1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

  272. Número 272 · Mayo 2021

  273. Número 273 · Junio 2021

  274. Número 274 · Julio 2021

  275. Número 275 · Agosto 2021

  276. Número 276 · Septiembre 2021

  277. Número 277 · Octubre 2021

  278. Número 278 · Noviembre 2021

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

REPORTAJE

Cooperativas para salvar los cines

Desde 2011, el número de locales de exhibición en España se ha reducido un 11,2% y el número de butacas ha caído un 13,4%. Paralelamente, han surgido proyectos asociativos o cooperativos para no dejar huérfanos a los más cinéfilos

Irene G. Pérez 22/02/2017

<p>Sala de proyecciones del cine Zumzeig.</p>

Sala de proyecciones del cine Zumzeig.

ZUMZEIG

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

CTXT necesita 300 suscriptores mensuales para ser sostenible y cada vez más independiente. En febrero te puedes suscribir por 50 euros al año. De regalo, te mandamos El Dobladillo, nuestro mensual en papel ecológico e interactivo.

------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Miércoles, día del espectador. Una fila de personas de lo más variopinta espera para comprar su entrada: universitarios, jubilados, parejas de mediana edad, un grupo de amigos treintañeros que debaten sobre si Gozzila es o no cine de autor. La sala, con 73 butacas, está prácticamente llena. En la gran pantalla, Jean-Pierre Léaud en la piel de Luis XIV agoniza en la cama —ya ven, hasta el Rey Sol acabó sus días siendo dependiente— en francés subtitulado en español. Es la sala del cine Zumzeig, cerca de la estación de Sants en Barcelona, que abrió al público el pasado 4 de noviembre bajo la estructura organizativa de una cooperativa.

Algunos lo achacan a Netflix y a las descargas de películas por Internet; otros, al precio de las entradas. El resultado es que en abril de 2016, por quinto año consecutivo, se redujo el número de locales de exhibición de películas, pantallas y butacas de cine en España. Según el 19º Censo de salas de cine de la Asociación para la Investigación de Medios de Comunicación (AIMEC) el año pasado había un total de 675 locales (un 11,5% menos que en 2011), 3.492 pantallas (-11,2%) y 778.718 butacas (-13,4), lo que supuso una ratio de 17 butacas por cada 1.000 habitantes.

Pero, para los amantes más apasionados del séptimo arte, la experiencia de ir al cine es algo más que mirar una gran pantalla. Es por ello que, desde 2012, han surgido varias iniciativas en forma de asociación cultural o cooperativa para recuperar, en algunos casos, salas de cine que cerraban, y, en todos los casos, la posibilidad de ver películas que no suelen ser populares —o, directamente, no se proyectan— en los circuitos más comerciales.

CineCiutat, en Mallorca, fueron los pioneros en este ámbito. En mayo 2012, cuando cerraron los cines Renoir en S’Escorxador en Palma de Mallorca, un grupo de ciudadanos creó una asociación y, con el apoyo de los 800 socios iniciales y otras 100 personas que, además del dinero y la confianza, se arremangaron para sacar adelante el proyecto, lograron volver a encender las luces apenas tres meses después. La entrada general cuesta 7,5 euros, pero ofrecen una serie de descuentos y ventajas para sus socios, que actualmente superan el millar. La cuota anual son 100 euros (70 si es pensionista, estudiante o desempleado), e incluye 12 pases al cine sin pagar, el precio de la entrada a partir de la 13 proyección son 4 euros y se pueden beneficiar de descuentos en eventos, en el alquiler de las instalaciones y en compras en otros locales. Los más pequeños también tienen su espacio, ya que ofrecen sesiones matinales para colegios y grupos, así como talleres con el cine como eje central, y cada sábado por la tarde hay un estreno para este joven público.

La gente aportó el dinero basándose en la confianza de que éramos vecinos

Al proyecto mallorquín le siguieron la estela los Cines Zoco de Majadahonda, una asociación cultural sin ánimo de lucro que se constituyó en 2013 para recuperar el espacio, literal y metafórico, que habían dejado los Renoir en la localidad. “La gente aportó el dinero basándose en la confianza de que éramos vecinos”, explica Gabriel Rodríguez, presidente de la asociación. Antes de abrir el cine, consiguieron 900 socios, en su primer año alcanzaron los 1.400 y en la actualidad rondan los 1.100. El descenso se debe a que en el primer año de vida hubo gente de otras localidades y hasta de otras provincias que apoyó el proyecto y se hicieron socios por simpatía, aun sabiendo que no serían usuarios de las salas.

Rodríguez, economista de profesión, explica que la veintena de impulsores iniciales eran clientes del cine. “Al principio era la peor versión de una comunidad de vecinos”, afirma, aunque ahora el local funciona como un cine comercial normal, abierto todos los días y con su propia plantilla. “Tuvimos muy claro desde el principio que esto no es un cineclub ni un grupo de amigos”, asegura.

“Una de las cosas que más costó al principio fue conseguir que las distribuidoras nos cedieran sus películas al precio que pedíamos. Los cines no pagan por las películas. El sistema de exhibición funciona de forma que el cine paga un determinado porcentaje sobre la película que se proyecta. Si pagas 8 euros de entrada, la mitad se le paga a la distribuidora, prácticamente. Como nosotros teníamos unos precios más bajos de lo normal, todo consistía en que las distribuidoras esto lo aceptaran”, comenta el presidente de Cines Zoco. Al final, las distribuidoras acabaron entendiendo el modelo de esta asociación y actualmente trabajan con todas las distribuidores salvo Disney. Incluso han llegado a un acuerdo con Warner, que es la única que actualmente pide una cantidad mínima en vez de un porcentaje, según Rodríguez.

En el caso de los Cines Zoco, con cuatro salas y 500 butacas, la cartelera es una mezcla de cine taquillero y cine de distribuidoras más independientes, abiertas al cine europeo o internacional en un sentido amplio. El aforo medio de sus salas es del 13%.

La marca de la casa, por otra parte, incluye el ciclo Directores en el Zoco, en el que cada jueves se invita a un realizador español a que venga a comentar su película después de la proyección. Se trata de un evento exclusivo para socios, y solo en caso de que no se llene la sala pueden acceder también el resto de clientes. La cuota anual de socios es de 100 euros.

Una de las cosas que más costó fue conseguir que las distribuidoras nos cedieran sus películas al precio que pedíamos

En Santiago de Compostela, el cierre de las salas de cine llevó a un grupo de amigos con afinidades profesionales a iniciar el proyecto de Númax, una cooperativa de trabajo que dio sus primeros pasos en el verano de 2013 y abrió las puertas al público en marzo de 2015. Para iniciar el proyecto, los socios acudieron a la cooperativa de servicios financieros Coop57, donde les concedieron un préstamo de 300.000 euros avalado mancomunadamente por 182 personas. El resto del dinero hasta llegar a los 500.000 euros de inversión inicial lo captaron a través del lanzamiento del proyecto, la solicitud de apoyo a la creación de empresas y la aportación de capital de cada socio trabajador, que fue de 8.000 euros, más una aportación de 24.000 euros por parte de una socia colaboradora.

“Somos un cine de proximidad con tres líneas de programación, siempre en versión original subtitulada: cine de estreno de todo tipo; películas de repertorio; y cine de vanguardia con una distribución más restringida o que ni siquiera encuentra distribución, películas que circulan por festivales internacionales, museos, pero no se encuentran normalmente en las salas”, explica Ramiro Ledo, quien se encarga de la parte de cine, distribución y de la coordinación de Númax y es montador y realizador profesional.

En la actualidad están a punto de llegar a los 1.000 abonados y disponen de distintas modalidades de abono, que oscilan entre los 30 y los 500 euros. El perfil de su público es bastante transversal, aunque Ledo admite que al principio les costó más llegar al público joven, universitario. En 2016 superaron los 30.000 espectadores y recaudaron unos 200.000 euros. La entrada general a su sala cuesta 6,70 euros.

Más que proyecciones

Entre las actividades que organiza Númax, destaca la serie de aulas con formato de clase magistral con cineastas internacionales. Además de la sala de cine, con 70 butacas más una adaptada para personas con discapacidad, la cooperativa cuenta también con una librería y un laboratorio de comunicación, diseño gráfico y posproducción de vídeo que, si bien cubre las necesidades internas, la mayor parte de sus ingresos provienen de proyectos para clientes externos.

Después de Númax, en junio de 2015 apareció La Cinemista Coop. V, una cooperativa de trabajo asociado, que recuperó el Aragó Cinema en Valencia que llevaban cerrados desde octubre de 2006.

Los últimos en sumarse a este movimiento fueron los socios de la cooperativa de Zumzeig de Barcelona. El cine en sí empezó en 2013 como una sociedad limitada. “Se intentó un híbrido, un lugar en el que tomar algo y hablar sobre lo que has visto. El socio que lo llevaba trabajaba entre Barcelona y París y se mudó definitivamente a París el año pasado, así que entre seis personas que veníamos del mundo del cine nos hemos hecho cargo de la sala e intentamos que sea algo más colectivo”, explica Yonay Boix, director de cine y socio de la cooperativa que tomó las riendas del proyecto.

El plan es potenciar el cine como punto de encuentro y no de un sitio donde ir a ver películas

Como inversión inicial lanzaron una campaña de Verkami de 10.000 euros que consiguieron en un día y medio y llegaron a duplicar, con la que pudieron presupuestar este año para iniciar sus actividades. La entrada general son 7 euros, la reducida, 5,50 euros y el carné de amigo cuesta 50 euros anuales.

El perfil de los espectadores, explica Boix, es variado, desde universitarios hasta vecinos del barrio. "Intentamos ampliarlo a gente que pasaba por aquí. Hay algo de miedo a las pelis independientes. Nos estamos abriendo cada vez más al barrio y estamos haciendo un trabajo de acercar nuestra programación a la gente, que vean que no son pelis raras", comenta. En su oferta hay también programación infantil.

“El plan es continuar y potenciar la idea del cine como punto de encuentro y no de un sitio donde ir a ver películas”, señala Boix, quien destaca que Zumzeig es una ventana a un tipo de cine que, si no fuera por salas como la suya, “no se podrían proyectar en Barcelona”. “Ya hay cines de reestreno comercial, como los Texas, la Filmoteca, los Fenómena, con clásicos de los 70, 80 y 90, pero nosotros estrenamos pelis arriesgadas de cine independiente”, afirma. "Somos optimistas porque intentamos jugar en otra liga. No ofrecemos lo que ofrece un cine normal. Intentamos que el espectador no sea un ente pasivo, sino que realmente participa y se genere debate”. 

CTXT necesita 300 suscriptores mensuales para ser sostenible y cada vez más independiente. En febrero te puedes suscribir por 50 euros al año. De regalo, te mandamos El...

Este artículo es exclusivo para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí

Autor >

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

2 comentario(s)

¿Quieres decir algo? + Déjanos un comentario

  1. Voluntaria de cine asociativo

    Cabría mencionar también Cinemes Truffaut de Girona (año 2000, creo) i CineBaix de Sant Feliu de Llobregat, Barcelona (año 2005), ambos gestionados por una asociación cultural sin ánimo de lucro.

    Hace 4 años 9 meses

  2. Cesta de Patos

    Buen reportaje pero una corrección: es MaJadahonda, no Mahadahonda :) https://cestadepatos.wordpress.com

    Hace 4 años 9 meses

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí