1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

Más de mil hipotecas al día

Pequeños inversores pacientes calientan el mercado inmobiliario por la combinación de los bajos tipos de interés para hipotecas y productos financieros, el descenso de los precios y la subida de los alquileres

Eduardo Bayona 14/09/2016

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

El mercado hipotecario ha vuelto a dispararse: esa es la media de contratos para financiar la adquisición de viviendas que la banca lleva firmando este año cada día que abre las sucursales. ¿Viene otra burbuja? Quién sabe. Aunque quizá se trata, más bien, de un pequeño cambio cultural o de un regreso a modelos anteriores a la burbuja: la adquisición de viviendas para después alquilarlas está animando el mercado. Los pisos se han convertido en uno de los objetos más atractivos para pequeños inversores pacientes por varios motivos entre los que destaca la combinación de tres: el descenso de los precios por la escasa actividad en el mercado, la moderación de las estrategias bancarias tras el rescate y los bajos tipos de interés que impone el Banco Central Europeo (BCE) –el Euribor es negativo desde febrero-- y que, a su vez, reduce las expectativas de negocio de los bancos. 

Entre enero y junio de este año, y según los datos del INE (Instituto Nacional de Estadística), la banca española colocó 146.605 créditos hipotecarios –más de mil por día laborable- por un valor de 15.816 millones de euros. Lo ha hecho después de cuatro años sin encadenar seis meses por encima de los 20.000 préstamos, con unos registros que, aunque alejados de los más de 100.000 –hasta 129.128 por 16.911 millones solo en septiembre de 2005-- que llegaban a contratarse en la fase álgida de la burbuja, entre 2006 y 2007, revelan, junto con ese alza en la cifra de operaciones, otra tendencia hacia la reducción del endeudamiento: la media de 130.960 euros por operación de aquella época, en la que la gente adquiría dibujos de casas como si fueran lo que representaban y estuvieran a punto de terminarse, a los 107.886 actuales

Entre enero y junio de este año, y según los datos del INE, la banca española colocó 146.605 créditos hipotecarios –más de mil por día laborable- por un valor de 15.816 millones de euros

Esa animación del mercado llega después de que los precios de las casas de segunda mano alcanzaran, hace un año y medio, su mínimo poscrisis con un nivel 35 puntos inferior al del otoño de 2008, cuando llegó el crack. El enfriamiento de los precios ha sido mucho menor en la vivienda nueva --30 puntos en el mismo periodo-- que en la usada, la que centra el interés de los compradores a pesar de que el parque de nueva disponible sigue superando el medio millón: 535.474 al cierre del 2014, según el ministerio de Fomento, tras un volumen de ventas que no llegó a alcanzar las 50.000 en los dos años precedentes. Esa misma fuente cifra la horquilla de precios medios de la vivienda en los últimos años entre los 2.101  euros el metro cuadrado de principios de 2008 y los 1.455 del verano de 2014, con un pequeño repunte del 1,4% en el ejercicio siguiente.

“La clave está en los pisos de segunda mano”

“La clave están siendo los pisos de segunda mano” tras haber “cogido fuerza el perfil del inversor particular, que decide invertir los ahorros en la entrada de la casa y complementarlo con la hipoteca”, explica Albert Figueras, responsable de Banca Particular de Banc Sabadell. El ejecutivo destaca que ahora “la gente que opta por endeudarse para invertir lo hace con un ratio de esfuerzo [la parte de los ingresos que se dedica a la compra] muy bajo”. “Una inversión siempre tiene riesgo –añade--, pero en este caso, al tratarse de operaciones a largo plazo, es más sostenible socialmente. Los pelotazos no seguían ninguna lógica de mercado, y así nos fue”. 

Esta tendencia ya ha sido detectada por los expertos en materia de vivienda. Un informe del Gobierno de Aragón achacaba a la combinación de tres factores el hecho de que en 2015 “la compraventa de viviendas en España en el conjunto del año experimentó un aumento del 11,1% anual, fruto de un crecimiento de la venta de vivienda usada del 38,0% anual combinado con una fuerte caída de la venta de vivienda nueva del 34,6% anual”. 

Por una parte, los bajos tipos de interés que marca el BCE situaron en febrero en un mínimo histórico del 2,007% el interés medio de las hipotecas para compra de vivienda. Por otra, según el Banco de España, la rentabilidad media del alquiler está en el 4,6% del valor de la casa, tres décimas por debajo de la media histórica pero muy por encima del 2,8% de mediados de 2008. Y, además, esa política monetaria hace que, junto con la volatilidad que presentan los mercados de renta variable, “tanto las imposiciones a plazo fijo como la renta fija o los bonos soberanos pierden atractivo, dada su escasa rentabilidad”. 

Los bajos tipos de interés que marca el BCE situaron en febrero en un mínimo histórico del 2,007% el interés medio de las hipotecas para compra de vivienda

“Este fenómeno puede estar explicando en parte el reciente dinamismo en la compraventa de vivienda usada y los moderados repuntes observados en sus precios”, concluye el dictamen, cuyos autores consideran que, por esos motivos, “hay argumentos para pensar que la vivienda ha vuelto a situarse en el radar de los inversores, ya que, aunque su rentabilidad no sea muy elevada en términos históricos”, sí “ha recuperado su atractivo como objeto de inversión”.

No obstante, el pequeño inversor no es el único contratante de hipotecas. Otro grueso lo integran las familias que barajaban comprarse otra casa y que se están animando por los precios bajos, aunque la vivienda usada, que también es el principal sector en este caso, está experimentando un ligero repunte. “Había una demanda latente para cambios de vivienda que se encontraba parada a la espera de ver cómo evolucionaban los precios. El inversor estaba esperando a que tocaran fondo”, anota Figueras.

“Una situación similar al inicio de la burbuja”

Coincide en el análisis con los técnicos de la asociación de consumidores Aicar-Adicae, quienes, no obstante, llaman la atención sobre un aspecto relacionado con el imaginario colectivo: “En parte estamos volviendo a una situación similar a la de los primeros años de la burbuja, cuando la gente estaba convencida de que le salía más rentable comprarse una casa que alquilarla”. 

De hecho, mientras los precios de venta de inmuebles han descendido en los últimos cinco años, los del alquiler han subido. Según el portal de venta de pisos Idealista.com, en Madrid se elevaron de 12,5 a 13,1 euros el metro cuadrado entre junio de 2011 y el mismo mes de 2016 mientras en Barcelona pasaban de 12,3 a 16,1. Pisos.com cifra en un 2,04% el incremento interanual de 2015 en todo el país.

Lo que sí ha cambiado es el perfil del comprador en relación con la época de la burbuja. “Viene gente más mayor, casi siempre de más de treinta años, y con mayores posibilidades económicas que entonces”, señalan desde la asociación de consumidores. Mayoritariamente –casi en la totalidad de las consultas-- “tienen ingresos estables, empleos fijos, unos ahorros que les permiten iniciar la compra –los bancos ya no financian el 100% de la operación--, y muestran mucha más precaución que hace unos años antes de firmar un contrato”. 

Mientras los precios de venta de inmuebles han descendido en los últimos cinco años, los del alquiler han subido

Según los técnicos de Aicar-Adicae, el comprador dedica ahora más de un año a seleccionar tanto la casa como la hipoteca y, antes de contratarla, la estudia con detenimiento y se informa. Episodios como los de las cláusulas suelo o la lacra de los desahucios han concienciado a los consumidores, que ahora “están más preocupados por conocer bien las cláusulas antes de firmar nada. Buscan otra opinión antes de darle el sí al banco”.

La banca cambia de estrategia tras el escarmiento del consumidor 

“Solo vienen a hacer consultas personas que van a comprar pisos construidos, nadie se plantea hacerlo sobre planos”, añaden, en un dato que corrobora Figueras: “Es muy difícil vender sobre plano, solo se dan algunos casos aislados y siempre con inmobiliarias sólidas”.

El escarmiento de los consumidores durante la burbuja ha tenido también efectos en las estrategias de la banca. La gente ya no contrata la hipoteca que le ofrece su banco sin más razones que el hecho de tener domiciliada en él la nómina desde hace un tiempo. En ese sentido, las entidades financieras están optando por potenciar los créditos de tipo fijo como medio para mantener el negocio y atraer clientes, con ofertas que varían entre el 1,75% a diez años del Popular y el 2,70% a treinta del Sabadell y que, en todos los casos, tienen como condición que el contratante garantice unos ingresos mínimos de entre 2.000 y 3.500 euros mensuales. Los de interés variable oscilan entre el Euribor más 0,9% de Kutxa y el Euribor más dos puntos de Bankia, con, respectivamente, un año al 1,4% y al 2,3%.

Para Figueras, que pronostica crecimientos del 10% anual en el mercado hipotecario español, la aplicación de tipos fijos, que en el Sabadell alcanza el 80% de las operaciones, es una de las claves por las que ha aflorado la demanda de compra de vivienda. Aunque, si bien es una opción que permite planificar la inversión, hoy resulta en muchos casos más cara que las hipotecas variables al encontrarse el Euribor en el -0,005%. 

Con todo, las operaciones de compraventa llevan todo el año por encima de las 30.000 mensuales, con una horquilla que va de las 31.925 de marzo a las 36.856 de junio, lo que también revela que alrededor de un tercio de las operaciones se realizan sin financiación bancaria. ¿Tanta gente compra casas con dinero de su bolsillo?

Autor >

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

3 comentario(s)

¿Quieres decir algo? + Déjanos un comentario

  1. Mascara64

    El precio de los alquileres se está convirtiendo en algo escandaloso. La gente joven que no puede o no quiere comprar un piso, se ve obligada a destinar una parte muy importante de su sueldo en el alquiler de un piso ( generalmente una porquería de piso) porque los caseros son la avaricia personificada. Este pais, su gobierno y sus gentes, salvo honrosas excepciones, son unos miserables. Un saludo.

    Hace 4 años 7 meses

  2. pisitófilos creditófagos

    SÍ HAY RE-BURBUJA /// HABRÁ RE-PINCHAZO EN 2018 /// HABRÁ RE-RESCATE_UE /// Se monta este reburbujeo para intentar que la banca se libere del máximo número de maulas. Lo que la banca no consiga quitarse de encima en estos nueve trimestres que tenemos por delante, lo vas a pagar tú, contribuyente: más te vale que sea la banca la que venda sus maulas, y no los particulares. /// Después de 2018 volveremos al proceso de ajuste valorativo que hemos abandonado en 2014 cuando no pusimos a aparentar el «ya-nos-estamos-recuperando». Pero esta vez no habrá colchón financiero alguno. No es bonito lo que viene.

    Hace 4 años 7 meses

  3. k reilly

    No sé cómo nadie tiene el valor de creer ninguna opinión que venga de la banca en este sentido, y mucho menos a publireportajearlo.

    Hace 4 años 7 meses

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí