1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

  272. Número 272 · Mayo 2021

  273. Número 273 · Junio 2021

  274. Número 274 · Julio 2021

  275. Número 275 · Agosto 2021

  276. Número 276 · Septiembre 2021

  277. Número 277 · Octubre 2021

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

Tribuna

¿Es ilegal el crowdfunding para la financiación de la candidatura de Sánchez?

Miguel Pasquau Liaño 26/03/2017

<p>Pedro Sánchez, en una imagen de archivo. </p>

Pedro Sánchez, en una imagen de archivo. 

Manolo Finish

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

CTXT necesita 300 suscripciones mensuales para ser sostenible y cada vez más independiente. Puedes ayudarnos aquí

-----------------------------------------------------------------------------------------------------

¿Es ilegal el crowdfunding para la financiación de la precandidatura de Sánchez?

Imagino que no he sido el único que se ha extrañado de la disputa legal sobre la financiación de la pre-campaña de los pre-candidatos a la secretaría general socialista. Es fácil sospechar que hay algo más que un problema legal, pero no acabo de tener claro qué es ese “algo más”. Así que mi curiosidad me ha llevado a comprobar cuál puede ser el fundamento de la objeción legal a la campaña de crowdfunding organizada para financiar los actos del precandidato Sánchez, y he buscado la Ley de Financiación de Partidos Políticos, que hacía mucho tiempo que no leía. Como he visto que se han emitido (y esgrimido) dictámenes por prestigiosos juristas, (que al parecer han llegado a conclusiones contradictorias), tenía la convicción de que me iba a tropezar con dudas interpretativas difícilmente soslayables sin un estudio más profundo. Pero no ha sido así, y mucho me temo que sea por el atrevimiento de la ignorancia, es decir, porque me falten referencias para encontrar complejidad donde veo claridad.

El régimen de las donaciones a partidos políticos sólo es aplicable a las donaciones hechas a partidos políticos

A salvo esa reserva sobre mi falta absoluta de recorrido en el estudio de esta Ley, mi conclusión (no como experto, sino como lector de periódicos y de leyes) es que el crowdfunding para la financiación de las precandidaturas es tan legal como pasear por la calle en domingo, y desde luego no hay ninguna remota posibilidad de delito, como ha llegado a decirse. No sólo eso: más bien creo que lo ilegal podría ser precisamente hacer al partido destinatario (aunque sea a modo de cotitular de la cuenta de destino) de esos fondos, que es lo que parece proponer la Gestora: si la financiación en sí de la precandidatura no es ilegal, el partido tiene título alguno para obligar a los precandidatos a compartir la titularidad de las cuentas. Las razones que encuentro son las siguientes:

1. La primera es demasiado obvia, casi tautológica: el régimen de las donaciones a partidos políticos sólo es aplicable a las donaciones hechas a partidos políticos, y no hay ninguna ley que se ocupe de la financiación de proyectos de políticos que no sean cargos públicos. La ley se ocupa de las donaciones cuyo importe pase a formar parte del patrimonio de un partido. Con carácter aclaratorio, el artículo 1, párrafo segundo de la Ley, precisa que su ámbito de aplicación se extiende, además de a los partidos, a otras entidades que relaciona de manera explícita: las federaciones, coaliciones, o agrupaciones de electores (artículo 1). Nada más. Quedan, pues, fuera del ámbito de la ley las donaciones que ni directa ni indirectamente vayan dirigidas al partido, como por ejemplo las que van dirigidas a uno de sus miembros o un grupo de ellos, salvo que esté previsto que tales donaciones o una parte de las mismas revierta en los fondos del partido (lo que en el caso de la precandidatura de Sánchez no ocurrirá, pues según leo en un periódico está previsto que el sobrante se destinará a entidades benéficas o de utilidad pública).

2. Calificar el crowfunding de apoyo a una precandidatura a la secretaría general del partido como posiblemente delictivo me parece un disparate jurídico, por cuanto sería tanto como aplicar por analogía una norma penal en contra del reo, lo que está prohibido, tal y como saben los alumnos de primeros cursos de derecho. Por tanto, invocar como argumento contra el crowfunding el temor de la Gestora (es decir, del partido) a posibles responsabilidades penales en que podría estar incurriendo el propio partido, es tan poco creíble como fundar esa decisión en un oráculo divino. Justificar la prohibición del crowdfundig en el temor a responsabilidades penales, pues, está escondiendo algún motivo o finalidad que no se dice en público. No vale como argumento decir que en realidad se está financiando una actividad del partido, como es la elección de su secretario general. Es claro que no es eso lo que se financia: los fondos no se dan para que el partido los administre en la organización de las primarias, sino que persiguen una finalidad muy concreta: la promoción de un (pre)candidato. No sé en los estatutos del PSOE, pero desde luego en la ley de financiación de los partidos ninguna norma prohíbe que los (pre) candidatos a procesos internos del partido obtengan financiación externa.

Es más natural pensar que las donaciones que se efectúen a un precandidato no son donaciones al partido, y por tanto no es que no deban, sino que no pueden ingresarse en ninguna cuenta del partido

3. Lo que sí puede contravenir la Ley de financiación de los partidos políticos es, en cambio, la fórmula propuesta por la Gestora, es decir, la apertura de una cuenta bancaria compartida con tal candidato para la financiación de su campaña a la que irían los fondos recabados con el crowdfunding. Puede ser ilegal porque el partido no puede ser destinatario (ni exclusivo ni en cotitularidad) de ninguna donación "finalista" (art. 5.1.a' de la Ley), es decir, destinado a una finalidad concreta y determinada por el donante. Esto parece obvio: no se puede condicionar mediante donación a un partido, y por ello la ley quiere que el partido pueda dedicar lo que se le dona, con plena libertad, a lo que considere conveniente (dentro de lo permitido legalmente). En cambio, si se abre una cuenta entre PSOE y cualquiera de los precandidatos (como titulares mancomunados o solidarios, me da igual) como cauce para recibir donativos de terceros, es claro que los fondos que se recauden no podrían dedicarse a cosa distinta a tal (pre)candidatura. Serían donaciones a un partido (pues han de ingresarse en "su" cuenta), pero finalistas (pues sólo podrían emplearse en un fin concreto).   Parece claro que es más natural pensar que las donaciones que se efectúen a un precandidato no son donaciones al partido, y por tanto no es que no deban, sino que no pueden ingresarse en ninguna cuenta del partido.  Tales cuentas entre partido y candidato sólo tendrían sentido si el partido decide asignar fondos de financiación a cada uno de los candidatos oficiales, es decir, como cuentas de gasto, pero no de ingresos procedentes de terceros.

4. Desde el punto de vista del contenido de la Ley de Financiación de Partidos Políticos, creo que todas estas consideraciones valdrían también para la fase en que el precandidato o precandidata se convirtieran en candidatos oficiales. No encuentro razón para lo contrario.

5. Cosa distinta es que los estatutos de un partido, en ejercicio de su propia autonomía organizativa (pero no por imperativo legal), y probablemente con acierto, prevean de manera clara y previa al inicio del proceso de elección, que un candidato a secretario general (o, si se dice expresamente, un precandidato) no pueda recibir más fondos que los que aporte el partido o sus militantes, y/o que las donaciones al candidato deban cumplir determinados requisitos (sobre identificación de donante, límite cuantitativo, etc.), a fin de ganar en transparencia y de prevenir la existencia de donantes demasiado influyentes (supongan, es un decir, que el Banco de Santander tuviera muchísimo interés en que un partido fuese dirigido por uno de los candidatos, y no por otro, y que a tal efecto esponsoriza con mucho dinero su campaña). En ese caso, habrá que estar a lo establecido en dichos estatutos, tal y como estos lo prevean. Una lectura rápida de los estatutos del PSOE y del Reglamento de primarias no me ha permitido encontrar nada relativo a las campañas de los que anuncian su intención de recoger los avales necesarios para ser candidatos. En todo caso, aunque existiera una previsión así, nunca estaríamos en el ámbito de un delito de financiación irregular, sino como máximo de una indisciplina de partido.

6. Si hubiera un solo candidato a secretario general la financiación privada de su campaña podría encontrar más reparos desde el punto de vista de la financiación del partido. Pero existiendo competencia, encuentro sólo dos opciones: o bien el partido, en sus normas internas, prohíbe la financiación externa, o no la prohíbe. Y si no la prohíbe, los fondos que cada candidatura recabe son suyos y pueden destinarlos con total autonomía, sin perjuicio de otras normas de control sobre transparencia que no vulnerarían la normativa de protección de datos personales si el donante, al tiempo de hacer la donación (no después, obviamente), está advertido de que el partido tendrá derecho a conocer su identidad y la cuantía que aporta. 

-----------------------------------

Este artículo está publicado orginalmente en miguelpasquau.es

CTXT necesita 300 suscripciones mensuales para ser sostenible y cada vez más independiente.

Autor >

Miguel Pasquau Liaño

(Úbeda, 1959) Es magistrado, profesor de Derecho y novelista. Jurista de oficio y escritor por afición, ha firmado más de un centenar de artículos de prensa y es autor del blog "Es peligroso asomarse". http://www.migueldeesponera.blogspot.com/

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

13 comentario(s)

¿Quieres decir algo? + Déjanos un comentario

  1. Miguel Pasquau

    El Tribunal de Cuentas se ha pronunciado en una nota de respuesta a una consulta de la Gestora del PSOE afirmando que la promoción de un precandidato en un proceso electoral interno de un partido es una actividad de partido, que por tanto la financiación de esa actividad tiene las mismas exigencias de control por el Tribunal de Cuentas que las donaciones efectuadas al partido. El Tribunal de Cuentas conoce mucho mejor que yo el régimen jurídico de las donaciones a partidos, y por tanto la opinión que he sostenido en el artículo es, a efectos de responsabilidad contable, en parte equivocada. Los candidatos podrán, desde luego, seguir recabando fondos por vía de microfinanciación, pero en todo caso ha de habilitarse un medio para que el Tribunal de Cuentas fiscalice esas aportaciones.

    Hace 4 años 6 meses

  2. MM

    Pues ha resultado ser, si no ilegal, sí disconforme con la Ley de financiación de partidos. Tratar de confrontar también en este tema con el Partido al que se pretende representar, ha sido la penúltima escenificación de una políticamente rentable rebeldía de PS. Con lo que se abusado en este tema de la financiación de partidos, PS no debería haber jugado con la opacidad de su financiación. No en todo la Gestora está errada; no en todo (de hecho, en casi nada) PS es un espíritu político puro perseguido por el aparato, la casta, la trama

    Hace 4 años 6 meses

  3. Jose

    Desde que trataron de evitar que Pedro Sánchez utilizara el crowdfunding, como medio de financiación, sospeché que la verdadera causa/temor podría deberse a la libertad de acción de la que podría disfrutar, sin deber favores a entidades bancarias, energéticas,... Un tipo sin trapos sucios que guardar no interesa, no es controlable/manipulable.

    Hace 4 años 6 meses

  4. Senyor_G

    Ahora a ver si alguien nos explica cómo y quién pagó el acto del domingo de Susana. También los transportes de los asistentes principales.

    Hace 4 años 6 meses

  5. Peñacorada

    Aquí lo único si no ilegal al menos altamente irregular es la conformación de la gestora y su "gestión" destinada a mantener al psoe enrocado en posiciones políticas e ideológicas neoliberales y abiertamente antosocilistas. Es decir, sostener una bunkerización de los actores yd efensores del IBEX 35 y de la gestión antipopular de la crisis. Esta es la cuestión de fondo, la de importancia estratégica, la cuestión del crowdfunding una cortina de humo más y un intento de cuartear el ensayo renovador.

    Hace 4 años 6 meses

  6. Macrinus13

    No veo por qué tiene que ser ilegal. Salvo que los estatutos propios del PSOE lo prohiban, es algo totalmente ilegal. Lo que sucede es que jode mucho ver como la militancia no solo te apoya sino que te paga tu campaña. Créame, los dinosaurios tienen que pasar a segunda, incluso a tercera actividad (domino y subastado por la tarde, por la mañana sueñecito y visita al peluquero).

    Hace 4 años 6 meses

  7. explorador

    Buen artículo. Quiero señalar que algún comentarista malintencionado olvida que la posición del articulista no se dirige a justificar nada, sino que examina la legislación actual y concluye que no aparece en ella nada delictivo.

    Hace 4 años 6 meses

  8. Rai

    Bien, por tanto eso que tanto se pide a los políticos y que la gente del Cambio viene pidiendo a diario, la Transparencia, ya no es tan importante si lo hacen Podemitas o Social-Podemitas. Además, es bueno saber que juristas y estudiosos como Usted vean como algo Legal y Normal que un Narco, la Mafia, el Terrorismo, las Sectas...., por ejemplo, puedan financiar a un candidato que puede llegar a ser presidente de un país. Es realmente patético ver como gente estudiada, y en teoría demócrata y Libre, busca las excusas para una posible financiación de partidos por parte de grupos de delincuentes organizados justificando como Legal la ocultación de los orígenes de los fondos que pueden llevar a una Persona a Presidente de un País. Es muy revelador...una cosa es lo que se pide a otros, transparencia, y otra que los que la pidan vean bien no hacerlo ellos mismos.

    Hace 4 años 6 meses

  9. Ramón

    La gestora misma es un invento muy raro e ilegal que no sale en los estatutos del PSOE, ni tampoco el tiempo que llevan ni que puedan tomar las decisiones tan importantes que están tomando. Está claro que algunos se llenan la boca de leyes cuando les conviene, como amenaza y a veces sin ni siquiera habérselas leído, como muestra este excelente artículo, y cuando no, las ignoran con el cinismo más supino. Cambiando de tercio, que pena los comentarios que sólo resaltan el léxico y la ortografía en lugar de debatir sobre el meollo del artículo, que debería ser lo importante. Las palabras y las lenguas se hacen día a día y no existen o dejan de existir porque estén el un determinado diccionario o dejen de estar. Los que tanto defienden la pureza semántica deberían informarse de la época de la que proviene, junto con el resto de purezas raciales y nacionales que tanta sangre costó desterrar.

    Hace 4 años 6 meses

  10. Boris

    El artículo estupendo. Conciso y con seso. Muy bien fundamentado, sin entrar a hacer sangre de la tan desprestigiada Gestora. Ahora, (y en esto voy con Juan y su primer comentario) qué necesidad tenemos de emplear anglicismos tan horribles como 'esponsoriza' cuando tenemos en el español la palabra 'patrocinio'. O no? ;-)

    Hace 4 años 6 meses

  11. Juan

    Por favor, estamos en España. Dejen de utilizar palabritas extranjeras cuando tenemos una de las lenguas mas ricas del planeta. Crow....qué ....... financiación colectiva por favor.

    Hace 4 años 6 meses

  12. luis

    Miguel, se puede decir mas alto, pero no más claro. La gestora no tiene fundamentos jurídicos para evitar que un militante socialista reuna fondos para participar en un proceso de primarias, proceso que no aparece regulado en los estatutos de dicho partido. Por tanto, los catedráticos que han explicado en los medios de PRISA y Vocento que dicho militante incurriría en un presunto ilícito penal (sic) deberían explicar qué o quién le han motivado o incitado realizar semejante declaración. En todo caso, si los segnores de la gestora consideran que se produce un ilícito deberían denunciar al candidato. O no?

    Hace 4 años 6 meses

  13. jose

    Buen trabajo. Esto si que es periodismo informativo y formativo. Felicidades.

    Hace 4 años 6 meses

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí