1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

  272. Número 272 · Mayo 2021

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

Los fantasmas de Podemos

Detrás de la bronca interna, las tres líneas que representan Iglesias, Errejón y Anticapitalistas de cara a Vistalegre II buscan sentar las bases de un programa de gobierno alejado de los partidos tradicionales

Rubén Juste de Ancos Madrid , 28/12/2016

<p>Pablo Echenique, Pablo Iglesias e Íñigo Errejón, durante una reunión del consejo ciudadano de Podemos.</p>

Pablo Echenique, Pablo Iglesias e Íñigo Errejón, durante una reunión del consejo ciudadano de Podemos.

PODEMOS

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

________________

En enero CTXT deja el saloncito. Necesitamos tu ayuda para convertir el local en una redacción. Si nos echas una mano grabamos tu nombre en la primera piedra. Del vídeo se encarga Esperanza. 

Donación libre: 

________________

En diciembre de 2013, un reducido grupo de profesores y jóvenes doctores discutía, en una reunión en Valencia, por qué no había surgido un proyecto político alternativo al PSOE y al PP en España, pese al elevado nivel de desempleo, a los recortes, y a las fuerzas contestatarias que se evidenciaron en el movimiento del 15M. Con los datos de una encuesta propia en la mano, se preguntaron: ¿es posible desafiar a unos partidos que controlan el país desde 1982 y que se mantienen con plenos poderes a pesar del profundo hastío? Tres años después, todo ha cambiado: 71 diputados, presencia en 13 parlamentos, y el gobierno de las tres ciudades más grandes de España. Más aún, su relevancia se mide en términos de agenda mediática: la consulta sobre el método de votación para su segundo congreso --celebrada del 18 al 20 de diciembre-- ha conseguido editoriales, noticias, portadas, seguimiento y trending topics, muchos de ellos, es cierto, atribuibles a la guerra civil interna entre pablistas y errejonistas. 

Hace solo dos años, en eI Vistalegre de 2014, el grupo promotor se presentó como un monolito: Pablo Iglesias, Carolina Bescansa, Íñigo Errejón, Luis Alegre, Juan Carlos Monedero eran uno sólo. Desde la organización del congreso, capitaneada por Alegre, hasta las propuestas organizativas, políticas y éticas, todo recayó en este grupo, que impuso un modelo centrado en la figura del secretario general. Por detrás quedó la propuesta de Anticapitalistas, la organización que aportó el tejido territorial a Podemos, y que estaba liderada por Echenique, Teresa Rodríguez y Miguel Urbán. Dos años después, el primer paso para la organización del Congreso Vistalegre II, la consulta sobre el método de votación, ha puesto sobre la mesa la división de aquel grupo, con tres propuestas diferentes para estructurar la votación del congreso refundacional.

La propuesta “Recuperar la ilusión”, de Íñigo Errejón, destacaba por premiar a los territorios y separar la votación para la elección de cargos de la propuesta política, ética y organizativa. Sus apoyos más relevantes eran cargos electos de Valencia y de Madrid, y una mayoría de lo que fue el Centro de Estudios Políticos y Sociales (CEPS). El grupo de Anticapitalistas de Miguel Urbán presentó una propuesta proporcional para la elección del consejo, que fue apoyada por cargos principalmente de Madrid, Aragón, Andalucía y Baleares. Por último, la ganadora, “Desborda”, propuesta por Iglesias, y apoyada por Echenique, Monedero y Carolina Bescansa y un conjunto amplio de diputados, fue la más controvertida: une los documentos políticos y organizativos a la votación de los cargos a secretario general y consejo ciudadano; y premia a aquella lista que consiga la adhesión de otras. El resultado: 40.830 votos, el 41,57% para la propuesta de Pablo Iglesias; 38.419 votos, el 39,12% para la que auspiciaba Íñigo Errejón; y 10.313 votos, el 10,5% conseguido por los anticapis con suPodemos en Movimiento”.

Un resultado ajustado que augura polémica de aquí al Congreso de Vistalegre de febrero, tanto por la atención que suscita en los medios como por la importancia interna de elegir una dirección de la organización que tendrá que decidir sobre una compleja red de cargos institucionales, asesores, cargos del partido y, sobre todo, confeccionar un posible proyecto de gobierno que les diferencie de los partidos tradicionales. Esto quizá sea lo que más vértigo da a sus integrantes, pues hablar de ello supone hablar sobre lo que les une o diferencia con otros proyectos que han existido. La ley abstracta de Brecht que les encumbró les persigue como un fantasma por cada esquina: “la crisis se produce cuando lo viejo no acaba de morir y lo nuevo no acaba de nacer”. Ni el grupo promotor se ha librado de un difuso precepto que puso patas arriba al bipartidismo, y ahora vuelve como un bumerán.

Por ello, a pesar de las perspectivas positivas, de ser la única oposición, o de estar en fechas navideñas, nada de eso ha podido frenar un clima interno similar al de una pareja de novios separados, infidelidades mediante de uno y otro, donde los afines se consuelan, y unos y otros se atacan por Twitter, acusándose por su responsabilidad en el clima de división y de cercanía con “lo viejo”. La población, que asiste en los medios al cruce de cartas abiertas, guiños y gestos más o menos maliciosos, y explícitas advertencias tuiteras, se pregunta ¿qué hay detrás de estos ataques? ¿Existen proyectos diferentes? ¿Qué consideran nuevo proyecto? ¿Y viejo?

Manuel Monereo, histórico dirigente de Izquierda Unida, diputado de Unidos Podemos, y mentor de Pablo Iglesias, explica el trasfondo que tiene la votación: “Es un buen resultado para Íñigo Errejón. Le sirve para negociar con Pablo. Tenía un arma que el sistema le daba, que era tirar contra Pablo Iglesias. Es una estrategia acertada para él. Los medios están interviniendo, juegan a dividir. Lo mismo que está pasando con el PSOE. Los poderes económicos, financieros, que controlan esos medios, quieren dividir a Podemos para acabar con Pablo, como lo hicieron con Pedro”.

El ex alto cargo de Izquierda Unida define la pelea en términos de transición: “El sistema está en crisis. Si consiguen que Podemos esté a favor de la Restauración, habrá Restauración. Hay una fuerza que pretende liderar una ruptura democrática y es Pablo. En Podemos hay dos modelos, uno que propugna una Restauración cosmética, y otro que trata de impulsar una Ruptura democrática. En el momento en que estamos, todo depende de Podemos”. Acotando actores y propuestas, define: “Íñigo sabe que si dice lo que piensa, pierde. Es incapaz de decir lo que piensa, porque dejaría de ser un actor significativo de Podemos. Ha sido hábil para ocultar su propia opinión. Puede convertirse en el ala izquierda de la restauración monárquica. Ahora, yo no estuve en la transición ahí, y tampoco voy a estar en esto”. 

El diputado clama por que la experiencia y la altura de miras se impongan en la conciencia de los tres grupos en liza: “Quiero que esto sea un homenaje a mi maestro, el historiador Alfonso Ortí. Él decía que en este país desde la guerra de independencia ha habido sólo golpes terribles y restauraciones, nunca una democracia verdadera. En Podemos no conocen la historia de España. No aman la historia. No aman el país de verdad, nuestra patria”.

Jorge Moruno, responsable de Discurso de Podemos y mano derecha de Íñigo Errejón, rebaja la tensión analizando los resultados como un “toque de atención” a Pablo: “Los resultados expresan un claro mandato del voto popular, en donde casi un 60% [suma de las propuestas de anticapitalistas y errejonistas] pide un Podemos más abierto, proporcional y democrático. El voto popular de los más de 100.000 inscritos muestra un Podemos que ha madurado en una amplia pluralidad que obliga a salir de la lógica del plebiscito. El proyecto que presenta el equipo de Pablo Iglesias ha ganado por una pequeña diferencia y está en su derecho de aplicar lo votado, pero creo que madurar como organización pasa por escuchar y tener en cuenta el sentir mayoritario de pluralidad frente al plebiscito. La gente pide que nos pongamos de acuerdo sobre la base de la diferencia y las distintas sensibilidades”. 

De cara a Vistalegre, prosigue, “lo importante son los acuerdos cualitativos, no de reparto de números, es decir, qué rumbo político y qué modelo organizativo adoptamos, porque lo que importa es el modelo y las propuestas que formulemos para España”. Sobre la intromisión de los medios en la pugna y los beneficios que pueda haber sacado Errejón, destaca: “La mejor forma de evitar que actores externos intervengan en el debate de Podemos es mantener la discusión con autonomía, con normas propias y no con las que otros quieren imponer. Eso se hace con más apertura, más participación y más política. Los poderosos quieren obligar a elegir pero los inscritos votaron pluralidad y apertura, solo así podemos evitar que ante cada editorial nos limitemos a ver a quién defiende en lugar de percatarnos de a quién beneficia que lo haga”. 

Laura Camargo, portavoz de Podemos en el Parlamento balear y firmante de la propuesta de Anticapitalistas, coloca a su grupo en medio del juego mediático en el que han situado su pugna Pablo Iglesias e Íñigo Errejón: “La polarización con dos caras juega en contra. Miguel Urbán y Teresa Rodríguez no entran en la polarización que han fabricado los medios. Se han visto perjudicados. Quieren hacer parecer a una parte de Podemos como más amable. Es el juego de divide y vencerás. Pretende fracturar de forma efectiva. Todos vemos las líneas editoriales de los grandes grupos”. 

A la pregunta de qué es lo que enfrenta Podemos en el futuro, sentencia: “La Gran Coalición en la sombra y una restauración por arriba”. Por ello, pide una frontalidad frente al PSOE: “que la Gran Coalición no sume mayorías. Hay que echarles un pulso”. A este respecto sitúa la propuesta organizativa de Íñigo Errejón y Anticapitalistas como la propuesta para enfrentar esta gran coalición: “El más votado es el Podemos plural”. Sin embargo se aleja de la propuesta política de Errejón, asociada a la vía “populista, peronista y patriótica”, que “deja todo en manos de los de arriba, de la vía institucional”. A su vez, muestra el cansancio ante el debate de “procedimientos” y propone resituar el debate: “Cuando hablas de los problemas de la gente, haces el debate más inclusivo. Nosotros vamos a presentar una propuesta propia de programa. No será el programa de IKEA, habrá que plantear cosas claras, como lo que ha pasado en Grecia. Teniendo en cuenta que Grecia no es España, pero que allí han sido los hombres de negro los que han ganado. Hay que estar preparados cuando vengan nuevos recortes en España”. 

Por ello, Camargo aboga por que el debate en Vistalegre se resitúe en el nuevo contexto europeo: “Los mensajes amenazadores van a venir de Europa acompañados de recortes. Hay que plantearse qué va a pasar si Podemos gobierna. Por ello, hay que poner la mirada en el largo plazo, en un proyecto constituyente que no sólo se limite al debate plurinacional, sino que hable de las condiciones económicas que están acentuando la profunda desigualdad que existe. Lo económico va a ser uno de los ejes”. Finalmente, coloca el proyecto de Anticapitalistas al otro lado de la orilla del proyecto de Errejón y Pablo: “Los dos son proyectos socialdemócratas. Y los proyectos socialdemócratas, aunque ahora parezcan revolucionarios, no tienen cabida ya en Europa, no les van a dejar. Por eso, hay que hacer una reflexión sobre sus límites dentro de esta Unión Europea. Por eso hemos apoyado desde anticapis el Plan B, donde entra Varoufakis y otros actores europeos”.

Esas tres miradas de Podemos tratan de apaciguar la polémica tras los resultados de la primera votación previa a Vistalegre y las complejas --y no suficientemente explicadas -- líneas divisorias que se dibujan en la organización. Difusas líneas, como fantasmas, separan a los grupos y martillean su conciencia: ¿eres o no lo nuevo?

Autor >

Rubén Juste de Ancos

Doctor en Sociología. Asesor de Unidos podemos en el Congreso. Amante del periodismo de Marx e Ida Tarbell. Esta decía que "no hay medicina más efectiva para llegar a los sentimientos de un público fervoroso que las cifras".

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

10 comentario(s)

¿Quieres decir algo? + Déjanos un comentario

  1. Paco

    había una vez un revolusionario llamado Pancho Villa a quien un general que se había hecho pasar el justo tiempo como revolusionario, declaró la guerra. Aunque Villa nunca quiso quedarse en aquella silla de presidir México donde se hizo foto, porque le parecía que para eso hacía falta alguien que supiera de leyes más que de ganado y tiros, a Venusiano Carranza le dió por pensar que sí; seguramente porque los ejércitos populares del norte y el sur ponían las reivindicaciones sociales, mientras en el centro del país una élite jacobina jugaba a irse sustituyendo a sí misma. Cuando la guerra contra Villa, y entre los ejércitos que hisieron la revolusión iba a convertirse en un hecho, a Panchito se le ocurrió que el asunto tenía una solusión muy fácil: se les fusilaba a ambos y arreglado el problema. Imprescindibles son las que saben ver que no lo son y de esas hay pocas (pero la restauración será otra cosa, ninguno de ambos gallitos da pa tanto).

    Hace 4 años 4 meses

  2. Paco

    había una vez un revolusionario llamado Pancho Villa a quien un general que se había hecho pasar el justo tiempo como revolusionario, declaró la guerra. Aunque Villa nunca quiso quedarse en aquella silla de presidir México donde se hizo foto, porque le parecía que para eso hacía falta alguien que supiera de leyes más que de ganado y tiros, a Venusiano Carranza le dió por pensar que sí; seguramente porque los ejércitos populares del norte y el sur ponían las reivindicaciones sociales, mientras en el centro del país una élite jacobina jugaba a irse sustituyendo a sí misma. Cuando la guerra contra Villa, y entre los ejércitos que hisieron la revolusión iba a convertirse en un hecho, a Panchito se le ocurrió que el asunto tenía una solusión muy fácil: se les fusilaba a ambos y arreglado el problema. Imprescindibles son las que saben ver que no lo son y de esas hay pocas (pero la restauración será otra cosa, ninguno de ambos gallitos da pa tanto).

    Hace 4 años 4 meses

  3. Jesús Díaz Formoso

    “No importa cuán pequeño pueda parecer el comienzo: lo que se hace bien, bien hecho queda para siempre. Pero nos gusta más hablar de ello: esa, decimos, es nuestra misión. La Reforma cuenta con innumerables periódicos a su favor, pero no tiene un solo hombre. Dad vuestro voto completo, no una simple tira de papel; comprometed toda vuestra influencia. Una minoría es impotente sólo cuando se aviene a los dictados de la mayoría. Si un millar de personas rehusaran satisfacer sus impuestos este año, la medida no sería ni sangrienta ni violenta. Y esa es, de hecho, la definición de revolución pacífica, si tal es posible. Cuando el súbdito niegue su lealtad y el funcionario sus oficios, la revolución se habrá conseguido. Nuestros legisladores no han aprendido aún el valor relativo que encierra el libre comercio y la libertad, la unión y la rectitud. Nunca podrá haber un Estado realmente libre e iluminado hasta que no reconozca al individuo como poder superior independiente del que derivan el que a él le cabe y su autoridad. Un Estado que produjere esta clase de fruto y acertare a desprenderse de él tan pronto como hubiere madurado prepararía el camino hacia otro más perfecto y glorioso, que también he soñado, pero del que no se ha visto aún traza alguna.” // HENRY DAVID THOREAU (1817-1862), Del deber de la desobediencia civil – Descargar el libro - http://puntocritico.com/2016/12/29/henry-david-thoreau-del-deber-de-la-desobediencia-civil/

    Hace 4 años 4 meses

  4. María Julia

    Me inscribí en Podemos casi al inicio de esta formación política, porque me entusiasmó la propuesta de transversalidad de ideas y de proyectos conque asumían, entonces, la realidad política de España. Hoy, me resulta bochornoso la deriva de Podemos. Se ha cerrado al debate de ideas, repite las estrategias de los viejos partidos, imponiendo ideas y restableciendo la estructura jerárquica de los mismos. Voté el proyecto de Iñigo Errejón, y me disgustó sobremanera la carta enviada por P. Iglesias a los inscritos. Seguiré hasta febrero cómo se desarrolla el proceso,pero veo más cerca el momento de borrarme de Podemos.

    Hace 4 años 4 meses

  5. Kate

    "actitudes e intervenciones que admiten calificativos muy negativos" Esa actitud y sus potentes intervenciones han servido para que Podemos irrumpiera en el panorama político y le han llevadohasta donde está ahora: 5 millones de votos, 71 diputados y líder de la oposición, frente a un PP que ha tenido que romper el bipartidismo/turnismo para poder gobernar, y un PSOE al que se le ha caído la careta. Puedes calificar negativamente cuanto quieras, pero Pablo Iglesias ha conseguido que Podemos haga tambalear al régimen del 78, y conseguirá la ruptura democrática si no se impone Errejón, ya sea en Vistalegre 2 o en sus intrigas palaciegas, que son cada vez más conocidas. Si triunfa el errejonismo, que ya apostó por apoyar incondicionalmente al PSOE de Susana Díaz en Andalucía o ceder ante el pacto Sánchez-Rivera, todo volverá a ser como antes de irrumpir Podemos; aunque la formación morada llegase a gobernar, a lo máximo a lo que querrá aspirar será a ser el PSOE de ZP, y me temo que el de la 2ª legislatura. Al fin y al cabo, Errejón busca el consenso y los pactos con los grandes partidos, ganarse su respeto y admiración. Para ese viaje no hacían falta alforjas. Sin Iglesias, Podemos desaparecería; con Errejón y Moruno al mando, sería PSOE.

    Hace 4 años 4 meses

  6. Pepe Grilo

    Coincido, un buen artículo. Las ideas en Podemos siguen tres líneas y no el sentido bipartidista que los medios quieren, en nombre de quienes representan, convertir en una extensión del propio bipartidismo del régimen. Es precisamente Anticapitalistas el que puede ser el catalizador de Podemos, el que mantenga el espíritu y la atención y el que evite que esto se convierta en una lucha de egos.

    Hace 4 años 4 meses

  7. Viva el Mal, Viva el Capital

    Vergonzosa la actitud y las palabras de Monero, se muestra una vez más como un consumado aparatchick al servicio siempre fiel de los que manda y que pueden alimentar su ego con puestos y demás sinecuras, los ataques de los que hace objeto a Errejón y las maldades dialécticas de las que le hace objeto no tienen disculpa alguna, la aportación de estas gentes que con sus maquinaciones y actitudes hundieron IU y ahora se prestan a hacer lo mismo con Podemos, entre otras cosas dado que son gentes para destruir nunca para construir...y encima tiene la caradura de traer a colación al gran maestro Alfonso Ortí, un intelectual crítico de todas todas, para dar fuste a sus insinuaciones injuriosas...lo dicho con este línea y estas gentes se marcha al desastre de una IU bis.

    Hace 4 años 4 meses

  8. Pepe Grilo

    ¿El Monereo también con la patria? A ver si nos dejan ya de patrias, que hay muchos que no queremos ninguna patria, ni la vieja, ni la nueva...

    Hace 4 años 4 meses

  9. Eduardo

    Un artículo esclarecedor, aunque creo que no se valora adecuadamente la importancia de la personalidad de los líderes en este asunto, y el líder del partido sigue siendo una figura esencial en la política española, aspecto que juega en contra del debate político,que desaparece o queda oculto, como demuestra el hecho de que Anticapitalistas pierda tribuna, y en esto Podemos ha sacrificado gran parte de su potencial transformador y de su atractivo electoral. Me temo que una parte considerable del apoyo a Errejón proviene del rechazo que provoca Iglesias, que posee un discurso político potente, pero ensombrecido obstinadamente con actitudes e intervenciones que admiten calificativos muy negativos. Esto, que podría parecer secundario en otro escenario, es crucial cuando se necesita el apoyo de la ciudadanía. Parece que nadie, ni entre aquellos que se le oponen ni entre los que le critican, cuestiona su liderazgo públicamente, así que considero que la posibilidad de concitar el apoyo de los millones de votantes necesarios para dar el salto democrático, algo que parecía factible hace unos meses, parece lejos. Confío que el congreso de febrero nos ofrezca al menos un proyecto político claro pero hondo, lejos de consignas, sin concesiones al teatro, y un equipo que no lo malogre.

    Hace 4 años 4 meses

  10. Jilirio

    Muy bueno e imparcial el artículo. Ejemplo de periodismo.

    Hace 4 años 4 meses

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí