1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

  272. Número 272 · Mayo 2021

  273. Número 273 · Junio 2021

  274. Número 274 · Julio 2021

  275. Número 275 · Agosto 2021

  276. Número 276 · Septiembre 2021

  277. Número 277 · Octubre 2021

  278. Número 278 · Noviembre 2021

  279. Número 279 · Diciembre 2021

  280. Número 280 · Enero 2022

  281. Número 281 · Febrero 2022

  282. Número 282 · Marzo 2022

  283. Número 283 · Abril 2022

  284. Número 284 · Mayo 2022

  285. Número 285 · Junio 2022

  286. Número 286 · Julio 2022

  287. Número 287 · Agosto 2022

  288. Número 288 · Septiembre 2022

  289. Número 289 · Octubre 2022

  290. Número 290 · Noviembre 2022

  291. Número 291 · Diciembre 2022

  292. Número 292 · Enero 2023

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

Nuevos tiempos, viejas costumbres en el Santander

Los más de dos millones y medio de ahorradores de la Cuenta 1|2|3 se van a encontrar en 2017 con un coste “inesperado”

Javier Santacruz Cano 7/12/2016

<p>Ana Patricia Botín.</p>

Ana Patricia Botín.

Luis Grañena

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

____________

En enero CTXT deja el saloncito. Necesitamos ayuda para convertir un local en una redacción. Si nos echas una mano grabamos tu nombre en la primera piedra. Del vídeo se encarga Esperanza. 

Donación libre:

 

____________

Banco Santander vuelve a estar en el foco de la actualidad y no precisamente por dar buenas noticias. En realidad, se trata de dos cuestiones bien diferentes que afectan a dos tipos de clientes distintos pero que en el fondo beben de los mismos procedimientos, cuando menos, discutibles. Por un lado, los más de dos millones y medio de ahorradores que han suscrito la Cuenta 1|2|3 se van a encontrar, a partir de febrero de 2017, con un coste “inesperado” más mientras que, por otro lado, la Justicia ha dado la razón a varios clientes de banca privada que se querellaron contra el banco por un mal asesoramiento.

El primero de los casos no nos debe llamar a engaño. Después de lanzar un producto tremendamente ambicioso desde el punto de vista financiero como es la Cuenta 1|2|3 no han tardado ni un año y medio en reconocer que, en términos de negocio, no les compensa y que, por tanto, necesitan ingresar más dinero en comisiones para que la operación tenga un efecto netamente positivo en su cuenta de resultados.

Obviamente, estos ingresos mayores en comisiones vienen de exprimir más al cliente obligándole a activar una de las cláusulas que hasta ahora era de contratación voluntaria y que se convierte en obligatoria, una tarjeta de crédito que supondrá otros 36 euros más al año en comisión. Es decir, el banco realmente no incumple su contrato sino que “activa” cláusulas ya existentes y abre la puerta a los clientes descontentos a pasarse a otros de sus productos pero que también soportan cuantiosas cargas en comisiones.

Ante este “hachazo” (que puede ser más o menos gravoso según la capacidad adquisitiva del cliente), ¿cabe lamentarse ante ello y protestar una vez más por mala praxis bancaria? Sin duda, no es tiempo de volver a viejas excusas como “yo no me leí la letra pequeña”, “no me contaron esto” o “confiaba en el empleado que me hizo la gestión”. La historia financiera de España de los últimos años está plagada de estos casos. Desde el mismo momento de su salida al mercado, nuestra postura fue muy clara: pedir cautela a los lectores que veían las ventajas de la cuenta (que sin duda las tiene) pero no los inconvenientes y, por supuesto, poner encima de la mesa las dudas tanto conceptuales como regulatorias que planteaba este producto.

La rentabilidad no es algo que vaya solo, sino que forma parte de un binomio rentabilidad-riesgo

Este es, sin duda, el comienzo de una extensión clara y directa de la cultura financiera en un país que en su mayor parte no la tiene. Siempre hay que pensar que la rentabilidad (ese 3% famoso, claramente muy por encima de cualquier otra remuneración del mercado con tipos de interés cercanos al 0%) no es algo que vaya solo, sino que forma parte de un binomio rentabilidad-riesgo cuya percepción y entendimiento sólo se consiguen estando bien asesorado y conociendo tanto las ventajas como los inconvenientes de la inversión.

Por ello y por primera vez en los medios de comunicación, se advirtió claramente de los problemas que a futuro podrían ser generados por esta Cuenta y de los problemas que al propio banco le causaría por tratarse de una apuesta demasiado arriesgada que se llevaría por delante más del 15% de su margen de intermediación. Este es sólo el primer paso y probablemente haya más en el futuro inmediato hasta incluso materializarse en una rebaja de la rentabilidad del producto, como ya pasó en UK.

En el otro lado de la escena, aunque sea para clientes con más patrimonio y supuestamente con un conocimiento financiero más extenso que el cliente medio, también se repiten los mismos usos y costumbres. Hacer un mal asesoramiento financiero a sabiendas y con conflicto de interés puede provocar grandes pérdidas en los clientes como así ha señalado la sentencia de la Sala Primera del Tribunal Supremo. Da igual que sea por la compra de unas acciones (como es el caso) o por cualquier otra operación financiera.

Es necesario tener mucho cuidado con productos que parecen a primera vista “inofensivos” como es el caso de la Cuenta 1|2|3 

Por mucho que la regulación avance hacia exigencias como la de explicitar si existe conflictos de interés o la de probar si es independiente o no el asesoramiento financiero, probablemente no será suficiente para atajar este tipo de malas prácticas bancarias, aunque sí sirva en parte para poner coto a algunos de estos procedimientos. Con un coste burocrático que crecerá como la espuma, los agentes financieros se ven obligados a realizar pruebas de conveniencia, idoneidad y a dar toneladas de información para intentar asegurarse de que el cliente conoce los riesgos.

Sea de una forma o de otra, se necesita mucha pedagogía y responsabilidad individual para no repetir hechos como los que hemos descrito. Y, sin duda, resulta imprescindible leer antes de firmar cualquier producto financiero. Es necesario tener mucho cuidado con productos que parecen a primera vista “inofensivos” como es el caso de la Cuenta 1|2|3 para minoristas o una “simple” cuenta de valores para clientes de banca privada que pueden contener cláusulas y condiciones que pueden hacer descarrilar nuestras finanzas y, por ende, la tranquilidad de nuestro patrimonio.

-----------------------------------------------------------------

Javier Santacruz Cano. Economista socio de China Capital.

____________

En enero CTXT deja el saloncito. Necesitamos ayuda para convertir un local en una redacción. Si nos echas una mano grabamos tu nombre en la primera piedra. Del vídeo se encarga Esperanza. 

Este artículo es exclusivo para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí

Autor >

Javier Santacruz Cano

Es economista y socio de China Capital.

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

10 comentario(s)

¿Quieres decir algo? + Déjanos un comentario

  1. Jose Luis

    Ahora este banco ha dado otro paso más unilateralmente rebajando la remuneración de la cuenta a 10000€ y se nota muy mucho la rebaja de intereses en clientes que han mantenido saldo superior a 15000€. Desconfío cada vez más de este banco.

    Hace 4 años 10 meses

  2. Unomás

    Si no quieres acciones que te regalan puedes solicitar a tu sucursal que renuncias a ellas. Yo no las cojo.

    Hace 6 años 1 mes

  3. Iván

    Creo que os estáis llevando un poco las manos a la cabeza con una cuestión que sí, es una putada, pero los cálculos siguen siendo positivos para una cuenta que da un 3%. 36 de mantenimiento de cuenta más 36 de trajeta son 72. En términos de porcentaje, si mantienes 15.000€ en la cuenta, supone un 0'48 anual... calculado mal y pronto, la cuenta pasaría a ser de un 2'52% de rendimiento. Díganme qué bancos ofrecen eso (junto con las bonificaciones) y yo me paso sin problemas, ya que, como bien se ha dicho, no existe traba para hacerlo.

    Hace 6 años 1 mes

  4. Raul

    Buenas. Llevo 3 años ahorrando en oro en pequeños lingotes. No me piden nada. En la España el siglo 21(dictadura) muchos ahorradores se quedarán sin su dinero por confiar en los usureros y los políticos de poca monta. Valor seguro , valor real . En caso de saber algo más enviame un mensaje con tu selular. R.m.p.spain@gmail.com . Saludos cordiales

    Hace 6 años 1 mes

  5. jose luis

    hola!! tengo la cuenta 1/2/3 y hoy he estado en el banco y me han informado que las condiciones han cambiado y que me tenia que sacar la tarjeta de credito que antes no era obligartoria y hacer un uso al menos de una vez al trimestre, y si no lo hacia no me ingresarian los beneficios de la cuenta...me he quedado atonito pq yo se que esto no era obligatorio y no creia que ellos podian cambiar las condiciones cuando les da la gana....que serà lo proximo como el articulo dice...tb decir que no me hace gracia que te regalen las acciones....

    Hace 6 años 1 mes

  6. Pepito Grillo

    Santiago, amigo, a tí lo que te va es el rollo ideológico...

    Hace 6 años 1 mes

  7. julio

    La avaricia, la ignorancia y la falta de sentido común traen estos lodos.

    Hace 6 años 1 mes

  8. Santiago

    Llevo año y medio con la cuenta 1-2-3 y en ese tiempo he ganado 650 euros netos de intereses,¿donde veis el engaño?,no tengo ningun compromiso para permanecer en esa cuenta,cuando crea que no me salga a cuenta con cambiarme tengo bastante

    Hace 6 años 1 mes

  9. Julián

    El artículo es más efectista que otra cosa. La cuenta 123 era inofensiva y sigue siéndolo, puesto que no tienen ninguna permanencia, no obliga al cliente a sufrir nada, no tiene nada que ver con banca privada... a los que no les salga rentable la pueden cancelar, los que quieran pueden seguir...

    Hace 6 años 1 mes

  10. Dubitador

    Error , gran error. La cuenta 1-2-3 y cualquier otro engrudo financiero no es ninguna clase de producto. No es un producto, no se ha producido nada en absoluto. Lisa y llanamente no es un producto. Si, se los llama así, se los conoce asi, pero no son lo que enuncian, no son ninguna clase de producto.

    Hace 6 años 1 mes

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí