1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

  272. Número 272 · Mayo 2021

  273. Número 273 · Junio 2021

  274. Número 274 · Julio 2021

  275. Número 275 · Agosto 2021

  276. Número 276 · Septiembre 2021

  277. Número 277 · Octubre 2021

  278. Número 278 · Noviembre 2021

  279. Número 279 · Diciembre 2021

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

Perfil

El sueño cumplido de la zurda de Bremen

Angelique Kerber luce su condición de nueva número uno de la WTA tras destronar a Serena Williams, a quien ha arrebatado la primera posición tras 186 semanas consecutivas al frente de la clasificación

David R. Sánchez 28/09/2016

<p>La flamante número uno del tenis femenino, Angelique Kerber</p>

La flamante número uno del tenis femenino, Angelique Kerber

FURIBUNDO

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

Primera ronda del Abierto de Australia de 2016. En la cuarta pista en importancia, lejos de los focos, Angelique Kerber, número seis del mundo, batalla en el alambre ante la japonesa Misaki Doi, en el puesto 64.

Para continuar en liza, salva un punto de partido en la muerte súbita del segundo set y se impone finalmente en el tercer parcial. Doce días después, esta vez en la central del torneo, la alemana saborea las mieles de su primera victoria en un Grand Slam tras sorprender a Serena Williams, vencedora de sus últimas nueve finales en este tipo de torneos. 

Asomarse al abismo para catapultarse hacia la gloria. Así comenzaba la temporada de Angelique Kerber (Bremen, 1988), que luce desde hace unos días su condición de nueva número uno de la WTA (Women's Tennis Association) tras hacerse con el Abierto de Estados Unidos, último gran torneo del año. Un broche a un temporada de ensueño, con dos grandes títulos a los que acompañan resultados de renombre como la final en Wimbledon o la plata olímpica en Río de Janeiro.

La germana ha pasado de ser una sólida y estable top ten, desde que en 2012 alcanzara por primera vez ese estatus, a la líder del tenis femenino e inesperada amenaza de Serena Williams, a quien ha arrebatado la primera posición tras 186 semanas consecutivas de la estadounidense al frente de la clasificación. 

La zurda de Bremen, aunque diestra en su cotidianeidad y de profundas raíces polacas --de ahí que pase gran parte de la temporada en Puszczykowo, cerca de Poznan, donde su abuelo construyó hace años una academia que hoy lleva su nombre--, ha hecho del trabajo duro y la persistencia su bandera para hacer realidad aquel sueño que comenzó a incubar cuando cogió su primera raqueta a los tres años. “Siempre he tratado de mejorar, sabía que tenía nivel suficiente para ganar a las mejores. He sido paciente, he trabajado duro, y ver ahora que ese trabajo da sus frutos es la mejor sensación que puedo tener. Invertí muchas horas en la pista de entrenamiento”, aseguraba hace unos días en la rueda de prensa posterior a su victoria en Nueva York. La sueños se persiguen, pero los resultados llegan producto de la perseverancia. 

Una estajanovista caracterizada por su entrega y su lucha en pista, que ha forjado en mil batallas su nueva condición de reina del tenis, la más longeva en alcanzar por primera vez la cima de la WTA. En este sentido, Álvaro Rama, comentarista en Eurosport y que desgrana las claves del tenis actual tanto en Tennistopic como en su espacio 'On Court' de El Confidencial, destaca una particularidad en Kerber. El hecho de que irrumpiera en el circuito a una edad relativamente avanzada, tras alcanzar las semifinales del US Open 2011 a los 24 años, “siendo una jugadora ya curtida de experiencias y con la capacidad para asumir cuanto le va ocurriendo”. Una jugadora que ha quemado etapas paulatinamente, quizá a una velocidad poco habitual para la pléyade de jóvenes talentos que emergen a temprana edad en el circuito, pero que ha revestido las evoluciones de su juego con una pátina de constancia y seguridad. Contrariamente a su pasión por la velocidad, ha seguido “una evolución lenta pero siempre constante”, añade Rama. 

El salto de calidad experimentado por Kerber comienza a fraguarse durante el año pasado con la reaparición de su exentrenador

El salto de calidad experimentado por Kerber comienza a fraguarse durante el año pasado, como subraya Arseni Pérez, narrador habitual de las retransmisiones de Televisión Española, con la reaparición de su exentrenador, el alemán Torben Beltz. Tras un inicio irregular en 2015, con primeras rondas en el Open de Australia, Antwerp o Doha, la alemana abandonó el top ten por primera vez en tres años. Kerber tomó la decisión de romper con su entonces entrenador, Benjamin Ebrahimzadeh, y recuperar una relación profesional que cuenta con dos precedentes: en sus inicios en el circuito como junior y entre mediados de 2011 y finales de 2013, etapa en la que alcanzó y se consolidó en la zona noble del ranking. “El apoyo de Beltz le aporta confianza y, sobre todo, competitividad”, valora Pérez. 

Si el cambio de entrenador supuso para Kerber savia renovada en su entorno, el apoyo de una de las grandes tenistas de la historia terminó por despejar el mar de dudas en el que nadaba. Tras los torneos de Indian Wells y Miami, la de Bremen visitó a Steffi Graf en Las Vegas, en el marco del campus que organiza la exnúmero uno. “Estuve con ella un par de veces y puedo decir que se trata de una gran persona. Me dijo que tenía potencial, que debía creer en mí misma y que un día estaría en lo más alto", asegura Kerber. Palabras premonitorias. Desde entonces la relación entre ambas es fluida, y la campeona de 22 Grand Slams resulta para ella un respaldo emocional de incalculable valor. "Steffi ha dispersado mis dudas", afirma 'Angie' siempre que tiene ocasión. 

Kerber ha evitado que Serena Williams rebasara el récord de 186 semanas consecutivas

Paradójicamente, Kerber ha evitado que Serena Williams rebasara el récord de 186 semanas consecutivas como número 1 que ostentaba su compatriota --guarismo que ahora ambas comparten-- y mantiene a raya a la estadounidense en cuanto al número de grandes, también 22 como Graff. “Me ha servido de motivación. Todos los alemanes tenemos que ayudarnos y estar juntos en las grandes ocasiones como esta", declaró tras su victoria en Melbourne. 

Un cambio de mentalidad 

La confianza se trabaja en lo mental y se sustenta en lo físico, pero se alimenta de victorias. Cuatro derrotas en cuatro finales fue su balance en 2014; tras la llegada de Beltz, en 2015, cosechó cuatro títulos en cinco finales. Ganar su primer Grand Slam en Australia a inicios de temporada reforzó la creencia en sí misma y en su juego. Hasta entonces, apenas contaba en su vitrina con siete títulos en prácticamente 13 años como profesional, y dos semifinales, en Estados Unidos y Wimbledon, como mayores cotas en grandes citas. “Hizo el partido de su vida en la final del Open de Australia derrotando contra pronóstico a Serena Williams. Eso le ha servido para catapultar su confianza hacia el número 1 recién conquistado”, asegura Pérez. Por primera en su carrera, los números de la germana arrojan a estas alturas de la temporada un balance positivo en su enfrentamiento ante jugadoras del top ten. 

Kerber es, sin duda, una rara avis dentro del circuito WTA, que ha moldeado en los últimos años un perfil donde el juego plano y directo predomina sobre el resto. Es una jugadora con variedad de tiros, con “capacidad para construir los puntos con tranquilidad pero con la intensidad que hoy día se exige”, que este año ha ganado “la profundidad necesaria en sus golpes para marcar la diferencia”, especialmente con su mejor arma, su derecha de zurda, analiza Rama. 

Todo ello combinado con una agresividad e intensidad renovada a la que tantas veces ha hecho alusión Kerber, que ha alejado la imagen de jugadora defensiva que le acompañaba, y con un despliegue físico que difícilmente encuentra comparación entre sus rivales. Una evolución en su complexión que se viene fraguando en los últimos dos años y que ha trabajado específicamente en la preparación de esta temporada. “Cuando sientes que puedes correr todo el tiempo y no te preocupa jugar tres sets, es realmente importante para tu confianza. Puedes jugar tres o cuatro horas e ir a por todas”, reconoció a la prensa la nueva número uno. 

Kerber ha aprendido a gestionar la presión y a domar sus emociones, antaño tornadas en malos gestos y frustración sobre la pista

En la montaña rusa del circuito femenino, Kerber ha aprendido a gestionar la presión y a domar sus emociones, antaño tornadas en malos gestos y frustración sobre la pista. Una seguridad en sí misma que, reconoce, le ha dado la experiencia. Ha sabido digerir las situaciones complicadas de los partidos, enfocarse y mantenerse positiva en la adversidad. No escapa a la irregularidad, que también le ha acompañado este año con primeras o segundas rondas en varios torneos, pero ha encontrado la senda hacia en triunfo por la puerta grande. Arseni Pérez recurre en este caso a la comparación con el caso de Stan Wawrinka: “Ambos han cobrado gran solidez en las grandes citas, viendo el panorama de serias dudas que tienen los y las rivales a su alrededor. Su confianza y su talento han hecho que se hayan vuelto muy competitivos  en plena madurez”. La alemana se ha convertido así en la cuarta jugadora en la era Open que asegura su presencia en tres finales de Grand Slam en el mismo ejercicio en el que alcanza la primera. 

El reto de  mantenerse 

Tras tres años de férreo dominio, Serena Williams afronta el final de su carrera ante la amenaza del deterioro físico

La irrupción de Kerber en el número uno ha supuesto una nueva dimensión para el circuito. Tras tres años de férreo dominio, Serena Williams afronta el final de su carrera ante la amenaza del deterioro físico, jugando para hacer historia con el punto de mira fijado en Margaret Court, récord absoluto de títulos de Grand Slam con 24. Quizá aún no se ha abierto una nueva etapa, porque la estadounidense “tiene armas suficientes como para volver a pelear por lo máximo con plenas garantías”, considera Pérez, pero la terna de aspirantes está cada vez más cerca. “El circuito está muy igualado. Serena ha bajado el nivel pero tiene el número 1 a un torneo de distancia y hay perfiles ya maduros, como Halep, y en ascenso con mucho margen de crecimiento, como Muguruza, que van a estar ahí”, considera Rama. 

Kerber será una de ellas. A pesar de ser una gran promesa de la natación alemana, se decantó por el tenis porque sintió que era su vida. Con el paso de los años ha conseguido cambiar los malos hábitos en la pista, ejemplo de su tenacidad. Ahora, viviendo el sueño que siempre persiguió, afronta el reto de mantenerse en el lugar al que tanto tiempo le costó llegar.

Primera ronda del Abierto de Australia de 2016. En la cuarta pista en importancia, lejos de los focos, Angelique Kerber, número seis del mundo, batalla en el alambre ante la japonesa Misaki Doi, en el puesto 64.

Este artículo es exclusivo para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí

Autor >

David R. Sánchez

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí