1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

  272. Número 272 · Mayo 2021

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

Crónica Parlamentaria

Crispación, el retonno

Día dos de la investidura del Tripartito: el PSOE pasa el trago con profesionalidad; Hernando (PP) hace levitar neveras a 200 metros del Congreso y el pack Podemos se larga para protestar contra Ana Pastor

Guillem Martínez Madrid , 27/10/2016

<p>Imagen general del hemiciclo en la segunda jornada de la sesión de investidura de Mariano Rajoy.</p>

Imagen general del hemiciclo en la segunda jornada de la sesión de investidura de Mariano Rajoy.

Fernando Calvo / Congreso de los Diputados

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

---------------------------------
CTXT ha acreditado a cuatro periodistas --Raquel Agüeros, Esteban Ordóñez, Willy Veleta y Rubén Juste-- en los juicios Gürtel y Black. ¿Nos ayudas a financiar este despliegue?

---------------------------------

Bueno. Sinopsis. El Gobierno se ha catalanizado. Es decir, asume que carece de soberanía, participa alegremente en su nuevo rol --en el mundo mundial, nunca ha existido, en fin, un Gobierno que diga que no gobierna--, y solventa la reducción de derechos y la reformulación de la democracia --la democracia pasa a ser un sistema político, no social ni cultural; no es un corpus de derechos; consiste en votar y acatar el resultado de lo votado o, en caso contrario, acatar unos reajustes postelectorales que se presentan como normalidad--, a través de la participación de la sociedad, en calidad de oyente y vociferante, en un proyecto nacionalista identitario, modulado por el gobierno, no por la sociedad.

Es un gobierno catalán como un pino, una gran coalición encubierta, o con otro nombre artístico; una meditación de que sólo hay una política posible, deslocalizada; un discurso dramático y de urgencia que palía visualizar todo ello; un cacharro que durará un par de años, reformulará su propaganda y podrá durar otros dos.

La cosa, no obstante, tiene sus originalidades. El encuentro de tres partidos en una zona común, vinculada al neoliberalismo --ese internacionalismo--, pero también, glups, con muchos ingredientes propios de la derecha española --ese localismo--. Es, vamos, una zona común descomunal, muy anclada en la derecha. De hecho, la novedad intelectualZzzz más grande de todo esto consiste en ver cómo la derecha española, católica, participa y se mezcla en un way of life internacional, protestante. Literalmente, y por primera vez en la historia, ya no hay Pirineos, esa construcción de Hércules y, más aún, de la derecha española, creada para protegernos del exterior liberal, y que ha caído, zas, cuando ahí fuera ya no hay cosa liberal, sino ultraliberal.

A todo ese max-mix resultante que decora la gran coalición, se le denomina, por lo que oigo en este pleno, "Democracia española", "el sistema que nació de la Transición", o --lo dice incluso Rajoy--, "Régimen del 78". Esto que está naciendo se autoformula, es más, como una condensación, un repliegue del Régimen del 78, del que se depuran sus conceptos esenciales --unidad nacional, soberanía nacional, monarquía, instituciones-- formulados, otro glups, antes de la Constitución. Algunos vienen del Fuero de los Españoles o las Leyes Fundamentales del Movimiento, y otros de la Ley de Reforma Política.

Vamos, una joya. Como le sucede a un gobierno catalonian style, tiene el éxito asegurado a corto plazo. Dispone de medios para denominar, no te digo más, a un golpe, desbloqueo, por lo que a este Gobierno lo pueden llamar, yo qué sé, Gobierno Kennedy. Puede crear electricidad en la dirección que se desea. Y permite fabricar estabilidad en torno a un discurso no verificable, antes que en derechos, bienestar, calidad de vida o políticas. Hummm. Diferencias entre el Gobierno Esp y el Gobierno Cat. Pocas. Talante y alguna pijada. El Cat es más Nuevo Testamento. Mitifica el futuro, la esperanza, un alma que se materializará mañana. El Esp es más Viejo Testamento. Mitifica el pasado, la ley, el castigo, un alma que se materializó ayer. Por lo demás, son sendos sistemas propagandísticos. Es decir, que se comerán el mundo hasta que, por ausencia de cambios e intensificación del conflicto con la realidad, salten por los aires. Siempre, demasiado tarde.

La sesión de hoy, en ese sentido, tiene el interés de ver cómo se funda todo ello. La fundación ha sido costosa y más improvisada de lo que parece. Ha sido violenta hasta el punto de violentar a un líder moderado del PSOE. Por eso mismo puede ser divertido observar los primeros discursos, las primeras visualizaciones de los partidos en la nueva realidad.

El mayor interés corresponde al PSOE, un partido que se tendrá que comer con patatas todo su discurso desde la ulterior campaña electoral. Si no antes. Hernando es el encargado. Construye un discurso en el que enumera todas las difíciles decisiones de Estado que ha tenido que acometer, de manera impopular, el PSOE a lo largo de su historia reciente. Por el mismo precio, le sale una cronología que marca el progresivo abandono de un discurso diferenciado al del PP. Y, entre líneas, su ruina. La sensación es que Hernando podría haber dicho cualquier otra cosa. Su función es tragarse el sapo, algo que hace con profesionalidad, quizás una de las características de la cantera de un partido que, en el 77, prometía la autodeterminación y un referéndum para la forma del Estado, o que dotó al mundo del primer Secretario General de la OTAN autor de un libro contra la OTAN. Tanta profesionalidad augura una crisis en el PSOE menos cruenta de lo visualizado. Una crisis entre profesionales. No parece ser tanto una crisis ética como una crisis en torno a la rapidez con la que se deben asumir los nuevos límites de la profesionalidad que te vayan diciendo. Cristina Barbarroja -sabe tanto sobre el PSOE que, si algún día, el PSOE quiere refundarse, tendrá que empezar contratando un francotirador para Cristina Barbarroja-, me explica los datos del día que explican el PSOE como una crisis entre profesionales. La crisis con el PSC, al parecer, se solucionará con esa rapidez plis-plas, propia de los profesionales. Se especula con que no habrá expulsiones para los disidentes en las votaciones del sábado. Se especula con que tampoco se emitirán multas -600 pepinos-, sino expulsiones de cargos y portavocías. Unos mil pepinos menos al mes. El castigo a la disidencia es, pues, el peor castigo que se le puede infringir a un profesional. La pasta. Es, por otra parte, un castigo muy sign of the times: tanto en el Estado --Ley Mordaza-- como en la Comisión --recortes negociables y sensibles de amabilidad si estás en la pomada--, los castigos, las condenas, son económicas.

Por cierto, sobre la disidencia. Me dice Barbarroja que los disidentes del sábado serán 14. O 15, si se anima Sánchez. Sánchez es la incógnita. Hoy circulaba la especie de que igual renuncia a su acta de diputado. Un final inesperado para alguien que ha luchado por su permanencia, desde la profesionalidad, en las dos últimas legislaturas. Un dato inquietante que puede orientar, no obstante, sobre su posible dimisión: Sánchez está muy moreno. Se trata de un bronceado adquirido en Malibú. Quien vuelve de Malibú, igual está, a su vez, de vuelta. Lo veremos el sabadete, en todo caso. 

En esto, Pablo Iglesias toma la palabra. Dibuja lo que no entra y no cabe en esa nueva reformulación del Régimen. La plurinacionalidad, los menores de 45 años, las grandes ciudades, gobernadas bajo otra cultura. Quizás es el nuevo campo semántico de Podemos, que está abandonando aquella centralidad que está sobradamente nutrida. Reivindica el derecho a la manifestación. Es decir, la política no institucional. En su respuesta, Rajoy trata al Pack Podemos como unos frikis alejados de la realidad. Por ahí irá el discurso futuro, supongo.

Otro dato que sale de la boca de Rajoy: las manifestaciones son lo contrario al orden, por lo que en breve pueden ocupar el nicho ecológico que ocupaba la añorada --al parecer-- ETA, tan cohesionadora del bloque democrático ese. Iglesias, en sus intervenciones, brilla y se crece, disfruta de la libertad que supone el hecho de que el PSOE tenga un lenguaje de oposición similar al de ERC en Cat desde que se inició el Procés. Es decir, ninguno. Al menos hoy. El sábado, aún tendrá menos lenguaje, cabe suponer. 

Rivera protagoniza un lenguaje fallido. O, al menos, difícil. En la parábola de los tres cerditos que hacen un Tripartito para defender el empleo, el bienestar y la Unidad Nacional, se presenta como el que hace la casita de ladrillo. El reformista. Presenta y reivindica un plan de reformas llamativo e inverosímil --este gobierno no ha nacido para reformar nada ni nadie; más bien para contrarreformar cuando Europa lo indique--. Es el niño que se interpone entre papa y mamá cuando se pelean. Y les pide que reformen el WC. Como a Hernando, Rajoy se lo come también con patatas, en este caso, à la Parmentier. Es decir, con cierto dominio de la estética. C's, en fin, no ha alcanzado diferenciación lingüística y mítica frente al PP. No puede chulearle.

Turno de Tardà. Repetición del discurso, o de su lógica, con el que se comió el primer intento de investidura de Rajoy, hace dos meses. En lo que es una metáfora de los discursos propagandísticos, hoy, en su segundo uso, era menos efectivo, y Rajoy ya contaba con otro sistema propagandístico más depurado, de manera que hoy no se quedó bizco. En breve, es de suponer, el nuevo Gobierno dispondrá de contramedidas orales más vistosas frente a las construcciones, también orales, del Procés. Le va la vida en ello. Al parecer, el nuevo Gobierno  --y el nuevo Tripartito-- recurrirá al tema catalán como su razón de ser, como su máxima proyección sobre la sociedad. Como su función y cruzada. Y, también, cabe suponer, dispondrá de una inaudita capacidad de crispación social al respecto, con la utilización controlada de juicios por lo penal --pero sin condena carcelaria-- a los all stars del Procés. Lo más probable es que el Procés, y el nuevo Proceso hacia la España de la Transición y Más Allá, se retroalimenten con cierta deportividad.

El PNV, a su bola, y CiU, o como se llame esta mañana, configuran dos recursos importantes antaño para asegurar un gobierno, pero que hoy no son necesarios. Curiosamente, PNV, en ese trance, mantiene su discurso y su estilo, intacto desde 1977, pero CiU, o como se llame etc, lo ha cambiado completamente. CiU es un ejemplo de que un cambio radical de discurso --en esta cámara hay dos partidos así: la decreciente CiU y el peor resultado del PSOE de la historia-- en un partido suele ser un signo de una gran crisis biológica.

Se suceden los grupos mientras escribo esto. El poco espacio-tiempo del que disponen no les da para crear marcos como para formularse. Bildu, por cierto, en las dos últimas legislaturas ha renovado su lenguaje notoriamente, aproximándolo al de las nuevas izquierdas.

Turno de Hernando del PP, que crispa hasta el gato y que, con ondas de mal rollo, consigue hacer levitar una nevera de un piso a 200 metros del Congreso. Me gustaría producir una peli española sobre la guerra civil para darle un cameo con el siguiente texto: "Qué, ya no hace tanta gracia, eh, rojo". Lo bordaría. En lo que es una muestra gratuita del poderío con el que el nuevo Gobierno y Tripartito pueden sacudir los nuevos/viejos marcos constitucionales/preconstitucionales, y tras emitir datos erróneos --en el mejor de los casos--, y puntos de vista excesivos y no verificables, Hernando consigue que los leones de la fachada del Congreso pidan a gritos volver a ser fundidos y transformados en cañones capturados al enemigo, y el Pack Podemos abandona el hemiciclo tras el disimulo de Ana Pastor, esa esfinge.

Esa exhibición de poder de Hernando y Pastor, que no es más que el poder de un sistema propagandístico, capaz de unir en un sólo anillo a dos partidos más para dominarlos a todos, es un indicio de cómo irán los dos próximos años. Porque la cosa igual dura dos años en su primera emisión. Medios cercanos al PP --es decir, poseedores de información privilegiada, pero también de la ausencia de decoro para transmitir bulos-- andan diciendo por aquí que el PSOE ya ha pactado apoyar dos presupuestos del PP.

Bueno. Votaciones. El lenguaje hegemónico pierde la primera votación. La ganará el sábado, día en el que veremos la forma definitiva del PSOE --tengo curiosidad por ver cómo lo venden, aparte de con profesionalidad-- y, tal vez, no veremos a Sánchez.

Autor >

Guillem Martínez

Es autor de 'CT o la cultura de la Transición. Crítica a 35 años de cultura española' (Debolsillo), de '57 días en Piolín' de la colección Contextos (CTXT/Lengua de Trapo) y de 'Caja de brujas', de la misma colección.

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

1 comentario(s)

¿Quieres decir algo? + Déjanos un comentario

  1. Jesús Díaz Formoso

    EXITAZO: Al final va a gobernar el PC; bueno casi, será el PPC; eso si, será sin el apoyo de los SociaPedros, que quieren poder tanto como cualquier pijoprogre.

    Hace 4 años 6 meses

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí