1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

  272. Número 272 · Mayo 2021

  273. Número 273 · Junio 2021

  274. Número 274 · Julio 2021

  275. Número 275 · Agosto 2021

  276. Número 276 · Septiembre 2021

  277. Número 277 · Octubre 2021

  278. Número 278 · Noviembre 2021

  279. Número 279 · Diciembre 2021

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

Crónica parlamentaria

El decreto de la estiba como foto del tinglado del Congreso

La oposición tumba el real decreto que trataba de liberalizar las condiciones laborales de los estibadores, en una escenificación de la soledad variable del Gobierno de Rajoy a tres meses de la aprobación de los presupuestos

Miguel Ángel Ortega Lucas Madrid , 17/03/2017

<p>El ministro de Fomento, Iñigo de la Serna, defiende en el Congreso la reforma de la estiba el pasado jueves 16 de marzo.</p>

El ministro de Fomento, Iñigo de la Serna, defiende en el Congreso la reforma de la estiba el pasado jueves 16 de marzo.

Congreso de los Diputados - Canal Parlamento

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

CTXT necesita 300 suscripciones mensuales para ser sostenible y cada vez más independiente. Puedes ayudarnos aquí

-----------------------------------------------------------------------------------------------------

Los tinglados son estructuras propias de los puertos, pero tal y como suele entenderse el término en la jerga popular (la RAE lo describe en su tercera acepción como artificio, enredo, maquinación), el Congreso de los Diputados es algo mucho más próximo a la palabra, en significado y significante. También como (cuarta acepción) barullo de gentes o cosas.

350 es el número de individuos al que asciende el barullo de gentes que votan cosas en el hemiciclo. En la mañana del jueves 16 febrero estaban todos pero casi no llegan tres: Ángela Rodríguez (Podemos), Teresa Jordá (ERC) y Marta Sorlí (Compromís). Llevaban días en Nueva York, de visita como asistentes a la Comisión de Condición Jurídica y Social de la Mujer de la ONU. En el Congreso se votaban cosas que tenían que ver con el tinglado de los puertos y, a la postre, con las condiciones laborales de los estibadores, pero, hechas las sumas y las restas, su presencia no iba a ser presuntamente necesaria para las votaciones finales.

A priori, “nos salían perfectamente las cuentas”, explicaba a CTXT Joan Oloriz, de Esquerra Republicana (ERC): con su grupo, con la mayoría del Grupo Mixto, con PNV, Podemos y PSOE en contra, el Gobierno no iba a tener manera de convalidar el Real Decreto-Ley 4/2017, de 24 de febrero, por el que se modifica el régimen de los trabajadores para la prestación del servicio portuario de manipulación de mercancías. A pesar de las ausencias de las tres diputadas, dejando a estos grupos en un total de 173 votos, el que buscaba el Gobierno seguía quedando por debajo al obtener 169 apoyos (del PP, Ciudadanos, Unión del Pueblo Navarro y Foro Asturias).

Y aquí vendrían los artificios, enredos o maquinaciones: el PP, que ya desde el día anterior había tratado de convencer para que se abstuviera, sin éxito, al Partido Demócrata Catalán (antes Convergencia, en el Grupo Mixto), sí consiguió in extremis conseguir el apoyo de los nacionalistas vascos (“no sabemos”, decía Oloriz, “a cambio de qué”). El bandazo de los cinco diputados del PNV daba la vuelta a la situación, haciendo que el ganase por un solo voto (174 a 173); entonces las tres diputadas viajeras tuvieron que buscar un vuelo de vuelta para poder votar.

La relación entre Ciudadanos y el Gobierno del PP tiene desde el principio algo de esquizofrénico por una cuestión, también, meramente electoral

“Hace unas horas que nos enteramos de esta situación y desde entonces no paramos de buscar la forma de volver para votar a tiempo”, escribía Rodríguez, de Podemos (En Marea), en su Facebook. Quizá forme parte esto también de los enredos, porque los centuriones tanto de socialistas como de populares hicieron abortar cualquier clase de viaje oficial a su infantería ante las votaciones. (Mientras tanto, otro diputado de Unidos Podemos, de baja por enfermedad, tampoco había solicitado todavía el voto a distancia, y se quedó efectivamente fuera de la votación).

Finalmente llegó el vuelo a Barajas, a las 6 de la mañana, las diputadas pudieron votar en contra, y el marcador quedó en un contundente 175-142 a favor del no al decreto; derrota histórica por tratarse de la primera vez, desde 1979, que un gobierno no consigue sacar adelante un real decreto-ley (hubo otra ocasión, en 2006, pero por un error de votación). ¿Por qué, de repente, sólo 142 para el ? Porque los 32 diputados de Ciudadanos (¿dónde está la bolita, aquí o aquí?) se abstuvieron en el último momento; tensando de paso aún más la cuerda con sus supuestos socios gubernamentales. Hubo otra abstención suelta, la de Íñigo Errejón, que se despistó al votar; seguramente porque no se encuentra aún en su nueva ubicación de la segunda fila.

La manera de manejar la situación por parte del Gobierno fue ampliamente contestada (atacada) por casi toda la oposición, con una virulencia que apenas podía sostener el ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, aguantando el granizo en su escaño. De la Serna defendió el decreto, que en sus palabras establece “en esencia que las empresas puedan contratar de forma libre a sus trabajadores”, arguyendo que se trata de la respuesta del Gobierno a la sentencia del Tribunal de Justicia de la UE, de diciembre de 2014, según la cual el sector de los estibadores españoles presenta una situación de monopolio incompatible con la legislación comunitaria de competencia; también con la entrada de otros estibadores del resto de la UE en puertos españoles. (El Estado puede enfrentarse a una multa de 134.000 euros diarios, a partir de la publicación de una segunda sentencia por incumplimiento de aquélla.)

Se trata, efectivamente, de una excepción en el panorama laboral español, ya que es el único sector en el que las empresas no pueden contratar directamente a sus trabajadores: tienen que hacerlo a través de la SAGEP (Sociedades Anónimas de Gestión de Trabajadores Portuarios). Lo que el decreto plantea es su eliminación, dando paso a un sistema libre de contratación directamente con las empresas que los trabajadores temen pueda socavar sus condiciones laborales (la dureza de su trabajo se compensa en este caso con un salario medio de 65.000 euros anuales), supresión de puestos de trabajo incluida. De la Serna aseguró que el Gobierno “no ha tenido el margen y la libertad de otros casos para decidir libremente los términos”, cuyos límites vienen “marcados por la Comisión Europea”, pero el resto de grupos de la oposición no opina lo mismo.

La soledad del PP

Es probable que lo que sucedió el jueves en el hemiciclo sea la enésima escenificación de los papeles que los partidos llevan interpretando desde el inicio de la legislatura; incluso desde los meses anteriores sin gobierno. César Ramos, del PSOE, reprochó al PP no haber tomado antes esta medida; según él, por cuestiones electorales: en 2015, “con elecciones municipales, autonómicas y generales no tuvieron tanto interés”. Pero las cábalas electorales son precisamente lo que ni socialistas ni cualquiera otro grupo político en el hemiciclo pierde nunca de vista. En este sentido, aun con estrategias harto discutibles, Podemos parece ser el grupo parlamentario grande con un comportamiento más definido.

El PSOE lleva procurando desde el otoño, con desigual fortuna, demostrar a su electorado que la Gestora que actualmente manda, tras la marcha de Pedro Sánchez, no es lo mismo que el PP. Tendrán también sus razones de interés general para hacerlo, pero, en este caso, abstenerse respecto al real decreto de la estiba, como pretendía el PP, hubiera dado muy mala foto en el telediario. La sesión de control al Gobierno del pasado 22 de diciembre, por ejemplo, es buena muestra de algunos de sus movimientos dentro/afuera (de tribuna): el mismo día que Meritxell Batet había recriminado al ministro de Interior, Zoido, que España debería estar recibiendo teóricamente la cifra de 17.307 refugiados, e Isabel Rodríguez hacía lo propio al ministro de Justicia sobre la aplicación de la Ley de Memoria Histórica, el actual número 1 del PSOE, Antonio Hernando, firmaba con el PP un acuerdo en el que no estuvieron Ciudadanos ni Podemos para impulsar un real decreto que impidiese –supuestamente– los cortes de luz (que no variarían en realidad hasta la primavera).  

De momento, ya hay miradas oblicuas, entre C’s y PNV, a cuenta de la negociación presupuestaria con el Gobierno, por cuestiones que van más allá de los dineros

En cuanto a Ciudadanos, este jueves fue el diputado Fernando Navarro el encargado de explicar por qué su grupo se quitaba a última hora de la foto (de la derrota) en las votaciones del decreto de la estiba: aseguró que era en esencia una buena idea, pero –y aquí le tembló sutilmente la garganta– “¿tiene sentido que se presente un decreto sin los apoyos necesarios? En Ciudadanos creemos que no” (en Ciudadanos creían que sí horas antes, a falta de las tres diputadas ausentes). “Hemos pedido que se apuren hasta el final las posibilidades de negociación. Habría tenido más sentido retirar el decreto y esperar otra semana”.

La relación entre Ciudadanos y el Gobierno del PP tiene desde el principio algo de esquizofrénico por una cuestión, también, meramente electoral: si orbitan demasiado lejos de ellos pierden su influjo como salvadores de la derecha moderna y se acercan peligrosamente al PSOE, cuando ya hay un PSOE en la galaxia; si orbitan demasiado cerca corren el riesgo de ser deglutidos por el agujero negro (o Estrella de la Muerte) que lleva monopolizando todo el espectro de la derecha española desde hace décadas –los resultados de las últimas elecciones, sus escasos 32 diputados, cuando se esperaban bastantes más, es prueba de ello.

No les gustará salir en la foto perdedora, pero no deja de intuirse también en movimientos así (en el abstenerse a última hora sobre el tema de la estiba) una suerte de retracción para regresar a esa tierra de nadie que viene siendo su hábitat natural; menos por sentirse cómodos ahí que por tratar de diferenciarse en lo posible del PP. [Y sin embargo se les vio aplaudir a algunos de ellos, la semana pasada, a Dolores Cospedal, cuando ésta replicó al diputado del PNV Mikel Legarda a cuenta de cierto vídeo polémico de la televisión pública vasca.]

Al hilo de esto, los enredos de que hablábamos al principio, para tratar de convencer a los ex Convergencia de abstenerse en la votación del real decreto y conseguir el apoyo del PNV, son similares a las negociaciones que el PP viene trenzando en los últimos tiempos para conseguir alianzas suficientes de cara a aprobar los Presupuestos Generales del Estado en el mes de junio –una vez se conozca el nombre del nuevo secretario general del PSOE–. Algo que, de no llegar a puerto, podría hacer saltar por los aires la presente legislatura y provocar una nueva convocatoria electoral; para la que todos los grupos, como decíamos, parecen vivir todo el tiempo preparados: con un ojo en el Congreso y otro en lo que podría pensar la gente de lo que hacen en el Congreso apenas unos meses después. De momento, ya hay miradas oblicuas, entre Ciudadanos y PNV, a cuenta de la negociación presupuestaria con el Gobierno (como explica aquí Esteban Ordóñez), por cuestiones que van más allá de los dineros.

CTXT necesita 300 suscripciones mensuales para ser sostenible y cada vez más independiente. 

Autor >

Miguel Ángel Ortega Lucas

Escriba. Nómada. Experto aprendiz. Si no le gustan mis prejuicios, tengo otros en La vela y el vendaval (diario impúdico) y Pocavergüenza.

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí