1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

  272. Número 272 · Mayo 2021

  273. Número 273 · Junio 2021

  274. Número 274 · Julio 2021

  275. Número 275 · Agosto 2021

  276. Número 276 · Septiembre 2021

  277. Número 277 · Octubre 2021

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

Análisis

El futuro de la izquierda europea en la era Trump

El triunfo del magnate confirma la urgencia de encontrar nuevas fórmulas para detener esa deriva autoritaria, xenófoba y autárquica que crece tanto a un lado como al otro del Atlántico

Manuel Escudero 9/11/2016

<p>American dream.</p>

American dream.

LA BOCA DEL LOGO

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

Seguí el 8 de Noviembre durante toda la noche, como millones de ciudadanos incrédulos, el minuto a minuto que llevó a Donald Trump a la Presidencia de los EEUU.

Tengo para mí, como una inmensa mayoría, que la derrota de Hillary Clinton se debe a la percepción de que era la candidata del establishment, y que cincuenta y pico millones de norteamericanos pensaron ayer que con su voto a favor de Trump daban un sonoro corte de mangas al sistema. Me impactó la frase de un hispano en esa larga noche: “Prefiero votar a un loco que a un corrupto”.

Como señalaba con acierto Nathan J. Robinson en un artículo publicado por CTXT en una fecha tan alejada como el 16 de Marzo de este año (un artículo que ahora hay que releer), quizás no era Hillary sino Bernie Sanders quien pudo haberse opuesto con eficacia al ascenso de Trump. Y lo fundamentaba en un argumento muy sencillo: “Trump no puede hacer el ganso tanto como acostumbra en un debate contra Sanders, por la simple razón de que Sanders está empecinado en ceñirse en cada conversación a los apuros que pasan los pobres en América bajo el sistema económico vigente”. Bernie Sanders partía de la misma realidad de desigualdad creciente, estancamiento económico y falta de oportunidades para las clases medias y trabajadoras en los EEUU que Trump, pero señalaba una senda bien diferente para salir de ella.

Una de las lecciones que los ciudadanos europeos de izquierda deberíamos aprender en cabeza ajena es que, si en Europa la versión clásica de la socialdemocracia está en declive electoral, la versión clásica que han presentado nuestros primos hermanos, los demócratas de los EEUU, con una candidata en cuya mochila pesan al menos tanto las alianzas con el establishment financiero y corporativo que ponerles bridas y hacer que trabajen para la mayoría, ha cosechado también un sonado fracaso.

Pero quizás la mayor lección es que ese fracaso no se ha producido frente a una versión clásica conservadora, sino en confrontación directa con un populismo de derechas que apela a los peores instintos de insolidaridad, xenofobia, aislacionismo y admiración por el autoritarismo. Y eso es el anuncio de lo que puede seguir pasando en Europa, ahora con mayor intensidad.

La primera personalidad política en felicitar públicamente a Trump en esa aciaga noche, aún cuando no se tenían los resultados de estados decisivos como Pensilvania, fue Marine Le Pen. Ella sabe que todo lo ocurrido este año, desde la resistencia a que Europa acoja a cientos de miles de refugiados que se agolpan a nuestras puertas, pasando por el Brexit y ahora el triunfo de Trump son la mejor rampa de salida para la contienda electoral francesa del año que viene. Sabe que, en los tres casos, las versiones clásicas de la política no están siendo capaces de detener el empuje de la marea del populismo de ultraderecha. Y sueña con consolidar en 2017 los brillantes resultados que esa tendencia política ha cosechado este año.

El triunfo de Trump confirma la urgencia de encontrar nuevas fórmulas para detener esa deriva autoritaria, xenófoba y autárquica que crece tanto a un lado como al otro del Atlántico. ¿Cómo hacerlo, quién lo puede hacer? A mí no me cabe la menor duda de que la única respuesta posible está en una izquierda que mire con ojos muy críticos al capitalismo del siglo XXI y decida ponerle bridas ofreciendo soluciones a la actual situación de estancamiento y erosión social de las clases medias y trabajadoras.

Los demócratas norteamericanos tendrán ahora que reflexionar sobre cómo se puede hacer eso en los EEUU. Y en Europa deberemos pensar también. La clave fundamental de lo que no funciona en Europa es la coalición política en la que se sustenta: conservadores y Partido Popular Europeo, en alianza con los demócratas liberales y el apoyo en muchas ocasiones del reformismo gradualista de los socialdemócratas europeos. Su legado más nefasto es la emergencia de esa ultraderecha eurófoba que tiene motivos para felicitarse porque progresa sin parar y a la que la coalición dominante va cediendo terreno.

Solamente una socialdemocracia refundada, en alianza con una izquierda radical que haya también madurado en sus planteamientos (forzando ambas a los demócratas liberales a sumarse) logrará cambiar los destinos de Europa y detener a una ultraderecha que, por el momento, se está apropiando del descontento popular.

En España tenemos una oportunidad para comenzar a construir ese espacio. No va a ser fácil, y no va a estar exento de tensiones, miserias e incluso luchas cainitas. Por ello es importante hacer una especie de hoja de ruta para esa convergencia, basada en varios elementos importantes:

a)     La estrategia más torpe para la socialdemocracia y la nueva izquierda consiste en luchar por la aniquilación mutua.

b)     Pero reconocerse no significa mimetizarse: son dos realidades diferentes, dos “universos” diferentes, aunque condenados a entenderse.

c)     Las objeciones entre una y la otra son importantes, y eso quiere decir que solamente si maduran su “universo” cada una de ellas, existirán bases para entenderse sin renunciar a sus diferencias. La socialdemocracia debe aceptar que hay que rescatar la democracia desde el lugar al que el capitalismo neoliberal la ha llevado. La nueva izquierda debe aceptar que la lucha por las reformas no se reduce a proponerlas por su bondad teórica, sino que hay que tener en cuenta también su sostenibilidad en el tiempo, sus efectos negativos y las alianzas necesarias para alterar las correlaciones de fuerzas que las hagan realizables. Por encima de todo, un acuerdo indispensable de mínimos consiste en reafirmar el carácter central de la democracia representativa y acordar sus nuevos rasgos de participación y capacidad de disputa ciudadana.

El gran terreno de juego en Europa es una alianza para derrotar a la actual coalición dominante, y sustituirla por una nueva coalición entre una socialdemocracia que se refunda y una nueva izquierda que madura. Y, después del triunfo de Trump en los EEUU el tiempo para hacer esa fórmula viable se está acortando.

-------------------------------

Manuel Escudero. Economista. Foro de Economía Progresista. @escuderomanu

 

 

 

Seguí el 8 de Noviembre durante toda la noche, como millones de ciudadanos incrédulos, el minuto a minuto que llevó a Donald Trump a la Presidencia de los EEUU.

El artículo solo se encuentra publicado para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí

Autor >

Manuel Escudero

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

9 comentario(s)

¿Quieres decir algo? + Déjanos un comentario

  1. Leon Hunter

    Estoy de acuerdo con la frase: "... ponerle bridas ofreciendo soluciones a la actual situación de estancamiento y erosión social de las clases medias y trabajadoras." Todavía recuerdo la noche que decidí no votar nunca más al PSOE en 2010. En el telediario de Iñaki Gabilondo invitaron a un panel de empresarios (en 4 pantallas) y dijo Gabilondo que la crisis era exagerada y no existía. En ese momento me enfrentaba no solo a perder mi empresa sino también mi casa, porque no podía pagarla. Entonces, apagué la TV asqueado y me bajé a dar una vuelta... Iba paseando y paseando y s3 me pasaban todo tipo de pensamientos por la cabeza. Incluso pensé que una solución podía ser suicidarme... ¿Pero, entonces, si me suicido, mis padres heredan la deuda del piso o no? Llegué a la Plaza de Oriente y había un gran tifostio montado delante del Real. 5 o 6 coches negros y guardaespaldas de negro. Emergió la mujer de Zapatero cual estrella de cine con su vestido de... ¿Agata Ruiz de la Prada? Y sus joyones. No voté nunca más al PSOE y no creo que vuelva a votarles. Leon Hunter

    Hace 4 años 9 meses

  2. Y tú me lo preguntas

    Querido amigo: si el PSOE necesita un salvavidas, llama a los bomberos.

    Hace 4 años 11 meses

  3. Jesús Díaz Formoso

    ¿Quien se lamenta del fin de los "Tratados de Libre Comercio"? Por la boca muere el pez.

    Hace 4 años 11 meses

  4. Jesús Díaz Formoso

    DEMOCRACIA MEDIÁTICA: - "Eche, eche, eche; ¿que come la vaca?" // - "Leche". // - "Políticos del Partido Demócrata, políticos del Partido Demócrata, políticos del Partido Demócrata; ¿qué son los políticos de ese partido?" // - "Demócratas".

    Hace 4 años 11 meses

  5. Leonardo Piquer

    Qué aberración de "periodismo", una soflama pro entablishment corrupto de Hilary&co.ltd. y los privilegiados, demuestra tanta alienación que no se da cuenta que al insultar a Trump está insultando a casi 60 millones de personas y a todo el pueblo estadounidense porque es el Presidente Trump, lo de aciaga noche no ocurrió porque hubiera sido el triunfo de la corrupta, por qué a tantos alienados les cuesta entender y solo insultan a falta de argumentos, que el pueblo se hartó de tanto entablishment corrupto y votó por el único que proponía un cambio, para que la mayoría de los estadounidenses dejen de estar marginados, olvidados, segregados por las políticas de deslocalización del entablishment corrupto y que tienen que aprender a respetar las reglas democráticas? Una nota patética, una vergüenza anti democrática.

    Hace 4 años 11 meses

  6. Torre

    Trump es un proceso de culminación que empezó antes del 11S. Este trabajo periodístico goo.gl/oRiJ6K es demoledor y es imprescindible para entender qué ha pasado y cómo funciona los entresijos del poder financiero y político en los Estados Unidos a raíz del 11S. El "Informe Phoenix", el papel del FBI, los políticos y las petroleras en Oriente Medio… Recomendable, pero te dejará mal cuerpo.

    Hace 4 años 11 meses

  7. PijusMagnificus

    Esto ya ha pasado otras veces, olvidar la historia nos condena a repetirla. Un ejemplo la elección de una nación, con las contaba con las mejores mentes del momento, eligió a un partido político que le llevo a la ruina, hablo del pueblo alemán que en sin el contexto de la crisis mundial de 1929, la historia hablaría en una sola frase del intento de un loco con bigote de ser su presidente. Y todos sabemos de quien hablamos.

    Hace 4 años 11 meses

  8. Sergio B

    De eso nada, la socialdemocracia es una gran mentira, o si quieres llamarlo un gran acuerdo. No existe, es un cuento que teneis metido en la cabeza desde el final de la segunda guerra mundial en que los ricos cedieron algo para parar al comunismo, el fascismo les da igual (mira la realidad, o mira la historia en espana, portugal, etc, etc). Asi que no, la primera labor de la izquierda es destruir la socialdemocracia por que desde que cayo la URSS, los ricos pasan del acuerdo. Y oye, para los que siempre fuimos de izquierdas, traidores habeis sido siempre, y casi reconforta ver como los socialdemocratas se encuentran con la realidad. Solo hay una solucion a la lucha de clases y es la victoria absoluta, los ricos y poderosos lo tienen clarisimo, por que el pueblo tienen que pensar en compromisos? Hay que destruir el capitalismo, no quiero un convenio con la patronal, la patronal debe desaparecer (que tiene que haber un patron? por que?) no quiero solo que la educacion y la sanidad publica sean de calidad, quiero que sean las unicas que existan (colegios elitistas, o religiosos, en serio? clinicas privadas, de verdad?), etc, etc. Mira, hay que acabar con los ricos, o ellos se camuflaran, daran la mano a felipe gonzalez, financiaran el pais y a la que te descuides te ahogaran en el rio, es su rollo. Si, intentanteis la socialdemocracia, intentanteis pactar con los poderosos para acabar con la lucha de clases y lo que habeis conseguido es una derrota absoluta del pueblo, no deberias de empezar a pensar que lo de pactar con los poderosos no fue buena idea? Y os preocupan los fascistas cuando los "democratas" os han hundido el pueblo en la miseria con una rotundidad pasmosa? No os dais cuenta de que teneis dos enemigos mortales, un grita mucho y el otro es el que te apunala por la espalda mientras que ellos se van luego de copas?

    Hace 4 años 11 meses

  9. Molloy

    Una "socialdemocracia que se refunda"... Eso es lo que no va a pasar en España, lo acabamos de ver.

    Hace 4 años 11 meses

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí