1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

  272. Número 272 · Mayo 2021

  273. Número 273 · Junio 2021

  274. Número 274 · Julio 2021

  275. Número 275 · Agosto 2021

  276. Número 276 · Septiembre 2021

  277. Número 277 · Octubre 2021

  278. Número 278 · Noviembre 2021

  279. Número 279 · Diciembre 2021

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

SONIA BERMÚDEZ / Jugadora del Atlético Féminas

“El fútbol no tiene sexo”

La estrella del Atlético y de la Selección Española hace repaso a su carrera y analiza la situación actual del fútbol femenino en nuestro país en comparación a lo que ella vivió cuando empezó

Ricardo Uribarri 1/02/2017

<p>La jugadora Sonia Bermúdez durante una concentración con la Selección Española</p>

La jugadora Sonia Bermúdez durante una concentración con la Selección Española

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

Estamos desarrollando un proyecto para una publicación mensual en papel. ¿Nos ayudas a financiarlo?

Donación libre:

Suscripción:

Ha sido durante cuatro años consecutivos la máxima goleadora nacional, condición que vuelve a ostentar en estos momentos, pero asegura que el gol no significa nada para ella; dentro del campo no hay nadie más competitivo y su ambición no tiene límites, pero fuera destaca por su carácter tranquilo y afable; es una jugadora determinante tanto en el Atlético Féminas como en la Selección, pero tuerce el gesto cuando la definen como una líder. Son las dos caras de Sonia Bermúdez, una de las grandes referencias del fútbol femenino español en la última década.

En 2015 tomó una decisión arriesgada. Dejó un proyecto ganador, como el del Barcelona, por uno que tenía buena pinta pero que aún no se sabía hasta dónde podía llegar, como el femenino colchonero. Sus ganas de regresar a Madrid, su ciudad, y estar cerca de su familia influyeron, pero también el hecho de marcarse un nuevo reto, de demostrarse que podía lograr títulos con otro equipo. Una meta que alcanzó en su primer año de rojiblanca, añadiendo una Copa de la Reina a un palmarés que no supera nadie a nivel nacional tras encadenar nueve temporadas consecutivas levantando algún trofeo. Puede presumir de haber ganado siete Ligas y tres Copas pero no puede evitar que le brillen los ojos cuando habla de lo que se le viene en los próximos meses: ganar un nuevo torneo liguero, que sería el primero de la historia para el Atleti, y participar en un Europeo al que España llega con expectativas de hacer un buen papel.

Esta vallecana de 32 años empezó a jugar cuando apenas tenía siete en un equipo de chicos de fútbol sala pasando posteriormente  al fútbol 7. De aquella época recuerda que había padres que se molestaban cuando ella regateaba a sus hijos. A los 12 la normativa le obligó a integrarse en un equipo femenino. El Butarque de Leganés fue su destino. Su siguiente parada fue Pozuelo. El primer salto importante lo dio con 15 años, cuando dejó Madrid para recalar en el Sporting de Huelva. El nivel que alcanzó hizo que debutara en la Selección con 16 años. Tras una temporada en el Sabadell, en 2004 volvió a casa, fichando por el Rayo Vallecano, con el que ganó tres Ligas y una Copa. En 2011 se incorporó al Barcelona, club con el que obtuvo cuatro Ligas, una Copa y cuatro galardones de máxima goleadora de la Liga. Al contrario que muchas de sus compañeras, ha desarrollado casi toda su carrera en España, con excepción de una breve aventura en Estados Unidos en 2014.

Su físico liviano lo compensa con su inteligencia en el campo, su velocidad y sus grandes cualidades técnicas. Su zurda es el peligro número uno para las guardametas rivales. Pocas como ella para explicar en CTXT cómo ha evolucionado en los últimos años en nuestro país el fútbol femenino. 

España afronta el próximo verano una cita importante, el Europeo de Holanda, tras haber completado una fase de clasificación con pleno de victorias. ¿Les va a llegar el torneo a este grupo de jugadoras en un momento perfecto? ¿La mentalidad es distinta a la de otros campeonatos, más ambiciosa?

La mentalidad es la de mejorar cada vez que vas a una competición tan importante. La generación que viene es muy ilusionante, hay jugadoras jóvenes que ya han estado en finales de Mundiales y Eurocopas y todas pueden aportar muchas cosas. Ahora mismo hay mucha competitividad, nadie tiene el puesto asegurado y eso hace que aumente el nivel de la selección y el rendimiento de todas las futbolistas.

¿Qué le falta al fútbol femenino español para hacer frente a otras potencias?

A la jugadora española le falta físico pero no debe perder nunca la esencia de tener el balón y hacer correr a las rivales

Poco a poco nos vamos acercando a pasos chiquititos. Hace cinco años había muchísima diferencia y hoy en día quizá nos falta un poco de físico, pero cada vez lo vamos contrarrestando. Lo que no debemos perder es nuestra esencia, la de tener el balón y hacer correr a las rivales. Con el tiempo espero que nos equiparemos a las más fuertes.

Tras los problemas que hubo en el último Mundial con el anterior seleccionador, Ignacio Quereda, llegó Jorge Vilda, con el que parece que han encajado muy bien. ¿Qué les aporta el nuevo técnico?

 Para mí ha sido un cambio excepcional. Él viene de categorías inferiores, donde ha conseguido llevar a selecciones a las finales. Fundamentalmente ha metido ilusión, muchas ganas de seguir compitiendo y creo que la Eurocopa va a ser un buen escaparate para el equipo porque todas las futbolistas que estén allí intentaremos ayudarle en todo lo que necesite.

 El próximo verano no hay torneo para la absoluta masculina por lo que mucha gente les prestará más atención. Se les presenta una buena oportunidad de enganchar a la gente si tienen un buen papel.

 Si, evidentemente. Aún quedan unos meses pero el objetivo claro que tenemos es mejorar lo que hicimos en la anterior Eurocopa, que sería algo muy importante (llegaron a cuartos de final). Tenemos que ir poco a poco y cuando llegue el momento pensar en Portugal, que será nuestro primer rival de grupo (los otros son Inglaterra y Escocia) y pasar a la siguiente fase.

 ¿Cómo llevan la rivalidad que hay a nivel de clubes cuando se juntan en la Selección? ¿Hay piques, cada una se junta con las de su equipo, o casan bien las piezas del puzzle?

 Lo bueno de esta Selección es que hay un gran grupo. Al final, te olvidas del club al que perteneces, somos como un equipo, no hay diferencias. Eso nos hace más fuertes y es importante para que las nuevas se sientan a gusto. Para competir bien es necesario que la gente esté contenta, se sienta integrada y es la esencia buena que tiene esta Selección.

 Lleva 61 partidos con España en los que ha marcado 35 goles, pero ninguno en fase final de Eurocopa o Mundial. ¿Tiene ganas de quitarse esa espina en Holanda?

“Vine al Atleti para ganar títulos y sueño con ayudar a que el equipo gane la Liga”

Lo sé, lo sé. Ojalá pueda conseguir marcar allí pero prefiero ir poco a poco, no adelantarme a los acontecimientos porque aún faltan varios meses. Cuando llegue el momento ya hablaremos de esas cosas.

 En esta última convocatoria ha habido nueve jugadoras del Atlético Femenino. Eso demuestra el nivel que tiene actualmente la plantilla rojiblanca.

 Sí, vamos líderes y estamos jugando bien.  Tenemos un equipo muy competitivo en todas las líneas y siempre digo que la clave es que las que no juegan aprietan mucho a las que si lo hacen habitualmente y eso hace sacar el máximo rendimiento a cada jugadora.

 

Sonia Bermúdez celebrando un gol durante un encuentro

Sonia Bermúdez celebrando un gol durante un encuentro

Lleva nueve años seguidos ganando algún título. Con ese currículum, ¿ganar la liga con el Atleti sería uno más o tendría algo de especial?

 Para mí todos han sido especiales, todos han tenido algo con lo que quedarme. Evidentemente yo vine al Atlético de Madrid a ganar títulos. El año pasado conseguí la Copa de la Reina pero sí que es verdad que llegué con la idea de ganar la Liga. Todavía queda muchísimo, una segunda vuelta muy complicada, con salidas muy difíciles pero sí que sueño con ayudar al equipo a lograr el campeonato. Tenemos que estar al 100% cada partido si queremos conseguirlo porque los que están detrás vienen muy fuertes y no podemos fallar en ningún partido.

 ¿Ha encontrado en el Atleti lo que buscaba cuando tomó la importante decisión de dejar el Barcelona?

 Un poco sí. Mucha gente me ha preguntado porque dejé el Barça pero me considero una jugadora muy competitiva y allí ya había ganado todo lo que podía ganar. Tomé la decisión de irme porque me veía ganando Ligas en otro club y rindiendo muchísimo más. Salió la oportunidad de ir al Atlético de Madrid y la verdad es que estoy muy feliz, lo cual yo creo que se me nota en mi rendimiento y a día de hoy es la mejor decisión que podía haber tomado. Agradezco tanto al Rayo como al Barcelona que me diesen la oportunidad de ganar títulos y ahora quiero ayudar a que el Atleti también los consiga.

 ¿Haber podido jugar en el Calderón ante 14.000 personas es uno de los momentos más especiales de su carrera?

Si, con circunstancias así el fútbol femenino va creciendo, es bueno para todos y fue un paso que tenemos que seguir. Vivimos un ambientazo y sin duda es un recuerdo muy bonito.

 ¿Cuál es la clave del buen funcionamiento del Atlético Femenino, líder  ahora mismo en la Liga?

Que el club haya absorbido a la sección femenina, que entrenemos por la mañana, que seamos totalmente profesionales, ha hecho que hayamos dado un salto de calidad, que muchas jugadoras quieran venir. Si el club está por detrás y te respalda, todo es positivo. Además es fundamental que hayamos mantenido gran parte de la base del equipo del año pasado. Como he dicho, creo que tenemos en todas las líneas un gran equipo.

 Máxima goleadora de la Liga durante cuatro años seguidos. ¿Qué es el gol para Sonia Bermúdez?

“Cambiaría ahora mismo quedarme sin marcar ningún gol con tal de que el equipo se proclame campeón”

Es una pregunta un poco complicada. Si digo la verdad, no es importante. Para mí lo fundamental son los títulos colectivos. Siempre digo que sin mis compañeras yo no habría conseguido ninguno de los goles que he metido. Tampoco me gustan los premios individuales, como el balón de oro. Somos 23 en plantilla y sin la ayuda de las demás yo no llevaría tantos goles esta temporada. Tengo muy claro que cambiaría poner mi contador de goles a cero con tal de que el Atleti se lleve la Liga.

 ¿Cuál es la Sonia Bermúdez que más ha disfrutado del fútbol? ¿La de los inicios en el Butarque y después en el Pozuelo, la de la época de los triunfos en el Rayo y el Barcelona o la de la madurez en el Atleti?

 He disfrutado con todas. Cada etapa me ha servido para crecer.  Tanto de lo bueno como de lo malo se puede aprender para ayudar a las que vienen por detrás. Creo que soy una afortunada. He ganado muchos títulos, he ido a una Eurocopa y a un Mundial. La verdad es que no cambiaría nada de mi carrera.

 ¿Sonia Bermúdez encontró más incomprensiones, más rechazo cuando empezaba a jugar que las que lo hacen ahora? ¿Ha cambiado la mirada de la sociedad respecto a la mujer futbolista?

 Quiero pensar que sí, pero es verdad que aún nos queda mucho camino que recorrer. Recuerdo que cuando yo era pequeña no querían que una niña regateara a un niño y a día de hoy tampoco está muy bien visto. Lo importante es que cada vez hay más niñas jugando al fútbol y que tanto niños como niñas hagan el deporte que les guste y les apoyen sus familias.

 ¿Había padres que se enfadaban con usted porque regateaba a sus hijos?

“Aún queda camino por recorrer. Cuando era pequeña había padres que se enfadaban porque regateaba a sus niños”

Si, hay alguna anécdota pero yo me lo tomaba bien porque sirve para aprender, también espero que ellos aprendieran. Al final, que te regatee una niña o un niño no tendría que importar. Es fútbol y para mí el fútbol no tiene sexo.

 En pocos años ha cambiado bastante el fútbol femenino en España. Hasta hace poco, para muchas era una quimera tener contratos profesionales, cotizar, viajar con más comodidades…las que llegan ahora se están aprovechando de lo que lucharon otras en épocas más difíciles.

 Debemos estar agradecidas a las que nos precedieron. Ellas abrieron el camino en unas condiciones mucho más difíciles que las actuales, jugando en campos de tierra, sin apenas retribuciones y en ocasiones, con pocos apoyos familiares. Ahora, gracias a su entrega, podemos beneficiarnos y disfrutar de este momento.

 ¿Hasta qué punto ha sido importante para impulsar la competición la llegada de un patrocinador como Iberdrola y la televisión?

 Todo lo que sea sumar para la promoción y el desarrollo del fútbol femenino y sentirnos arropadas es muy importante y es evidente que tener ese respaldo de los patrocinadores y poder ver tres partidos por televisión de la Liga cada fin de semana ayuda mucho, lo mismo que tener el interés de los medios de comunicación.

 Quitando un breve paso por Estados Unidos, usted no ha decidido seguir los pasos de muchas de sus compañeras que se fueron a ligas extranjeras a ganar más dinero y vivir otras experiencias. ¿Por qué?

 Yo decidí quedarme porque he tenido la suerte de estar en clubes donde me he sentido muy valorada, en los que he disfrutado muchísimo y he podido rendir al 100%. Es una pena que muchas de las mejores jugadoras españolas hayan tenido que irse fuera. Ojalá que en poco tiempo sea al revés y que las jugadoras extranjeras vengan a España a jugar. Eso sería una buena señal para la competición.

 ¿La Sonia Bermúdez de fuera del campo es muy distinta a la de dentro del campo?

“Dentro del campo soy muy competitiva. Me gusta ganar siempre pero fuera soy muy tranquila y alegre aunque me gusta cuidarme como una profesional”

La verdad es que dentro del campo soy muy competitiva, quiero ganar siempre. En cambio fuera soy muy tranquila y alegre. Eso sí, reconozco que soy una obsesa del fútbol. Me veo todos los partidos que puedo. Desde uno de Tercera a uno de Primera. Me gusta observar, analizar y extraer cosas. No entiendo a las jugadoras que no ven nunca un partido, si es su profesión… También me gusta cuidarme lo máximo posible porque pienso que en el campo rindes según vives y entrenas.

 ¿Le gusta ejercer de líder dentro del vestuario o sólo en el terreno de juego?

 Esa palabra de líder a mí no me gusta, lo que sí que intento es ayudar a las compañeras, sobre todo a las más jóvenes. Creo que en el vestuario, en el equipo, somos todas iguales.

 ¿El día de mañana le gustaría seguir ligada al fútbol?

 Mi intención es ser entrenadora. Creo que las que hemos tenido la suerte de recibir tantas cosas buenas del fútbol tenemos que intentar devolverle algo. Pienso que será difícil pasar del campo al banquillo pero me gustaría formarme, sacarme el título y estar una temporada en Inglaterra para aprender el idioma y distintos conceptos.

 ¿Tenemos aún Sonia Bermúdez para mucho tiempo?

 Año a año. Ya veremos. Mientras me vea capacitada para seguir siendo competitiva, seguiré. Lo que tengo claro es que yo me retiraré antes de que el fútbol me retire a mí.

Estamos desarrollando un proyecto para una publicación mensual en papel. ¿Nos ayudas a financiarlo?

Este artículo es exclusivo para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí

Autor >

Ricardo Uribarri

Periodista. Empezó a cubrir la información del Atleti hace más de 20 años y ha pasado por medios como Claro, Radio 16, Época, Vía Digital, Marca y Bez. Actualmente colabora con XL Semanal y se quita el mono de micrófono en Onda Madrid.

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí