1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

Tribuna

Por qué creo que Patxi López puede ser secretario general del PSOE

La candidatura del ex ‘lehendakari’ puede ser un plan B deliberado del PSOE 100% para dotar al partido de una carta comodín, un pañuelo blanco tirando a Gestora del que hacer uso si la cosa se tuerce

Miguel Pasquau Liaño 9/05/2017

<p>Patxi López, junto a Felipe González y Alfredo Pérez Rubalcaba, en un acto de apoyo a la candidatura de Rubalcaba para la secretaría general del PSOE en 2012.</p>

Patxi López, junto a Felipe González y Alfredo Pérez Rubalcaba, en un acto de apoyo a la candidatura de Rubalcaba para la secretaría general del PSOE en 2012.

Flickr de Alfredo Pérez Rubalcaba

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

Necesitamos tu ayuda para realizar las obras en la Redacción que nos permitan seguir creciendo. Puedes hacer una donación libre aquí

-----------------------------------------------------------------------------------------------------

La política depara a veces momentos divertidos. Uno de ellos fue el de la mañana del pasado jueves 4 de mayo, cuando los candidatos a las primarias del PSOE llevaron a Ferraz sus avales. Era un momento señalado en la agenda de campaña del equipo de Susana Díaz. No es arriesgado decir que para sus estrategas era, junto a aquel mitin de arranque “100%”, el día del gran mensaje electoral. La línea de coherencia era clara y condensaba en dos golpes todo el mensaje: en el mitin, Díaz se presentó con ese lema inteligente (PSOE 100%), con el apoyo de las grandes caras del socialismo (salvo alguna) y con una gran ‘idea’ (entre comillas), que era que a ella le gusta ganar; el segundo acto era el del jueves: presentar un número tan abrumador de avales que confirmara que es la candidata de la victoria, la del partido entero salvo algunos desviados y que disuadiera a los tibios, cercenando toda esperanza de resultado sorpresa. “Llena tú los teatros, que yo acumulo cajas de avales”, parecían estar diciendo en los días previos. A partir de ahí, con la partida ya prácticamente ganada, Díaz podría dedicarse en los días de campaña a “coser”. Desde su apabullante victoria en avales, podría ser complaciente y comprensiva: quiero ganar, pero para que ganemos todos.

A Díaz la apoya la inmensa mayoría de la organización del partido y no van a dejar su suerte en manos de algo tan aleatorio e incierto como un resultado electoral apretado

Pero tras anunciar su espectacular cifra (63.000 avales), superior a la que, conocedores ya de la misma, habían sugerido la víspera algunos próximos para redoblar el efecto (“Aspiramos a superar los 41.000 que consiguió Sánchez en las anteriores primarias”, decían), saltó el secreto mejor guardado: 57.000, la cifra de los del PSOE rojo. Esa cifra no van a olvidarla en la vida, porque fue como una puñalada. Se les vio en la cara a algunos. “No puede ser”, pensaron, “tiene que haber trampa”. La propia Susana Díaz manifestó ante los micrófonos que había que esperar al final de la jornada para ver los resultados definitivos. Yo mismo, lo confieso, pensé que entre los avales de Sánchez habría muchos de gente no inscrita en el censo. Pero luego comprobaron que no había trampa, y que eso del 100% había quedado hecho trizas. El discurso entero se les hizo trizas. Y al día siguiente, pese a haber presentado menos avales, los del PSOE rojo se sintieron vencedores, porque, junto a su cifra absolutamente inesperada, añadían una palabra: “Aparato”. Es decir, 63.000 votos es todo lo que el aparato puede dar de sí, luego se les puede ganar. Al menos, desde luego, consiguieron salvar el partido de ida, y hacer decisivo el de vuelta, al que acudirán con bastantes goles en campo contrario, que como se sabe valen más.

Hasta aquí, la crónica. A partir de aquí, la divagación libre, no basada en ninguna información “de primera mano”. Es una hipótesis quizás disparatada, pero yo apostaría por ella en una porra electoral.

Pedro Sánchez no va a ser secretario general del PSOE, a menos que obtenga más votos que Díaz y López juntos, lo cual no es probable

Pedro Sánchez no va a ser secretario general. Es cierto que la cifra de sus avales ha quebrado por completo la línea de campaña de Díaz y ha evidenciado que el malestar en el PSOE es mayor de lo que podía sospecharse. Es cierto que en la mitad norte de España la mayoría de los militantes socialistas no sólo no quieren el liderazgo de Díaz, sino que se han emancipado de Felipe González, de Zapatero, de Rubalcaba, de Bono y de PRISA y ya juegan sin miedo y a las claras a proponer una oferta política más capaz de dar la mano en caso de necesidad a Podemos (y sobre todo a sus confluencias) que al Partido Popular. Pero que nadie desprecie la capacidad del equipo que apoya a Díaz para reaccionar y buscar su objetivo por otros medios. A Díaz la apoya la inmensa mayoría de la organización del partido (es decir, la inmensa mayoría de quienes se dedican con horario completo al partido o a cargos que dependen de sus posiciones electorales) y no van a dejar su suerte en manos de algo tan aleatorio e incierto como un resultado electoral apretado. No van a jugársela a los penaltis: es demasiado riesgo.

Una posibilidad es que sus cálculos les permitan confiar en que de todas formas el margen para la victoria frente a Sánchez es suficiente. En ese caso, habrá campaña con algún que otro golpe de efecto por acá y por allá y pondrán énfasis en la necesidad de que al día siguiente de la jornada electoral “todos” remen en la misma dirección, etc. Díaz ganaría las primarias y sería secretaria general. Ya veríamos si candidata a la Presidencia del Gobierno.

Pero otra posibilidad es que su interpretación del resultado de los avales les convenza de lo contrario, es decir, de que Sánchez va a ganar por varios puntos de diferencia, con cierta holgura, gracias al apoyo que ya ha demostrado y al que puede recibir estos días gracias a una épica electoral con efecto ola incluido y con el apoyo de un reaparecido Borrell, que ya sabe lo que es ganar al aparato. En ese caso, es decir, si la previsión fuese la de una victoria clara de Sánchez el día 21, les digo cuál sería mi apuesta: Susana Díaz convoca una tarde a la prensa, se felicita por la movilización del partido, agradece el enorme apoyo e ilusión que ha percibido en la militancia, pero manifiesta que la bipolarización que se ha provocado puede causar daños irreparables para el Partido (lo pronunciará con mayúsculas). Y dirá que, en un gesto de responsabilidad, fiel a su promesa de “coser” las costuras del partido, renuncia a la candidatura. Pero ojo: al mismo tiempo pedirá a Sánchez el mismo gesto de generosidad, y solicitará expresamente “a todos los que llevan el PSOE en el corazón” el voto a la candidatura de Patxi López. (“Que para eso está”, susurra el ángel malo). Es decir, hará uso del comodín. Saben en el equipo de Díaz que Sánchez no renunciará, pero también saben que muy difícilmente Sánchez podría ganar a la suma de Díaz y López. Poderosos medios de comunicación, así como significados socialistas 100% (Felipe González, Rubalcaba, Zapatero, Rodríguez Ibarra) redoblarán este mensaje y agradecerán a Susana Díaz su gesto de generosidad. Patxi López habrá ganado las primarias, Sánchez las habrá perdido, y Susana Díaz volverá a ser candidata a la Presidencia de la Junta de Andalucía. Puede que, con Patxi López de secretario general, sea fácil buscar a un candidato “nuevo” a la Presidencia del Gobierno. Y la Ejecutiva designada tras el Congreso Federal del PSOE se parecerá bastante a la actual Gestora. La organización quedará a salvo, y el PSOE se dota a sí mismo de una nueva prórroga.

Más probable es, sin embargo, que los cálculos anuncien un empate técnico entre Díaz y Sánchez. En tal caso, creo que el comodín de Patxi López se lo reservarán para un momento posterior. Se lanzan los penaltis, y a ver qué pasa. Si gana ajustadamente Susana Díaz, pues habrá ganado, y preparará un discurso conciliador y una Ejecutiva fiel, integrando a López y excluyendo a los sanchistas, convertidos simbólicamente en un tercio marginal del partido. Y si pierde por poco… Pues todavía queda el Congreso Federal. Y en el Congreso Federal, ¿qué pueden hacer? Pueden evitar lo que más temen, es decir, que Sánchez y los suyos tomen el control del partido, desplazando su centro de gravedad hacia el norte. Para eso sigue estando ahí Patxi López. Ningún obstáculo decisivo encontrarán en los Estatutos del PSOE para que en el Congreso Federal alguien tome la palabra y proponga, en bien de la unidad del partido, y dado lo inmanejable de la situación, un consenso alrededor de la figura de López que evite la dinámica de vencedores y vencidos. Sánchez se opondría y esgrimiría su victoria, pero una buena mayoría de delegados (para cuya designación sí que es decisivo el aparato) votará a favor de la opción López, con un argumento previsible: que no puede ser secretario general quien tiene más votos de militantes en contra que a favor. Susana Díaz habría quedado amortizada como lideresa nacional quizás para siempre y el PSOE 100% buscará pronto a un candidato a la Presidencia del Gobierno al que López dará primero su apoyo y luego, seguramente, el testigo en la Secretaría General. La prensa bendecirá esta solución buena para la estabilidad del principal partido de la oposición, y habremos vuelto… a la casilla de salida.

No me cuesta imaginar que algunos le hubieran sugerido a López presentarse simplemente como un servicio al partido, a fin de evitar una bipolarización extrema

Los asesores de Pedro Sánchez tienen estos escenarios en la mente, estoy seguro. Con buenos reflejos, Sánchez le ofreció a López en un mitin público una fusión de candidaturas. Probablemente saben que, en vista del resultado de la colecta de avales, una parte de la candidatura de López estaba planteándose la posibilidad de apoyar a Sánchez con condiciones. Pero la respuesta que recibió Sánchez fue una objeción procedimental: eso no se dice en público sin haberlo hablado en privado. A mi juicio la respuesta es reveladora: cuando la atención se dirige a las formas es porque no interesa entrar en el contenido. Se pretende ahuyentar la pregunta para que no haga pensar a nadie y ni siquiera entre en el debate, porque la pregunta, por sí misma, es todo un torpedo para un candidato al que le cuesta trabajo definirse, bien porque sea indeciso, o bien porque la ambigüedad sea su estrategia. No olviden que Patxi López fue quien, para aquella sesión de investidura de Rajoy, había propuesto que el PSOE se abstuviera “pero sólo un poquito”, es decir, en el número de diputados imprescindible para que Rajoy alcanzase los 176 votos.

¿Es la candidatura de López un plan B deliberado del PSOE 100%? Podría serlo, incluso aunque él no lo supiera. No me cuesta imaginar que algunos le hubieran sugerido presentarse simplemente como un servicio al partido, a fin de evitar una bipolarización extrema, y que López viera en ello una justificación impecable. Yo creo que López es buena persona, y se vio fácilmente en ese papel. Pero tampoco me cuesta imaginar que quienes se lo sugirieran hubiesen previamente considerado otras finalidades orientadas a asegurarse un “mal menor” (el mal mayor sería que en un cara a cara Sánchez derrotase a Díaz). Es arriesgado decirlo a ciegas, pero si se piensa que López ha llegado a ser lo que es gracias a Rubalcaba (de quien se podrán decir muchas cosas, pero no que es torpe ni que es ingenuo), quizás el ángel malo que me susurra al oído izquierdo tiene razón: “Para eso está ahí desde el principio”. No como un quintacolumnista lacayo de Díaz, por supuesto que no, ni tampoco como un simple divisor de votos contrarios a Susana Díaz; pero sí como una carta comodín, un pañuelo blanco tirando a Gestora, del que hacer uso si la cosa se tuerce.

Pedro Sánchez no va a ser secretario general del PSOE, a menos que obtenga más votos que Díaz y López juntos, lo cual no es probable.

Autor >

Miguel Pasquau Liaño

(Úbeda, 1959) Es magistrado, profesor de Derecho y novelista. Jurista de oficio y escritor por afición, ha firmado más de un centenar de artículos de prensa y es autor del blog "Es peligroso asomarse". http://www.migueldeesponera.blogspot.com/

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

22 comentario(s)

¿Quieres decir algo? + Déjanos un comentario

  1. Ninguno

    Un visionario.

    Hace 3 años 11 meses

  2. uyuyui....

    Jeje veremos….la clave para mi esta en los procesos electorales futuros, donde solo sanchez puede recuperar votos creo; votos de un podemos inútil y que dejo gobernar a rajoy en marzo 2016, votos de la abstención, y votos previsibles a podemos y abstencion por dejar la gestora gobernar a rajoy en octubre, con el voto de patxi. No creo que rasquen de pp y cs si sale Susana.

    Hace 3 años 11 meses

  3. David Pita

    Se ve que eres novelista. Si se cumple lo que dices vendré aquí a arrodillarme y decirte que eres el puto amo. Eso no va a pasar. No a quedar el PSOE con un secretario general con la etiqueta de perdedor puesta, sin el apoyo de la militancia. Sería una puta locura. López es un invento del aparato, un invento de su padrino Rubalcaba que va a cumplir su función y es garantizar que Susana Díaz gane. Es un herramienta más, como la de todos los mass media manipulando a favor. Harán todo lo que haga falta, hasta sacarle algún trapo muy muy sucio a última hora si es necesario, que seguro que alguno tiene. Al aparato del PSOE y a sus amos no les interesa la democracia, o al menos sólo les interesa si el resultado sale el que ellos quieren. Por eso no quieren a Sanchez, que por pura supervivencia fue en contra el aparato y a favor de sus votantes, los que lo pusieron ahí. Sanchez no es ningún héroe y su único proyecto de país es el de Díaz, atacar a Podemos, solo que es un poco más ligh, más sutil. El único pacto PSOE-Podemos que puede promover es el mismo que el de Díaz, uno aprobado por las élites, por los amos del PSOE que lo financian. Tienen distintas estrategias para lograrlo pero en esencia son iguales, solo es una lucha de poder, pero con ninguno está más cerca un acuerdo con Podemos, que es la clave de todo para formar un gobierno alternativo.

    Hace 3 años 11 meses

  4. David Pita

    Se ve que eres novelista. Si se cumple lo que dices vendré aquí a arrodillarme y decirte que eres el puto amo. Eso no va a pasar. No a quedar el PSOE con un secretario general con la etiqueta de perdedor puesta, sin el apoyo de la militancia. Sería una puta locura. López es un invento del aparato, un invento de su padrino Rubalcaba que va a cumplir su función y es garantizar que Susana Díaz gane. Es un herramienta más, como la de todos los mass media manipulando a favor. Harán todo lo que haga falta, hasta sacarle algún trapo muy muy sucio a última hora si es necesario, que seguro que alguno tiene. Al aparato del PSOE y a sus amos no les interesa la democracia, o al menos sólo les interesa si el resultado sale el que ellos quieren. Por eso no quieren a Sanchez, que por pura supervivencia fue en contra el aparato y a favor de sus votantes, los que lo pusieron ahí. Sanchez no es ningún héroe y su único proyecto de país es el de Díaz, atacar a Podemos, solo que es un poco más ligh, más sutil. El único pacto PSOE-Podemos que puede promover es el mismo que el de Díaz, uno aprobado por las élites, por los amos del PSOE que lo financian. Tienen distintas estrategias para lograrlo pero en esencia son iguales, solo es una lucha de poder, pero con ninguno está más cerca un acuerdo con Podemos, que es la clave de todo para formar un gobierno alternativo.

    Hace 3 años 11 meses

  5. Juan José López

    Sánchez no va a renunciar jamás si gana. Si a Patxi se le ocurre irse con Susana y hacen un apaño, el PSOE se quedará, probablemente, con la mitad de militantes y abocado a la desaparición. Desde las primarias de Almunia y Borrell se han perdido 200.000 militantes, algo que no dice nadie. Y éste es un momento crítico. Es una sangría demasiado grande que se puede restañar con alguien que dirija el partido e insufle ilusión, que consiga captar nuevos afiliados entre la juventud, que ha huido de sus filas. El PSOE es un partido que se ha hecho viejo.

    Hace 3 años 11 meses

  6. Juan José López

    Sánchez no va a renunciar jamás si gana. Si a Patxi se le ocurre irse con Susana y hacen un apaño, el PSOE se quedará, probablemente, con la mitad de militantes y abocado a la desaparición. Desde las primarias de Almunia y Borrell se han perdido 200.000 militantes, algo que no dice nadie. Y éste es un momento crítico. Es una sangría demasiado grande que se puede restañar con alguien que dirija el partido e insufle ilusión, que consiga captar nuevos afiliados entre la juventud, que ha huido de sus filas. El PSOE es un partido que se ha hecho viejo.

    Hace 3 años 11 meses

  7. ljherrero

    Coincido con lo expuesto por Miguel Mayol en un comentario anterior. Es irrelevante que Patxi López represente al aparato, sea un plan B del aparato o un candidato "equidistante" (al modo de la inolvidable serie británica "Sí, ministro"), lo fundamental es que por muchas inyecciones de vitaminas que, desde los poderes fácticos y los medios, pretendan administrar al PSOE, éste partido es -todo él o por partes- un moribundo político. O quizá un zombi, sin saberlo. Y hay que reconocer que se lo han ganado a pulso: les es de aplicación aquello de que "...no se puede engañar a todo el mundo todo el tiempo"

    Hace 3 años 11 meses

  8. Nicolas

    En un partido realmente democrático esa situación sería indeseable si la militancia no la apoya masivamente. En un partido como el PSOE donde pesa más la opinión de determinados personajes sobre el conjunto de los militantes, se puede esperar de todo.

    Hace 3 años 11 meses

  9. jesgarlop

    Yo deseo que gane "Gusana", para que por fin una gran parte de sus posibles votantes (no afiliados) se den cuenta de que el partido que creían de izquierdas, realmente es igual que el PP. Estos partidos son dientes de un mismo engranaje que el capitalismo neoliberalista ha creado para que nada cambie, y lo que debemos hacer es cambiar esta maquinaria por otra más socialmente comprometida. Algo que es muy complicado pero que hay que intentar. Si los votantes que todavía creen en su interior que son de izquierdas cambian su voto a una verdadera "Izquierda Unida", "Podemos" cambiar esta maquinaria neoliberal planificada por el capital.

    Hace 3 años 11 meses

  10. Otra vez yo

    ¿Si en unas elecciones generales resulta q casi empatan PP y PSOE a alguien se le ocurriria q el Presidente del Gobierno fuera Rivera por la bipolarizacion del pais?.¿Esto ha pasado en algun sitio normal?.¿Porque en el PSOE se veria como algo bueno?.

    Hace 3 años 11 meses

  11. yo

    Me hizo basante gracia escuchar a Patxi Lopez hablar de "presiones y coacciones" para conseguir avales.Seamos serios,el unico candidato q puede coacciones y presionar es la señora Presidente de la Junta de Andalucia.Creo q muchos q han avaado a esa señora cuando haya q meter el papelito lo mismo no la votan a ella.Es ridiculo que ahora nos vendan q lo mismopor el "ben del partido" el Secretario General sea un tipo a el q le votan cuatro,esta es la idea de democracia q ha llevado al PSOE a lo q es ahora mismo.

    Hace 3 años 11 meses

  12. CapitanRed

    Con cualquiera de los tres, el indecente seguirá en el Gobierno, lo que sellará el destino del PSOE.

    Hace 3 años 11 meses

  13. Mig

    Patxi López está para lo que está, para defender el aparato. Basta de bromas. Tan patéticos y miserables son Díaz como Sánchez.

    Hace 3 años 11 meses

  14. Mig

    A quién va a sorprender. CTXT tiene un aspecto de panfleto sociata listillo que empieza a oler.

    Hace 3 años 11 meses

  15. Carlos Hervés

    ¿Y si, en las primarias, votáramos los simpatizantes y no sólo os militantes?. Claro que la pregunta es retórica. "É un xa for que non ten remedio" que decimos por aquí. Pero, a mi entender, es seguro que la victoria de Sanchez no lo sería por un estrecho margen. Quizá los que quieren un PSOE ganador deberían encargar una encuesta que les diera certeza estadística de esta estimación.

    Hace 3 años 11 meses

  16. Javier

    El razonamiento tiene un fallo de arranque, si el aparato estaba convencido de la victoria arrolladora del susanismo, ¿para qué querían impulsar a Patxi?

    Hace 3 años 11 meses

  17. Yomismo5656

    Me parece una posibilidad cierta lo que plantea el autor en el artículo. MUy bien hilado, por cierto. Enhorabuena al autor. Pero lo que sí tengo claro desde el principio es que si Pedro Sánchez sale ganador de las primarias o no llega a Secretario General o dura un cuarto de hora. No hay que ser muy listo, basta recordar a Borrell ganando a Almunia.

    Hace 3 años 11 meses

  18. Florentino

    Francisco López, si lo han puesto ahí, es por pagar al PP la Lehendakaritza. Esto se juega en los cenáculos del bipartidismo. Paco López, asumirá lo que le echen. Al tiempo.

    Hace 3 años 11 meses

  19. Miguel Mayol i Tur

    En los 80 fue Grecia Francia y España, la ilusión de los partidos socialistas. Pero no hicieron políticas económicas socialistas, siquiera sociales, sino igual o mas ultra derechistas económicas que los otros partidos de derechas. Aun así los electores les dieron segundas oportunidades (no os fallaré, reconociendo el fallo decía Rodríguez Zapatero, pero volvió a fallar). Suerte tienen de que aún conservan la mitad del voto anti derechista, pero poco les queda, en los años 20 de este siglo muy probablemente pasarán al olvido por traidores a sus votantes y a sus votantes potenciales, ya nadie joven piensa votarlos. Estas primarias son irrelevantes, de aquí 2 años con el mismo paro, ¿Con que programa económico se van a presentar? Aunque casi copìen otra vez las propuestas de PODEMOS, ya saben los votantes que son papel mojado y harán las del PP, son solo la cara amable y estafadora, la otra derecha, y entonces, por mucho que nos diga el CIS que sus votantes no se sienten traicionados, desaparecerán como los ha hecho el PASOK, y está en vías el PSF, nosotros, como en los 80 también lo haremos.

    Hace 3 años 11 meses

  20. Sabas

    Miguel Pasquau que buen novelista eres.

    Hace 3 años 11 meses

  21. frodok

    Completamente de acuerdo. La gente ya no está dispuesta a ver más a Susana haciendo el paripé, dándole un azotito de niño malo a Mariano, a cada caso de corrupción del PP. O el PSOE vuelve a la izquierda de sus estatutos fundacionales, para dejar de caer en esa trampa del 'Sentido de estado', -Mariano dixit-, o estará condenado irremisiblemente al ostracismo más profundo, como el de Manuel Valls en Francia, o el PASOK en Grecia, preludio de una lenta agonía.

    Hace 3 años 11 meses

  22. Carlos Bengoa

    El PPSOE o va decidido hacia la izquierda o es un cadáver incorrupto como el resto de ppsoes europeos, quizás a excepción del lusitano, cualquier otro apaño será su agonía vergonzosa, cosa que sería higiénica para la pamplina duopólica en que se había convertido el parlamento, no ahora no, sino desde la misma transición y así nos va, porque esta situación de miseria no ha sido un accidente ni sísmico ni meteorológico, sino que es achacable al 99% a la sinvergonzonería y mal hacer político de los partidos que han gobernado el país, ellos son los responsables y deben de pagar por ello o no habrá solución ni mejoría.

    Hace 3 años 11 meses

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí