1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

  272. Número 272 · Mayo 2021

  273. Número 273 · Junio 2021

  274. Número 274 · Julio 2021

  275. Número 275 · Agosto 2021

  276. Número 276 · Septiembre 2021

  277. Número 277 · Octubre 2021

  278. Número 278 · Noviembre 2021

  279. Número 279 · Diciembre 2021

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

Libros

Utopías y distopías a la vuelta de la esquina

Peter Frase analiza dos tendencias fundamentales ya en curso (robotización y cambio climático) y plantea cómo vamos a organizar las sociedades del futuro: de forma jerárquica o igualitaria, y en un escenario de abundancia o escasez

Alberto J. Ribes 1/02/2017

<p>Ilustración del libro 'Four Futures' de Peter Frase</p>

Ilustración del libro 'Four Futures' de Peter Frase

VERSO BOOKS

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

Estamos desarrollando un proyecto para una publicación mensual en papel. ¿Nos ayudas a financiarlo?

Donación libre:

Suscripción:

Four Futures. Life after capitalism

Peter Frase

Verso. Londres, 2016                                                                                               

Ciencia ficción y ciencias naturales tienen una larga trayectoria de encuentros y desencuentros. Hay una forma de leer libros o visionar películas de ciencia ficción que se esfuerza por tratar de delimitar la cercanía de la propuesta al nivel actual del conocimiento científico (científico natural, en este caso). No es infrecuente que, tras el estreno o la publicación de uno de estos productos culturales, aparezca alguna reseña que señale precisamente lo que hay de cierto o lo que hay de posible en tal texto o en aquella película. No obstante, la vinculación entre las ciencias sociales y la ciencia ficción ha tendido a pasar más desapercibida, pese a ser, sin embargo, tan esencial en los planteamientos como pueden serlo la física o la biología.

Resulta evidente, a primera vista, que las formas de organización política, la textura social o la economía política son aspectos cruciales para cualquier sociedad humana de igual modo que lo es el desarrollo científico y tecnológico. Sabemos bien que algunos autores han intentado hacer sociología utilizando la ciencia ficción, como, por ejemplo, H. G. Wells. Y sabemos también que los diálogos entre el pensamiento social y la literatura han sido muy fructíferos y abundantes en los últimos doscientos años. Ambas cuestiones están bien analizadas en el clásico libro de Wolf Lepenies La tercera cultura: la sociología entre la literatura y la ciencia, en los ensayos de José María González García o en el ensayo de José Enrique Rodríguez Ibáñez Voces cruzadas (1). Lo que nos presenta ahora Peter Frase – sociólogo y editor de la revista Jacobin– es un texto ambicioso que plantea una nueva fusión entre ciencia social y ciencia ficción, que resulta especialmente refrescante para la sociología (y para las ciencias sociales, en general) y claramente relevante para el debate público sobre las sociedades que queremos o que tendremos que habitar. Si necesitamos algo en las ciencias sociales actuales – una vez vistos los resultados de la cuantofrenia y el cientificismo tecnocrático domesticado– es regresar a la imaginación y a la ambición. Frase utiliza textos y películas de ciencia ficción para plantear sus argumentos, y los combina con informes, datos y textos académicos provenientes de las ciencias sociales. Con esas herramientas plantea nuestro autor cuatro escenarios futuros que podrían estar tomando forma o que podrían ponerse en marcha en un futuro próximo.

El libro parte de la asunción de dos tendencias actuales en curso: la robotización --que amenaza o promete desvincular a los seres humanos del trabajo remunerado-- y la crisis climática --que anuncia un mundo profundamente transformado como consecuencia del desarrollo industrial y tecnológico--. A partir de ahí, Frase plantea cuatro escenarios futuros posibles que nacen como consecuencia de la intersección de dos continuos fundamentales: jerarquía-igualitarismo y escasez-abundancia. Esto genera cuatro espacios, los cuatro futuros que anuncia el título y que están tan bellamente ilustrados en la portada, que no suponen un ejercicio vano de futurología, sino más bien cuatro posibilidades típico-ideales que parecen plausibles siempre y cuando la robotización y el cambio climático sean los dos vectores fundamentales que estructuren (o desestructuren) nuestras sociedades futuras. Igualitarismo y abundancia generaría el primer espacio: el comunismo. Los principales problemas de este modo de organización social tendrían que ver con la desvinculación del trabajo y la autoestima, por un lado, y con el surgimiento de diversas formas de jerarquía que no estarían ya organizadas ni sometidas fundamentalmente al capital ni al trabajo productivo. La renta básica, que aparece como argumento de fondo a lo largo de todo el libro, junto con la abundancia facilitada por la tecnología harían posible aproximarnos al ideal clásico de Marx de la emancipación humana en el reino de la libertad y de la abundancia. El segundo escenario es el que aparecería si se cruzara jerarquía y abundancia y lleva por nombre rentismo.

En un contexto de escasez sería necesario desarrollar mecanismos que impidieran el abuso de algunos sobre los recursos de todos

El rentismo operaría también bajo la lógica de la abundancia, pero en este caso las élites conservarían el poder jerárquico; fundamentalmente sobre la propiedad intelectual. Las semillas de Monsanto son un ejemplo muy claro. Cada vez que quisiéramos hacer uso de algún producto estaríamos obligados a pagar a esa élite los derechos correspondientes de sus patentes. El resultado sería una sociedad de escasos “creativos” que estarían obsesionados por mantener la inviolabilidad de sus patentes, lo que generaría abundantes espacios para el trabajo asalariado (abogados, publicistas y, sobre todo, guardianes de todo tipo). Sin renta básica, y ante la escasez del trabajo asalariado, el sistema tendría enormes dificultades para mantener el consumo. El tercer escenario nace del cruce entre igualitarismo y escasez; Frase lo denomina socialista. El socialismo nacería bajo la comprensión de la necesidad de afrontar las catástrofes medioambientales y organizar los recursos para hacer frente de manera coordinada al cambio climático. Buena parte de los esfuerzos estarían destinados a esa supervivencia de todos, bien redistribuyendo bien, de una manera más ambiciosa, transformando por entero la fisionomía del planeta. En cualquier caso, en un contexto de escasez sería necesario desarrollar mecanismos que impidieran el abuso de algunos sobre los recursos de todos; Frase piensa en la combinación de la renta básica y algunos mecanismos de mercado.

Por último, el cruce entre jerarquía y escasez generaría el escenario apocalíptico que Frase denomina exterminismo. El exterminismo supone una suerte de comunismo para ricos junto con el abandono de las grandes mayorías. La gran cantidad de gente innecesaria, la ruptura de la clásica unión entre capital y trabajadores, haría que los más fueran superfluos – no se necesitará ya ni su explotación – y los menos se irían aislando en fortificaciones cada vez más inexpugnables. Esta desigualdad extrema, junto con la militarización de las fuerzas de seguridad y el temor a las revueltas, podría incitar, eventualmente, a una solución final en la que se optara por exterminar a aquellos que no cumplen ya ninguna función. La personas que sobran, los “residuos humanos”, por decirlo con Bauman, los “expulsados”, si lo decimos con Saskia Sassen, se convertirían tanto en una amenaza para la élite como en algo que ya no precisa ser explotado (pues los robots hacen el trabajo) en un escenario de escasez no distribuida igualitariamente (2).

Obviamente los escenarios que dibuja Frase son extremos. Recogen, sin embargo, tendencias presentes bien marcadas que todos podemos reconocer ya en nuestros días. El acierto del libro, me parece, reside en el esfuerzo de advertir dos tendencias fundamentales ya en curso (robotización y cambio climático) y combinar ese nuevo escenario futuro a partir de los dos ejes claves que marcarán cómo vamos a organizar las sociedades del futuro: de forma jerárquica o igualitaria, y en un escenario de abundancia o escasez. El enfoque no determinista de Frase (las cuatro alternativas son posibles) nos devuelve la capacidad de acción para modificar el futuro y tratar de evitar los escenarios indeseables (rentismo y exterminismo) e impulsar una alternativa ambiciosa, no carente de sus propios problemas potenciales, en la tradición emancipadora (comunismo y/o socialismo). 

El enfoque no determinista de Frase nos devuelve la capacidad de acción para modificar el futuro

La principal objeción que se puede hacer al libro de Frase tiene que ver con el esquematismo de la exposición, que viene, además, reforzado por su decisión de elegir solamente una línea central de problemas en cada uno de los escenarios. Otro problema fundamental es su asunción de una lógica global uniforme y la supresión de los escenarios nacionales y culturales diversos que no necesariamente tienen que caminar al mismo ritmo ni asumir la misma forma de organización social, económica y política. Los diversos entramados imaginables en el continuo globalización-nacionalismo-regionalismo-comunidades podrían, en este sentido, generar escenarios alternativos interesantes. 

El texto pide una traducción al castellano y desde aquí animo a alguna editorial a llevarla a cabo. El debate de mirada larga no es precisamente algo de lo que estemos sobrados en nuestro espacio público, y las formas en las que organizamos y administramos nuestra abundancia o nuestra escasez presentes o futuras van a ser, creo, fundamentales para delinear la estructura de las sociedades que vienen. Igualitarismo o jerarquización no son simples estrategias momentáneas para conseguir determinados objetivos; son dos motores de organización y distribución de los recursos que generan potencialmente diversos tipos de escenarios futuros. Cambio climático y robotización son dos consecuencias poderosas de la modernidad que podrían, desde luego, alterar nuestros espacios políticos, económicos y sociales en los próximos años. Las utopías y las distopías que están a la vuelta de la esquina nos exigen posicionarnos e impulsar aquellos escenarios que puedan ser más deseables para la mayor parte de la gente posible. La pelota está, como siempre, en nuestro tejado.

--------------------------------------------------------------------

1. W. Lepenies (1995) Las tres culturas: la sociología entre la literatura y la ciencia. México: FCE. J. E. Rodríguez Ibáñez (2009) Voces cruzadas: pensamiento social y literatura en la configuración de la conciencia de época del siglo XX. Madrid: Biblioteca Nueva.

2. Z. Bauman (2005) Vidas desperdiciadas: la modernidad y sus parias. Barcelona: Paidós. S. Sassen (2015) Expulsados: brutalidad y complejidad en la economía global. Madrid: Katz. 

Estamos desarrollando un proyecto para una publicación mensual en papel. ¿Nos ayudas a financiarlo?

Este artículo es exclusivo para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí

Autor >

Alberto J. Ribes

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

1 comentario(s)

¿Quieres decir algo? + Déjanos un comentario

  1. Roberto

    Podrías dejar de decir 'visionar' cuando quereis decir 'ver'?

    Hace 4 años 6 meses

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí