1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

  272. Número 272 · Mayo 2021

  273. Número 273 · Junio 2021

  274. Número 274 · Julio 2021

  275. Número 275 · Agosto 2021

  276. Número 276 · Septiembre 2021

  277. Número 277 · Octubre 2021

  278. Número 278 · Noviembre 2021

  279. Número 279 · Diciembre 2021

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

Crónica parlamentaria

El (des)control de TVE

Crecen las tensiones en la cadena pública por las acusaciones de “malas prácticas” por parte de su Consejo de Informativos. Los trabajadores presentaron en el Congreso más de 2.000 firmas contra la utilización gubernamental de la televisión

Miguel Ángel Ortega Lucas 13/03/2017

<p>Informe de malas prácticas de TVE</p>

Informe de malas prácticas de TVE

J.R. MORA

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

CTXT necesita 300 suscripciones mensuales para ser sostenible y cada vez más independiente. Puedes ayudarnos aquí

-----------------------------------------------------------------------------------------------------

Es posible que la relación entre un gobierno y la televisión pública del territorio que gobierna (cuya naturaleza tiende a asemejarse a la del concubinato) no obedezca tanto a un retorcido juego de perversiones como a algo consustancial a la púrpura y el armiño –a la laca y la gomina– del poder; a una lógica natural, inocente de puro antigua, para quien gobierna: si yo gobierno Murcia, por ejemplo, Murcia soy yo; mi partido (es decir, yo) es toda Murcia, todo el Mar Menor, todo el censo regional. Me resultará por tanto impensable que la televisión pública de Murcia diga algo en mi contra: si me atacas a mí, atacas a todos los murcianos que en Murcia han sido. Se trata del mismo razonamiento por el cual una acusación jurídica contra el presidente de Cataluña, por ejemplo, se convierte automáticamente en un ultraje contra Cataluña entera.

Sin salir de Murcia, cabe recordar el reciente caso del director de su centro territorial de RTVE, Juan de Dios Martínez, quien, en una grabación filtrada desde la redacción y recogida por eldiario.es el pasado agosto, reconocía: “Las directrices las marco yo absolutamente”, “la información la doy yo como yo quiero darla”. “Ahora soy un cabrón –continuaba la mencionada lógica– y más que lo voy a ser”. En Murcia se contrata un equipo para cubrir una reunión habitual del PP mientras no se atiende a otras noticias porque se afirma que no hay recursos. En la misma comunidad se evita poner la imagen del presidente regional (PP) en la noticia que le involucra en un caso de presunta corrupción.

Esas cursivas pertenecen al reciente Informe de malas prácticas informativas en TVE (octubre, noviembre y diciembre de 2016), elaborado por el Consejo de Informativos de la cadena pública, el organismo que aún sobrevive con el fin de velar por el cumplimiento del Manual de Estilo y el Estatuto de la Información de RTVE, que establecen las normas deontológicas de la casa, así como por el cumplimiento de la ley vigente (17/2006 de la radio y la televisión estatales de junio de 2006). En él se recogen 48 episodios de malas prácticas. Sobre todo, “ejemplos de falta de pluralismo y objetividad, de doble rasero en la selección de la información dependiendo de si afecta positiva o negativamente” al partido en el gobierno, el PP; “innumerables casos detectados de censura” que excluyen de los informativos “las noticias que dan datos negativos sobre la economía” y sobre “los problemas de la sanidad o la educación (...), la subida de la luz o la pobreza energética”. También de manipulación, “práctica frecuente en informaciones sobre temas clave”, así como “la mezcla de información y opinión en noticias elaboradas por la llamada redacción paralela; la falta de pluralismo en las mesas de tertulianos; la utilización de invitaciones para recompensar a algunos redactores; la recuperación de un lenguaje oficialista que a veces recuerda al antiguo NO-DO; el uso de espacios informativos para la autopromoción de directivos”...

El texto es una suerte de cuaderno de bitácora de la tripulación sobre los bandazos del capitán:

6 octubre –se lee al comienzo– Mala praxis. ‘La Mañana’ informa sobre el intento de suicidio de José Bretón con un supuesto directo desde la cárcel de Herrera de la Mancha cuando el redactor en realidad está en Almuñécar, Granada. Este Consejo ya advirtió en el anterior informe correspondiente a los meses de julio, agosto y septiembre sobre la utilización espuria de los directos.

Pero la gran mayoría de las entradas tienen que ver directa o sutilmente con lo político: 12 octubre - Censura. Los telediarios no informan sobre el contrato de la ex ministra Ana Mato como asesora del grupo popular en el Parlamento Europeo. El nombramiento coincide con el juicio del caso Gürtel donde está inculpada como “partícipe a título lucrativo”. (...) 13 octubre - Poca sensibilidad social. El TD1 trata en colas el informe de la Red Europea contra la Pobreza. Según sus datos, más de 13 millones de españoles, un 28% de la población, está en riesgo de pobreza y exclusión social. El TD2 no lo da. (...) 19 octubre - ¿Publicidad o información? El TD1 emite una pieza elaborada por la jefa del área de Economía, Cecilia Gómez Salcedo, sobre la apertura de una nueva línea aérea entre Madrid y Tokio de la compañía Iberia. Para elaborar la información se desplazó un equipo durante una semana con cargo a la compañía aérea. El Consejo considera que la pieza se ajusta más a un vídeo promocional que a una información de interés público.

Y así día sí, día también; en ocasiones, varias incidencias por jornada.

“La estrategia de la Dirección de Informativos de TVE ha consistido en sustituir paulatinamente a los redactores veteranos por otros más afines"

Los miembros del Consejo de Informativos de TVE se personaron en el Congreso el pasado 16 de febrero para entregar un texto, respaldado por 2.225 trabajadores, en el que reclamaban a las Cortes “medidas urgentes para garantizar que la radiotelevisión pública del Estado sea un reflejo fiel de la sociedad y no sea utilizada como instrumento de propaganda partidista o gubernamental”. “Exigimos”, dicen, “un sistema que garantice la independencia de sus profesionales, defendiéndoles de decisiones discrecionales que hoy siguen relegando a muchos de ellos por criterios ideológicos, a pesar de su experiencia y saber hacer”: desde 2012, el 95% de los responsables editoriales (45 de 47) han sido “depurados”, y dos de cada tres periodistas de los telediarios ya no siguen en sus puestos. “La estrategia de la Dirección de Informativos de TVE ha consistido en sustituir paulatinamente a los redactores veteranos por otros más afines, en la mayoría de los casos con menor experiencia y contratados fuera de RTVE”.

El Consejo, explica a CTXT su vicepresidente, Xavier Fortes, es “un órgano ideado como contrapoder”, cuyos 13 miembros son elegidos por los profesionales de la misma televisión (7 de ellos fueron ratificados de nuevo en las elecciones del 2 de marzo, Fortes entre ellos). El periodista gallego, primer conductor de La noche en 24 horas, explica que se trata de “la mayor firma colectiva” del sector en España como denuncia de una situación que raya lo insostenible, a pesar del “apoyo total”, o general, que existe entre los compañeros. Pero se trata de una cuestión que atañe tanto lo propio como lo público: “Los ciudadanos no pueden percibir que se esté pagando con sus impuestos un instrumento de propaganda”, una televisión “domesticada, triturada en su independencia para favorecer las tesis del Gobierno”. Los informadores “deben mantener la distancia con todos los partidos políticos, absolutamente todos”. De lo contrario, el medio “sufre un deterioro brutal de su imagen: a fin de cuentas también defendemos nuestro propio puesto de trabajo”.

Para Fortes, “la gran etapa comienza en 2004, cuando Carmen Caffarel [directora general de TVE] nombra a Fran Llorente” como responsable de informativos, “y un comité de sabios para sentar las bases de los acuerdos, proponer a un profesional de reconocido prestigio y blindarlo para que no pueda sufrir las presiones del gobierno ni de otros partidos”. Ni de la inercia jerárquica que presupone siempre –en España al menos– que un subordinado debe ser un leguleyo de su inmediato superior, cumpliendo órdenes ideológicas antes incluso de que se formulen.

Entre los puntos reseñables de la primera etapa de gobierno de Zapatero, destaca en luminosos, aunque sólo fuera por su carácter inédito hasta la fecha en la historia, la ley de 2006

Pero, ¿tanta libertad había entonces para informar en TVE? Según Fortes, sí: “Todos hemos sufrido llamadas de responsables de comunicación”, pero dicha libertad depende mucho del margen que cada cual tenga en su puesto de trabajo para “mantenerse firme”. Entonces, asegura, sí se podía. “A mí me ha pasado con todos; con el PP, con el PSOE, con Podemos...”. Con el problema añadido de que, para muchos, el tratar bien o correctamente al miembro de un determinado partido político te puede hacer automáticamente afín a dicho partido. Y sin embargo “periodismo es darlo todo de todos. Ahí hay que plantarse, ser exigente, crítico; los medios tienen que resistir, y los periodistas individualmente también. El principal deterioro de la profesión proviene de ahí”, afirma: porque los periodistas también “nos hemos dejado llevar” cada vez más por las inercias del poder. No todo serían ríos de leche y miel, pero es cierto que, de entre los puntos reseñables de la primera etapa de gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, destaca en luminosos, aunque sólo fuera por su carácter inédito hasta la fecha en la historia, la ley de 2006, por la cual el nombramiento del presidente de la nueva Corporación RTVE dependía del consenso de al menos dos tercios de la Cámara baja, para un mandato de seis años que no coincidiera con las elecciones generales (lo fueron Luis Fernández, durante casi tres años, y Alberto Oliart, apenas año y medio). Una etapa que puede calificarse objetivamente como la de mayor prestigio de la cadena pública en toda su historia: TVE cosechó más de 200 premios y sus servicios informativos, dirigidos por Fran Llorente, llegaron a ser reconocidos como uno de los mejores del mundo por profesionales de Europa y Estados Unidos.

Como consecuencia de aquella ley sucedió también algo sin precedentes: que la primera fuerza opositora, el PP por entonces, no tuviera, en teoría, razones para enzarzarse en pleitos sobre tendenciosidad de los medios públicos, al haber decidido ellos también al presidente. En teoría, porque siempre hubo pleito. De nuevo en el poder, el 20 de abril de 2012 [en uno de aquellos viernes de la crisis en que empezaban a hacerse costumbre los decretos-ley, mientras los españoles salían despavoridos al fin de semana para olvidarse precisamente de los decretos-ley], el Ejecutivo del PP aprobaba un decreto para poder elegir al presidente de la corporación contando sólo con (su) mayoría absoluta.

La vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, defendió la medida esgrimiendo el “muy grave” problema de gestión de la entidad: RTVE llevaba casi un año sin presidente tras la dimisión de Alberto Oliart y no podían aprobarse las cuentas anuales (es decir, el recorte de más de 203 millones de euros del ente público, derivado entre otras razones de la pérdida de ingresos por la supresión de la publicidad en la televisión en 2009). El Gobierno recortó asimismo de 12 a 9 los miembros del consejo de administración –los tres que nombraban los sindicatos–, y aquéllos ya no tendrían sueldo ni por tanto dedicación exclusiva. Contemplaba la elección de un representante sindical acordado por los trabajadores de la Corporación.

Cinco años después, las cuentas siguen siendo el rompeolas del PP en esta materia. El pasado 22 de febrero, el diputado socialista José Miguel Camacho preguntaba al ministro de Hacienda y Función Pública, Cristóbal Montoro, si tiene previsto el Gobierno “impulsar el fin de la manipulación informativa en RTVE”. Montoro respondió lo esperable (la “libertad de información es esencial en nuestra democracia”; “le puedo garantizar que el Gobierno no interviene en ningún caso en la formulación de la información ni en nada”...), y desvió rápido el tema a lo monetario: “Lo que sí tenemos que valorar es la gestión económica. El año pasado RTVE fue capaz de reducir su deuda a la mitad de la que tenía en 2015”. [Quizás en otro capítulo abordaremos de dónde procede y a qué intereses podría servir tal desequilibrio en las cuentas de la entidad.]  

El Gobierno, dijo Montoro, “no interviene en ningún caso” en cómo se plantea la información en los informativos públicos. Probablemente no le haga falta: el actual presidente de RTVE, José Antonio Sánchez –ex Telefónica y Telemadrid–, ya explicó en comisión parlamentaria del Congreso, en junio de 2015, y para todo aquel que quisiera oírle: “Voto al PP y seguiré votando al PP” –ya había cobrado antes del PP como asesor–. Una frase, para Xabier Fortes, que por sí sola “sería motivo de destitución inmediata en cualquier país occidental”.

El actual presidente de RTVE explicó en comisión parlamentaria del Congreso, en junio de 2015: “Voto al PP y seguiré votando al PP”

Mientras tanto continúan las tensiones dentro de la casa. El pasado diciembre, el Consejo preguntó a Jenaro Castro, actual director de Informativos no diarios, “por qué el programa que dirige, Informe Semanal, no se había interesado por el aniversario del fin de la violencia de ETA”. Castro respondió: “Resulta curioso e inquietante observar que utilizáis con naturalidad el lenguaje de la banda terrorista ETA, cese de la violencia o cese de la actividad armada, para referirse a terrorismo puro y duro que causó más de 800 muertes”.

“Comparar nuestro lenguaje con el empleado en los comunicados por una banda terrorista que ha causado tanto dolor y muerte en nuestra historia reciente supera todo lo admisible”, le replicaron, entre otras cosas. El lenguaje empleado por Castro (quien ya se había referido a ellos en tono similar: “Empieza a dar pereza contestaros a lo que parece una acción reiterada de amedrentamiento”) recuerda vagamente al que cierto libelo viene utilizando contra los miembros del Consejo de Informativos, denominándoles los periodistas del soviet, o, más cariñosamente, la banda del lechero Fortes (agudísima imagen inspirada en una reciente pieza informativa de Xabier Fortes); al parecer sicarios a sueldo todos del comando Rubalcaba.

A finales de octubre el Grupo de Expertos en Radiodifusión (BREG en inglés) de la Federación de Periodistas Europeos celebró su reunión de trabajo anual en Torrespaña como muestra de apoyo al Consejo de Informativos de TVE, manifestando en un comunicado que “el principal problema” en RTVE “continúa siendo el descenso de credibilidad debido a la falta de imparcialidad. El gobierno del Partido Popular está ignorando todas las llamadas para que se eviten las injerencias políticas”. También (!) la Asociación de la Prensa de Madrid les ha trasladado su respaldo, instando al Congreso a que garantice cuanto antes la “despolitización” y la “independencia y profesionalización de RTVE”, recordándoles “los firmes compromisos electorales de trabajar en defensa de una radiotelevisión pública al servicio de los ciudadanos”.

“El nivel de deshonestidad de la prensa está fuera de control”, alertó también, hace poco, el nuevo presidente de los Estados Unidos, Donald Trump. Pero probablemente querría decir que está fuera de su control.

CTXT necesita 300 suscripciones mensuales para ser sostenible y cada vez más independiente. 

Autor >

Miguel Ángel Ortega Lucas

Escriba. Nómada. Experto aprendiz. Si no le gustan mis prejuicios, tengo otros en La vela y el vendaval (diario impúdico) y Pocavergüenza.

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

1 comentario(s)

¿Quieres decir algo? + Déjanos un comentario

  1. chambuleiro

    2012, en aquel momento se hacia tabla rasa con el psoe de zapatero y el pp de rajoy y la mayoria absoluta en la explicacion de los acontecimientos politicos anteriores y presentes; al pp le venia de cine, a podemos no te digo....y al psoe con tal de que no se hablara de zapatero no reivindico casi nada de lo bien hecho en su periodo de gobierno.

    Hace 4 años 8 meses

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí