1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

  272. Número 272 · Mayo 2021

  273. Número 273 · Junio 2021

  274. Número 274 · Julio 2021

  275. Número 275 · Agosto 2021

  276. Número 276 · Septiembre 2021

  277. Número 277 · Octubre 2021

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

Zekine Türkeri / Autora de ‘Un verano kurdo’

“Todos quieren que los kurdos resistan al ISIS, Assad o Erdogan, pero solos”

Fabiola Barranco 5/10/2016

<p>Zekine Türkeri de camino a Rojava (Siria).</p>

Zekine Türkeri de camino a Rojava (Siria).

Refik Tekin

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

---------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
CTXT ha acreditado a cuatro periodistas --Raquel Agueros, Esteban Ordóñez, Willy Veleta y Rubén Juste-- en los juicios Gürtel y Black. ¿Nos ayudas a financiar este despliegue?

---------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Zekine Türkeri nació en 1967 en Malatya, una localidad del Kurdistán turco. Aunque creció allí, fue en Ankara, ciudad a la que se trasladó para estudiar Ciencias Políticas, donde descubrió que pertenecía a un pueblo que traspasaba las fronteras de Turquía y que estaba dividido por otros tres Estados: Irán, Iraq y Siria. Descubrió que era kurda. Mujer kurda.

Desde que se topara con semejante hallazgo identitario, nunca ha abandonado el interés por la resistencia de su pueblo. Ni en los trágicos años noventa, ni en la actualidad. Una época, no menos desoladora, marcada por la inestabilidad de la región, con protagonistas como la guerra en Siria, la incipiente amenaza del ISIS y la dura represión de Erdogan en Turquía. Tanto es así que, en 2014, decidió emprender un viaje por diferentes rincones del Kurdistán para realizar una serie de reportajes para el canal de televisión IMC TV para el que trabaja en Estambul. De aquel periplo, nace su libro Un verano kurdo. Historias de resistencia al ISIS, a la ocupación y al exilio (Editorial Descontrol), que estos días presenta en España, donde vivió durante más de diez años.

En su conversación, Türkeri encandila por su fuerza al expresarse, incluso cuando lo hace en un idioma que no es el suyo, pero que no supone excusa alguna para derribar los tabúes. Equipada con una taza de café en una mano y un cigarrillo en la otra,  en casa de una amiga en el madrileño barrio de Lavapiés, responde a cada pregunta, entre calada y calada, devolviendo respuestas sinceras, sobre la lucha de las mujeres kurdas, combatientes contra toda opresión, incluido el machismo de sus compañeros, o sobre la situación actual de Turquía y el Medio Oriente.

En las primeras páginas de su libro usted explica que “en los 90 un kurdo tenía prohibido recorrer las distintas partes del Kurdistán”.

Ahora también.

¿Qué ha cambiado en este tiempo?

El Kurdistán (lo explico así para simplificarlo) fue dividido después de la caída del Imperio Otomano, después de la Primera Guerra Mundial. Estas fronteras actuales vienen de ahí, y fueron los kurdos los que se quedaron sin Estado. Ahora viven divididos entre cuatro Estados, rodeados de fronteras llenas de minas, vallas… En los años 90 yo vi con mis propios ojos imágenes terribles de familias separadas del lado de Turquía y Siria, que se acercaban a la frontera en las fiestas, para tirarse regalos por encima de las vallas. Sí hubo una época más suave, entre 2004 y 2009, esto hay que reconocerlo, en la que el Gobierno de Erdogan llegó a un acuerdo con Damasco, cuando tenían buenas relaciones, y permitieron visitas de una hora durante las fiestas religiosas. Ahora, evidentemente, no se puede pasar.

En los años 90 yo vi con mis propios ojos imágenes terribles de familias separadas del lado de Turquía y Siria, que se acercaban a la frontera en las fiestas, para tirarse regalos por encima de las vallas.

¿Qué supone para una persona kurda vivir en Iraq, Irán, Siria o Turquía?

Cada uno tiene sus peligros y sus vidas corren peligro ahora mismo. Aunque en Siria las fuerzas kurdas están controlando su territorio, y esto sí que es algo histórico; están bajo la amenaza de Damasco, de Turquía, del ISIS. Es un estatuto que en cualquier momento puede cambiar, se trata de una situación de guerra caliente.

En Iraq atraviesan una situación económica muy difícil. Teóricamente tienen una autonomía reconocida por el Gobierno de Bagdad, pero también tienen muchas dificultades porque están al lado del ISIS en Mosul y están rodeados de enemigos. Tienen petróleo, pero no pueden venderlo. Hay mucha gente pasando hambre. Además, es una población de cinco millones, que ha recibido en los últimos años a dos millones y medio de refugiados. En Rojava [territorio situado al norte y noreste de Siria, controlado por los kurdos] también hay muchos refugiados.

En Turquía, los kurdos están muy machacados, ahora con el Gobierno de Erdogan, no pueden salir a la calle ni a manifestarse, las autoridades detienen cada día a centenares de kurdos…

En Turquía, los kurdos están muy machacados, ahora con el Gobierno de Erdogan, no pueden salir a la calle ni a manifestarse

¿Por el hecho de ser kurdos?

No es así de simple. Hablo de kurdos que reclaman sus derechos.

Ahora se habla mucho de las mujeres del PKK, pero en su libro cuenta que llevaba mucho tiempo pensando en hacer un reportaje sobre su lucha, ¿Qué visión tiene sobre ellas?

Son mujeres feministas, son mujeres que no sólo fueron al monte [al lugar de combate] por ser nacionalistas, muchas de ellas quieren cambiar su destino, porque están en una sociedad machista. Entre ellas hay universitarias, pero también hay analfabetas, hay de todo, el perfil es muy amplio. Solo el hecho de estar en las montañas con los hombres ya es una revolución porque no estamos hablando de los Pirineos, estamos hablando de una zona hostil llamada Oriente Medio.

Me afectó mucho ver a las mujeres de las montañas de Qandil, en el Kurdistán iraquí, a las de PKK, y a las de PYG en Rojava… Cada una tiene dificultades en su vida, pero he visto a unas tías brillantes. A lo mejor es porque hoy pueden vivir y mañana no. A lo mejor, cuando estás cada día en frente de la muerte, tienes menos interés por esconderte.

¿Qué opina de titulares como “Muere la Angelina Jolie kurda”?

Tengo amigas aquí que son muy críticas con esto. Naturalmente es una visión muy machista, pero, aunque con lo que voy a decir se van a enfadar amigas feministas, mejor que salgan a que no salgan. Es mejor que sea una moda, antes que invisibles.

Y estas mujeres kurdas de las que hablamos, ¿conocen la imagen que están teniendo a este lado del mundo?

Ellas no leen la prensa de fuera, están en el frente luchando. Yo creo que estas mujeres que salen en portadas de revistas no llegarán nunca a verlas, viven en otras circunstancias. Eso sí, ellas también son muy críticas y son las primeras que luchan en contra de todo este machismo.

Quienes dicen que vivimos en una sociedad avanzada son hombres, y de una condición económica elevada. Ellos dicen que “la mujer kurda siempre fue más abierta que la mujer árabe”, pero ésta es una visión muy europea que no me gusta

En el libro relata situaciones en las que la mujer queda relegada, ¿cuál es su análisis sobre la situación actual de la mujer kurda?

Quienes dicen que vivimos en una sociedad avanzada son hombres, y de una condición económica elevada. Ellos dicen que “la mujer kurda siempre fue más abierta que la mujer árabe”, pero ésta es una visión muy europea que no me gusta.  Es cierto que, por ejemplo, hay elementos positivos  como que el Gobierno del Kurdistán iraquí sea laico, porque esto permite avances, pero no lo es todo. Una mujer kurda en Iraq tiene más oportunidades que una de Bagdad, pero eso no quiere decir que sea libre y que pueda desarrollarse como mujer. Sigue siendo una sociedad machista, aunque en la teoría ella pueda alquilar una casa sola, en la práctica no.

¿Qué está suponiendo toda esta amenaza del ISIS para el pueblo kurdo?

Es una amenaza real y muy gorda. No se puede retrasar la solución, hay que hacer algo, yo no sé qué, pero allí hay un peligro muy grave, que puede llegar y ha llegado a Europa.

Discrepo con la mayoría de la  izquierda europea que cree que, si Estados Unidos quisiese, se acabaría en dos días con el ISIS porque es algo ficticio. Pero no es así, es una amenaza real y los únicos que están luchando e intentando parar esta amenaza son hombres y mujeres kurdas. Y es muy triste, porque están solas. Están intentando impedir una amenaza de la Edad Media a solas, sin ayuda, sin nada y con pocos medios.

¿Tiene la sensación de que, en este contexto convulso en la región, se está hablando más del pueblo kurdo que en otras ocasiones de la Historia?

Sí, bastante. En la Unión Europea, desde la izquierda a la derecha, todos quieren que los kurdos resistan contra toda barbarie: contra el ISIS, Assad, Erdogan…, pero quieren que lo hagan solos, es más, quieren que sean ellos los que paguen todo el precio. Estamos hablando de un pueblo no reconocido, con pocos medios, y son los únicos que están dispuestos a dar la vida para parar esto. Y aplaudir no es suficiente, hay que hacer algo más, hay que presionar a los gobiernos.

Vuelvo al caso de Turquía. Ahora mismo, toda la Unión Europea cierra los ojos ante Erdogan porque él chantajea: ‘En cuanto me critiqueis, yo monto a los sirios en autobuses y os los mando’. En Turquía hay un fascismo brutal y los únicos que resisten son los kurdos, y si no reciben ninguna ayuda, si no se para a Erdogan, esto cualquier día se puede convertir en una guerra civil, y si así ocurre, a los que temen a los tres millones de sirios que están en Turquía, les esperan unos 70 millones de turcos y kurdos en la frontera.

En Turquía hay un fascismo brutal y los únicos que resisten son los kurdos, y si no reciben ninguna ayuda, si no se para a Erdogan, esto cualquier día se puede convertir en una guerra civil

Como periodista kurda, ¿cómo es trabajar en Turquía?

Trabajo en una cadena de televisión progresista y está siendo muy reprimida. Desde la primavera pasada nos han sacado del satélite turco y estamos emitiendo prácticamente por Internet. Todas las mañanas cuando me levanto, lo primero que hago es meterme en Internet para ver si sigue existiendo mi cadena. Ahora puede existir, en cinco minutos puede no existir.

¿Sería capaz de augurar un futuro del pueblo kurdo?

No. Ni un futuro de Oriente Medio. Yo creo que nadie puede saber qué va a pasar de aquí a mañana, porque no solo depende de la resistencia kurda, allí todo el territorio se está moviendo.

No lo puede saber pero, ¿lo puede soñar?

Ya ni puedo soñar. En el libro, una chica del campo de refugiados en Mahmur, decía que ella ‘no sueña con algo que no sea realista’. 

---------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
CTXT ha acreditado a cuatro periodistas --Raquel Agueros, Esteban Ordóñez, Willy Veleta y Rubén Juste-- en los juicios Gürtel y Black. ¿Nos ayudas...

Este artículo es exclusivo para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí

Autor >

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí