron Jacques Chirac y Jean-Marie Le Pen, ha estado presente durante toda la campaña.

Victoria de los europeístas contra la extrema derecha

“Quiero decir a quienes han votado hoy por Le Pen que los respeto, y que  haré todo lo posible en los próximos cinco años para que no tengan motivos para volver a votar por los extremos”, afirmó Macron el domingo 7 por la noche en la Explanada del Museo del Louvre en París. Miles de personas se reunieron para celebrar su triunfo y, sobre todo, la derrota de Le Pen. Unas horas después de que se anunciara su victoria, el líder centrista hizo una majestuosa entrada en la Explanada del Louvre, marchando solemnemente con la música del Himno de Alegría de fondo, un claro guiño al optimismo que quiere transmitir a la sociedad francesa y a sus ideales europeístas.

“Esta noche son Europa y el mundo los que nos miran. (…) Ellos esperan que llevemos un mensaje de esperanza y un nuevo humanismo”, proclamó Macron en un discurso en el que reivindicó la apertura de su país al mundo en contraposición al proteccionismo reivindicado por el Frente Nacional. “2017 podría haber sido el año en el que la extrema derecha llegara al poder en Europa, pero esta ha sido derrotada hoy otra vez, como ya sucedió en las elecciones austriacas y holandesas. Francia vuelve a aportar otra vez luz al mundo”, asegura Patricia Martín, responsable de campañas de la plataforma de iniciativas ciudadanas Avaaz, que viajó este fin de semana de Roma hasta París para celebrar la derrota de Marine Le Pen.

Atractivo, joven, culto, el áurea de joven prodigio de Macron será utilizada para relanzar la decaída imagen de la Unión Europea. Único candidato claramente europeísta, Macron pretende reforzar la alianza franco-alemana e impulsar una reforma de los tratados, que “sometería a votación de los ciudadanos de los Estados miembros, como se hizo con la Constitución europea en 2005”, explica el periodista François-Xavier Bourmaud, autor de la biografía Macron, l’invité surprise.

El histórico resultado conseguido por el partido de la abstención y los votos en blanco refleja el escaso consenso que genera la figura de Macron

Aunque en marzo, durante una visita en Berlín a la canciller Angela Merkel, reivindicó la necesidad de un Plan Marshall franco-alemán, cuesta imaginar qué alternativas planteará el líder centrista a las políticas de la oferta y la ortodoxia presupuestaria. Defensor acérrimo de las reformas thatcheristas que Francia no aplicó en el pasado, Macron promoverá la aprobación de una nueva reforma laboral por decretazo, la supresión de 120.000 puestos de funcionarios y la reducción en 60.000 millones del gasto público. Estas políticas de austeridad se verían compensadas por un plan de inversiones de 50.000 millones, destinado a mejorar la formación de los desempleados y la transición energética.

¿Bombero o pirómano?

Las políticas socioliberales de Macron amenazan con incendiar a la dividida sociedad francesa. Los sindicatos se muestran inquietos ante la anunciada flexibilización de las condiciones laborales, y ya al día siguiente de su elección varios centenares de personas se manifestaron al mediodía en la Plaza de la República de París, en una concentración organizada por algunas secciones de los sindicatos CGT, SUD y el sindicato de estudiantes Unef.

Para calmar el malestar de la sociedad francesa, reflejado en los más de 10 millones de votos que consiguió el ultraderechista Frente Nacional, el candidato de En Marche! confía en incrementar el poder adquisitivo de la mayoría de los franceses. Su medida más emblemática, en este sentido, consiste en la supresión de la tasa de alojamiento para el 80% de los hogares. Una propuesta a la que se oponen la mayoría de los gobiernos municipales.

No obstante, si estas reformas neoliberales no dan resultado y la economía francesa sigue inmersa en su letargo, ¿Macron tendrá la cintura política suficiente para optar por políticas distintas? La mayoría de los biógrafos del exministro destacan su espíritu dialogante, pero también reconocen su convicción obstinada por las reformas, lo que es sinónimo de neoliberalismo.

En realidad, Macron no teme el bloqueo social que supondría la oposición de los sindicatos a sus medidas, ya que su proyecto político consiste en erigirse en el líder de un frente progresista que se confronte con los conservadurismos de la sociedad francesa. Por un lado, el conservadurismo económico de la vieja izquierda y los sindicatos contestatarios, como la CGT o Force Ouvrière, que rechazan la globalización en su forma actual y no desean reformar el generoso modelo social francés. Por el otro, el conservadurismo social del Frente Nacional y una parte de la derecha republicana, que se oponen a las minorías conformadas por los inmigrantes y el colectivo LGBTI.

Para calmar el malestar de la sociedad francesa, reflejado en los más de 10 millones de votos del FN, el candidato de En Marche! confía en incrementar el poder adquisitivo de la mayoría 

Las legislativas: la verdadera segunda vuelta

“Nuestra tarea es inmensa y requerirá que desde mañana mismo construyamos una verdadera y sólida mayoría”, reconoció Macron ante sus seguidores, consciente de que la aplicación de su programa dependerá de que consiga una mayoría parlamentaria en las elecciones legislativas de junio. Para esta contienda, “Macron espera transformar su movimiento político En Marche! en un nuevo partido”, asegura Bourmaud, que se llamará a partir de ahora La République en Marche (La República en Marcha).

La mitad de los diputados de su movimiento provendrán de la sociedad civil. Pero también “quiere atraer a parlamentarios del PS y Los Republicanos (derecha)”, revela el autor de Macron, l’invité surprise. El ex primer ministro socialista Manuel Valls y algunos de sus lugartenientes ya han anunciado que quieren unirse a la mayoría parlamentaria del líder centrista. Macron elegirá a su primer ministro este 15 de mayo; se especula que podría ser un antiguo dirigente del ala moderada del PS, como el alcalde de Lyon, Gérard Collomb, o el actual ministro de Defensa, Jean-Yves Le Drian.

El dirigente centrista espera, de hecho, dar la estocada final al socialismo francés después de que su mentor Hollande haya hundido electoralmente a la centenaria formación. 

Autor >

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

1 comentario(s)

¿Quieres decir algo? + Déjanos un comentario

  1. Jose Gallardo

    Banquero y de la banca Rotshild basta

    Hace 3 años 11 meses

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí