1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

El copago sanitario perjudica su salud

Pensionistas y trabajadores precarios son los más afectados por el real decreto-ley de hace cinco años. La Comunidad Valenciana lo corrigió en 2015 para mayores y personas con minusvalías superiores al 65% y este año lo ha ampliado a menores vulnerables

Miguel Ezquiaga 28/03/2017

<p>Una jubilada muestra su medicación matutina</p>

Una jubilada muestra su medicación matutina

M.E

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

Espacio realizado con la colaboración del
Observatorio Social de “la Caixa”.

En el comedor, junto a un cuantioso fajo de facturas abrochadas con un clip –recibos del gas, la luz, el agua o el teléfono– se amontonan los tiques de la compra. Cantidades que Carmen, de 76 años, reúne con exactitud en una libreta y suma, resta, divide... No por afición a las fracciones, sino estrujando su pensión; la paga familiar más estable. Desde el pinchazo de la burbuja inmobiliaria, los dos hijos de esta jubilada del sector industrial entran y salen del mercado laboral, razón por la cual todos viven bajo el mismo techo dependientes de igual haber. En el peor julio para el empleo durante toda la crisis entraba en vigor el Real Decreto-ley 16/2012, una reforma estructural del Sistema Nacional de Salud que modificó la participación de la prestación farmacéutica ampliando el copago ya existente. Desde entonces, aunque necesite reponer medicinas antes, Carmen solo acude al médico a comienzos de mes.

Su retribución está por encima de la media de jubilación, situada, a enero de este año, en 1054 euros al mes. La media del sistema, que incluye las pensiones por incapacidad o viudedad, es más baja, 913. Con todo, a Carmen le cuesta pagar el 10% de sus medicamentos, hasta un límite mensual de 18 euros, como establece la nueva norma. Las cargas hacen mella. “Estirando bien cada euro, ese dinero me valdría para comer cinco días”, asegura. Recientemente, la revista británica Heart, del grupo British Medical Journal, publicó un trabajo acometido por la Fundación para el Fomento de la Investigación Sanitaria y Biomédica (Fisabio), dependiente de la Comunidad Valenciana, que estudia los efectos del copago sobre la adherencia –o cumplimiento– al tratamiento esencial en pacientes con patologías cardíacas. La observación concluye un efecto negativo inmediato en los pensionistas a quienes se prescribió medicación de mayor coste.

“Como las recetas caducan a los diez días, solo voy al médico si sé que podré pagarlas”, arguye Carmen, cuando su mirada baja recorre la cenefa del suelo. “No he abandonado las medicinas para la tensión ocular o los problemas respiratorios, pero es cierto que, por épocas, si las cajas se terminaban a mediados de mes, me saltaba dosis hasta llegar el día uno, cobrar y poder pagarlas”. La investigación de Fisabio aborda estos paréntesis examinando el cumplimiento de los tratamientos en cuatro medicamentos diferentes para combatir el síndrome coronario agudo, en relación a tres grupos de población distintos: activos de rentas bajas (hasta 18.000 euros), activos de rentas medio-altas (más de 18.000 euros) y jubilados. Estos dos últimos sectores, afectados por el cambio en política sanitaria, modificaron sus pautas por motivos económicos tras julio de 2012.

Casi cinco años después de la puesta en marcha del real decreto-ley, el gobierno no ha cuantificado el ahorro que supondría

“El copago tiene como objetivo reducir el consumo innecesario de fármacos, pero estamos viendo que también puede afectar al consumo necesario, como se deduce del estudio”, advierte Juan Oliva, economista de la Salud, profesor en la Universidad de Castilla-La Mancha y una de las firmas del ensayo. “Se trata de pacientes infartados, de alto riesgo, crónicos, y un deterioro de la continuidad en su tratamiento es muy peligroso”, prosigue. Mediante la técnica de diferencias en diferencias, el instituto valenciano compara el seguimiento del fármaco que un mismo grupo realiza 18 meses antes del copago y 18 meses después.

La investigación, confeccionada sobre una cohorte de más de 10.500 pacientes, evaluados desde el alta hospitalaria –en el periodo de 2009 a 2011– hasta diciembre de 2013, muestra evidencia de interrupciones del tratamiento en los dos medicamentos más caros: un 7% de los jubilados usuarios de estatinas; el 8% en el caso de quienes toman IECA. La adherencia a estatinas también empeoró en los activos de rentas medio-altas, reduciéndose un 8%. El consumo de los otros dos fármacos, más baratos, no experimentó cambio alguno. “No puede ser que las medicinas que debes tomar hasta que San Pedro te abra las puertas valgan lo mismo que las demás”, zozobra Carmen. Todos los medicamentos crónicos no están incluidos en la lista del Ministerio de Sanidad para el pago máximo de cuatro euros por receta.

La ampliación del copago es una decisión política enmarcada en los paquetes de ajuste fiscal aplicados por el gobierno durante la crisis

La población de salarios bajos se queda fuera del estudio. Para ellos, las condiciones no variaron con la norma de 2012: costean, invariablemente, el 40% de sus medicamentos. “Es fundamental que la población en edad de trabajar también tenga techo mensual del gasto farmacológico en función de la renta, si no queremos contribuir a su empobrecimiento”, defiende Oliva. En nuestro país, el 30% de los trabajadores cobra menos de mil euros netos al mes, según datos del último Decil de Salarios publicado por el Instituto Nacional de Estadística (INE). Esta reforma sanitaria no corrige la tesitura anterior de los más vulnerables y, al tiempo, ataca sus resortes familiares.

En la Encuesta de Condiciones de Vida elaborada por el INE con datos de 2014, los jubilados presentan el porcentaje de riesgo de pobreza más bajo, un 10%, frente al 15% de los activos y el 45% de los parados. En consonancia, la Encuesta Financiera de las Familias, publicada por el Banco de España, termina de perfilar la brecha generacional y señala que la renta de los hogares jóvenes –cuyo cabeza de familia cuenta con menos de 35 años– descendió un 22% entre 2011 y 2014. Por contraste, en el caso de los jubilados, aumentó un 11%. “Somos el colchón de nuestros hijos”, dice Carmen. Su casa es un vivo ejemplo de ello, como afirma. Desde ese octavo piso en Villaverde, al sur de Madrid, las ventanas de aluminio ofrecen un paisaje de solares y bloques apelotonados.

Casi cinco años después de la puesta en marcha del real decreto-ley, el gobierno no ha cuantificado el ahorro que supondría. A pesar de todo, el trabajo con sello de la Fundación para el Fomento de la Investigación Sanitaria apunta en una dirección clara. El primer año y medio se generó un efecto escalón; la caída del consumo. Más tarde, tras un cierto periodo de adaptación, las pautas describieron una tendencia progresiva a recuperar los valores iniciales. “Incluso desde un punto de vista de contracción del gasto”, anota Oliva, “el copago no es la panacea. Tiene efectos limitados en el tiempo”. Así lo evidencia también la evolución del gasto público farmacéutico. Tras una bajada del 12%, cuando se puso en marcha la reforma, no ha dejado de aumentar, hasta sumar 83 millones de euros a los datos de 2013.

Lo más importante es que el gobierno central derogue el Real Decreto-ley 16/2012, porque afecta gravemente a los usuarios

La ampliación del copago es una decisión política enmarcada en los paquetes de ajuste fiscal aplicados por el gobierno durante la crisis. Sin embargo, “el mejor copago sería aquel que no contribuyera a recaudar”, defiende Oliva. Precisamente, porque lograra reducir la utilización del sistema sanitario ante problemas triviales, sin disminuir su uso en casos necesarios. Con prudencia –“las evidencias científicas aún son parciales”– indica el peligro de generar un efecto de compensación: al mermar el consumo de fármacos extendidos con receta, podrían aumentan las hospitalizaciones.

“Yo no me quejo de la pensión que tengo, la gané después de toda una vida pegada a la cadena de montaje, apretando tuercas, como quien dice”, sostiene Carmen. “El problema”, continúa, “es que mi familia se descalabró y ahora me necesitan”. Sus hijos volvían a los cuartos que habitaron en la adolescencia. Los tres necesitaron asistencia psicológica para superar la culpabilidad y desazón del retorno. Ante la extensión de situaciones límite provocadas por la crisis, en diciembre de 2015 la Generalitat Valenciana articuló subvenciones propias que suprimían el copago sanitario.

Carmen Montón, consellera de Sanidad Universal y Salud Pública, explica, en declaraciones a este medio: “Nos encontramos con que el registro informático de la receta revelaba que el 30% de los pensionistas no iniciaba nunca el tratamiento prescrito. De los que comenzaban, un 16% lo abandonaba después. En el caso de la diversidad funcional, los números eran aún más alarmantes: el 43% jamás empezaba con la medicación recomendada por el facultativo y el 17% la aparcaba más tarde”. Tomaron medidas que paliaran los efectos del copago.

Inicialmente, el gobierno lo anuló para aquellos dos grupos más perjudicados: mayores y personas con minusvalías superiores al 65%. Se beneficiaron más de 915.000 personas. Como resultado, la tasa de abandono registrada en enfermedades incurables –diabetes, hipercolesterolemia e hipertensión– cayó un 32%, según la Consellería. Después, la Comunidad Valenciana aumentó para este año el presupuesto en cinco millones de euros, un 12%. Abrió una nueva vía para la atención a la salud de los más pequeños que otorga ayudas a los chavales adscritos a tarjetas sanitarias cuyo titular tenga una renta inferior a 18.000 euros. Favorece, también, a hijos de inmigrantes en situación irregular. “Lo más importante es que el gobierno central derogue el Real Decreto-ley 16/2012, porque afecta gravemente a los usuarios”, añade Montón.

Carmen baja con vacilación y cojera las escaleras para despedirse en el rellano. “Es la artrosis de la rodilla, que me mata”, dice frunciendo el ceño. Admite que la controversia sobre el copago se le escapa y, al momento, recuerda unas palabras: “Hace años, un médico de mi centro dijo que yo tenía derecho a la salud”, recuerda. “No se me olvida. Me agarro a ello todos los días”.

-------------------------------------

Espacio de información realizado con la colaboración del Observatorio Social de “la Caixa”

Autor >

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

1 comentario(s)

¿Quieres decir algo? + Déjanos un comentario

  1. Lucas

    Gracias por dar cabida a este tipo de reportajes, que dibujan un CONTEXTO de verdad, más allá del periodismo a golpe de titular.

    Hace 4 años

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí