1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

  272. Número 272 · Mayo 2021

  273. Número 273 · Junio 2021

  274. Número 274 · Julio 2021

  275. Número 275 · Agosto 2021

  276. Número 276 · Septiembre 2021

  277. Número 277 · Octubre 2021

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

Periodismo Blow job

Educación para la villanía

Pilar Ruiz 30/11/2016

ART SASSE

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

_______________

CTXT ha acreditado a cuatro periodistas --Raquel Agueros, Esteban Ordóñez, Willy Veleta y Rubén Juste-- en los juicios Gürtel y Black. ¿Nos ayudas a financiar este despliegue?

___________________

“La educación y la cortesía se valoran mucho en una persona cuando las tiene y se echan de menos cuando faltan, como está sucediendo a mucha gente en los últimos tiempos. El jueves vivimos un espectáculo bochornoso de mala educación en el acto de apertura de la legislatura con un interesante mensaje de Don Felipe a los representantes de ambas cámaras, de todos los colores y cataduras (también caraduras).

Mientras la mayoría se mostró respetuosa y entusiasmada con un largo aplauso, otros despreciaron con el silencio y los brazos cruzados a la hora de aplaudir. De Podemos cabía esperarlo. Es una ocasión muy hermosa para su performance, que es lo que realmente les va. Ni una idea, pero sí mucho ruido y mucho espectáculo. (...) Los diputados del PNV, que aplauden al Rey cuando va a las Vascongadas (sic), pero se abstienen en Madrid. El PNV tiene mucho que agradecer a esta monarquía parlamentaria. La Corona ha garantizado el mayor autogobierno jamás vivido, ha amparado sus fueros medievales y protegido su identidad cultural como no lo ha hecho ningún régimen a través de los siglos. En fin, que resulta difícil relacionarse en un mundo con tan poca educación y maneras, donde prima lo zafio y el mal gusto, desde el vocabulario a la manera de vestirse”. 

“No perder las formas”. Carmen Lomana, La Razón (19-11-2106).

A tenor de la opinión de la atildada --aunque de prosa desaliñada-- candidata de Vox, la grosería se ha convertido en un nuevo casus belli, una cuenta que añadir al rosario de villanías cometidas por la “nueva política”. Lomana no es la única; voces más renombradas y supuestamente rigurosas de la crítica política esgrimen idéntico argumento: la mala educación ha adelantado varias cabezas en el derbi de la acusación mediática. Porque a una acusación de corrupción o de delito siempre le ampara la presunción de inocencia (La presunción de inocencia y el pacto PP-C's, en cuestión. “El fallecimiento de Rita Barberá abre la caja de los truenos en la política sobre si la reacción ante la corrupción ha sobrepasado los límites que deben garantizar el Estado de Derecho” --Pilar Cernuda, Diario de Sevilla, 27-11-2016), pero a una acusación de zafiedad, ordinariez o grosería, no: este intolerable comportamiento indigno de una sociedad civilizada exige una pena máxima, un castigo ejemplar. Y dictado por la autoridad competente, es decir, personas cualificadas como Carmen Lomana, quien termina su alegato contando que se va a Sevilla, donde tiene “el honor de recibir un premio a la elegancia otorgado por el Gremio de Sastres y Modistas de Sevilla”.

Para la enviada especial de La Razón al Mundo del Buen Gusto, la educación consiste en eso que las abuelas llamaban “saber estar” y que en su apartado institucional se resumiría en mostrarse entusiasmado y respetuoso –sobre todo esto último-- con los símbolos del poder. Almendra central del conservadurismo, en él los conceptos de sometimiento y obediencia se tiñen de un aura mágica, un encantamiento irreversible propio de una corte medieval de cuento de hadas donde las clases sociales aparecen bien diferenciadas: al fondo, a lo lejos, una multitud sin rostro que aplaude fervorosamente al paso de sus señores y grita “¡Guapa!, ¡guapa!” tras la carroza. Esa imagen de “sencillas, buenas y sanas gentes” hará las delicias de Lomana, sin duda alguna, y de otros creyentes (Es palabra de HOLA!) 

El reverso de este mundo ideal-feudal es la rebeldía de ciertos villanos que pretenden infectar la clara e inocente alma del vulgo infundiéndole ideas revolucionarias. Entre ellas y sobre todas, faltar el respeto a la autoridad legítima y consuetudinaria. Porque a la multitud ignota o al individuo montaraz sí se le puede faltar el respeto: es populacho. Dicen algunos expertos del vocerío que la culpa es de las redes sociales, verdadero estercolero de iniquidades.

El PP propone reformar una ley para que los 'memes' sean delito(El Mundo, 8-11-2016).

Las barbaridades sobre Barberá en Twitter: ¿dónde está el límite?”.

Las reacciones en la red social Twitter tras el fallecimiento de Rita Barberá han abierto una vez más el debate sobre los límites del humor ante estas situaciones. La red se ha llenado de comentarios en los que, dejando a un lado cualquier gesto de respeto, han ironizado con la muerte de la senadora.” (Ok Diario, 23-11-2016).

Podría parecer chocante que el diario --digital, además-- del especialista en protocolo y buenas maneras Eduardo Inda dé lecciones sobre límites, ya que, en su caso, estos suelen empezar a las puertas de un juzgado. El sentir mayoritario de todos estos ideólogos estriba en que la buena educación sea obligatoria en un Estado de Derecho en el que habría que poner coto a los desmanes de la libertad de expresión y a su hijo bastardo, el humor. No para todos, claro está, sino solo para quien pretenda invadir esa tierra prometida donde mana leche, miel y libertad absoluta. El poder.  

En el funeral de Rita Barberá celebrado en la catedral de Valencia la multitud rompió en aplausos al hacer su entrada el expresidente Aznar, muy duro en sus acusaciones a la actual dirección del PP tras la repentina muerte de Barberá. Aún fresca la controversia sobre la idoneidad de celebrar homenajes institucionales a una persona imputada, sobre minutos de silencio y exequias oficiales, nadie se pregunta si la ceremonia litúrgica en una catedral es el momento --y lugar-- más adecuado para ovacionar a un político.

“Una vez que se ha entrado en la iglesia, se está en un lugar sagrado. Es para rezar. Hay que estar en silencio. Desgraciadamente se descuida bastante en muchas iglesias, donde la gente charla con demasiada soltura. El silencio no es un mero no hablar. Expresa respeto, veneración. Es ya una forma de culto, ante Jesús presente en la Eucaristía. Es necesario para descubrir a Dios y poder escucharlo. Tiempo de recogimiento y meditación. Tenemos que ser capaces de guardar silencio. Obvio: no comer, chicles, jugar, muecas, bromas, molestar a otros. Evitar distracciones o la curiosidad de mirar quién entra o sale.” (Buena educación en iglesias y capillas. Web especializada en protocolo).

Oficiaba el cardenal Cañizares para quien los maleducados estaban afuera, cámara en ristre. “Que no se hagan más víctimas, que no se siente a nadie en el banquillo de los medios", dijo el purpurado, quien ejerce de fiscal inquisidor contra otros políticos que no son ni Aznar ni Barberá: “He asistido a una importante escalada contra la familia por parte de dirigentes políticos, ayudados por otros poderes como el imperio gay y ciertas ideologías feministas" (18-5-2016).

Algunos medios llevan décadas avisando de la grosería que supone el derecho de huelga, y de la mala educación de sindicalistas, feministas abortistas, trabajadores despedidos o actores del “No a la guerra”. Una lata y una zafiedad, eso de invadir las calles y cortar el tráfico para molestar a la gente bien educada. En el sano ejercicio de la libertad de expresión, estos mismos adalides de las buenas maneras encuentran muy en razón protestar públicamente por otros motivos, por ejemplo, la aprobación del matrimonio homosexual. Eran los tiempos de Zapatero y su adoctrinadora “Educación para la ciudadanía”, cuando salir a pancartear con los obispos se consideraba de buen tono.

Con tantas instituciones públicas y privadas acosando y zarandeando a diario los derechos básicos del ciudadano (hasta dejar anémico el concepto), la supuesta falta de educación de algunos miembros de la clase política no sería más que una anécdota. O quizá no. Porque la insumisión a ciertos símbolos, incluso en una faceta burlesca y humorística, podría ejercer como revulsivo de una ciudadanía atemorizada o somnolienta incapaz de reaccionar ante las numerosas injusticias y desequilibrios de la sociedad en la que vive. Un peligro. ¡Qué débiles son nuestras instituciones si ni siquiera soportan una burla!

Respecto de las figuras públicas –simbólicas: un cargo es siempre “representativo”--, en sus manos está el ganar o perder ese respeto, notoriedad o prestigio también público, derivados de su cargo o actividad. No se puede reclamar respeto como tampoco exigir admiración. Impedir un homenaje parlamentario como hiciera el PP con las víctimas del franquismo (2003), o con el diputado Labordeta, expresaba animadversión por motivos ideológicos y políticos: le asistía el derecho fundamental de hacerlo. Exactamente igual que los representantes de Ciudadanos en este otro homenaje:

“Toni Cantó y Felisuco no aplauden en el homenaje a Marcos Ana en el Congreso”. “Unidos Podemos difunde el vídeo del acto celebrado en la Comisión de Cultura del Congreso en el que se aprecia cómo los dirigentes de Ciudadanos prefieren no aplaudir al término de la lectura de un texto del poeta recientemente fallecido”. (Público, 29-11-2016). 

Participar en un homenaje o no puede expresar más coherencia política que mil páginas de programa electoral.

_______________

CTXT ha acreditado a cuatro periodistas --Raquel Agueros, Esteban Ordóñez, Willy Veleta y Rubén Juste-- en los juicios Gürtel y Black. ¿Nos ayudas a financiar este despliegue?

El artículo solo se encuentra publicado para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí

Autor >

Pilar Ruiz

Periodista a veces y guionista el resto del tiempo. En una ocasión dirigió una película (Los nombres de Alicia, 2005) y después escribió tres novelas: "El Corazón del caimán", "La danza de la serpiente" (Ediciones B) y "El jardín de los espejos". (Roca, 2020).

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí