1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

  272. Número 272 · Mayo 2021

  273. Número 273 · Junio 2021

  274. Número 274 · Julio 2021

  275. Número 275 · Agosto 2021

  276. Número 276 · Septiembre 2021

  277. Número 277 · Octubre 2021

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

TRIBUNA

La Gran Coalición pasa el rodillo en el Parlamento Europeo

Los socialistas españoles votan en bloque a favor del CETA

Adoración Guamán / Pablo Sánchez Centellas 25/11/2016

<p>Sesión plenaria en el Parlamento Europeo el pasado mes de septiembre.</p>

Sesión plenaria en el Parlamento Europeo el pasado mes de septiembre.

European Union 2016 - European Parliament

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

---------------------------------
CTXT necesita la ayuda de sus lectores para seguir siendo un medio radicalmente libre e independiente. ¿Nos echas un cable?

---------------------------------

La Gran Coalición goza de una perfecta salud. La última votación realizada en el Parlamento Europeo respecto del Tratado entre la UE y Canadá ha vuelto a demostrar que la alianza entre populares y socialdemócratas sigue siendo la opción preferida de ambos bloques de partidos --pese al creciente número de rebeldes en las filas socialistas-- para sostener las políticas más duras de la Comisión Europea en el ámbito económico y comercial.

Aun cuando a nivel estatal hemos asistido a lo largo de los últimos meses a la puesta en escena de un baile político entre el Partido Popular y el Partido Socialista, en el que tan pronto quieren subrayar sus diferencias como demuestran su proximidad y alianzas, en el ámbito de la UE la fusión de intereses está clara: ambos partidos están jugando en el mismo equipo, en el que se agrupan los eurodiputados/as que tienen como línea política la defensa de los intereses de las multinacionales, los bancos y el capital financiero.

Los dos grandes partidos juegan a la par las decisiones fundamentales sin molestarse mucho en disimularlo

En el Parlamento Europeo, a una distancia prudencial de los ojos y críticas de la ciudadanía, los dos grandes partidos juegan a la par las decisiones fundamentales sin molestarse mucho en disimularlo. Es cierto que, cuando se trata de realizar grandes declaraciones sobre temas de igualdad o de derechos humanos, los socialdemócratas muestran su cara más amable; sin embargo, cuando llega el desagradable momento de votar decisiones vinculantes que pueden corregir la deriva antisocial de las políticas económicas y de comercio de la UE, a los llamados socialdemócratas les tiembla el pulso y acaban cediendo a las presiones de la enorme maquinaria de lobbies, intereses empresariales y presiones de la Comisión Europea.

El ejemplo más reciente y más claro ha sido la votación respecto de la suerte jurídica del CETA celebrada el miércoles en la Eurocámara. A simple vista podría parecer una votación menor porque no se trataba de aprobar o no el texto del Tratado, a eso se enfrentarán próximamente, sino de solicitar al Tribunal de Justicia una valoración jurídica del acuerdo con Canadá. El objetivo de esta valoración era dilucidar si el acuerdo contiene, como han señalado numerosas personas expertas en derecho de la UE, disposiciones contrarias al contenido de las normas fundamentales que sostienen la Unión Europea (TUE y TFUE). En concreto, se ha venido señalando desde diversos sectores de la judicatura y el ámbito académico que el mecanismo de arbitraje que integra el acuerdo con Canadá vulnera las competencias del Tribunal de Justicia europeo y el derecho de establecimiento reconocido a las empresas de la Unión. 

Así las cosas, lo que se pretendía era utilizar un mecanismo previsto en el propio derecho de la UE (TFUE), que permite que un conjunto de eurodiputados/as eleven una cuestión ante el Tribunal para verificar si lo que se va a aprobar es jurídicamente correcto o no, una especie de “control de constitucionalidad previo” a nivel de la Unión. Se trataba por tanto de un método de verificación que en este caso fue impulsado por 89 eurodiputados/as, entre los que no sólo hay miembros del GUE/NGL (izquierda europea) y de los Verdes sino también algunos nombres socialdemócratas. Al ser un mecanismo de higiene democrática y de control jurídico, la aprobación de esta petición no debería de haber generado rechazo y mucho menos entre aquellos que son firmes defensores de las bondades del Acuerdo con Canadá y de su adecuación con el derecho de la UE, pero lo cierto es que entre los más de 60 eurodiputados/as socialdemócratas que apoyaron esta resolución no se encontraba ningún español. De hecho, eurodiputadas/os socialistas como Inmaculada Rodríguez Piñero, José Blanco, Juan Fernando López-Aguilar, Ramón Jáuregui y otros conocidos políticos españoles no dudaron en sumar su voto al de los conservadores para oponerse a un control democrático absolutamente aconsejable. 

A pesar de los pequeños avances en las competencias del Parlamento que se incluyeron tras el Tratado de Lisboa, la institución sigue siendo una cámara demediada con menos poderes

Las implicaciones de este voto en contra son diversas y graves, tanto en el trasfondo político general como en la concreta suerte del CETA y sus repercusiones. Con esta votación se ha evidenciado que una mayoría de miembros del Parlamento Europeo prefieren mantenerlo como una institución “menor de edad” incapaz siquiera de cuestionar las decisiones de la Comisión Europea. En este sentido, es útil recordar que a pesar de los pequeños avances en las competencias del Parlamento que se incluyeron tras el Tratado de Lisboa, la institución sigue siendo una cámara demediada con menos poderes que los parlamentos estatales y sin iniciativa legislativa. En el ámbito comercial, respecto de los Tratados que nos incumben (CETA, TTIP y otros), el Europarlamento sólo puede elevar un informe (no vinculante) y dar su voto a favor o en contra cuando el tratado en cuestión ya esté cerrado y firmado por el Consejo. 

En esta situación, quedaban pocas posibilidades para que el Europarlamento debata y cuestione el contenido del CETA, ya firmado tras una larga polémica por el Consejo, antes de pasar a la votación final. La primera de las vías ya había sido desechada con anterioridad. El pasado 17 de noviembre, la conferencia de presidentes, el órgano del Parlamento Europeo que filtra y discute en petit comité los asuntos delicados, conformado por los presidentes de los siete grupos parlamentarios, ya decidió, activando la Gran coalición social-conservadora, con el siempre útil apoyo de los liberales, no permitir que el acuerdo con Canadá sea discutido en los comités de asuntos laborales y medioambientales que ya habían anunciado sendas resoluciones críticas. Esta decisión deja todo el debate parlamentario sobre el CETA en el Comité de Comercio, donde hay pocas voces críticas.

La segunda de las vías posibles para mostrar que la Eurocámara se preocupa por el contenido del CETA era utilizar este mecanismo de control. Su aprobación habría demostrado que el Parlamento Europeo no está al servicio de los designios de la Comisión sino que se preocupa, con voz propia, por la suerte del derecho de la UE y de los derechos de su ciudadanía. Una vez más, los socialdemócratas tenían en su mano la llave para aprobar o no esta petición y así reivindicar el Parlamento Europeo como cámara capaz de velar por el cumplimiento del derecho de la UE, como lugar para el debate político y como vía para cuestionar las políticas impuestas por la Comisión. Sin embargo han preferido, una vez más, evitar la discusión e incluso la valoración jurídica de la política comercial de la UE, no vaya a ser que les salpique en sus intereses electorales y/o alianzas estratégicas en el plano económico. Las puertas giratorias pueden atascarse por no votar “correctamente” en una ocasión como esta. 

Pero, como decíamos, la votación perdida tiene graves consecuencias respecto del futuro del CETA. Ahora, ya sin más diques, el Parlamento se apresta a dar el espaldarazo final al acuerdo, una aprobación que permitirá su aplicación provisional aun antes de que se pronuncien los Estados miembro. Solo nos falta saber exactamente cuándo se va a producir esta votación que algunos prevén para diciembre y otros para enero/febrero. La marcha del presidente Schultz, que regresa a la política alemana, hace aún más difícil acertar en las quinielas respecto del momento exacto pero deja entrever una recompensa en las filas de algunos partidos por la lealtad a los populares.

El Parlamento se apresta a dar el espaldarazo final al acuerdo, una aprobación que permitirá su aplicación provisional aun antes de que se pronuncien los Estados miembro

Desde luego, no se puede dar el juego por terminado. Al tratado con Canadá aún le quedan unos cuantos obstáculos por saltar y sin lugar a dudas los consensos intra-UE e internacionales sobre el libre comercio se están resquebrajando. En última instancia, el futuro del CETA, la votación en el Parlamento Europeo y las votaciones en el ámbito de los Estados miembros, sigue vinculado a la capacidad de la sociedad civil de continuar movilizando a la opinión pública y poniendo contra las cuerdas a los partidos socialdemócratas que se encuentran en una fase preelectoral nada fácil en Francia o en Alemania. Esto es algo que las campañas contra el CETA y el TTIP han valorado a la perfección, como demuestran los esfuerzos redoblados de las últimas semanas y la continua actuación en redes, a la que cada vez se suman más colectivos e individuos.

Pero en medio de la batalla institucional es necesario, como señalan las campañas, ir más allá de las votaciones concretas y replantearse en este momento, al calor del creciente rechazo del TTIP, CETA y de TISA (que sigue siendo un gran desconocido y muy peligroso), el conjunto de la política comercial vinculada a este tipo de tratados de comercio, ya sean realizados en sentido norte-norte o en sentido norte-sur. Así, por un lado, debe también denunciarse que el tratado con Ecuador que será votado en el Parlamento Europeo próximamente es otra muestra de una política comercial tendente a la privatización de servicios y a la creación de instancias supranacionales orientadas a agrandar la separación entre las decisiones comerciales y la ciudadanía.

Por otro lado, es fundamental responder a las acusaciones facilonas que han intentado asimilar las campañas ciudadanas de rechazo a este tipo de tratados con el proteccionismo de Trump y sus secuaces. Evidentemente se trata de dos posturas diametralmente opuestas en su fundamentación y en sus objetivos. Trump es un proteccionista, que defiende algunos intereses particulares, y en ese sentido es probable que haga un intercambio entre TPP-TTIP y TISA, donde los sectores económicos que le apoyan tienen grandes intereses. El reto ahora no es sólo seguir con la movilización contra los efectos devastadores de la globalización en nuestras sociedades sino explicar qué tipo de relaciones comerciales y de sociedad planteamos frente a los Trump y también a los paladines del neoliberalismo con el liberal Europeo Guy Verhofstadt. Todo un trabajo en el que nos va nuestro futuro.

---------------------------------
CTXT necesita la ayuda de sus lectores para seguir siendo un medio radicalmente libre e independiente. ¿Nos echas un cable?

El artículo solo se encuentra publicado para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí

Autor >

Adoración Guamán

Es profesora titular de derecho del trabajo en la Universitat de València y autora del libro TTIP, el asalto de las multinacionales a la democracia.

Autor >

Autor >

Pablo Sánchez Centellas

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí