1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

  272. Número 272 · Mayo 2021

  273. Número 273 · Junio 2021

  274. Número 274 · Julio 2021

  275. Número 275 · Agosto 2021

  276. Número 276 · Septiembre 2021

  277. Número 277 · Octubre 2021

  278. Número 278 · Noviembre 2021

  279. Número 279 · Diciembre 2021

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

Editorial

Condenados a un gobierno corrupto

2/10/2016

<p>Identidad corporativa.</p>

Identidad corporativa.

LA BOCA DEL LOGO

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

---------------------------------
En enero CTXT deja el saloncito. Necesitamos ayuda para convertir un local en una redacción. Si nos echas una mano grabamos tu nombre en la primera piedra. Del vídeo se encarga Esperanza.

Donación libre:

---------------------------------

El aparato del Partido Socialista encabezado por la presidenta de Andalucía, Susana Díaz, y otros dirigentes territoriales, consiguió el sábado finalmente su objetivo; huir de su militancia, cerrarle la puerta de un congreso en plena cara y dejar el control de la organización en manos de una gestora gris. Pero sobre todo consiguió abandonar la reunión del Comité Federal sin haber tenido que votar, uno a uno, la posición del grupo parlamentario socialista en una nueva investidura de Mariano Rajoy.

Se trata de una finta tontamente infantil, porque es evidente que la guerra interna desatada, al margen de odios y enfrentamientos personales, solo tenía un objetivo: impedir un eventual gobierno de Pedro Sánchez apoyado por Podemos y grupos soberanistas catalanes, y, consecuentemente, permitir la formación de un gobierno del Partido Popular y Ciudadanos. Así que no pasarán muchos días sin que el Comité Federal encuentre la manera de ordenar un cambio de voto en el grupo parlamentario socialista: quizás elaborará una pequeña lista de requisitos que debe cumplir el PP para obtener esa ansiada abstención, pero se tratará de un simple truco destinado a adormecer las reacciones adversas.

Un simple truco, porque entre otras cosas, la maniobra de Susana Díaz y sus colegas ha dejado al PSOE en una posición de debilidad extraordinaria, incapacitado para negociar con el Partido Popular. Lo más probable no es que imponga una lista de concesiones al PP (aunque este puede estar dispuesto a un pequeño paripé) sino que, muy al contrario, se vea obligado a prometer, no solo la abstención, sino el apoyo en los presupuestos del Estado y en otras votaciones sustanciales, como siempre denunció el propio Sánchez.

Hay quienes opinan que Rajoy piensa incluso en la posibilidad de forzar mucho más la mano e ir a unas tercera elecciones, pero esa es una posibilidad remota: la gestora del PSOE no querrá ir ni atada a una tercera convocatoria (para colmo, sin candidato y sin mecanismo para elegirle) y ni el Rey ni una parte importante del PP ni el establishment económico financiero quieren esas terceras elecciones. Tendría gracia que fuera ahora Rajoy quien las provocara, por pura soberbia. O porque crea que ésta es la ocasión de jibarizar a los socialistas y provocar un escenario  como la Italia de los años 80, cuando la Democracia Cristiana (y su corrupción) floreció como nunca, enfrentada a un Partido Socialista diminuto y a un Partido Comunista que no iba a lograr nunca ocupar el poder.

Volviendo a la extrema debilidad del PSOE y su incapacidad para ejercer la oposición, esa es una de las peores consecuencias de la batalla desatada por Susana Díaz. Quienes han echado a Pedro Sánchez tienen muy mala cabeza o lo que es peor una enorme capacidad de engaño. Han repetido constantemente que una vez formado el gobierno de Mariano Rajoy, el PSOE se encargaría de protagonizar una estricta política de vigilancia y oposición. La verdad es que esa promesa es absolutamente incumplible y que quienes apoyan la abstención saben perfectamente lo que sucederá después. Nada. Rajoy seguirá gobernando como hasta ahora, con algún pequeño gesto a la galería socialista, pero con las manos libres en el campo socio económico. Los socialistas de Susana Díaz protestarán mucho, dirán grandes palabras, subirán el tono de su agravio, y después, con mucho cuidado, se sentarán en su escaño y votarán lo que haga falta votar.

Es importante entonces recordar a quién van a permitir seguir en el gobierno. Por mucho que se esfuercen los grandes medios de comunicación controlados por la banca, Mariano Rajoy no es un candidato presidencial “normal”, bajo ninguna circunstancia. Rajoy ha sido, y es, el máximo responsable de un partido que ha sido acusado de haberse financiado durante décadas con mecanismos ilegales, de haber destruido pruebas para obstruir a la justicia y de haber utilizado dinero “negro” en varias campañas electorales dirigidas por él mismo. Rajoy se ha negado en redondo a afrontar la situación y pretende seguir manteniendo esa actitud, para humillación de los ciudadanos que son conscientes del riesgo que ello supone para la salud democrática del país. Si Rajoy logra sus propósitos, la experiencia demuestra que los casos de corrupción se enquistarán en la sociedad española y que, peor aún, terminarán por contagiar a capas de la sociedad que han permanecido incontaminadas hasta ahora. 

---------------------------------
En enero CTXT deja el saloncito. Necesitamos ayuda para convertir un local en una redacción. Si nos echas una mano grabamos tu nombre en la primera piedra. Del vídeo se encarga Esperanza.

Este artículo es exclusivo para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

11 comentario(s)

¿Quieres decir algo? + Déjanos un comentario

  1. Jesús Díaz Formoso

    EL PUCHERAZO ELECTORAL: 37 años; y un montón de huesos (con un poco de pellejo alrededor). Una noticia falsa sobre el resultado electoral, publicada masivamente horas antes del cierre de las Urnas, que llama a votar al PP, es un acto de campaña electoral. No estamos ante un asunto trivial. Estamos ante la esencia de la Democracia: El proceso electoral. Dirigido -asombroso- por aquéllos a quienes no hemos elegido: Las Juntas Electorales. O lo que es lo mismo: Jueces y Catedráticos. Ya están todos: Políticos, Banqueros, Jueces y Catedráticos. Todos ellos contra el Pueblo. No les gustamos. Nos necesitan, pero no quieren que pensemos. Sediciosos contra el Pueblo. A las cinco de la tarde, como los toros. Esa era la hora a partir de la cual mucha gente se levantó de la hamaca de la playa o cogió el coche desde la montaña, otros despertaron súbitamente de su plácida siesta, y a toda velocidad, todos ellos, se dirigieron, con el carnet de identidad en la boca, a su colegio electoral con la firme convicción de evitar que una especie de hibrido entre Chávez y Stalin, un peligrosísimo bípedo implume, mediante la técnica del “sorpasso”, pudiese okupar la Presidencia del Gobierno español, con el apoyo del PSOE. Se lo acababan de contar todas las teles, radios y diarios digitales. Pero todavía tenían unas pocas horas para impedirlo, obviamente, con su voto al PP. Con las prisas, incluso se olvidaron de coger la pinza para la nariz. Era el 26 de junio de 2016. Como muestra, un botón: http://www.elperiodico.com/es/noticias/politica/encuestas-electorales-pie-urna-elecciones-2016-5229898 - A LAS 17´00H - “El PP gana las elecciones y Podemos sobrepasa al PSOE, según las encuestas a pie de urna”. Es la técnica del voto del miedo, esta vez ejecutada sin sonrojo, por medio de actos presuntamente delictivos. Es la valentía que surge de la conciencia de la impunidad de los ganadores de la Guerra Civil y sus mamporreros. La campaña del miedo había acabado ya; pero no habían logrado atemorizarnos como querían; muchos votantes estaban absolutamente desmotivados y la abstención era su refugio. Y eso no podía ser: El Sistema de esta sociedad “atada y bien atada” presentaba grietas, que inquietaban al poder real; a “Los Mercados”, que aunque no lo parezca, es un sujeto real formado por ¿personas? con nombre y apellidos; con muy poca variedad de apellidos, en realidad. La llamada al voto que se produjo, mediante la falsedad de la información, por lo demás delictiva (presuntamente, vaya papelón presunto) en la misma tarde del día de las elecciones -26J- era incuestionablemente la llamada a votar al PP. Y esos votos tardíos, computaron. Y lo cambiaron todo. Los resultados dependen más de los últimos votos (restos) que de los demás; ellos son los que asignan los últimos diputados de cada circunscripción. PUCHERAZO. Conforme al artículo 50. 4 - LOREG “se entiende por campaña electoral, a efectos de esta Ley, el conjunto de actividades lícitas llevadas a cabo por los candidatos, partidos, federaciones, coaliciones o agrupaciones en orden a la captación de sufragios”. El momento de las elecciones es el momento en el que el ciudadano ha de sentirse más libre para ejercer su derecho al voto. Por ello, la Ley Electoral (LO 5/1985, de Régimen Electoral General -LOREG) en su Artículo 144: Delitos en materia de propaganda electoral, dispone: “1. Serán castigados con la pena de prisión de tres meses a un año o la de multa de seis a veinticuatro meses quienes lleven a cabo alguno de los actos siguientes: a) Realizar actos de propaganda una vez finalizado el plazo de la campaña electoral”. Y, el día de las elecciones, como es obvio, HA FINALIZADO LA CAMPAÑA ELECTORAL (así, conforme al Artículo 51, 3º – LOREG, La campaña electoral “Termina, en todo caso, a las cero horas del día inmediatamente anterior a la votación”). Hay otros tipos delictivos presuntamente aplicables a este supuesto, como el del Artículo 145 – LOREG (Delitos en materia de encuestas electorales: Quienes infrinjan la normativa vigente en materia de encuestas electorales serán castigados con la pena de prisión de tres meses a un año, multa de doce a veinticuatro meses e inhabilitación especial para profesión, oficio, industria o comercio por tiempo de uno a tres años), los tipificados en los artículos 140 y 141 (éste último sería aplicable a SIGMA DOS, la “encuestadora” fraudulenta del PP y CiU), ambos de la LOREG, así como el Delito genérico del Artículo 404 del Código Penal (Prevaricación Administrativa), o el Delito previsto en el artículo 450 del mismo Código Penal, al dejar de perseguir los delitos de que tengan conocimiento, entre otros, que dejaremos sólo apuntados ahora. La novedad no es la Corrupción Política; la novedad es que ya tampoco es novedad la corrupción judicial; de ese Consejo de Comisarios Políticos Judiciales, al que conocemos como Consejo General del Poder Judicial. Ese que nombra -por ejemplo- a los Presidentes de las Audiencias Provinciales y a los de los Tribunales Superiores de Justicia de las CC.AA., y a los Magistrados del Tribunal Supremo, ese cuya Sala II puede -o no- encarcelar a cualquiera, excepto al reyecito impune por principio. Pero todos esos jueces nombrados a dedito por los Comisarios Político-Judiciales, SON PRECISAMENTE QUIENES TIENEN EL CONTROL DE LAS ELECCIONES, por medio de las diferentes JUNTAS ELECTORALES, donde las mayorías siempre las ostentan los JUECES Y MAGISTRADOS. La actual Ley Orgánica 5/1985, de 19 de Junio, del régimen electoral general, como la anterior, establece el absoluto control por parte de los Jueces elegidos a dedo por los comisarios políticos del Consejo General del Poder Judicial, de todo el proceso electoral. Por ejemplo, al máximo nivel (en los niveles inferiores la situación es la misma), el art 9 de la LOREG establece “La Junta Electoral Central es un órgano permanente y está compuesta por: a) Ocho Vocales Magistrados del Tribunal Supremo, designados mediante insaculación por el Consejo General del Poder Judicial. b) Cinco Vocales Catedráticos de Derecho o de Ciencias Políticas y de Sociología, en activo, designados a propuesta conjunta de los partidos, federaciones, coaliciones o agrupaciones de electores con representación en el Congreso de los Diputados”; “4. Los Vocales eligen, de entre los de origen judicial, al Presidente y Vicepresidente de la Junta en la sesión constitutiva que se celebrará a convocatoria del Secretario. 5. El Presidente de la Junta Electoral Central estará exclusivamente dedicado a las funciones propias de la Junta Electoral desde la convocatoria de un proceso electoral hasta la proclamación de electos y, en su caso, hasta la ejecución de las sentencias de los procedimientos contenciosos, incluido el recurso de amparo previsto en el artículo 114.2 de la presente Ley, a los que haya dado lugar el proceso electoral. A estos efectos, el Consejo General del Poder Judicial proveerá las medidas oportunas”). Las Resoluciones de las Juntas electorales, se pueden impugnar … ante los Tribunales. Absoluto control de la corrupción política, en su vertiente judicial, del proceso electoral.

    Hace 5 años 2 meses

  2. Jesús Díaz Formoso

    lo que han pactado es el espectáculo del juicio gurtell, para tapar el "otro" espectáculo; el Golpe de Estado de la pandilla de la cal.

    Hace 5 años 2 meses

  3. Jesús Díaz Formoso

    El artículo de hoy en CTXT - http://ctxt.es/es/20160928/Politica/8760/PSOE-crisis-dimision-Pedro-Sanchez-Susana-Diaz-Ferraz-comite-federal.htm - no deja comentar. SUPONGO QUE SERÁ PARA QUE NADA PUEDA VOLVER NUESTRA ATENCIÓN FUERA DEL GÜRTELL TELESHOW, nada de pensar en el Golpe del IBEX en Ferraz. Regocijaros con la mierda que ha conseguido doblegar a 47.000.000 logrando el miedo -y el voto- de 7.900.000. GRACIAS, P$*e, POR LA MAREA DE MIERDA; NUNCA MÁS !!

    Hace 5 años 2 meses

  4. Jesús Díaz Formoso

    El franquismo –con Franco vivo … o algo así, en la Plaza de Oriente- se centró en construir la “transición”, exigida por la OTAN y su entonces CEE (comunidad ECONÓMICA europea) conforme a la “DOCTRINA GLADIO” -redes “stay behind” ( https://es.wikipedia.org/wiki/Red_Stay_Behind )-, de destruir el socialismo. Para ello se facilitaron dos “Orientaciones” la del Opus Dei (tecnócratas) y las del Movimiento o Falange y Sindicato Vertical de las JONS. Esa es la construcción que se llevó a cabo: FALANGISTAS AL P$OE, travestidos de socialistas, y TECNÓCRATAS a UCD (que trasformada en PP, absorbió también a la tribu de nostálgicos de AP; aunque algunos acabaron también en la otra marca post franquista, el P$OE -y sus quintacolumnistas de IU-, surgido de la guerra fría para merendarse al PCE, como así fue). Ahora, de nuevo, esta vez el Neofanquismo (Franquismo sin Franco), se reproduce, formando por Mitosis Ciudadanos, el partido de los consumidores (la mitosis es el proceso mediante el cual una célula eucariota separa los cromosomas en su núcleo, dando como resultado dos juegos idénticos o “células hijas”, que surgen de una reproducción asexual), y gestando por Meiosis el Podemos del Central Circle de Somosaguas, el partido de “la gente” (aquí la reproducción es sexual; son sus hijos, nietos y deudos varios). Nos van a dar una paliza de las que no se recupera uno fácil. En realidad, a nosotros ya nos la han dado. Ahora nos piden colaboración (paz social, tolerancia a la más grave de las corrupciones, la electoral, el fraude y la estafa programática -¿quién hubiese votado a Sánchez para dejar gobernar al PP?) en la destrucción del futuro de nuestro hijos y nietos. Serán ellos los que habrán de pechar con la esclavitud por deudas públicas -por deudas privadas de la corrupción financiera- en un mundo en el que, cada vez más, la Libertad es económica. Estamos, con nuestra indolencia y falta de compromiso ideológico, dictando la Ley de Esclavitud futura. El “dinero virtual” (inexistente, salvo en algoritmos informáticos) supera en mucho más de 100 veces el valor de las cosas del mundo. Todo este dinero de pacotilla virtual, sin valor material, SIRVE PARA PRESTAR A LOS ESTADOS, QUE SE COMPROMETEN A DEVOLVER, NO EL CAPITAL SINO UNOS INTERESES MÁS QUE USURARIOS (es un dinero, el virtual, que no se corresponde con ningún valor material; dinero FALSO), ESCLAVIZANDO A SUS POBLACIONES. Parece muy lejano eso de “poblaciones”. Más claro: ESCLAVIZÁNDONOS A NOSOTROS y a nuestros descendientes. No hay escape dentro de este sistema. No hay regeneración posible. Solo queda quitarnos de encima liderazgos mediáticos (corruptos por voluntad o por ignorancia) mediante una unión muy amplia de todos DETRÁS DE DECISIONES CONCRETAS, NO DE PERSONAS. Hay que organizarse – un modelo http://partidoilp.blogspot.com.es/ // ¡¡ORGANIZAOS!! “Porque es cierto, tal como lo hemos demostrado en nuestra Ética, que los hombres están necesariamente sometidos a los afectos. Y así, por su propia constitución, compadecen a quienes les va mal y envidian a quienes les va bien; están más inclinados a la venganza que a la misericordia; y, además, todo el mundo desea que los demás vivan según su propio criterio, y que aprueben lo que uno aprueba y repudien lo que uno repudia. De donde resulta que, como todos desean ser los primeros, llegan a enfrentarse y se esfuerzan cuanto pueden por oprimirse unos a otros; y el que sale victorioso se gloría más de haber perjudicado a otro que de haberse beneficiado él mismo”. “Por consiguiente, un Estado cuya salvación depende de la buena fe de alguien y cuyos negocios sólo son bien administrados si quien los dirigen quieren hacerlo con honradez, no será en absoluto estable. Por el contrario, para que pueda mantenerse sus asuntos públicos deben estar organizados de tal modo que quienes los administran, tanto si se guían por la razón como por la pasión, no puedan sentirse inducidos a ser desleales o a actuar de mala fe“. “Pues para la seguridad del Estado no importa qué impulsa a los hombres a administrar bien las cosas, con tal que sean bien administradas. En efecto, la libertad de espíritu o fortaleza es una virtud privada, mientras que la virtud del Estado es la seguridad“. “Finalmente, puesto que todos los hombres, sean bárbaros o cultos, se unen en todas partes por costumbres y forman algún estado político, las causas y fundamentos naturales del Estado no habrá que extraerlos de las enseñanzas de la razón, sino que deben ser deducidos de la naturaleza o condición común de los hombres”. (Spinoza - Tratado político, capítulo I).

    Hace 5 años 2 meses

  5. miguel

    un articulo perfecto..da completamente en la diana.penosamente los felipistas dividen a toda la izquierda española.

    Hace 5 años 2 meses

  6. Estamos acabados

    Parece ser que es lo que dice #5 mig. Había que alejar a Podemos del gobierno a cualquier precio. Incluso desmontando la izquierda manejada por el poder (PSOE). Habrá que ver hasta qué punto los votantes tragan con que es algo que se debía hacer, etc etc. Por desgracia, creo que va a colar. Hace demasiado tiempo que el pueblo se traga las mentiras (cada vez más evidentes) de los políticos. Algunos dicen que es el precio que hay que pagar. Yo creo que estamos pagando un precio altísimo, porque cada vez vamos a ir a peor.

    Hace 5 años 2 meses

  7. Mallorquín

    Yo, de verdad, alucino. PP + Cs = 170, PSOE + Podemos = 155. Niguna de las dos combinaciones (Derechas o Izquierdas, llega). ¿Solución?, buscar apoyos fuera. El PSOE dice que Rajoy se busque la vida con las otras derechas del Parlamento (PNV o Convergencia), como diciendo, échale huevos y alíate con el diablo. Por otro lado, el PSOE solo tiene dos opciones: buscar esos apoyos externos en Cs o con los nacionalistas. Cs le dicen que nones (si hay que mezclarse con Podemos), y entonces solo queda una solución: PSOE + Podemos + Nacionalistas. Esta última solución es la única que parece posible o bien elecciones. Permitir el gobierno del PP es imposible porque, no se puede apoyar a la derecha corrupta. Pero ahora bien, la solución con Podemos y los nacionalistas, implica aliarse con una derecha que no solo es derecha, sino además tan corrupta como el PP y encima, se quiere cargar España. No lo entiendo, ¿qué hay de progresista en una alianza con Convergencia, el PNV o incluso con los aliados de Convergencia, de la derecha corrupta, (ERC)?. No lo puedo entender. La única explicación es que Sanchez quería mandar, fuera como fuera, incluso aliándose con el diablo.

    Hace 5 años 2 meses

  8. Emilio

    Bendito país que hace la corrupción una situación de total normalidad. El problema es que el PP y parte del PSOE son los síntomas representativos de una sociedad que entiende esa corrupción como algo lógico e incluso deseable en su día a día. Eso se cura con educación, esa que el PP está empeñada en cercenar en todo lo que tenga que ver con las humanidades y los valores sociales. En fin, solo queda resignación o emigración.

    Hace 5 años 2 meses

  9. Ignacio

    Es verdad que la continuidad de Rajoy al frente del Gobierno a muchos nos produce náuseas pero Sánchez vendía humo al sugerir una posible alianza con las fuerzas de "progreso" (entre las que, al parecer, incluía nada menos que a la extinta CiU).

    Hace 5 años 2 meses

  10. Beatriz Basenji

    El PSOE ha muerto. Degollado por Susana Diaz y su tropa. Y Felipe Gonzalez caido del pedestal para siempre. Puede ahora contemplar " con gozo" su obra de destrucción. ¿Quien en su sano juicio apoyaría a una turba en medio de la cual Verónica Perez clamaba que ella era la única autoridad del Psoe ?

    Hace 5 años 2 meses

  11. Mig

    Una finta infantil, para nada. El objetivo era alejar a Podemos de un gobierno A CUALQUIER PRECIO. Muy generosos sois.

    Hace 5 años 2 meses

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí