1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

  272. Número 272 · Mayo 2021

  273. Número 273 · Junio 2021

  274. Número 274 · Julio 2021

  275. Número 275 · Agosto 2021

  276. Número 276 · Septiembre 2021

  277. Número 277 · Octubre 2021

  278. Número 278 · Noviembre 2021

  279. Número 279 · Diciembre 2021

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

Tariq Ali / Historiador, cineasta y escritor

"Los medios son el aparato cultural del 'extremo centro'"

Álvaro Guzmán Bastida 13/09/2016

<p>Tariq Ali.</p>

Tariq Ali.

Editorial Verso (cedida)

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

Tariq Ali (Lahore, 1943) lleva en primera línea de la batalla política desde los años sesenta. Intelectual público, escritor, cineasta y activista, ha publicado más de veinte libros sobre historia y análisis político, además de varias novelas. Sus ensayos aparecen a menudo en revistas como la London Review of Books y la New Left Review, de la que es además editor. Su último libro, El extremo centro (Alianza Editorial, 2016), analiza el declive de la democracia liberal en Europa y Estados Unidos. Nacido en Paquistán y afincado en Londres desde hace décadas, Ali visitó este verano Nueva York para participar en un congreso, y concedió una breve entrevista a CTXT.

Ha escrito decenas de libros sobre asuntos tan diversos como el belicismo y el fundamentalismo religioso. En su último trabajo pone el foco en lo que llama ‘el extremo centro’. Presenta el libro como una suerte de aviso. ¿Sobre qué nos está avisando?

Lo que expongo en el libro es que el centro derecha y el centro izquierda que monopolizan la política burguesa y forma gobiernos con políticas casi exactas o en coalición abierta suponen una amenaza para la democracia.

Su análisis se centra en Occidente, en particular, en la Unión Europea, el Reino Unido y los Estados Unidos. ¿Qué tendencias percibe y por qué le preocupan?

“El capitalismo contemporáneo preferiría prescindir de cualquier democracia verdadera”

Asistimos al divorcio del capitalismo y la democracia. Yo vivo en Occidente, y es allí donde se ve más claramente. El capitalismo contemporáneo preferiría prescindir de cualquier democracia verdadera, de modo que su dominio nunca resulte cuestionado. Las élites necesitan del sistema judicial para resolver disputas entre ellas, y no tienen demasiados problemas en permitir avances en cuestiones identitarias (el matrimonio gay se ha convertido en una especie de artículo de fe para el ‘centro’), etc. Pero dejan cada vez menos espacio para otro tipo de progreso. Han sellado los cambios que vayan más allá de ahí a través de este nuevo orden político.

Sitúa la fundación del ‘extremo centro’ en torno a la caída del muro de Berlín. ¿Por qué nació entonces?

“Hoy en día no se permite la expresión de voces fuera del consenso del ‘extremo centro’”

Fue un enorme triunfo del capitalismo y sentó las bases de su expansión, a la que a menudo nos referimos como globalización. Millones de personas en todo el mundo tuvieron una sensación de derrota, no tanto de liberación, como en la Europa del Este o Rusia, donde incluso hoy el sentimiento colectivo ha cambiado mucho. De pronto, cundió la sensación de que no había alternativa posible. Los vencedores afianzaron ese mensaje. No había alternativa al capitalismo. Los partidos comunistas y socialdemócratas de Europa se sumaron al consenso. La política expresada en el sentido de aliados y enemigos murió durante dos décadas. En Occidente, el ‘extremo centro’ que describo en el libro emergió triunfante.

Ha mencionado la socialdemocracia como pieza clave en ese puzle. En el libro, llega a decir que ese movimiento político se suicidó. ¿Qué causó el suicidio de la socialdemocracia y cuáles son sus consecuencias?

Abandonó por completo sus principios después de la victoria del capital en el 89 y las consecuencias son visibles hasta hoy.

Hablemos de Europa: en el libro arguye que la política europea se ha ‘americanizado’. ¿A qué se refiere?

“Se ve pocas veces a un partido transmutarse en cadáver agusanado tan rápidamente como Syriza”

Me refiero a que se reduce, a grandes rasgos, a dos grandes partidos políticos que son siervos del mismo amo (Wall Street en casa y el Imperio en el exterior), unos medios serviles y supinos y crecientes capas sociales marginalizadas. Pero las nuevas generaciones se están levantando para cuestionar el statu quo a su manera, aprendiendo de las derrotas según avanzan. El movimiento masivo que impulsó a Bernie Sanders en los Estados Unidos, el fenómeno Corbyn en el Reino Unido o Podemos en España son algunos ejemplos ilusionantes. La capitulación de Syriza en Grecia fue, por supuesto, un desastre, y Tsipras y sus colegas son hoy despreciados en gran parte del país. Se ve pocas veces a un partido transmutarse en cadáver agusanado tan rápidamente.

Dedica mucho espacio a analizar el papel de los medios en todo este proceso. ¿Qué importancia tienen?

Hollywood, CNN, FOX… Forman parte del problema. Son el aparato cultural del ‘extremo centro’. En el mundo de hoy en día no se permite la expresión de voces fuera del consenso del ‘extremo centro’. Los cómicos son, como los bufones en las cortes medievales, los únicos que pueden criticar a los líderes, aunque incluso a ellos cada vez se les permite menos.

Tariq Ali (Lahore, 1943) lleva en primera línea de la batalla política desde los años sesenta. Intelectual público, escritor, cineasta y activista, ha publicado más de veinte libros sobre historia y análisis político, además de varias novelas. Sus ensayos aparecen a menudo en revistas como la London...

Este artículo es exclusivo para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí

Autor >

Álvaro Guzmán Bastida

Nacido en Pamplona en plenos Sanfermines, ha vivido en Barcelona, Londres, Misuri, Carolina del Norte, Macondo, Buenos Aires y, ahora, Nueva York. Dicen que estudió dos másteres, de Periodismo y Política, en Columbia, que trabajó en Al Jazeera, y que tiene los pies planos. Escribe sobre política, economía, cultura y movimientos sociales, pero en realidad, solo le importa el resultado de Osasuna el domingo.

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

6 comentario(s)

¿Quieres decir algo? + Déjanos un comentario

  1. Isidro Padilla

    Francisco Bravo, prueba este otro enlace, parece ser que las mayúsculas no le gustan a esta página, que tiene una forma muy dudimentaria de tratar los los formatos. http://litci.org/es/archive/el-boson-de-higgs-y-el-materialismo-dialectico/

    Hace 5 años 2 meses

  2. Isidro Padilla

    Francisco Bravo ¿sistemas políticos-ideológicos? Es lo único que vemos en Occidente, dime un lugar de Occidente donde se aplique el capitalismo de Adam Smith. Ya me he dado cuenta de que tú no estás tan obsoleto como yo en estos temas, lo capte en tu primer escrito y me has convencido en este segundo al repetirme que sólo ha existido un sistema económico, el Capitalismo. Fíjate cual será mi ignorancia que yo pensaba que había varios. No Francisco yo no he hecho ningún cursillo marxista-leninista, lo que si hice en su tiempo fue leer la obra de Karl Marx, Engels, Lenin, Albert Einstein, Antonio Gramsci, Adam Smith, Milton Friedman y la de algunos, otros a pesar de no ser economista, filósofo ni fanático de ningún sistema económico. Hablo del materialismo dialéctico porque es indispensable para poseer una visión objetiva del mundo. Otra cosa que me ha sorprendido mucho es que hables de mi desfase en el tiempo, acusándome de ignorante en cuanto a los avances científicos y, en especial, en lo relativo “al Bloson de Higgs” que para tir debe ser “la partícula de Dios” Pues mira no te voy a pegar una disertación inútil sobre ese tema para que me vuelvas a llamar ignorante, léete este enlace que te dejo más abajo a ver si entiende que el blosón de Higgs no refuta el materialismo dialéctico. Y por favor no ofendas a la inteligencia diciendo que los materialistas se quedaron sin materia, pues la controversia entre materialistas e idealistas está zanjada desde Marx y Engels y tú no vas a desarticular ningún dogma materialista eso en todo caso lo refutará la ciencia, pero no lo logra el Bloson de Higgs y, por supuesto, que no lo harás tú. HTTP://LITCI.ORG/ES/ARCHIVE/EL-BOSON-DE-HIGGS-Y-EL-MATERIALISMO-DIALECTICO/ En tu referencia a que es posible que el capitalismo no se destruya sino que se transforme solo es una obviedad, desde la agonía del feudalismos el capitalismos no ha hecho más que transformarse, mutarse: capitalismo mercantilista, capitalismo de libre mercado, economía social de mercado, capitalismo de Estado, capitalismo corporativo, economía mixta, neoliberalismo por poner algunos ejemplos. Sí, lo sé que para ti esto no es capitalismo y que tampoco lo es la economía planificada central. Para ti solo existe el Capitalismo puro, es decir ese que nunca se aplicó y por lo visto nunca se va a aplicar. Pues deberías saber que además de los dos extremos: Capitalismo o Economía de Mercado y Economía de Planificación Central también existen los Sistemas Económicos Mixto que, por cierto, son los que mejor resultados ha dado en toda la historia y para destrozarlos vino el neoliberalismo salvaje, que es lo que tenemos en Occidente (de ahí que yo te mencionara en mi escrito anterior de Olof Palme). Dime, por favor, un sitio en el planeta Tierra donde se aplique el Capitalismo puro, que tengo curiosidad por saberlo. A otro perro con ese hueso. Otra cosa que yo no sabía y que me has enseñado tú, es que el capitalismo es tan antiguo como la humanidad, me has dejado fuera de combate, yo siempre había creído que vino a sustituir al feudalismo, ¡cuánta ignorancia me has puesto de manifiesto! ¡Ah! ¿El neoliberalismo no es una mutación del sistema capitalista para anular los progresos durante la aplicación de los sistemas mixtos? Mira otra cosa que yo ignoraba. Finalmente tampoco me había enterado de que el capitalismo y la democracia son dos buenos compañeros de viaje y que sé aman, yo creía que existía un divorcio irreconciliable. Es la imagen que yo tenía de Occidente. Realmente estoy obsoleto y no sé lo que es el capitalismo. Pues nada, tú sigue soñando con tú idealismo inmutable que yo seguiré con la utopía del materialismo dialéctico, a ver quién alcanza antes la verdad absoluta. Yo estoy seguro que nunca la alcanzaré pero creo que me acercaré más que tú. Buenos días Francisco

    Hace 5 años 2 meses

  3. Francisco Bravo

    Isidro. Si tu crees o estas convencido o tienes pruebas de que existe otro sistema economico distinto al capitalismo por favor expongalo aqui que todos estamos curiosos… pero por favor no vengas como hacen muchos a traerme como ejemplo de sistema economico simples sistemas de gobierno politico-ideologicos que NO son sistemas economicos como comunismo, anarquismo, socialismo, maoísmo, falangismo, fascismo, laborismo, social democracia, democracia cristiana, liberalismo, neoliberalismo, etc que solo usan el Capitalismo como sistema economico….. Capitalismo es lo que ha existido hasta ahora y es lo que esxiste hoy como sistema economico Fijate que yo no planteo ni mucho menos que el Capitalismo sea la ultima carta de la baraja y que el desarrollo humano en conocimiento, tecnologia, etc puede que en el futuro cree otro sistema economico…… por tus palabras veo que tu has pasado algun cursillo marxista-leninista o de filosofia marxista por la mension que haces del materialismo dialectico…. Bueno amigo, creo que estas un poco desfasado en el tiempo, 3 años atras fue confirmada de forma experimental en elacelerador de particulas CERN en Suiza la existencia del bossom Higgs que no es mas que un campo de energia que contribuye a la formacion de masa en las particuas elementales….. dicho de otra forma la materia en su forma mas simple esta compuesta de energia….. en terminos filosoficos esto quiere decir que los materialistas se quedaron sin materia amigo mio!!!!!..... la fuente de todo lo que existe es la energia y no la materia con lo que la vieja controversia entre materialistas e idealistas queda zanjada…. No me malinterpretes (yo se que algunas personas reaccionan exageradamente ante esto) lo del Bosom Higgs no quiere decir (ni yo quiero decir) que exista Dios ni me refiero a los idealistas de la forma metafisica tradicional cosa que no me interesa…. Pero lo que si me interesa es desarticular el dogma materialista tal como tu lo estudiaste en tus cursos de marxismo y esto es lo que hace el Bosom Higgs……. Retomando la idea del desarrollo de la humanidad y su consecuencia sobre el capitalismo podria decirte usando los mismos terminos que los materialistas dialecticos usaban para referirse a la materia que puede ser que el Capitalismo no se destruya sino que se transforme….. y transformaciones es lo que el Capitalismo no ha dejado de sufrir desde que nacio junto a la huimanidad; si, porque el capitalismo nace de las necesidades humanas, es el resultado del afan de los hombres por satisfacer sus necesidades….. necesidades y satisfaccion que en terminos economicos se traducen como Oferta y Demanda que es la base del Capitalismo….. y si, seguro estoy de que en la “dialectica” del desarrollo de la humanidad este tambien se transformara a la par de las necesidades humanas……Me hablas de Olof Palmer y de que este sabia que habia otro sistema economico diferente del neoliberalismo…. Te repito amigo, el neoloberalismo no es un sistema economico sino un sistema politico-ideologico que al igual que los demas sistemas politico-ideologicos que existen (socialismo, comunismo, etc) usan teorias economicas y/o politicas macroeconomicas para tratar de influir ciertos aspectos y comportamientos del mercado pero ni por asomo son sistemas economicos ni tan siquiera son capaces de influir eficazmente sobre el Capitalismo……. Lo que si existe es una lucha de opiniones e intentos de buenas intenciones entre los diferentes sistemas politico-ideologicos que existen…. Intentos de buenas intenciones que a veces simplemente disfrazan verdaderas intenciones mas obscuras que se valen de estos sistemas politicos para obtener poder o riquezas o ambas inclusive…. Todos estos sistemas politicos tratan de vendernos la idea de que consiguen o van a conseguir lo mejor para la humanidad…… Por supuesto, el Capitalismo como resultado de las necesidades humanas tiene un carácter cultural según la nacion o el lugar del mundo que se analice, de ahí lo tonto y vano de tratar de encontrar sistemas politico-ideologicos umiversales; empresa esta en la que se han empeñado y se empeñan casi todos los politicos e ideologos de la humanidad…….. dada estos distintos colores culturales que presenta el Capitalismo vemos que sitemas politico-ideologicos total mente opuestos logran obtener bueneos resultados en diferentes partes del mundo….. un taiwanes no tiene las mismas necesidades que un finlandes, de ahí que el Capitalismo que se desarrolla en Finlandia sea diferente culturalmente hablando del que se desarrolla en Taiwan….. por eso es exitosa la aplicación del Socialismo en escandinavia mientras que es exitosa la aplicación del neoliberalismo en los paises del sudeste asiatico….. y en ambos mundos estos diferentes sistemas sociales han logrado un estado de bienestar con garantias sociales similares…. Por eso fracasa el socialismo en sudamerica y fracasa el neoliberalismo en Africa….. Lo unico que ha sido demnostrado hasta ahora con respecto a obtener un estado de bienestar y garantias sociales es que independientemente del sistema politico que se use (izquierda o derecha) este tendra que venir acompañado con respeto al Capitalismo y con Estado de Derecho y Democracia….. donde quiera que alguno de esos 3 factores es omitido fracasa la obtencion del bienestar y las garantias sociales y prolifera la injusticia, la desigualdad y el despotismo……

    Hace 5 años 2 meses

  4. Isidro Padilla

    Dirigido a Francisco Bravo ¡Qué análisis más profundo has hecho!, o sea que todo lo que no sea capitalismo está condenado al fracaso. No hay más opciones. La verdad absoluta está en tus manos. Vamos que tú no estás dispuesto a reconocer que la verdad objetiva, esa que es descubierta por los órganos de los sentidos, es decir, independiente del hombre y de la humanidad que es lo que distingue el materialismo dialéctico del materialismo metafísico. Tú no crees en que el conocimiento humano es inagotable y que la verdad absoluta está compuesta por infinitas verdades parciales que componen las distintas etapas del conocimiento humano, sino que es estática, inmutable, algo creado de una vez por Dios. Pues mira yo no creo que el capitalismo sea la última etapa del conocimiento humana y que ya no nada más que pueda superarlo. Hay una verdad absoluta que se encuentra en el infinito, dónde nunca la podremos alcanzar, pero en cada etapa nueva del conocimiento humano nos acercamos a ella, a pesar de tu mundo estático e inmutable. No amigo no el conocimiento humano no es inmutable. Pero déjame hacerte una pregunta, ¿Sabes quién mató Olof Palme y Eva Rausing y por qué? ¿No sería porque este político, Olof Palme, conocía muy bien que había otro sistema económico distinto al neoliberalismo salvaje que ofrecía mejores resultados para la mayoría social y ponía entre la espada y la pared a ese capitalismo que tú defiendas a ultranza. Olof Palme fue el Primer Ministro de Suecia entre 1969 y 1976, reelecto en 1982. Olof Palme estaba en contra de la dualidad de servicios sociales públicos-privados como la que tenemos hoy en día. Es decir, que coexista sanidad pública con privada, educación pública con privada-concertada, pensiones públicas con privadas, etc. Actualmente a muchos esto le parece lo más natural del mundo, pero no deja de ser una violación inaceptable del principio de igualdad de oportunidades. Es fantástico y necesario que el libre mercado tenga su espacio, pero hay ámbitos en los que no debe entrar porque no son de su incumbencia. Los servicios sociales básicos han de ser únicamente públicos. La socialdemocracia actual ha renegado de este avance, en contra de lo que pensaba Olof Palme. Palme se convirtió en el político sueco más conocido del siglo XX en el ámbito internacional, debido a sus 125 meses de permanencia en el cargo de Primer Ministro y la oposición a la política exterior estadounidense, en particular contra la guerra de Vietnam, las armas nucleares y la política del apartheid en Sudáfrica; en tanto que defendió el derecho a la autodeterminación del pueblo palestino y la no intervención de los Estados Unidos en Cuba. http://www.cubadebate.cu/noticias/2012/08/29/yo-se-quien-mato-a-olof-palme/#.V9bnDqVkjcs http://olofpalmevive.blogspot.com.es/2011/08/hay-que-reforzar-el-sector-publico.html

    Hace 5 años 2 meses

  5. ogry

    Exácto. Todo es capitalismo. De hecho, desde que labramos la tierra y pastoreamos rebaños, TODO es capitalismo. Si explotación intensiva de los recursos naturales que el capitalismo exige no nos mata, seguiremos insistiendo.

    Hace 5 años 2 meses

  6. Francisco Bravo

    A cada rato aparece por ahi algun profeta que pronostica el fin de la Democracia y el Capitalismo. Esos profetas generalmente vienen o fueron educados en el seno de una sociedad totalitarias o despotica o culturas para las que la Democracia esta en conflicto con sus costumbres ancestrales. Desde su nacimiento en la Grecia Antigua la Democracia se ha visto enfrentada por poderosos enemigos que ven en ella un peligro tremendo para sus intereses. Culturas completas representadas por grupos de naciones y/o religiones se oponen a ella, filosofias nuevas o viejas, intereses politicos e ideologicos, criminales, despotas y tiranos de todo tipo ven en ella un obstaculo a eliminar. Sin duda que ante tantas y tan tremendas dificultades cualquiera se inclinaria por pensar que los dias de la Democracia estan contados. Sin embargo, si analizamos la evolucion politico-ideologica de la humanidad vemos sin lugar a dudas que la Democracia no ha dejado de ganar terreno desde su nacimiento hasta la fecha. Hoy dia la mayoria de los pensadores, cientificos, economistas y politicos de este mundo que buscan el bienestar de la humanidad estan convencidos de que la Democracia es impecindible para lograr el bienestar de los pueblos. Si comparamos el mapa politico del mundo de hoy con el del siglo XIX veremos que si la mitad de los países del mundo tienen hoy gobiernos que pueden calificarse de democráticos de los que 28 son Democracias plenas mientras que a finales del siglo XIX los paises democraticos se limitaban a unos cuantos en Europa norteamerica. El avance de la Democracia se ve imparable y constante. Paises que eran autoritarios hace una decada han comenzado a implementar cambios que inexorablemente los llevaran a la democracia. Otros se ven ante presiones tremendas de sus pueblos que tambien terminaran por abrazar la Democracia. Por supuesto que el avance de la Democracia no esta exento de controversias y fracasos. Las fuerzas totalitarias, las culturas enquistadas en las sociedades, los errores cometidos por los democratas y las injusticias que acompañan a veces a los procesos democraticos o democratizadores conspiran para que algunos pierdan la confianza y ciertos procesos se vean frenados o revertidos. Pero los beneficios de la Democracia para la justicia, el bienestar y el desarrollo social son indiscutibles y hacen de ella una opcion irresistible para los pueblos. Mas pateticos que los profetas de la desaparicion de la Democracia son los que pronostican la desaparicion del Capitalismo. A estos suelo preguntarles que con que otro sistema economico seria substituido el Capitalismo una vez que este desaparezca?. Las respuestas suelen ser vagas cuando no pateticas tambien. Algunos apuestan por que la substitucion vendria dada por alguno de los sistemas politico-ideologico que se han ideado por filososfos o politicos antaño y que han sido puesto en practica en el siglo pasado causando la destruccion economica de todos los paises donde se experimentaron junto al asesinato y muerte por hambre de millones de personas en aras de la implementacion de estos experimentos. Muchos me dicen, por ejemplo, que la economia planificada va a substituir al Capitalismo sin comprender que la economia planificada, que ya se ha implementado en muchos paises con resultadfos desastrosos, no es en si un sistema economico diferente al capitalismo sino simplemente el estrangulamiento por medio del autoritarismo de las fuerzas productivas que guian el mercado, o sea, el Capitalismo. Comunismo, anarquismo, socialismo, maoísmo, falangismo, fascismo, laborismo, social democracia, democracia cristiana, liberalismo, neoliberalismo, etc.; son doctrinas ideológico políticas basadas más o menos en corrientes filosóficas. Ninguna de ellas posee un sistema económico propio o genera un sistema económico nuevo o independiente o pretende otra cosa que presentarse como la mejor opción para alcanzar el bienestar de la humanidad o parte de ella. Todas ellas tienen que lidiar con el capitalismo y su tarea se limita (o debería limitarse) a entenderlo, estudiarlo y dejar que los que lo entienden y lo estudian sean los que guíen los factores macroeconómicos que sean factibles de guiar para sacar el mayor partido posible de su desarrollo, crear así la mayor riqueza posible y entonces hacer el trabajo para lo que los políticos están llamados que es el de usar racional y eficazmente esa riqueza producida por el Capitalismo para el bienestar común. Pero otro sistema económico no existe, ni existirá dado que el sistema económico de una sociedad está configurado por las necesidades a satisfacer de los individuos que conforman esa sociedad junto a los avances científicos y tecnológicos que esos individuos crean para satisfacer sus necesidades. Por tanto, la historia del Capitalismo obligatoriamente va ligada a la historia del desarrollo humano y como ese desarrollo humano va de la más llana simplicidad en la infancia de la humanidad a la complicada realidad de la humanidad actual. Por tanto el Capitalismo acompañara a la humanidad en su desarrollo como agente para solucionar la satisfacción de sus necesidades. Estudiarlo y entenderlo en cada estadio de su desarrollo es lo que deberíamos esforzarnos en hacer a ver si algún día podemos lograr un desarrollo económico constante y creciente que nos permita satisfacer las necesidades de todos

    Hace 5 años 2 meses

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí