1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

  272. Número 272 · Mayo 2021

  273. Número 273 · Junio 2021

  274. Número 274 · Julio 2021

  275. Número 275 · Agosto 2021

  276. Número 276 · Septiembre 2021

  277. Número 277 · Octubre 2021

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

Lecciones españolas: la izquierda norteamericana busca modelos

¿Hasta qué punto las experiencias políticas son intercambiables o transferibles? Municipalismos, feminismos y luchas raciales, algunos de los elementos fundamentales, y divergentes, que centran el debate

Sebastiaan Faber Michigan , 19/10/2016

<p>Los ponentes invitados al encuentro para debatir sobre los puntos de convergencia entre las izquierdas española y norteamericana.</p>

Los ponentes invitados al encuentro para debatir sobre los puntos de convergencia entre las izquierdas española y norteamericana.

Universidad Estatal de Michigan

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

---------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
CTXT ha acreditado a cuatro periodistas --Raquel Agueros, Esteban Ordóñez, Willy Veleta y Rubén Juste-- en los juicios Gürtel y Black. ¿Nos ayudas a financiar este despliegue?

 

---------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

“Llegué a la conciencia política en España. Cuando estaba en el primer año de carrera, decidí salir al extranjero para escapar de la violencia policial que lo impregnaba todo en Nueva York en los noventa. Yo tenía 16 años cuando el joven afroamericano Amadou Diallo murió abatido por la policía con 41 balas en el cuerpo. Poco antes, la misma policía había sodomizado a Abner Louima, avisándole de que había llegado ‘la hora del alcalde Giuliani’. En mi recuerdo, toda mi comunidad estaba bajo ataque, asediada de forma permanente por las fuerzas de seguridad. Ahora bien, al llegar a Burgos, en el año 2000, me topé con otras historias violentas: la del régimen franquista y la historia colonial del Imperio español. El saqueo de Latinoamérica y del Caribe lo vi plasmado, por ejemplo, en las catedrales”. 

Habla el profesor de Filosofía Política Tacuma Peters en un encuentro en la Universidad Estatal de Michigan, cuya sede se encuentra en una ciudad con resonancias históricas en la lucha por los derechos civiles, Lansing. Allí se crió Malcolm X. Tema de discusión: los movimientos políticos progresistas en España y Estados Unidos. Por un lado, el 15M, la PAH, Podemos, las Mareas y las confluencias; por otro, Occupy Wall Street, Black Lives Matter (BLM), la campaña de Bernie Sanders y la protesta de las tribus indígenas de Dakota contra la construcción de un oleoducto sobre su territorio. ¿Cabe verlos en el mismo marco? ¿Qué pueden enseñarse mutuamente la izquierda española y la norteamericana? ¿Hasta qué punto las experiencias políticas son intercambiables o transferibles? ¿Qué se ve al observar Estados Unidos por un lente español y viceversa? 

Lo que me llamó la atención en España fue la fuerza del movimiento feminista y la enorme atención que se presta a cuestiones de género

“A los estadounidenses nos cuesta mucho reconocer que es posible aprender de otros países y continentes porque sigue muy vigente el mito de que este es el mejor país del mundo”, dice Erica Sagrans, periodista y organizadora del Partido Demócrata que lideró la campaña para convencer a la senadora Elizabeth Warren de que se presentara a la presidencia. En mayo de 2015, Sagrans viajó a España con una delegación de activistas para ver hasta qué punto las experiencias españolas son aprovechables en el contexto norteamericano. “Conectamos con la PAH y las confluencias”, dice. “Y nos quedamos muy impresionados”. Sin embargo, Sagrans no pudo por menos que notar diferencias y lagunas. “Lo que me llamó la atención en España fue la fuerza del movimiento feminista y la enorme atención que se presta a cuestiones de género. Al mismo tiempo, nos sorprendimos de que los activistas españoles casi no se plantearan el tema racial. No parecían muy enterados de lo que ocurría aquí en torno a Black Lives Matter. El movimiento progresista que estamos intentando construir en Estados Unidos es necesariamente más diverso. Esto crea sus propios desafíos y dinámicas”.

Si en Estados Unidos es del todo imposible desvincular raza y política, explica Peters, es en gran parte gracias a la presencia de Black Lives Matter: “Como sabemos, BLM es un movimiento que combate todas las formas en que las vidas negras han estado sujetas al saqueo de parte del capitalismo, sometidas a la violencia estatal y al odio y al desdén del público norteamericano. BLM siempre ha mantenido que los asesinatos de personas negras por las fuerzas de seguridad —o por otros que creen tener el derecho de tomar vidas negras— forman parte de una cadena más extensa de injusticias que incluye los sistemas educativo, sanitario, judicial y económico, y que el público estadounidense no ha querido reconocer”. Uno de los méritos del movimiento, dice Peters, ha sido su énfasis en lo estructural del problema: “Mantienen que estas injusticias son el resultado del colonialismo, de la esclavitud y de la acumulación de capital. De la misma manera, cabe decir que la imposición del oleoducto en Dakota es parte de una cadena que comienza con la llegada de Colón al Caribe. Son historias globales en las que la noción de raza ocupa un lugar central”.

¿La indignación no radicaba en la conciencia de que iban a seguir siendo el Sur, una especie de colonia del Norte europeo?

La relativa falta de conciencia entre la izquierda española de lo racial como problema —se pregunta Peters— ¿simplemente responde al hecho de la española es una sociedad más homogénea, o apunta a otra cosa? Y aventura una hipótesis: “¿Es posible que la indignación del 15M escondiera una dimensión racial o étnica? ¿Los españoles acaso no creían que por fin iban a entrar a Europa, abandonando la periferia del Sur para aprovechar los beneficios del centro, cuando de repente se les birló esa oportunidad? ¿La indignación no radicaba en la conciencia de que iban a seguir siendo el Sur, una especie de colonia del Norte europeo? ¿Cuánto de racial hay en todo esto? ¿Hasta qué punto los estereotipos de los españoles y los griegos como personas perezosas, irresponsables, que ayudaron a enmarcar el impacto de la crisis económica en Europa, forman parte de códigos raciales?”

La indignación —recuerda Peters— es también el sentimiento que predomina en los mítines multitudinarios de Donald Trump. “La frustración que nutre su movimiento claramente nace de una sensación de promesas rotas”, dice. “Sus seguidores blancos se sienten traicionados porque creen que el sistema tendría que haberles beneficiado. Volviendo a España, me pregunto entonces: ¿Hasta qué punto la indignación de los españoles se nutre, a su vez, de una sensación muy similar de promesas rotas, en particular la promesa de disfrutar los beneficios del Norte colonizador?”. Se complica la idea de la solidaridad internacional: “Si este es el marco, ¿qué posibilidad hay de que estos indignados, que exigen que se cumplan las promesas hechas, se alíen de verdad con otros, los marginados desde siempre, a los que nunca se les hizo promesa alguna?”.

Me impresiona lo que se ha podido hacer en España a nivel municipal. En Estados Unidos la gente no suele votar en las elecciones locales

“Por más periféricos que puedan ser los españoles en Europa, siguen ocupando una posición bastante más privilegiada que los marginados en otras partes, incluidas las poblaciones de color en Estados Unidos”, afirma Lex Adams, una estudiante de Derecho en la Universidad de Michigan y activista de Black Lives Matter. “Por otro lado, me consta que en España los diferentes movimientos han logrado juntar fuerzas y entrar a la política de una forma que me parece mucho más difícil que ocurra en Estados Unidos”. También a Adams las confluencias españolas le inspiran admiración. “Me impresiona lo que se ha podido hacer en España a nivel municipal. Aquí en Estados Unidos, la gente no suele votar en las elecciones locales porque no les importan. Para mí, la pregunta central es esta: ¿qué se puede hacer para que los diferentes movimientos de protesta en EEUU construyan un movimiento político en Estados Unidos que sea igual de, o más, poderoso que el que se ha construido en España?”. “¿Y cómo se pueden forjar alianzas con los movimientos en otros países?”, agrega Scott Boehm, hispanista en Michigan y organizador del encuentro. 

Para Peters, el filósofo, la respuesta es clara: hay que empezar por reconocer las estructuras de poder que subyacen a las diferentes luchas. “Existen profundas conexiones entre las comunidades que se enfrentan a un Estado violento o a grandes multinacionales o a instituciones transnacionales como el Fondo Monetario Internacional”, dice. “Y por fortuna, se empiezan a reconocer. Que BLM se haya aliado con los indígenas en Dakota no es baladí. Tampoco lo fue la concientización de Bernie Sanders ante la desigualdad racial”. 

Fue precisamente el gran entusiasmo de esos jóvenes, blancos, progresistas e ingenuos, el que inspiró desconfianza en el electorado negro

Y sin embargo, que Sanders no lograra hacerse con la nominación demócrata se debió en parte a su falta de apoyo entre los afroamericanos. A Peters no le sorprende. “Se le asociaba con un grupo de jóvenes y estudiantes, mayoritariamente blancos, que, nos parecía a muchos, acababan de descubrir que el mundo no es justo. Esos chicos no son necesariamente los aliados más idóneos para un movimiento como BLM; simplemente no es de esperar que se mantengan en la lucha una vez que consigan los trabajos a los que creen tener derecho. Paradójicamente” —agrega, riéndose— “tengo la impresión que fue precisamente el gran entusiasmo de esos jóvenes, blancos, progresistas e ingenuos, el que inspiró desconfianza en el electorado negro”.

Sanders, como senador del Estado de Vermont, es independiente: ni demócrata ni republicano. Que se viera obligado a presentarse a la presidencia como candidato del Partido Demócrata no es casual. El sistema político norteamericano, cerradísimo y bipartidista hasta la médula, ofrece pocas aperturas alternativas. De allí también el interés por España. “A pesar de todas sus limitaciones, Podemos ha logrado desestabilizar el bipartidismo en España”, dice Boehm. “Desde luego es un reto muchísimo mayor aquí en Estados Unidos”. “Es una lástima que haya relativamente poco interés en la política a nivel local”, agrega Sagrans. “Porque en realidad no hace falta tanto dinero para organizar una campaña para ser concejal, por ejemplo. En los municipios sí que es posible presentarse sin pertenecer a uno de los dos grandes partidos establecidos. En España me impresionó la enorme creatividad de los movimientos políticos”, continúa. “Se me hace que aquí la gente es más temerosa, más reacia a los experimentos. Y la política está mucho más profesionalizada, con lo que se pierde espontaneidad”. 

“No hay que olvidar la influencia de los grandes donantes corporativos”, recuerda Boehm, “sobre todo después de la decisión de la Corte Suprema en Citizens United. Si los propios debates presidenciales son organizados por una corporación que, junto con los dos grandes partidos, decide quién puede y quién no puede participar en ellos. Desde luego no hay interés alguno en los partidos Demócrata o Republicano por hacer las cosas de forma diferente”. ¿Cómo forzar una apertura a la creatividad, la participación y candidaturas alternativas? “Habría que empezar por limitar la extensión de las campañas electorales”, apunta Boehm. “Si los candidatos necesitan tantísimo dinero es porque las campañas son prácticamente interminables. Estas estructuras sólo cambiarán si hay presión desde abajo”. 

Pero algo cuece. “Ya hay activistas de Black Lives Matter que se están presentando a alcaldías, en Baltimore por ejemplo”, dice Boehm. “Esto es más significativo de lo que parece, porque se está empezando a romper la división estricta que ha habido durante mucho tiempo en Estados Unidos entre activistas y políticos profesionales. Y también estamos viendo la aparición de nuevas plataformas municipales, parecidas a las confluencias españolas. En última instancia, estas iniciativas serán mucho más efectivas que cualquier campaña presidencial”.

---------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
CTXT ha acreditado a cuatro periodistas --Raquel Agueros, Esteban Ordóñez, Willy Veleta y Rubén Juste-- en los juicios Gürtel y Black. ¿Nos ayudas...

El artículo solo se encuentra publicado para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí

Autor >

Sebastiaan Faber

Profesor de Estudios Hispánicos en Oberlin College. Es autor de numerosos libros, el último de ellos 'Exhuming Franco: Spain's second transition'

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

1 comentario(s)

¿Quieres decir algo? + Déjanos un comentario

  1. Mentalmente

    Los españoles tenemos quizás la mayor capacidad de pensamiento creativo de todo el planeta. Y esa capacidad no es moco de pavo. Los problemas son dos factores negativos (e interrelacionados) con la cual la acompañamos: 1- La baja autoestima (complejo de inferioridad, no vemos ni nos creemos que tenemos ese potencial, y eso tambien se relaciona con el segundo punto) 2- La competencia destructiva entre unos y otros (y los egos relacionados a esa creatividad, si el poco potencial que tenemos lo usamos para aplastarnos entre nosotros, al final tenemos nada)

    Hace 4 años 11 meses

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí