1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

  272. Número 272 · Mayo 2021

  273. Número 273 · Junio 2021

  274. Número 274 · Julio 2021

  275. Número 275 · Agosto 2021

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

1979: periodistas que tomaron partido (y perdieron estrepitosamente)

Trabajadores de medios de comunicación se presentaron a las elecciones de 1979 agrupados en la Unión para la Libertad de Expresión (ULE). Sus maneras son las de la época, pero su mensaje resuena hasta el presente

Luis Felipe Torrente Madrid , 18/01/2017

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

_____________

En enero CTXT deja el saloncito. Necesitamos ayuda para convertir un local en una redacción. Si nos echas una mano grabamos tu nombre en la primera piedra. Del vídeo se encarga Esperanza. 

Donación libre:

_____________

“Los medios de comunicación social, los periódicos, la radio, la televisión, están casi todos ellos en manos de las personas que tienen más dinero o más poder. En España casi todos los periódicos están en manos de seis bancos. Por supuesto, los dueños de esos diarios o de esas emisoras los utilizan para defender sus intereses o dar una buena imagen de sí mismos”. 

Este texto no fue escrito ni aquí ni ayer, aunque lo pudiera parecer. La cita pertenece a lo dicho en un espacio electoral de la campaña de las elecciones generales del 1 de marzo de 1979. 

La candidatura que así se presentó, la Unión para la Libertad de Expresión, la formaron “cajistas, linotipistas, administrativos, periodistas y personas de otras profesiones, cuyo único objetivo es defender la libertad de expresión en todos sus aspectos y denunciar el peligro que supondría la concentración monopolista de los medios de comunicación de masas a espaldas de los intereses del pueblo español”.  

Eran tiempos turbulentos para el país y también para el periodismo. Se aceleraba la senectud de los grandes diarios del régimen (Arriba, Informaciones, Pueblo, y se iniciaba la liquidación de la cadena de Prensa del Movimiento) mientras sobre sus cenizas crecían los periódicos nacidos con la democracia, con El País, Diario 16 y El Periódico de Cataluña en cabeza.

La candidatura la formaron, sobre todo, empleados de los Medios de Comunicación Social del Estado (así se rebautizó durante la Transición el grupo de medios que conformaba la Prensa del Movimiento) preocupados por su futuro laboral. Debido a la inminente desaparición o venta de sus periódicos y emisoras públicas, decidieron dar a conocer sus planteamientos por la vía directa: al presentarse a las elecciones tenían derecho a ocupar el espacio televisivo correspondiente a todas y cada una de las candidaturas electorales. 

La periodista Isabel Martínez Reverte trabajaba entonces en el que, desde su fundación por José Antonio Primo de Rivera en 1935, había sido estandarte de papel del franquismo, el diario Arriba.  Fue el primero de los Medios de Comunicación Social del Estado en ser liquidado. “En los últimos tiempos éramos todos muy peleones, del PCE, de Comisiones… Creíamos en la empresa pública, creíamos en el debate y en el derecho a la crítica, creíamos que se podía hablar de todo y sin censura, creíamos en los medios de comunicación públicos  como vertebradores de la pluralidad informativa”.

En la lista de la ULE por Madrid, encabezada por José Manuel Ponte Mittelbrunn –padre de la modelo Laura Ponte-, Martínez Reverte ocupaba la decimotercera plaza: “Estábamos convencidos de que íbamos a sacar un diputado. Los más sensatos de la ULE veían la candidatura como algo testimonial, pero los más inocentes y militantes creíamos tener posibilidades ciertas de llegar al Congreso”.

No faltaron las críticas, algunas provenientes de sus colegas de gremio. Como ejemplo, la candidatura periodística fue rechazada por el diario El País, que consideró que “[…]una manipulación de tal género en unas elecciones legislativas pone en entredicho el propio sistema representativo, desdice de la inteligencia política de sus promotores y no debe ser permitida en ningún caso […]-

El mensaje

Estéticamente, el espacio electoral de la ULE, de 9 minutos y medio, sigue al pie de la letra las maneras televisivas de la época: sencillo, de realización brusca, con recursos gráficos más cercanos a las manualidades del colegio que a los modernos grafismos  actuales, y barato, muy barato a juzgar por el resultado. “Era inocente, con su toque kitsch, pero traslucía nuestro espíritu de lucha”, rememora Isabel Martínez Reverte 37 años después. Un espíritu de lucha que resuena hasta al presente.

Para comprobarlo, ofrecemos a continuación la transcripción íntegra del guión del espacio de propaganda electoral de la ULE emitido en febrero de 1979 por Televisión Española:

“Muy buenas, señoras y señores: 

La Unión para la Libertad de Expresión es un partido formado por modestos trabajadores de la información, cajistas, linotipistas, administrativos y periodistas que se han visto obligados a formar un partido político y a presentar a las elecciones generales 41 candidaturas en 33 provincias con el único objetivo de poder dirigirse al pueblo español e informarle de la importancia que el pleno ejercicio de la libertad de expresión tiene para la defensa de los derechos de todos. Y, fundamentalmente, para la defensa de los intereses de los trabajadores.

Es, pues, un partido testimonial sin ambiciones de poder político. La batalla por la televisión en estas elecciones, en definitiva, la batalla por la libertad de expresión, ha demostrado la razón de ser de nuestro partido.

Las candidaturas de la Unión para la Libertad de Expresión están formada por trabajadores de los Medios de Comunicación del Estado, represaliados de empresas periodísticas, trabajadores de diversos diarios, periodistas lanzados al paro obrero por su labor de denuncia, y en concreto por haber revelado especialmente determinadas actividades de las empresas multinacionales. También forman parte de la candidatura colaboradores y corresponsales de numerosos medios informativos.

Desde luego que si un grupo de trabajadores de la información se ve obligado a organizar algo tan complicado como un partido político solo para poder hablar y escribir sin trabas es que la libertad de expresión evidentemente se encuentra en peligro.

Pero, ¿existe realmente la libertad de expresión? Todas las constituciones, incluida la española, reconocen el derecho a la libertad de expresión. La Constitución Española dice que la ley regulará la organización y el control parlamentario de los Medios de Comunicación Social dependientes del Estado o de cualquier Ente Público y garantizará el acceso a dichos medios de los grupos sociales y políticos significativos. A expensas de volver a este tema, lo cierto es que la Constitución Española también reconoce el derecho al trabajo. Sin embargo, y hasta ahora, ¿quién te da la información y quién te da el trabajo? Los medios de comunicación social, los periódicos, la radio, la televisión, están casi todos ellos en manos de las personas que tienen más dinero o más poder. En España casi todos los periódicos están en manos de seis bancos. Y, por supuesto, los dueños de esos diarios o de esas emisoras los utilizan para defender sus intereses o dar una buena imagen de sí mismos. ¿Sabía usted, por ejemplo, que tres ministros del Gobierno, Landelino Lavilla, Oreja Aguirre y Otero Novás, están conectados con la más importante cadena de prensa privada de España? ¿Sabía usted que Antonio Fontán, expresidente del Senado, y los Garrigues Walker tienen intereses en la cadena de emisoras de La SER y, además, en grandes agencias de publicidad que es de lo que viven los periódicos? Y hay más nombres importantes. ¿Les suenan los apellidos Oriol, Ibarra, Aguirre, Bergareche, Luca de Tena o Godó? ¿O los Aresti, Urquijo, Fierro, Figaredo, Ferrer y Herrero, por ejemplo? Son los dueños de los bancos, de las empresas de electricidad, de las minas, de las fábricas de automóviles, los astilleros, las constructoras y de muchas más cosas de las que se pueda imaginar. Y de los periódicos, y de las emisoras, y de las agencias de publicidad, y hasta de las fábricas de papel, que es con lo que se hacen los periódicos.

Y hablando de fábricas de papel. ¿Sabía usted que Landelino Lavilla, ministro de Justicia, y Fernández Ordóñez, el de ‘Hacienda somos todos’, son nombres importantes dentro del sector papelero?

Hasta ahora, la Unión para la Libertad de Expresión les ha presentado a ustedes un anticipo de pasada acerca de quiénes tienen la prensa y de las empresas que tienen poder dentro de la economía de los medios de comunicación y, por tanto, sobre su contenido. 

Pero antes de seguir adelante haga usted con nosotros una pequeña reflexión.  El tema es: ¿Por qué le interesa al pueblo la libertad de expresión? En una primera aproximación, para saber realmente cuáles son los derechos de cada uno y para poder defenderlos con eficacia. Un pueblo mal informado es un pueblo indefenso. Los ciudadanos podemos hablar o criticar en el bar o en casa o en la oficina. Podemos hablar o criticar cuando son pocos los que nos escuchan, y así el resto del pueblo no se entera de nuestros problemas o de los problemas de nuestros compañeros. Cuando se trata de dirigirse a millones de personas solo unos pocos disponen de los medios necesarios. Es decir, de la prensa, la radio y la televisión, aunque estos se llamen, por alguna razón, medios de comunicación de masas. Usted no puede expresar su punto de vista a través de sus medios de comunicación. Ellos, sus dueños, sí que pueden. Nos encontramos con que si usted quiere que sus problemas trasciendan  a los demás tendrá que organizar manifestaciones, gritar por las calles, exhibir pancartas o pintar las paredes. ¿Cuántas veces ha deseado saber una cosa que le interesa y no la ha encontrado en el periódico, ni la ha visto en la televisión, ni la ha oído en la radio? Ellos son los que deciden de qué tenemos que enterarnos y qué es lo que no debemos saber. De nada vale la lucha de los profesionales del periodismo si la titulación, colocación e interpretación de las noticias en el periódico, en la radio y en la televisión continúan bajo la dictadura de los dueños. Bajo la dictadura de quienes tienen el poder absoluto de cortar, relegar o retirar todos aquellos datos que perjudican a sus intereses o de aquellas empresas con las que ellos están vinculados. A usted, que ve la televisión, queremos proponerle un nuevo programa. Véalo y escríbanos si le gusta la idea. A lo mejor, con su ayuda, se incluye en la programación de Televisión Española.

-Hola, amigos, ¿qué tal? A nuestros primeros concursantes de hoy les corresponde hablar del tema de la economía. Leo. “La familia del actual ministro de Obras Públicas tiene una situación brillante en el panorama de la economía nacional. En 30 segundos tienen que darme ustedes una relación de los consejos de administración a los que pertenecen o han pertenecido los miembros de la familia Garrigues. Cuatro, cinco, seis, conteste otra vez”.

-Ligas financieras, Financiaciones Industriales, Selecciones Reader’s Digest, IBM, Altos Hornos de Vizcaya, Autopistas Concesionarias Españolas, Ford España, Citröen España, Westinghouse, Hoteles Hilton, Cadena Ser, Cid Publicidad…

-Tiempo. ¿Cuántas respuestas acertadas?

-Son doce respuestas acertadas, multiplicadas por los millones de capital social de las empresas, la tira.

-Un momento, un momento, creo que tienen algo que decir los que saben de estas cosas.

-A los concursantes se les han olvidado más de 35 empresas. Y sumado el capital social de esta empresas sale, no la tira, como dijo la señorita, sino más de 20.000 millones de pesetas.

Programas como este usted no los ha visto en Televisión Española. Lo más sustanciosos de la biografía de los que mandan, sin ir más lejos, se queda siempre en el tintero. Por ejemplo, don Íñigo Cavero ha sido consejero de Chrysler, empresa que en su factoría de Villaverde, en Madrid, se dedica, entre otras cosas, a poner motores nuevos a carros de combate que se exportan a numerosos países extranjeros. Ha sido también consejero de Roberto Bosch, Motor Nacional y Metacal. Don Pío Cabanillas ha sido consejero de, entre otras empresas, Sociedad Anónima La Toja, Endasa y Acerinox, empresa japonesa dedicada a la fabricación de tanques y material bélico con gran clientela en Sudamérica y América Central. Don Landelino Lavilla ha sido consejero de Celulosas del Nervión, de Banesto, Editorial Católica, de Inmobiliaria Universitaria, de Campsa, Cartisa y Acerinox, empresa de la que también fue consejero, como se ha dicho, el señor Cabanillas. Don Marcelino Oreja ha pertenecido al consejo de administración de la agencia nacional de noticias EFE, de Editorial Católica, del Banco Guipuzcoano, de Unión Cerrajera y de Aislamiento Termostático, entre otras. Leopoldo Calvo-Sotelo ha sido hombre importante del Banco Urquijo, Unión de Explosivos Riotinto, Ibervial, Renfe, Ferrocarriles Españoles de Vía Estrecha y otras importantes sociedades.

Pero volvemos al inicio. A lo que más interesa.

¿Sabe usted cuál podría ser la solución para proteger su derecho a ser informado de lo que realmente pasa o a decir lo que le dé la gana –con el debido respeto, claro-? Evidentemente, el que el pueblo cuente con sus propios medios de comunicación. Si el pueblo contara con sus propios medios de comunicación no necesitaría escribir en las paredes, pegar carteles, exhibir pancartas o gritar por las calles como única forma de expresión. La solución es que se devuelvan al pueblo los 35 periódicos de los Medios de Comunicación Social del Estado, las emisoras de radio estatales y la televisión que hemos pagado entre todos. Así, el pueblo podrá acceder a ellos libre y democráticamente. Es preciso un estatuto que garantice la utilización pública de esos medios públicos. 

Y eso es todo”.

Epílogo

La lista de la ULE fue una de las 53 candidaturas que se presentaron a las elecciones generales de 1979, ganadas por UCD con más de seis millones doscientos mil votos y 168 diputados.

La ULE quedó en trigésimo novena posición, con 7.126 votos y, claro, ningún diputado.

 

Autor >

Luis Felipe Torrente

Nacido en Albany (EE. UU.) pero criado entre Galicia, Salamanca y Madrid, donde vive. Es guionista del programa Ochéntame otra vez de RTVE. Antes trabajó en Canal +, CNN+, Telemadrid y Cuatro. Ha hecho varias películas documentales con su socio Daniel Suberviola, entre otras, el libro+documental Manuel Chaves Nogales: El hombre que estaba allí, finalista de los Goya en 2014.

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí