1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

  272. Número 272 · Mayo 2021

  273. Número 273 · Junio 2021

  274. Número 274 · Julio 2021

  275. Número 275 · Agosto 2021

  276. Número 276 · Septiembre 2021

  277. Número 277 · Octubre 2021

  278. Número 278 · Noviembre 2021

  279. Número 279 · Diciembre 2021

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

Tribuna

Atentos: ¿unidad por fin en Podemos?

Aún no se conocen los próximos pasos de Errejón pero al final de la ‘hoja de ruta’ se puede intuir la batalla final, casi seguro antes de las próximas generales. Sin darse cuenta, quizás Iglesias ha cometido su error definitivo

Emmanuel Rodríguez 19/02/2017

<p>Pablo Iglesias e Íñigo Errejón se abrazan después de conocer los resultados de la votación en Vistalegre II</p>

Pablo Iglesias e Íñigo Errejón se abrazan después de conocer los resultados de la votación en Vistalegre II

Manolo Finish

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

CTXT necesita 300 suscriptores mensuales para ser sostenible y cada vez más independiente. En febrero te puedes suscribir por 50 euros al año. De regalo, te mandamos El Dobladillo, nuestro mensual en papel ecológico e interactivo.

------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

“Se abre una nueva fase. Acepto el cambio de responsabilidades”. Salpimentada con la correspondiente pompa de la política de Estado, Íñigo Errejón aceptaba este sábado su nuevo destino. Deja de ser portavoz parlamentario de Podemos y cabeza de la Secretaría Política del partido, para ser un humilde servidor en su futuro cargo de “barón regional”. Tras su derrota en las votaciones de Vistalegre II, el reparto parece claro: para Errejón, Madrid; para Iglesias, la gran política, la política del Estado.

Cabía sospechar de la existencia de (suponemos) difíciles y espinosas negociaciones. Sobre la mesa estaba la voluntad de Pablo Iglesias de infligir algún castigo sobre quien aspiraba a derrotarlo; y la necesidad de Íñigo de conservar al menos la mayor parte de su aparato burocrático, tan minuciosa y laboriosamente construido. El silencio nos indicaba que algo importante se estaba hablando. En ambos bandos se asistió a una semana de práctica ausencia de hostilidades. Pero también de análisis. En el centro de la disputa, estaba el centenar largo de liberados que Errejón controla dentro de la plantilla del Podemos estatal, y de los que el segundo de a bordo pedía conservar, al menos, la mitad. Se trata de palabras mayores. Mejor dejar los debates políticos para quien los quiera o se sirva de ellos. 

En el centro de la disputa, estaba el centenar largo de liberados que Errejón controla dentro de la plantilla del Podemos estatal

Y por fin, el acuerdo. Como era de esperar este no atañe a la orientación política del partido; de hecho, está por ver que se pueda superar la actual fase de confusión e impás. (Cuando “ganar” es la única idea fuerza, y no se gana, queda poco que decir). Inevitablemente, el acuerdo es un acuerdo sobre el aparato. Y este ha consistido en darle una vía de salida a Errejón: “Quédate con Madrid; ahí seguro que podrás colocar a los tuyos”. 

En apariencia, es una victoria de Iglesias, que condena a Errejón a ocuparse de un asunto menor, un “territorio”. Un lugar que, por mucha centralidad que tenga, es el único en donde parece imposible afianzar el gobierno de una sola facción del partido. En el “pantanal madrileño” habitan el suficiente número de depredadores como para que los de Errejón nunca puedan llegar a ser la  especie dominante. Efectivamente, Iglesias ha confiado en que anticapitalistas, municipalistas, activistas de movimiento, todos ellos poco o nada inclinados a Errejón, mantengan a raya a los suyos. Aparentemente una jugada inteligente, pero quizás sólo aparentemente. 

En apariencia, es una victoria de Iglesias, que condena a Errejón a ocuparse de un asunto menor, un “territorio”

Con Madrid, Errejón recibe lo que fue su primera aspiración cuando se inició la carrera armamentística por el control del partido. Si recuerdan fue en Madrid donde se abrió la crisis de Podemos tras la dimisión de varios consejeros, en connivencia con el antiguo secretario de Organización, Sergio Pascual. La operación suscitó posteriormente la intervención de Iglesias, el cese de Pascual y en el plazo de unos meses la convocatoria de una asamblea ciudadana regional, en la que el candidato de Iglesias, Ramón Espinar, venció a la candidata de Errejón, Rita Maestre. 

Quizás algunos todavía confíen en que este compromiso es realmente una solución para el partido, que por fin se llega a un acuerdo, aunque sea tan trapacero. Mucho más probable, sin embargo, es que sea sólo el preludio de nuevas batallas. A Errejón se le ha concedido no un “territorio”, sino algo verdaderamente grande: va a afianzar su posición en el feudo que consideraba su trampolín inicial para la toma del partido. Aún desconocemos lo que serán sus próximos pasos, pero seguramente estos se materializarán en distintas operaciones dirigidas a ampliar su influencia tanto por abajo (la toma del consejo municipal de la mano de Rita Maestre), como por arriba (los pactos territoriales con otros Podemos autonómicos). Al final de la “hoja de ruta” se puede intuir la batalla final, casi seguro antes de las próximas generales. Sin darse cuenta, quizás Iglesias ha cometido su error definitivo. Mucho más razonable parecía conservar a su segundo cerca de él (secretaría y portavocía incluidas), al tiempo que destruía su  “aparato”.  Al fin y al cabo, lo que parece claro es que Iglesias va a asumir los marcos de la moderación y el pacto con el PSOE que pertenecían a Errejón, y que sin duda maneja mucho mejor que él.

Con Madrid, Errejón recibe lo que fue su primera aspiración cuando se inició la carrera armamentística por el control del partido

Aunque es evidente que esto tiene poco o nada de democracia, y en absoluto de nueva política. Aquí sólo hay poder y reparto, tal y como los medios de comunicación explotan a su antojo. Conviene avisar de cómo será el procedimiento en este partido “donde decide la gente”. En pocos días o semanas se publicará una nueva consulta al puesto de secretario autonómico. La candidatura de Errejón será apoyada por Iglesias y Espinar dará su aval en posición de reverencia. A los críticos (anticapitalistas principalmente) se les planteará entonces el dilema de presentar un candidato alternativo, lo que a la postre legitima el plebiscito pero organiza la crítica; o denunciar la consulta como el paripé que es.

Sin duda estarán sometidos al chantaje que emitirá sin descanso la máquina ideológica podemita: el interés de la unidad y el “plebiscito” como norma de democracia. Contra esta última habrá que decir, en cambio, que estamos ante una consulta decidida únicamente en interés del reparto entre las dos principales facciones del partido (Errejón-Iglesias), diseñada a pocos meses de la asamblea madrileña donde se eligió a otro secretario general y en la que no habrá debate público, y si lo hay se hará sobre la base de una asimetría total de medios (unos van a las televisiones, otros no). No es una consulta democrática, sino un plebiscito. Sea como sea, para aquellos comprometidos con el “cambio”, la cuestión de fondo parece que ya no está en Podemos.

En las condiciones de aguda degeneración política, y ante el estruendo de las carcajadas que en los consejos de grandes empresas y las direcciones de los otros partidos causa el a veces grotesco espectáculo de los morados, cabe plantearse, ya sin tapujos, si Podemos es o no una herramienta política útil. En la respuesta hay que incluir dos elementos. El primero es que tenemos Podemos para rato: este no va a desaparecer aunque sólo sea por la inercia que tiene todo aparato ligado a las instituciones del Estado. Pero si no se va más allá de Podemos, lo que incluye generar nuevas herramientas institucionales y electorales, seguiremos atrapados en la alternativa de votar a los groupies de Juego de tronos o no ir a votar.

CTXT necesita 300 suscriptores mensuales para ser sostenible y cada vez más independiente. En febrero te puedes suscribir por 50 euros al año. De regalo, te mandamos El...

Este artículo es exclusivo para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí

Autor >

Emmanuel Rodríguez

Emmanuel Rodríguez es historiador, sociólogo y ensayista. Es editor de Traficantes de Sueños y miembro de la Fundación de los Comunes. Su último libro es '¿Por qué fracasó la democracia en España? La Transición y el régimen de 1978'. Es firmante del primer manifiesto de La Bancada.

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

20 comentario(s)

¿Quieres decir algo? + Déjanos un comentario

  1. svalk

    Comence a leer pero de verdad que no pude pasar dl segundo parrafo : <i>""Sobre la mesa estaba la voluntad de Pablo Iglesias de infligir algún castigo sobre quien aspiraba a derrotarlo"">/i> ¿sobre que mesa?!?! , Cuanta razon tiene Monedero cuando habla de la verguenza ajena que produce tanto infantilismo pueril.</i>

    Hace 4 años 9 meses

  2. Angel

    Lo que comienza el autor con una mera especulación, acaba creyéndose su historia hasta tal punto que se plantea si es Podemos la herramienta necesaria... O sea, un disparate de articulo más propio de prensa rosa que de periodismo serio... Es como si me pongo a especular sobre si el autor tiene o no el titulo de periodismo, y acabo acusándolo de intrusismo... Un disparate!!

    Hace 4 años 9 meses

  3. Angel

    Y llegara la III Guerra Mundial o la primera nave tripulada al planeta Marte y Emmanuel Rdgz seguira escribiendo sobre Podemos, le va la vida en ello.

    Hace 4 años 9 meses

  4. José Luis Romero

    Se agradece el cambio de perspectiva, Pensador. Y es que justo con los mismos elementos, más allá de lo indeseable de muchos de ellos señalados por el autor, también cabe proponer un enfoque más halagüeño, como hace aquí Javier Franzé: http://blogs.publico.es/otrasmiradas/7801/podemos-giro-dentro-del-giro/

    Hace 4 años 9 meses

  5. InThuRain

    Incoherencias por doquier... En un párrafo dice que la comunidad de Madrid es el lugar perfecto para purgar a Errejón, porque allí hay muchas facciones y se asegura que ahí no va a triunfar en solitario, y al párrafo siguiente dice lo contrario para asegurar que es el lugar que Errejón habia elegido para comenzar su asalto al poder, y donde lo va a acabar tomando. Menuda historia (basada en hechos reales, pero con libre adaptación) que te has montado. Y luego te metes tú con Juego de Tronos.

    Hace 4 años 9 meses

  6. Carlos Ávila

    "Sea como sea, para aquellos comprometidos con el “cambio”, la cuestión de fondo parece que ya no está en Podemos." Aquí radica el principal problema de los análisis, por otra parte interesantes, que suele hacer E.Rodríguez sobre Podemos, `porque si no está en Podemos, ¿dónde está o, mejor, qué y quién creará otra fuerza para ese cambio? Me pasa con este tipo de análisis como con el tema de la "calle" del sector "pablista" de Podemos. Hay sindicatos, asociaciones de Vecinos, Amipas y Apimas, etc, pero ¿qué fuerza tienen?¿qué capacidad de transformación en una sociedad como la nuestra? En todo caso, algunas respuestas a las críticas me parecen poco dignas de gente de Podemos que, supuestamente al menos, tendría que ser un partido o un tipo de gente que aceptase las críticas y respondiese con argumentos. Pero, por lo que he visto últimamente, esto es lo que hay.

    Hace 4 años 9 meses

  7. redbear

    Es curioso como los errejonistas evitamos la pelea y la descalificación frente a la agresividad mostrada por los pablistas, creo que corresponde en parte a instintos dominantes, unos venden rabia, otros venden ilusión.

    Hace 4 años 9 meses

  8. Francisco

    ¿te has hecho Podemita Edmanuel?

    Hace 4 años 9 meses

  9. Pedro

    Artículo realmente asqueroso. Antes de llegar a la mitad, vomité.

    Hace 4 años 9 meses

  10. Fernando.com

    Hace tiempo que este comentarista escribe sobre Podemos artículos cargados de resentimiento, agoreros. Lo hace desde su propio lado oscuro. Ni siquiera es posible encontrar elementos sobre los que debatir. Tiene demasiada carga de frustración.

    Hace 4 años 9 meses

  11. mekong@gmx.de

    Al autor juntaletras: No he podido llegar ni a la mitad. Aburridísimo, liante y estrambótico.

    Hace 4 años 9 meses

  12. Yop2

    El artículo parece una encíclica papal, dada la seguridad con la que pontifica. Se vislumbra odio, resentimiento, envidia... Si el tiempo demuestra que sus vaticinios no se cumplen, ¿escribirá otro artículo pidiendo perdón?

    Hace 4 años 9 meses

  13. lina Alen

    Adios CTXT. No llegaban todos los medios dando caña...vosotros también. A tomar por...

    Hace 4 años 9 meses

  14. José Luis Herrán

    No sé que hace Errejón aún dentro de Podemos. Con su curriculum y la experiencia de estos años, cualquier universidad de prestigio se lo rifaría. Y sería mucho más útil desde la reflexión serena que dentro de un movimiento que lo vé como un estorbo.

    Hace 4 años 9 meses

  15. Ignacio

    no vote usted... a la mayoría nos da bastante igual los cargos y si el programa..., espero que los votantes entiendan que no pueden ni son ángeles pero enfrente si hay "demonios"

    Hace 4 años 9 meses

  16. Ajar

    Hay gente que simplemente no se entera. No se enteraron de que Vistalegre I fue el primer clavo en el ataud y ahora ha llegado el segundo y definitivo. Camarillas repartiéndose puestos a dedo, propuestas políticas reducidas a eslóganes publicitarios, intelectuales de tres al cuarto tirándose mierda públicamente al peor estilo de Belén Esteban, sistemas de votación absolutamente desporporcionados, etc. Bienvenidos al PSOE 2.0, les ofrecemos una degeneración más rápida y en abierto para que usted lo pueda disfrutar a tiempo real desde su casa, viendo el espéctaculo con palomitas una tarde de domingo. Oportunismo elevado a la enésima potencia, lástima que las chaquetas de pana ya no se lleven, se les hubiera calado antes.

    Hace 4 años 9 meses

  17. Ajar

    Hay gente que simplemente no se entera. No se enteraron de que Vistalegre I fue el primer clavo en el ataud y ahora ha llegado el segundo y definitivo. Camarillas repartiéndose puestos a dedo, propuestas políticas reducidas a eslóganes publicitarios, intelectuales de tres al cuarto tirándose mierda públicamente al peor estilo de Belén Esteban, sistemas de votación absolutamente desporporcionados, etc. Bienvenidos al PSOE 2.0, les ofrecemos una degeneración más rápida y en abierto para que usted lo pueda disfrutar a tiempo real desde su casa, viendo el espéctaculo con palomitas una tarde de domingo. Oportunismo elevado a la enésima potencia, lástima que las chaquetas de pana ya no se lleven, se les hubiera calado antes.

    Hace 4 años 9 meses

  18. Trex

    Dado que el autor esta tan resentido por no haber logrado un silllon dentro de PODEMOS, todos sus analisis sobre el tema esta trufados de revanchismo de baja estofa. Lastima de tiempo desperdiciado al leerlo. A ver si le da alguien un abrazo que le cure tanto odio.

    Hace 4 años 9 meses

  19. Carlos

    Este artículo parece sacado de OKdiario: Penoso

    Hace 4 años 9 meses

  20. Pensador

    Pues no se yo si se ha entendido por aquí el tema... Para mi lo más interesante es que Errejón era partidario de no pactar con nadie y centrarse en Podemos como marca. Y Madrid es todo lo contrario. O gran confluencia (Ahora Madrid, con IU incluida) o al rincón (Como Podemos en la CAM). Errejón no puede hacerse fuerte en Madrid sin pasar por las confluencias y las confluencias son lo menos errejoniano que hay. Así que me vais a permitir que discrepe. El golpe de Iglesias ha sido certero. Madrid suena lo suficientemente importante como para no quejarse y, al mismo tiempo, te manda hacer lo que criticabas: pactar con otras fuerzas de izquierda, confluir, reducir la marca Podemos, etc.

    Hace 4 años 9 meses

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí