1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

Gracias por defender un periodismo de servicio público. Suscríbete a CTXT

Rick Claypool / Director de Investigación de la Oficina del Presidente de Public Citizen

“Trump ha traicionado a quienes le votaron como candidato ‘antiestablishment’”

Álvaro Guzmán Bastida Nueva York , 29/03/2017

<p>Rick Claypool, en una imagen reciente.</p>

Rick Claypool, en una imagen reciente.

Cedida por el entrevistado.

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

CTXT necesita 300 suscripciones mensuales para ser sostenible y cada vez más independiente. Puedes ayudarnos aquí

-----------------------------------------------------------------------------------------------------

Tanto en campaña como en sus primeros discursos como presidente, Donald Trump se presentó como el millonario incorruptible que rescataría a los trabajadores americanos de la miseria. ¿Cómo está gobernando? Un reciente informe de la ONG Public Citizen --fundada en los setenta por el que fuera candidato ecologista a la presidencia  de Estados Unidos en 1996 y 2000 Ralph Nader como contrapeso al poder de las grandes empresas-- repasa las primeras semanas de Trump en la Casa Blanca, desde sus nombramientos a las medidas que ha propugnado, y dibuja a un presidente decidido a eliminar regulaciones, a ceder las riendas del gobierno a intereses corporativos, y a enriquecer de paso a su familia. El autor del informe, Rick Claypool, contesta por Skype a las preguntas de CTXT sobre el arranque del nuevo gobierno, los intereses a los que responde, y el contraste entre las palabras de Trump y sus actos en el gobierno.

Acaba de publicar un informe, Presidente con ánimo de lucro, sobre las primeras semanas de Donald Trump en la Casa Blanca. En él, relata cómo Trump “ha utilizado su posición para expandir y enriquecer sus negocios privados, liderado una captura corporativa sin precedentes al situar a directores ejecutivos y amigotes en las altas esferas del gobierno, e impulsado políticas que dan prioridad a la expansión de los beneficios de las grandes empresas, por encima del interés general”. Dice que esta agenda quedó clara desde el día de la investidura. ¿Por qué lo señala así?

Creo que documentamos como la defensa de los intereses de las grandes corporaciones han sido la principal prioridad y el elemento dominante de lo que a veces parece, desde fuera, una política errática. La investidura la pagaron un montón de empresas que hacen negocios con el Estado, como AT&T, el Bank of America, Boeing, Chevron, Deloitte, JP Morgan o UPS, entre otras. Sus primeras medidas como presidente, el mismo día de la investidura, fueron firmar un decreto para debilitar la reforma sanitaria y otro para congelar la regulación. Así marcó el tono, dando prioridad a ceñirse a las demandas de los grupos empresariales. Ha sido una constante desde entonces.

Eso contrasta con muchas de sus apariciones públicas, en la conferencia conservadora CPAC, o en su primer discurso en el Congreso, en las que se presentaba a sí mismo y al Partido Republicano como “el partido de los trabajadores estadounidenses”.  Describe sus primeras semanas como una “captura corporativa” del gobierno. ¿Qué le lleva a calificarla así?

Los multimillonarios y directores generales que Trump ha situado al frente del gobierno traen consigo una visión antitética al interés público

El principal ejemplo es el gabinete corporativo que ha instalado Trump, dándole las riendas del gobierno a directores de grandes empresas, capitalistas sin escrúpulos, gente como el antiguo director general de Exxon, Rex Tillerson, y Gary Cohn o Steve Mnuchin, de Goldman Sachs. Eso son ejecutivos corporativos, líderes dentro de sus industrias, que encarnan una visión salvaje del capitalismo, que está por encima de la democracia. Vemos cómo se ponen esos intereses por delante del interés general.

En su informe habla de una captura corporativa “sin precedentes”. Pero, ¿hasta qué punto lo es? ¿No tenían las grandes empresas una relación muy cercana con los gobiernos demócratas también, logrando influir en su agenda?

Claro que sí. En honor a la verdad, había numerosos ejecutivos con conexiones en el Gobierno de Obama, y sin duda los hubiera habido en el Gobierno de Hillary Clinton. Dicho eso, los multimillonarios y directores generales que Trump ha situado al frente del gobierno traen consigo una visión antitética al interés público. Son, como ha dicho Steve Bannon, partidarios de la “deconstrucción” del Estado administrativo. Están en sus puestos, en muchos casos, por su directa hostilidad hacia las misiones de las agencias gubernamentales que van a gestionar, y que pretenden redefinir para que permitan a las grandes corporaciones cometer los excesos que quieran. Y, como para añadir sal a la herida, Trump nos dice que hace eso para defender los intereses de los hombres y mujeres olvidados de América, y que es la voz de los trabajadores. Son los trabajadores quienes sufrirán más con las políticas de este gobierno corporativo.

En esa línea, Trump firmó un decreto que ponía en marcha lo que llama la “regla del dos por uno” en regulación. ¿Qué es y qué importancia tiene?

Es un decreto especialmente descabellado y arbitrario, que obliga a las agencias gubernamentales a eliminar dos protecciones públicas por cada una que busquen introducir. Imagina que se decide proteger a una especie en riesgo de extinción. ¿Quiere eso decir que hay dos a las que hay que dejar de proteger, no porque dejen de estar en peligro, sino por esta regla? Es algo que invierte el propósito de las agencias estatales: en lugar de dar prioridad a las maneras de proteger a la gente, de asegurarnos de que el agua y el aire estén limpios, el objetivo pasa a ser eliminar esas protecciones. Por eso, desde Public Citizen, hemos llevado la norma a los tribunales, porque la consideramos inconstitucional.

Al repasar las conexiones entre el Gobierno Trump y las grandes empresas, se centra en dos sectores: la banca y las empresas extractoras de recursos fósiles. ¿En qué consisten dichas conexiones, y por qué son relevantes?

Las conexiones con Wall Street son innumerables. Está Gary Cohn, el líder del Consejo Económico Nacional, que es un antiguo director general de Goldman Sachs, por donde también pasaron Steve Bannon y Steve Mnuchin, entre otros altos cargos. También tenemos al director general de JP Morgan Chase, Jamie Dimon, que lidera el consejo de directores generales puesto en marcha por Trump. Estas conexiones con Wall Street son fundamentales, por dos motivos: en primer lugar, Trump criticó mucho, y con razón, a Hillary Clinton por ser una marioneta en manos de Wall Street, y también a Ted Cruz durante las primarias republicanas. Es una muestra de hipocresía que ahora alimente como nadie a ‘Government Sachs’. Además, Wall Street lleva años peleando con uñas y dientes contra las reformas y regulaciones, por limitadas que fueran, que se impusieron tras la crisis de 2008, para evitar que se repitiese la situación. La industria ha demostrado gran tesón a la hora de buscar la vuelta a la codicia y el cortoplacismo desatado e irresponsable que nos llevó a la crisis. Como bien sabe Trump, gran parte del resto de la economía todavía sufre a causa de la crisis de 2008. Mucha gente sigue en la cuesta abajo en la que les sumió aquella crisis. No es momento de quitarles las cadenas a los Goldman Sachs, JP Morgan y Bank of America. Lo que toca hacer es asegurarse de que esas entidades funcionan de manera responsable, y aprobar políticas que impidan que los instrumentos financieros sigan transfiriendo la riqueza de las clases medias y trabajadoras a los de arriba.

La industria ha demostrado gran tesón a la hora de buscar la vuelta a la codicia y el cortoplacismo desatado e irresponsable que nos llevó a la crisis

En lo relativo a las industrias extractivas, no solo está Tillerson, bajo cuyo mandato Exxon engañó a la opinión pública acerca de las pruebas científicas sobre el cambio climático. Luego está Scott Pruitt, jefe de la Agencia de Protección Medioambiental, que fue fiscal general de Oklahoma pero trabajó de manera muy estrecha con la industria de combustibles fósiles, especialmente con Devon Energy, en ese estado, incluso prestándoles el papel con membrete de la fiscalía para hacer lobby. Estamos al borde del abismo climático, y lo que hagamos en los próximos años será decisivo para determinar si podemos limitar los efectos más devastadores del cambio climático. De nuevo, se ponen por delante de la protección del planeta los intereses a corto plazo de la industria, que busca seguir explotando los recursos mediante el fracking, las perforaciones petrolíferas o la minería.

En su informe, acusa a Trump de haber tomado decisiones que han enriquecido a su familia desde que está en el gobierno. Él dijo que no tenía por qué separarse de sus empresas al acceder al cargo. Se limitó a ceder la gestión a sus hijos mayores. ¿Qué podría haber hecho Trump para separarse de sus empresas, y cómo se está enriqueciendo desde que es presidente?

Podría haber vendido sus activos y ponerlos en un fideicomiso ciego, como le aconsejaron los expertos independientes en ética. Eso hubiera eliminado cualquier apariencia de conflicto de intereses. Sin embargo, vemos cómo la marca del presidente se expande dentro del país y en el extranjero. Están sus viajes casi semanales al resort de Mar-a-Lago, del que es propietario, y que subió la cuota para socios a 200.000 dólares poco después de salir elegido. Ahora, no paramos de recibir imágenes de Mar-a-Lago, en las que los socios del club se codean con el gobierno, como si esto formara parte de los servicios incluidos en la cuota. Es una mezcla continua de política y negocios, con el presidente utilizando el cargo para hacer publicidad a su propio campo de golf y resort, que a su vez sirve a las élites corporativas y gubernamentales para mezclarse, con mucho menos escrutinio del que habría si fueran a ver al presidente a la Casa Blanca. Mientras tanto, sus hijos recorren el mundo para abrir nuevos negocios, con la seguridad a cargo del contribuyente. Y, para colmo, las políticas fiscales que ha propuesto beneficiarían a las mismas corporaciones y multimillonarios que se alojan en sus hoteles y sus resorts, y a su propia familia. Es un escándalo constante.

Por último: mucha de la gente que votó a Trump le dio su apoyo como un candidato antiestablishment, por su denuncia de los acuerdos comerciales como perjudiciales para los trabajadores estadounidenses o, como ha dicho, la cercanía entre Wall Street y el Partido Demócrata. ¿Cómo encaja ese apoyo con la realidad que viene describiendo?

Cualquiera que creyese que estaba votando a un candidato antiestablishment se ha visto traicionado por el presidente Trump. Le hemos visto encumbrar a figuras del establishment corporativo, así como a figuras del aparato del Partido Republicano. Prometió proteger la asistencia sanitaria y la Seguridad Social en campaña, pero ya hemos visto cómo apoya un plan que dejaría sin sanidad a veinticuatro millones de personas. De nuevo, se sigue la política que apoyan grupos como la Cámara de Comercio, la Heritage Foundation y Americans for Prosperity, el lobby apoyado por los hermanos multimillonarios Koch. En último término, su programa pasa por derrotar la idea de que el gobierno puede promulgar políticas que ayuden a la gente. Si consiguen eso, y rebajar las expectativas de la gente sobre qué es posible, habrán  triunfado esos intereses corporativos que no quieren que se controle su poder ni que se les obligue a redistribuir nada de lo que acumulan.

Autor >

Álvaro Guzmán Bastida

Nacido en Pamplona en plenos Sanfermines, ha vivido en Barcelona, Londres, Misuri, Carolina del Norte, Macondo, Buenos Aires y, ahora, Nueva York. Dicen que estudió dos másteres, de Periodismo y Política, en Columbia, que trabajó en Al Jazeera, y que tiene los pies planos. Escribe sobre política, economía, cultura y movimientos sociales, pero en realidad, solo le importa el resultado de Osasuna el domingo.

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

4 comentario(s)

¿Quieres decir algo? + Déjanos un comentario

  1. Pepa

    "Trump se presentó como el millonario incorruptible que rescataría a los trabajadores americanos de la miseria." Se sabía perfectamente quién era Trump cuando se presentó a las elecciones. Quién en su sano juicio iba a pensar que el famoso multimillonario racista, misógino, hómofobo, con un pasado de evasion de impuestos, tratos con la mafia, explotación de sus trabajadores, etc era un antisitema revolucionario con preocupaciones sociales? En fin... Trump no ha traicionado a nadie. Siempre estuvo claro que lo único que le importaba era él mismo.

    Hace 4 años

  2. Poco Yo

    Legara el dia que en un articulo deportivo de cxtx aparecera un coment que haga referencia a lo estupendos que son los de Podemos y lo malos que son el resto

    Hace 4 años

  3. Patricio Echagüe Ballesteros

    Un destacado grupo de científicos de todo el mundo ha concluído, luego de décadas de minuciosa experimentación, que en un 99,9% de las ocasiones, en condiciones normales, cada vez que pasa lo mismo sucede igual...

    Hace 4 años

  4. Miguel Mayol i Tur

    ¿De verdad te has creido que le votaron los anti stablishment (casta)? Le votaron todos los Republicanos sin vergüenza alguna. Y entre los demócratas muchos pro Sanders (estilo PODEMOS) se quedaron en casa porque no hay diferencias sustanciales entre lo que Trump (estilo PP) representa y lo que Hillary (estilo PSOE) representa para las políticas económicas, que son las que importan. A pesar de eso 3 millones de votos mas sacó Hillary, pero el sistema electoral no democrático le quitó la victoria. Escrito esto en el sentido del artículo 22 de la DU de los DD HH que exige un voto igual, ni tampoco en el mercantil que consideraría estafa este sistema de votación para una empresa por acciones en cualquier lugar del mundo (como en España con el voto rogado - no igual - que robó de 2 a 3 millones de votos que a buen seguro hubiesen cambiado el panorama). Supongo, pero es política ficción que si el candidato hubiese sido Sanders hubiese ganado las presidenciales, pero eso tampoco dejarán que pase ni a las próximas.

    Hace 4 años

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí