1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

  272. Número 272 · Mayo 2021

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

Tribuna

Podemos y Ciudadanos: su doble veto puede ser la solución

La manera más directa de evitar unas terceras elecciones pasa por que ambos partidos, desde su discrepancia, propongan al Rey, por razones coyunturales y como mal menor, la investidura de Pedro Sánchez sin ningún tipo de negociación previa

Miguel Pasquau Liaño 7/09/2016

<p>Pedro Sánchez, Albert Rivera y Pablo Iglesias.</p>

Pedro Sánchez, Albert Rivera y Pablo Iglesias.

Luis Grañena

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

Escribo estas líneas con la ventaja de estar --deliberadamente-- poco informado de los detalles de la no investidura estival de Mariano Rajoy, y por tanto desde fuera del laberinto. Desde esta perspectiva brillan con entidad propia las constantes apenas mutadas desde el 20-D, y mengua todo lo que desde entonces ha querido sobresalir en el ámbito de la apariencia, el tacticismo y el postureo, y la cuestión a dilucidar queda reducida a lo importante.

Lo importante es y sigue siendo lo siguiente:

a) Que el Partido Popular quiere seguir gobernando, y quiere que el presidente del Gobierno siga siendo Mariano Rajoy. Para ello cuenta con un argumento que tiene peso, aunque no llega al aplastamiento: su amplia victoria en número de votos y número de diputados frente a “cada una” de las demás fuerzas políticas (aunque no respecto de las fuerzas políticas que pidieron el voto a los ciudadanos para cambiar el Gobierno).

b) Que Ciudadanos quiere habilitar un Gobierno, ya sea dirigido por el PSOE, ya por el PP, con ellos como factor influyente, y que no quiere que Podemos entre en el Gobierno y adquiera esa misma capacidad de influencia.

c) Que Podemos está dispuesta a compartir un Gobierno presidido por el PSOE pero sin la atadura de un pacto con Ciudadanos.

d) Que el PSOE sólo tiene claro lo que no quiere (un Gobierno de o con el PP, y un Gobierno que necesite el sustento de los partidos independentistas), pero no tiene clara (por discrepancias internas) cuál podría ser la alternativa posible a un Gobierno del PP.

e) Que ninguna de las fuerzas políticas quiere verse señalada como responsable última de la convocatoria de un nuevo proceso electoral, por más que, en términos de previsibilidad de resultados, dicha convocatoria puede ser conveniente para algunos partidos sí y para otros no, lo que puede por desgracia resultar decisivo.

El largo proceso de negociaciones ficticias y de iniciativas de investidura que decidieron guardar la ropa más que nadar a mar abierto no ha sido del todo inocuo

El largo proceso de negociaciones ficticias y de iniciativas de investidura que decidieron guardar la ropa más que nadar a mar abierto no ha sido del todo inocuo. No estamos en el punto de partida. En primer lugar por el cansancio próximo a la irritación de los ciudadanos, que es un factor de primerísimo orden a la hora de valorar la conveniencia de cualquiera de las opciones posibles. En segundo lugar, porque el PSOE es ya consciente de que ninguna posibilidad de gobierno es creíble si la plantea desde un pacto previo con Ciudadanos, pues será rechazado por razones comprensibles tanto por el PP como por Podemos. Y en tercer lugar, porque el PP ha comprendido que sus posibilidades de continuar en el Gobierno sólo pasan o bien por un último viraje del PSOE después de las elecciones vascas y gallegas, que requeriría importantísimas concesiones “simbólicas”, o bien por una nueva repetición electoral que, por cansancio o indiferencia, acabaría beneficiándole aritméticamente.

Si esto es así, parece claro que sólo será posible evitar el mal mayor de unas terceras elecciones de dos maneras: o bien invistiendo a Mariano Rajoy (el PP no tiene ningún incentivo para cambiar de candidato, puesto que su incentivo sería unas terceras elecciones de las que no se considerase culpable ante su electorado natural), o bien construyendo una alternativa de gobierno al margen, o más bien contra el PP.

Esta alternativa (vamos llegando al final del razonamiento) sólo tiene dos vías posibles, si son ciertas las premisas de las que he partido. Una de ellas sería un pacto duro de PSOE y Podemos, con Ciudadanos en contra, y con el apoyo (“sí”) de los partidos independentistas catalanes. La otra sería una investidura de un candidato socialista a la presidencia que fuese apoyado, desde fuera, con igual distancia, tanto por Ciudadanos como por Podemos, con o sin la abstención de los independentistas.

El PSOE es ya consciente de que ninguna posibilidad de gobierno es creíble si la plantea desde un pacto previo con Ciudadanos

El pacto duro requeriría, además de un reconocimiento por parte del PSOE de que ya no es la única izquierda con vocación de gobierno (es decir, el reconocimiento por su parte de Podemos como un actor político duradero), un acuerdo sobre el problema territorial que no comportase una transgresión constitucional y satisficiera suficientemente a los nacionalistas. No tanto por Podemos: Podemos podría defender que la cuestión del derecho a decidir sigue vigente como uno de sus objetivos políticos, pero que no existe mayoría parlamentaria suficiente para hacerlo posible hoy día, por lo que no puede condicionar la formación del Gobierno; sin embargo, los partidos nacionalistas sí exigirán algún gesto, algún movimiento, pues nada tienen que perder con un nuevo fracaso de Legislatura. Esa vía no está suficientemente explorada, y en mi opinión sería interesante, aunque sólo fuera para comprobar si los nacionalistas se han instalado en un “todo o nada”, o si por el contrario admitirían la apertura de un terreno de juego político con líneas diferentes a las tan envejecidas actuales que permitiese nuevos desarrollos.

Por último, estaría la investidura en solitario. El PSOE puede superar el veto recíproco entre Ciudadanos y Podemos alejándose equitativamente de uno y de otro. No fue lo que hizo en la anterior legislatura, en la que, como muchas veces hemos dicho ya, se ató a Ciudadanos para hacer imposible el apoyo de Podemos, yendo a una investidura que de antemano sabía que resultaría fallida, y buscando por tanto réditos en el terreno de las apariencias. El PSOE podría plantear a Ciudadanos y a Podemos, potenciales perjudicados por unas terceras elecciones, la alternativa: o apoyáis un Gobierno (sólo) socialista, con su propio programa, sin perjuicio de la oposición parlamentaria en las materias en las que sus respectivos programas se diferencian, o seréis los responsables de unas terceras elecciones, porque yo no voy a dejar que gobierne el PP.

En mi opinión esta última posibilidad es la más viable. Es verdad que Ciudadanos acaba de pactar una investidura con Rajoy, y podría quedar como el chico que baila con todas a ver si pilla algo, pero con inteligencia podría hacer de esa necesidad virtud. Es verdad también que Podemos tiene en sus señas de identidad una desconfianza en el PSOE como partido de gobierno, y viene insistiendo en la necesidad de estar dentro del gobierno para impedir una perpetuación de políticas que el PSOE contesta desde la oposición pero sustenta desde sus gobiernos. Sin embargo, puede funcionar la disyuntiva del mal menor, y Podemos podría plantear una consulta a sus bases para que refrendasen la opción de permitir que gobierne un socialista y pasar a la oposición.

El PSOE puede superar el veto recíproco entre Ciudadanos y Podemos alejándose equitativamente de uno y de otro

El último escollo para esta solución estaría dentro del PSOE. Barones con poder territorial vienen defendiendo que “no se puede gobernar con 85 escaños”, a lo que debe añadirse que cuarto y mitad del PSOE, al menos, quiere ya pasar la página de Pedro Sánchez y buscar otro líder. Pero ese escollo se disolvería sin remedio si Podemos y Ciudadanos dan el paso. Piénsenlo. Es imaginable que el Comité Federal del PSOE no favorezca que Sánchez se postule como presidente en solitario, pero ¿qué pasaría si Ciudadanos y Podemos propugnan de manera clara que prefieren esa fórmula (sin ninguna concesión recíproca entre uno y otro partido, llamados a enfrentarse infinitamente) a unas terceras elecciones? ¿Se imaginan la posición electoral en que quedaría el PSOE si rehúsa gobernar en esa situación? Sin duda quedaría definitivamente señalado como el que habría causado esa nueva repetición electoral, pues preferiría esas elecciones a gobernar con dificultades, lo que inmediatamente sería percibido como una cobardía política. El PSOE es ya consciente de que ninguna posibilidad de gobierno es creíble si la plantea desde un pacto previo con Ciudadanos

Puedo entender que desde Podemos se prefiera a otro candidato del ámbito socialista diferente a Sánchez. Los hay, que podrían suscitar más consenso dentro del PSOE y fuera de él. Pero quizás eso permitiría más excusas y añadiría más meandros. Por eso entiendo que en este momento la manera más directa de evitar unas terceras elecciones pasaría porque Podemos y Ciudadanos, desde su radical discrepancia, y manteniendo su doble veto, convinieran no ya en apoyar, sino en proponer al Rey, por razones coyunturales y como mal menor, la investidura de Pedro Sánchez sin ningún tipo de negociación previa con uno u otro partido, es decir, dejando para el día siguiente la negociación de cada una de las políticas que quieran implementarse.

Podemos y Ciudadanos tienen, pues, en su mano, sin traicionarse a sí mismos, y sin necesidad de entenderse entre sí en nada sustancial, la posibilidad de desbaratar el postureo del PSOE y la querencia del PP por el plano inclinado que, elección tras elección, le daría el Gobierno. Piénsenlo.

Autor >

Miguel Pasquau Liaño

(Úbeda, 1959) Es magistrado, profesor de Derecho y novelista. Jurista de oficio y escritor por afición, ha firmado más de un centenar de artículos de prensa y es autor del blog "Es peligroso asomarse". http://www.migueldeesponera.blogspot.com/

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

37 comentario(s)

¿Quieres decir algo? + Déjanos un comentario

  1. Hacendado

    a) Que el Partido Popular quiere seguir gobernando, y quiere que el presidente del Gobierno siga siendo Mariano Rajoy. Creo que aquí está la cuestión de fondo, personalmente dudo que ninguno de ellos quiera gobernar y a todos les conviene este ambiente de conflicto y bloqueo, para seguir con su discurso buscando víctimas y verdugos, pero sin ser ninguno el que se coma el sapo de formar un gobierno débil, que iba a tener que lidiar con el fin de las pensiones, un país sostenido a duras penas por el BCE. En cuanto que se forme gobierno la que se no viene encima es bien gorda y el que lleve el mando en ese momento, probablemente no lo vuelva a llevar en décadas. Creo que es muy ingenuo pensar que todos están deseando gobernar, cuando realmente ninguno está haciendo verdaderos esfuerzos para ello, sólo para mantener esta pantomima mientras chupan de la mamandurria estatal y con la máxima posibilidad de ser lacayos de la Unión Europea.

    Hace 4 años 7 meses

  2. Antonio

    Según yo lo veo, las premisas pecan de ingenuidad. Aunque en un principio, Ciudadanos pueda parecer una opción totalmente independiente, no lo es. Su objetivo fundamental es hegemoneizar la derecha en el poder. No tanto el PP en sí, sino sus políticas más neoliberales. Ésa y no otra, es su acta fundacional propiciada, como todos sospechamos, por los que necesitaban un alter ego del PP como alternativa del electorado. Y aquí llegamos a otro de los puntos clave: ¿qué pasaría con un gobierno en minoría constantemente trabado en sus políticas más sociales y más anti-neocon más alla del mero pacto teatralizado de investidura?

    Hace 4 años 7 meses

  3. Fancisco

    Está claro que la Gran Coalición se materializa en un anillo sanitario a PODEMOS. El teatro consiste en que nos aburramos y pasemos a ser una banda de pasotas políticos. Gane PP como PSOE será lo mismo en lo fundamental. El PSOE ha llegado a decir que pactó con C´s para dividir a la derecha. ¿se puede tener la cara más dura?

    Hace 4 años 7 meses

  4. Eduardo

    Creo que es una propuesta realista y razonable. Lo prioritario es evitar que gobierne el PP. Las dificultades de gobierno consecuentes formarían parte de un nuevo escenario al que todos debemos habituarnos, pero con una cultura democrática de la que el PP carece. Espero que este articulo lo lean quienes deben tomar las decisiones.

    Hace 4 años 7 meses

  5. Edward Hyde

    El argumento es tan ridículo y pueril que parece sacado del "argumentario"del PSOE. Ni en los mejores sueños de Pedro Sanchez. Lo que tiene que hacer es dejar de marear la perdiz (ya lleva más de 6 meses) y negociar, en serio, un pacto con el PP y Ciudadanos o con Podemos (y buscar algún tipo apoyo de otras fuerzas). Además, un gobierno con 85 diputados seguramente no duraría ni 6 meses. Algunos parece que no aprende del pasado y es evidente lo que acabaría pasando, sin un compromiso fuerte y previo; después de que Podemos le de el apoyo en la investidura, sería traicionado (ya ocurre en muchas CCAA donde se le has apoyado) y todas las medidas económicas de calado serían aprobadas con los votos de PSOE, PP y Ciudadanos (como antaño con PP y CIU). Para ese viaje no hacia falta estas alforjas, hay que recordar el 15M no surge con el PP sino con el PSOE y con Zapatero como Presidente. Por último, que al PSOE en unas terceras elecciones les pueda ir mejor (probablemente solo le vaya bien al PP) es vivir fuera de la realidad, sinceramente en el PSOE tampoco lo creen, es solo una pose. En las dos últimas saco el peor resultado de su historia, respectivamente.

    Hace 4 años 7 meses

  6. Edward Hyde

    El argumento es tan ridículo y pueril que parece sacado del "argumentario"del PSOE. Ni en los mejores sueños de Pedro Sanchez. Lo que tiene que hacer es dejar de marear la perdiz (ya lleva más de 6 meses) y negociar, en serio, un pacto con el PP y Ciudadanos o con Podemos (y buscar algún tipo apoyo de otras fuerzas). Además, un gobierno con 85 diputados seguramente no duraría ni 6 meses. Algunos parece que no aprende del pasado y es evidente lo que acabaría pasando, sin un compromiso fuerte y previo; después de que Podemos le de el apoyo en la investidura, sería traicionado (ya ocurre en muchas CCAA donde se le has apoyado) y todas las medidas económicas de calado serían aprobadas con los votos de PSOE, PP y Ciudadanos (como antaño con PP y CIU). Para ese viaje no hacia falta estas alforjas, hay que recordar el 15M no surge con el PP sino con el PSOE y con Zapatero como Presidente. Por último, que al PSOE en unas terceras elecciones les pueda ir mejor (probablemente solo le vaya bien al PP) es vivir fuera de la realidad, sinceramente en el PSOE tampoco lo creen, es solo una pose. En las dos últimas saco el peor resultado de su historia, respectivamente.

    Hace 4 años 7 meses

  7. Paco

    El argumento es tan ridículo y pueril que parece sacado del "argumentario"del PSOE. Ni en los mejores sueños de Pedro Sanchez. Lo que tiene, en serio, que hacer es dejar de marear la perdiz (ya lleva más de 6 meses) y negociar, de verdad, un pacto con el PP y Ciudadanos o con Podemos (y buscar algún tipo apoyo de otras fuerzas). Además, un gobierno con 85 diputados seguramente no duraría ni 6 meses. Algunos parece que no aprende del pasado y es evidente lo que acabaría pasando, sin un compromiso fuerte y previo; después de que Podemos le de el apoyo en la investidura, sería traicionado y todas las medidas económicas de calado serían aprobadas con los votos de PSOE, PP y Ciudadanos (como antaño con PP y CIU). Para ese viaje no hacia falta estas alforjas, hay que recordar el 15M no surge con el PP sino con el PSOE y con Zapatero como Presidente. Por último, que crean en el PSOE que unas terceras elecciones les pueda ir mejor (probablemente solo le vaya bien al PP) es vivir fuera de la realidad, las dos últimas veces ha sacado el pero resultado de su historia, respectivamente.

    Hace 4 años 7 meses

  8. pepe clavero

    Que C's se abstenga para dejar a Pedro Sanchez presidente de gobierno del Reino de España?Venga ya! Si éste pelagatos no supo gestionar un GPS para que le guiara para ir a la universidad de Columbia y llegó dos horas tarde! Éste inepto e incompetente que aplaudía con las orejas las cipotadas de Zapatero lo queremos como Presidente? A éste pollo lo tendrían que sacar a patadas de la s.gral. del pesoe y ponerlo a pegar sellos en los sótanos de Ferraz.

    Hace 4 años 7 meses

  9. Inmaculada Guirnaldos

    Me pregunto qué méritos ha hecho el PSOE para que UP se quede de lado y lo deje gobernar. No quiero que gobierne el PP por supuesto, pero que excluyan a catalanes y vascos no lo entiendo. Por ser catalana el PSOE no quiere saber de mí, C,s tampoco (aunque no me importa,tampoco yo quiero saber de ellos) y PP en absoluto ( otro que tal...) y si soy votante de En Común Podem, tres cuartos de lo mismo...si no les importo una m.... Porqué tengo que REGALARLES el gobierno de mi futuro?

    Hace 4 años 7 meses

  10. raquel

    Tanto si finalmente hay gobierno PSOE, PSOE+UnidosPodemos, PSOE+UnidosPodemos+Ciudadanos, sea cual fuera la alternativa al PP os pido: tomaros la lucha contra el cambio climático como una prioridad de Estado. Inventaros nuevas fórmulas para impulsar las energías renovables, los coches eléctricos movidos por renovables y la eficiencia energética. Pensad en una educación para la ecología y tratad de diseñar una economía que permita niveles de bienestar razonables a todos los ciudadanos pero que se aleje del consumismo compulsivo al que llama el paradigna del eterno crecimiento. Necesitamos creatividad sensata y valentía. Si no cambiamos los patrones de consumo --por ejemplo preferir invertir en una planta termosolar que hacer un viaje relámpago a Santiago de Chile-- el país se nos va al carajo.

    Hace 4 años 7 meses

  11. juan

    ¿ofrecer el gobierno a cambio de nada? Lo que propone el autor no es lógico cuando uno se presenta a las elecciones para mandar o para influir, no para dar el apoyo gratis a otro partido, si eso lo hubiesen querido los españoles el PSOE hubiese sacado 10,4 millones de votos y Podemos ninguno. Y bueno, decir que la solución no deja satisfecho a nadie, no es cierto, al PSOE sí, con el 22% del voto, 5,4 millones solo se queda con todo el poder, cargos y prebendas, y libertad total para luego aprobar medidas a la orden de la UE con el apoyo de Cs y hasta del PP, desdiciendose de su propio programa, muy cercano al de Podemos y redactado únicamente para disimular ese presunto "socialismo". Los españoles han votado gobierno de varios. El PP lo ha entendido y ha ofrecido una coalición al PSOE, Podemos lo ha entendido y le ha ofrecido una coalición al PSOE...y el PSOE no lo ha entendido y quiere gobernar en solitario con un 22% de voto. Yo prefiero un gobierno de Rajoy perdiendo todas las votaciones de cosas antisociales y permanentemente hostigado por los temas de corrupción a ser cómplice de un gobierno del PSOE que vete Podemos implementando políticas muy similares a las del PP. Me parecería más racional, consensuar un programa común y acordar con gobierno proporcional también con Cs.

    Hace 4 años 7 meses

  12. Liana Hegui

    La verdad es que comencé a leer el artículo con escepticismo pero me ha hecho cambiar la visión.Es una solución muy atinada.Gracias.

    Hace 4 años 7 meses

  13. Manel

    Hay que tener en cuenta esos mas de 2 MILLONES DE VOTOS ROBADOS. Gracias a las leyes del PP. Hay mayoría suficiente y distinta al pensamiento único del PP.

    Hace 4 años 7 meses

  14. jesu11

    El mal mayor no son unas terceras elecciones. el problema es que solso vota un 70% de los ciudadodanos que tienen derecho de voto. si votaran el 90% la situacion sería mucho más clara. la culoapa tienen la culpa de muchos progblemas de España, sobre todo el PPcorrupto y el Psoeripto, pero si no llegar a acuerdos es normal consecuencia de una sociedad quebrada. la culpa la tienen los ciudadanos que no van a votar.

    Hace 4 años 7 meses

  15. mentalmente@openmailbox.org

    El no incondicional de un partido a otros partidos a fin de cerrar un gobierno democrático es un insulto a la democracia en general.

    Hace 4 años 7 meses

  16. Mig

    Hay un bloque austericida que defiende los intereses de los poderosos. Y luego los que defendemos la democracia y los derechos humanos. Y la pugna que tienen es por ver quienes lideran nuestro machaque y cómo y cómo laminan cualquier alternativa. Su objetivo , de PP, Cs y la dirección del PSOE (no de toda su militancia pero eso no parece contar) es que nada cambie y colocarse en una buena posición. Ya sabemos cómo han acabado Dilma y Tsipras: ponernos de rodillas y legitimarlos no nos servirá de nada , son implacables. Así que si hay que ir a elecciones iremos y si la gente se traga las mentiras y nos penaliza votando más a los partidos del régimen, que nos jodan. Pero darles el gobierno a cambio de nada "para que haya gobierno" , no en nuestro nombre. O al menos no en el mío.

    Hace 4 años 7 meses

  17. Miguel Pasquau

    Vik, lo que dices (que el PSOE no quiere gobernar, sino que Podemos no se consolide) puede ser verdad. Pero si lo es, la más inteligente reacción de Podemos sería precisamente ofrecerle el Gobierno a cambio de nada, y que la pelota comience a rodar (de una vez).

    Hace 4 años 7 meses

  18. IGNACIO

    Si Podemos no entra en el gobierno, el Psoe, una vez investido Pedro Sánchez, tendrá que pactar las leyes. Las importantes con quién, pues con la derecha, como siempre.Y Podemos a mirar, aunque no a callar.

    Hace 4 años 7 meses

  19. IGNACIO

    Si Podemos no entra en el gobierno, una vez investido Pedro Sánchez, gran coalición a la hora de la verdad, esto es, políticas de derechas defendidas por los tres partidos de derechas de la cámara: PP, Ciudadanos y Psoe.

    Hace 4 años 7 meses

  20. Urdix

    El autor propone que el PSOE pida a C's y PDMS que le apoyen a cambio de nada, me parece mucho pedir. Sin embargo se me ocurre una opción más interesante. PDMS podría ofrecer a C's un acuerdo para investir a Sanchez a cambio de medidas regeneradoras y sociales, un pacto para investir a Sanchez pero acordado sin Sanchez. Evidentemente semejante acuerdo requeriría que PDMS y C's dejaran fuera del pacto sus respectivos programas económicos, y por lo tanto las medidas económicas las propondría durante la legislatura el PSOE y debería negociar su aprovación con todo el hemiciclo. Creo que esta sería una solución equilibrada que ofrecería argumentos a los tres partidos para justificar el acuerdo frente a sus votantes, y desbloquearía la situación sin necesidad que nadie regale la investidura a cambio de nada.

    Hace 4 años 8 meses

  21. politzer

    Lo que usted propone fue posible en Diciembre. Pero Iglesias estaba en lo del sorpasso y dijo que no. Ahora ya es muy complicado por no decir imposible.

    Hace 4 años 8 meses

  22. Urdix

    El autor propone que el PSOE pida a C's y PDMS que le apoyen a cambio de nada, me parece mucho pedir. Sin embargo se me ocurre una opción más interesante. PDMS podría ofrecer a C's un acuerdo para investir a Sanchez a cambio de medidas regeneradoras y sociales, un pacto para investir a Sanchez pero acordado sin Sanchez. Evidentemente semejante acuerdo requeriría que PDMS y C's dejaran fuera del pacto sus respectivos programas económicos, y por lo tanto las medidas económicas las propondría durante la legislatura el PSOE y debería negociar su aprovación con todo el hemiciclo. Creo que esta sería una solución equilibrada que ofrecería argumentos a los tres partidos para justificar el acuerdo frente a sus votantes, y desbloquearía la situación sin necesidad que nadie regale la investidura a cambio de nada.

    Hace 4 años 8 meses

  23. vik

    Interesante pero parte de una premisa que no es real. El PSOE no quiere gobernar. Tiene un único problema y en el se centra: hacer desaparecer a PODEMOS. Nunca le ha importado aplicar las políticas neo liberales , las mismas del PP, las que aplicaría en otra situación. Que gobierne el PP no afecta a su posicion. Es mas, prefieren que los recortes los apliquen desde la derecha que al menos, quedarían limpios...y los recortes los van a hacer si o también. En definitiva Sanchez necesita de unas terceras elecciones donde espera que si el pierde un ojo, PODEMOS perderá dos. Rajoy sabe que en unas terceras elecciones se lo lleva de calle. Si los dos grandes partidos necesitan terceras elecciones...pues habrá terceras elecciones.

    Hace 4 años 8 meses

  24. Miguel Pasquau

    Maju, entiendo lo que dices. Pero si PSOE y Podemos negocian un gobierno de coalición, C's se opone (con la misma legitimidad y lógica que Podemos se opuso al pacto PSOE-C's), y dependerían del "sí" de nacionalistas que el PSOE (¡también legítimamente!) no quiere. Los resultados del 26-J podemos lamentarlos, pero fueron los que fueron. Y con lo que hay, creo que Podemos es respetuoso consigo mismo apoyando un gobierno del PSOE SIN NEGOCIAR NADA (ya negociará leyes en el Parlamento, y se opondrá a otras), como opción preferible a un gobierno PP o a terceras elecciones. Insisto: es una solución que no deja a nadie satisfecho, y por eso puede ser buena.

    Hace 4 años 8 meses

  25. Luis desde Viena

    Hola Miguel, da gusto leerte. No se de donde sacas el tiempo; TSJ, La tribuna de publico, tus novelas, la facultad... Como antiguo alumno tuyo que me precio de ser he de decir que tu propuesta me parece genial. Difícil, pero genial; lastima que nuestros políticos TODOS POSTUREAN no sean capaces de entender que hay que hacer algo ya. Solo una cosa que comentar; dices que Podemos preferiría otro candidato socialista. Es posible; también muchos votantes de podemos preferiríamos otro candidato de podemos, Miguel. Un abrazo

    Hace 4 años 8 meses

  26. OtroJuan

    Aquí el sorpresón sería que el PSOE esté haciendo todo este paripé sin verdaderamente postularse para formar gobierno y que el día de la votación, menos PP, Ciudadanos y Coalición Canaria, todos los demás voten al PSOE, que se vea así con 180 síes y la obligación de formar gobierno. A ver cómo se niegan.

    Hace 4 años 8 meses

  27. OtroJuan

    José Antonio Marina es el mayor experto en educación que hay en España. De hecho tiene preparado un Libro Blanco para que lo aproveche el próximo gobierno. Es un tema esencial que hay que resolver pensando a largo plazo. Como la reforma de la justicia, la organización territorial... Es el momento de hacer esas reformas ahora que no hay un bipartidismo. Es una oportunidad histórica que se puede malograr con nuevas elecciones.

    Hace 4 años 8 meses

  28. Maju

    El problema es que eso requiere un voto a favor (los 85 síes del PSOE claramente estarán muy por debajo de los previsibles 127 noes del PP) y un voto a favor requiere garantías y contrapartidas (importantes, no menores). El único voto a favor que el PSOE necesita es el de Podemos y aliados, por lo tanto el PSOE debe, sí o sí, negociar con Podemos y hacer concesiones significativas a su programa (ministerios y vicepresidencia incluidas, porque quien se fía del PSOE?) Luego los demás (C's, PDC, etc.) pueden (o no) negociar su abstención, a un precio menor. De todas formas el principal problema de Podemos y aliados para pactar con el PSOE es casi el mismo que el del PNV para pactar con el PP: cómo se puede apoyar a un gobierno tan ultra-nacionalista en lo interior (que ineludiblemente intervendrá violentamente en Cataluña) y tan colonial-servil en lo exterior (ineludiblemente se prostrará ante las demandas de Bruselas). El PNV no tiene el segundo problema, sólo el primero, Podemos tiene los dos. Por lo tanto yo creo que estamos abocados a un gobierno de Gran Coalición PP-PSOE (con C's encantado de de la vida) después del 25 de Septiembre. Alternativamente habría terceras elecciones (con la esperanza de los poderes fácticos de que por fin PP-C's sumen mayoría absoluta, algo muy improbable). Todo lo demás es paripé: el PSOE no quiere pactar con Podemos (con quien discrepa en temas cruciales: Cataluña y Austericidio) y Podemos no puede pactar con el PSOE aunque crea (muy ingenuamente) que sí quiere hacerlo.

    Hace 4 años 8 meses

  29. explorador

    Sigo reclamando el derecho de Pablo Iglesias a postularse si nadie se mueve y el deber del rey de admitir esa postulación. Ese intento, además de representar una opción más, alejaría de Unidos Podemos la acusación de ser los responsables de las terceras elecciones.

    Hace 4 años 8 meses

  30. juan

    respecto a lo que dice Juan, si ya es radicalmente injusto un gobierno Monocolor del PSOE que no es lo que han votado la gente, en todo caso pluralidad, peor sería un gobierno del PSOE con algún independiente representante del "cuñadismo" como Jose Antonio Marina.

    Hace 4 años 8 meses

  31. Leopoldo Salgui

    Bueno, ... interesante hipótesis en la que, como sugieres, las bases de Podemos podrían votar sobre la investidura de un gobierno en solitario del PSOE. Solo añadir que yo como inscrito en Podemos votaré en contra de semejante propuesta.

    Hace 4 años 8 meses

  32. ELIAS

    Si sumasen las cosas que hay que cambiar y en las que están de acuerdo PSOE, UP, C´s e hiciesen con todo lo que les une, un programa de gobierno, se les queda corta la legislatura para hacer "solo" eso que les une.

    Hace 4 años 8 meses

  33. Juan

    Pienso también que es la única opción viable para no ir a terceras elecciones. Es la menos mala. Como votante de Unidos Podemos, creo que lo más conveniente para un partido tan nuevo es trabajar desde la oposición. Con un gobierno del PSOE se podrá avanzar más que con uno del PP, eso es evidente. Y el PSOE estará igualmente atado por el Congreso. Será más una gestora que un gobierno. Una opción alternativa sería añadir a independientes en el gobierno (José Antonio Marina en Educación, por ejemplo); o incluso personas de alguna de los tres fuerzas que susciten consenso mutuo. Pienso en Juantxo López de Uralde, de Equo, para Medio Ambiente, por ejemplo.

    Hace 4 años 8 meses

  34. Miguel Pasquau

    Gracias por tu comentario, Juan. La opción expuesta no es un desiderátum. No entusiasma a nadie (ni siquiera, imagino, al PSOE, sobre quien recaería una complicada papeleta). Para casi la mitad de los españoles es mejor la gran coalición, y para la otra "casi mitad" sería mejor el pacto duro entre PSOE, Podemos y los nacionalistas. Pero ni una ni otra mitad parece que pueden conformar un Gobierno. En lo que tengo la impresión que coincide la inmensa mayoría de los ciudadanos es en no repetir las elecciones de nuevo. ¿No es, entonces, postulable, una solución incómoda, parcial, que comporte la elección del mal menor? Esa solución no impediría que en su desarrollo se fuese decantando más hacia la derecha o más hacia la izquierda, con pactos, compromisos e iniciativas parlamentarias, pero ello sería el resultado cabal de lo que se votó el 26-J.

    Hace 4 años 8 meses

  35. Mariano

    1.- Unas terceras elecciones perjudicarían enormemente a Podemos. Muchos de sus votantes lo culparían de la continuidad de la mafia PP. 2..- Un resultado catastrófico para los grupos que integran a Podemos abrirían un movimiento de discusión y de división echando por la borda la alternativa del partido de configurar una política realmente de izquierda. 3.- En política, y eso lo saben sus dirigentes como cientistas sociales que son, hay que diferenciar entre Enemigo Principal y Enemigo Secundario; hay que repasar aquello de "Agudizar las contradicciones en el seno del enemigo"; las Políticas de Alianzas; lo de "Una paso atrás y Dos Adelante", en fín hay que revisar los errores que cometieron los revolucionarios en el pasado y que tuvieron graves consecuencias. 4.- A Rita Barberá y otros del PP sólo se les ha podido acusar e imputar UNA VEZ QUE HAN DEJADO DE GOBERNAR. y 5.- ¿Se imaginan cómo actuarán los jueces si Rajoy y su banda no cuentan con el poder?

    Hace 4 años 8 meses

  36. Unokepasaba

    En este escenario que propones sigue siendo necesario: i) Voto a favor de Podemos y abstención de C's; ii) Abstención de Podemos, C's y PP o iii) Voto a favor de C's y abstención del PP.

    Hace 4 años 8 meses

  37. juan

    Cuando uno vota a un formación es para que esté en el gobierno o influya lo más posible. No intentar estar en el gobierno con 5 millones de votos para Podemos sería traicionar a sus votantes, si los votantes tras el NO de la anterior legislatura quisiesen priorizar que no sea presidente Rajoy hubiesen ido en masa a votar al PSOE el 20-D y no sucedió. Y desde el punto de vista democrático, ¿es legítimo un gobierno que representa a 5,4 millones de votantes, un 22%? En España se ha gobernado los últimos 20 años con mayorías de 10-11 millones, para eso Podemos, con mayor o menor proporcionalidad debería estar en el gobierno. A lo mejor en vez de dar tanta idea rara y para mi poco democrática de lo que tienen que hacer Podemos o Ciudadanos convendría decir al PSOE que si tanto se creen el cambio y tan importante es para los ciudadanos ¿en qué van a ceder ellos? Eso de "hay que ser generosos", "lo importante es echar a Rajoy"....pues eso, votadme para que yo gobierne solo con los míos....es lo que se podría llamar tener la cara muy dura.

    Hace 4 años 8 meses

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí